En este último tiempo he estado recibiendo bastantes mensajes de personas cuyas parejas o ex parejas poseen aparentemente bastantes rasgos borderline.
Se trata de relaciones claramente tóxicas donde durante largo tiempo se llevan dando ingredientes como manipulación, chantaje emocional, proyección, ataques de ira, devaluación…

 

Generalmente la “víctima” de esta situación se encuentra confundida y en estado de angustia ya que no comprende muy bien lo que está ocurriendo y necesita una explicación a estas actitudes.

Por tanto busca información en la web y acaba encontrando algún testimonio o artículo relacionado con el trastorno, sintiéndose identificado con lo que allí se describe.

Una vez que la pareja de la persona tóxica descubre la existencia del Trastorno Límite de Personalidad, suele investigar todo lo posible sobre el tema y comprueba que existen bastantes comportamientos en común. Comienza entonces la gran duda…

 

 

¿TENDRÁ TLP MI PAREJA?

Pues bien, en este artículo voy a compartir con vosotros mi punto de vista personal sobre este tema.

(Ten en cuenta que no soy psicólogo ni psiquiatra, este texto solamente es una opinión basada en