Hola (…..inserta aquí tu nombre…..), te conocí hace unos días y me gustaste mucho, ¿y sabes que?, ¡¡sería fantástico que saliesemos juntos!!

 

Me has atraído físicamente y me pareces gracioso, pero yo sé perfectamente que necesito algo más aparte de tu apariencia y tu sentido del humor. Algo que es imprescindible para mí.

Al poco de conocerte, he comprobado que eres una persona empática. Te he contado enseguida los traumas de mi infancia y he notado en tu cara como te importaban. Eres el tipo de persona que me conviene. No podría estar con alguien que no se compadece de mi pasado ya que no podría manipularle con la culpa. No se esforzaría para que yo estuviese bien ni se involucraría en mis problemas (y yo tengo muchos).

Sin embargo se tu si que vas a esforzarte para que yo esté bien, incluso aunque a ti te perjudique, y eso es lo que necesito.

Sin embargo, te contaré mis traumas con una sonrisa en la cara. Como si no me importaran, como si hubiese tenido de verdad una infancia feliz, aunque en lo mas hondo de mi ser sé que no fue así. Sé que fue muy duro y que para sobrevivir al daño que me hicieron, tuve que ponerme una coraza enorme encima de mí.

 

Te contaré mis problemas de tal manera, que te sentirás honrado de permitirte que te hagas cargo de ellos. Lo sentirás como un acto de confianza hacia ti, cuando en realidad te estaré cargando un peso que no te corresponde. Un peso que yo misma debo llevar, pero que se me hace muy difícil y que quiero aliviar a costa de lo que sea (incluso si te perjudico a ti).

Pero no quiero hablar de eso, no me interesa hablar de eso porque me resulta desagradable y yo lo que quiero es sentirme bien y huir del dolor.

Soy una persona inmadura emocionalmente. Me comporto como un niño pequeño y nunca jamás reconozco mis fallos, por lo que siempre te voy a culpar a ti de todos los problemas que tendremos en la relación.

 

Tengo la autoestima bastante baja, pero lo compenso siempre inflando mi ego y exhibiendo una imagen de falsa seguridad. Espero que no te importe pero voy a necesitar desvalorizarte. El motivo es que me siento insegura y no soy capaz de gestionar el tener una persona a mi lado que pueda destacar más que yo.

Necesito exagerar mis fortalezas constantemente, adornar mis logros y ensalzar cualquier pequeña cosa que haga. Sin embargo rara vez me escucharás hablar de mis debilidades. Incluso con el tiempo yo misma me he llegado a creer que no las tengo, me he convencido a mí misma de que soy muy fuerte y no necesito a nadie, pero no es verdad. Solo que así me siento mejor. Siento que los demás ya no pueden hacerme daño como me hicieron en mi niñez. Me siento más segura dentro de esta mentira.

Pero en realidad soy débil y por eso necesito tener todo el poder en la interacción. No puedo soportar que el poder esté distribuido al 50% como en una relación normal. En ese caso yo me quedaría al descubierto y tú podrías hacerme daño, y no puedo fiarme solamente de tu buena voluntad.

No porque yo misma no lo haría por tí. Utilizaría ese poder para dominarte y tenerte a mi merced, entonces no puedo consentir que tu tengas siquiera la mitad de ese poder.

NECESITO tener ese poder YO, para estar tranquila, para saber que tengo en todo momento la sartén por el mango. Eso es lo que más me importa y haré lo que sea necesario para que así sea.

 

Voy a necesitar que te sientas inseguro y que dudes de tus percepciones porque solamente así vas a quedarte a mi lado. Si reconozco delante de ti las cosas que hago mal, no rebajo tu autoestima y dejo que te fíes de tus percepciones, entonces me vas a abandonar rápidamente. Y yo quiero que te quedes, porque tienes muchas cosas que yo quiero, aunque no te lo vaya a reconocer jamás.

Nunca voy a reconocer que tengas razón. Me mantendré siempre firme y te argumentaré hasta la muerte que la culpa fue tuya y solo tuya. Como eres una persona empática, te plantearás que puedes estar equivocado y que yo tenga razón. Poco a poco te haré dudar sistemáticamente de tí mismo, hasta que llegarás a un punto en el que no sabrás si te estas volviendo loco. Pero no serás tu. Seré yo y será culpa mía, pero eso no me interesa que lo sepas.

 

Nos acostaremos juntos pronto, muy rápido, y haré que creas que eres especial para mí. Necesito que sientas esto para que te enganches cuanto antes a mí. Necesito una herramienta muy potente para mantenerte a mi lado y que no te marches. Necesito ofrecerte algo que compense mi falta de empatía y compasión hacia ti, mi falta de valores y mi inmadurez. Algo que haga que te quedes, porque no voy a poder ofrecerte mucho más que eso.

 

Lo lamento mucho, pero no voy a ayudarte cuando tengas un problema. No te lo tomes como algo personal, pero en realidad estoy tan mal que no puedo ocuparme de nadie mas que de mí misma.

Desgraciadamente solo puedo recibir y recibir, pero nunca dar. Sin embargo, si tú me preguntas sobre ello, afirmaré rotundamente que no es verdad.

Te diré con tremendo aplomo que por supuesto estaré allí el día que me necesites. Será mentira, pero necesito mentirte para que no descubras el tipo de persona que soy. De lo contrario ni tu ni nadie querría estar conmigo, con alguien que te deja tirado cuando más le necesitas porque no es capaz de sentir compasión y dar apoyo hacia otro ser humano.

Esto es tan doloroso para mí que voy a tener que responsabilizarte a ti de todo lo malo que ocurra. Voy a convencerte de que el motivo de no apoyarte y no sentir empatía hacia ti es por tu culpa. Esto te va a causar un dolor tremendo, ya que voy a hacerte sentir una conexión muy fuerte, pero no estaré cuando me necesites. Te quedarás atónito cuando necesites mi ayuda y yo te la niegue con la excusa de cualquier argumento. Debajo de esa conexión aparentemente tan fuerte, en realidad no habrá nada sólido.

Te causaré mucho dolor, pero como ya te dije, yo ya tengo bastante con el mío así que tendrás que apañarte como puedas, pero no te ayudaré y además te culparé y lo negaré todo.

 

Sin embargo, te exigiré que estés siempre disponible para mí. Si alguna vez no lo estás, arremeteré contra ti y te lo recordaré continuamente. Atacaré tus puntos más débiles. Te haré sentir la peor persona del mundo.

Estudiaré tus miedos más profundos y después jugaré a hacer que te tambalees. Minimizaré tus logros y tus habilidades, pero sutilmente te recordaré constantemente aquello en lo que fallas.

Entiéndelo, te necesito débil a mi lado. Si consiento que te mantengas fuerte, entonces me dejarías por una persona normal. Una persona madura, una persona que sí que te cuida de verdad…y yo me quedaría otra vez sola…

 

Siento un gran vacío interior y para acallarlo necesito estar en una actividad constante. Mi vida es como un lago helado con una capa de hielo tan fina que puede romperse en cualquier momento. La única manera de evitar caerme es patinar muy rápido y no mirar atrás.

 

Esta intensidad que tengo por hacer planes te va a atraer, es magnética, lo sé. La utilizo siempre para ganarme a la gente que no me conoce. Vas a creer que soy una persona extrovertida, alegre y con enormes ganas de vivir, pero en realidad es todo mentira. Solo es una máscara, una carcasa hueca por dentro que utilizo para venderme.

Aprendí esta técnica a muy corta edad. Si ocupaba mi mente con estímulos constantes, me daba cuenta de que esos demonios que tanto daño me hacían se callaban por un tiempo.

Pero ya casi no me acuerdo de esto, solo sé que necesito mantenerme entretenida en todo momento con algo que me haga olvidar mi malestar interno, y tú solamente serás un plan más para sentirme ocupada.

Lo siento pero te utilizaré para este fin. Serás únicamente un evento más en mi agenda, un vehículo más para ayudarme a escapar de mis demonios.

Creerás que estas viviendo la mejor historia de amor de tu vida, la más intensa y especial, pero para mí no es una historia de amor, sino mi gran evasión. Para mí es una huida constante de mi dolor interno, nada más.

 

Es por eso que en el momento en que ya no me sirvas para tapar mi dolor, entonces te culparé de todo y te abandonaré. O quizá me abandones tú antes, el día que entiendas a pesar de mis continuos engaños, que no puedes contar conmigo, que soy una persona vacía.

Quiza me abandones cuando te decepcione una y otra vez, cuando mis mentiras y mis falsas promesas ya no puedan mantenerte a mi lado. Cuando comprendas que todo era un montaje. Que la persona que te vendí durante aquella luna de miel inicial en realidad no existió ni existirá nunca.

 

Cuando se produzca una fisura en mi máscara y puedas ver lo que hay detrás en realidad. Ese día me abandonarás. Y me hará muchísimo daño, por eso no puedo consentirlo. No puedo consentir que veas cómo soy realmente. Por eso te engañaré una y otra vez. No te lo tomes a mal, es que quiero estar contigo y es la unica manera de que te quedes.

Y cuando te marches, haré que sientas que toda la culpa ha sido tuya. No podré consentir que descubras cómo soy y te vayas de rositas. Necesitaré causarte el mayor daño posible para que te arrepientas de lo que has hecho y no puedas rehacer tu vida. Así podré regresar a ti en un futuro si lo necesito, si no consigo engañar a una nueva persona con mi ya maltrecha máscara.

 

Regresaré a ti prometiéndote que he cambiado, que me he dado cuenta de que estábamos hechos el uno para el otro, que eres el amor de mi vida…

Pero nada de eso será verdad. Solo te estaré utilizando una vez más para tapar mi dolor. Solamente una mentira más de las muchas que utilizaré…

Hasta que llegará un momento, un día en el que me cierres la puerta del todo y mis engaños ya no sirvan contigo. Mis manipulaciones, mis falsos argumentos y mi juego de seducción ya no surtirán efecto en ti. Te habrás dado cuenta de mi juego y entonces te habré perdido para siempre…

 

Entonces buscaré a otra persona con empatía y buen corazón de la que abusar, me aproximaré a ella y volveré a repetir toda la maldita historia una vez más…

 

 

 


11 commentarios

Perfecta desconocida · 2 febrero, 2020 a las 8:20 pm

Desde mi punto de vista… «Y nadie tendrá la culpa». Ellos porque no saben hacerlo de otra manera y nosotros porque no nos quisimos a tiempo… Lo mejor, que cada uno continúe su camino…

Perfecta desconocida · 2 febrero, 2020 a las 8:22 pm

Gracias una vez más, David, por quitarnos la venda. El verdadero amor empieza por el amor propio.

Perfecta desconocida · 2 febrero, 2020 a las 8:27 pm

Un apunte más… Donde no vayas a quedarte, no te demores.
Y todos los que hemos pasado por esto, lo sabemos. No nos pongamos una venda, no compartamos la suya…lo que es: ES

    David · 3 febrero, 2020 a las 12:00 pm

    Gracias por tus comentarios Desconocida. La carta está escrita para hacernos un clic en la cabeza, para que podamos hacernos una idea de lo que pasa por la mente de una persona tóxica al involucrarse con nosotros. Porque ellos ven la relación desde un punto de vista muy distinto al nuestro, y es ahí cuando viene nuestro dolor, cuando comprobamos que debajo de esa aparente conexión en realidad no hay nada sólido.

    Y sí, el primer amor debe ser el amor propio, antes que cualquier otro.

    Un abrazo!

    David C.

      Juan Carlos · 5 febrero, 2020 a las 9:32 pm

      Gracias David por poner a nuestra disposición tanta información y brindar tantísima ayuda. Recientemente he salido de mi relación de tres años con una chica muy probablemente tlp y aun estoy destrozado y con mil preguntas, así que con tu blog la verdad es que no solo desvío la atención de ella, ya que no soy capaz de centrarme en ningún otro tipo de lectura que no hable de tlp s o relaciones tóxicas, sino que además me vale para conocer que es lo que he vivido y curarme mas rápido de las heridas que te dejan estas personas.
      Encima la mía tenía una sensibilidad fuera de lo normal hacia los animales, presidenta de su propia protectora, no te imaginas el bicherio que paso por mi casa entre perros y gatos y si decías que ya eran muchos animales para tener en una casa, ya la tenías montada, así que fue muy muy complicado todo, aun así aguante hasta que era cuestión de ella o yo… me veía que iba a acabar enfermando de algo grave… Y aun así la deje y volví, para acabar aun mas dañado. En esta carta lo bordas y das de lleno en el clavo. Gracias de nuevo por tu blog, en el que se ve todo el trabajo y esfuerzo que has realizado.
      Un Saludo

        David · 7 febrero, 2020 a las 1:06 pm

        Hola Juan Carlos. Me alegra mucho que la web te esté siendo de ayuda en estos momentos difíciles. Es normal que ahora tengas una fase en la que necesitas recopilar información para que tu mente pueda comprender lo ocurrido.

        A veces es necesario volver una vez, para convencernos a nosotro mismos de que es imposible, de que sus dinámicas dañinas no van a cambiar ni ahora ni nunca, y que lo mejor es poner tierra de por medio con ellos.

        Por lo que me cuentas, aparte de TLP o rasgos TLP, ella puede tener el síndorme del ayudador, con el subtipo del «cruzado». Si te interesa saber más sobre este tema escríbeme un email desde el apartado CONTACTO.

        Ahora que ya sabes que volver con ella implica regresar al infierno, es el momento de establecer el contacto 0 radical. En el próximo artículo trato el tema de recuperar nuestra vida después de una de estas relaciones.

        Un abrazo y mucha fuerza!!

Hello · 9 mayo, 2020 a las 11:57 am

He visto este post y me he sentido muy indentificad@, es genial lo que haces, ayudas a dar luz a quien la ha perdido y además le quitas la venda de los ojos, muy buen blog, uno de los mejores por no decir el mejor, que he visto.

    David · 9 mayo, 2020 a las 10:16 am

    Muchas gracias por tu comentario. De verdad me alegra cada vez que me escribís diciendome que el blog os está sirviendo de ayuda en estos momentos difíciles. Soy consciente del daño que hace este tipo de personas y siempre ha sido mi objetivo ayudar en la medida de lo posible a los afectados.

    Un abrazo y mucha fuerza!

Tomas Acosta · 18 mayo, 2020 a las 6:59 pm

Hola David, la carta expresa, para mí opinión, la historia de cinco meses que comparti con una Narcisista, la relacion termino a finales de Octubre cuando fui descartado, a finales de Noviembre del año pasado encontré páginas relacionadas con el TPN y di con todas las respuestas. Ella siguió haciéndome el refuerzo intermitente, de vez en cuando un Wasap, Tratamiento de silencio y todos estos mecanismos que utilizan. Jamás la bloqueé ,estoy bien pero siento una lastima enorme por estas personas dan pena. Intento un hovering de testar las aguas pero no consiguió nada, sé que tiene el pie detrás de la puerta, mi padre se enfermó en Enero y nunca me dijo algo o pregunto por el , hasta el 12 de Marzo que mandó un Wasap para saber cómo estábamos, le dije que muy bien y que se cuidara para la pandemia que comenzaba. La carta me gustó mucho es la esencia de los Trastornados Mentales la Tríada Oscura, la pregunta que te hago ,ya que estoy liberado de todo y no es ninguna venganza, compartir esta carta con la trastornada.Muchas gracias y ánimo a todos ,de esto se sale porque somos personas maravillosas, ellos no repiten el ciclo una y otra vez, hasta que la.muerte llame a sus puertas.

    David · 18 mayo, 2020 a las 6:09 pm

    Hola Tomás. Gracias por tu comentario.

    Efectivamente, cuando escribí esta carta, tenía en mente a la tríada oscura, la flor y nata de las personas tóxicas. Aunque cada una tiene sus particularidades, en esencia manipulan y se comportan de manera muy similar. Una de las características principales es su incapacidad para sentir compasión por los demás. Como explicaba, ellos tienen «bastante con lo suyo», por lo que pueden comportarse como auténticos monstruos ante situaciones como la de tu padre (si has leido mi historia personal, sabrás que a mi me ocurrió algo similar).

    En realidad, cuando descubres su máscara, dan pena. Y son muy predecibles. Son como niños pequeños en realidad, pero con la capacidad de dañar de un adulto. Siempre actuan de la misma manera y una vez que ya no estás enganchado a ellos sientes lástima. Están atrapados y repetirán patrones una y otra vez, culpando siempre a los demás de su desgracia.

    No se si te he entendido en que quieres compartir esta carta con ella, pero si lo haces creo que solamente conseguirás alimetar conflicto con ella. Ellos nunca jamás reconocen que están mal y que necesitan ayuda terapéutica. Le dará la vuelta a la tortilla y te acabará acusando a tí de todo (como hacen siempre). Sin embargo, es decisión tuya hacerlo o no. Yo jamás tuve una disculpa sincera de este tipo de personas.

    Sobre todo mantente fuerte porque es probable que vuelva a intentar algun hoovering mas. Cuando vea que no puede obtener combustible narcisista de tí, entonces pasará a la siguiente presa.

      Tomas Acosta · 18 mayo, 2020 a las 7:56 pm

      Gracias David, lo de la carta lo dejaré pendiente, pero es buenísima, te queda ese resquemor porque piensan que uno es gilipollas, das das y das y no recibes nada a cambio, en las relaciones sexuales ya algo no encajaba, fría como el hielo. Y referente a la siguiente presa, no lo sé yo a sus 58 años poco que hacer, pero por si acaso ,yo caí con 60, ,tendré los ojos bien abiertos para posibles relaciones, después de esto y sabiendo todos los mecanismos que utilizan difícil será. Con esta experiencia te vuelves más fuerte y más sabio, nadie se pone a vivir con uno a los quince días de relación, ahí ya vi algo raro.Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!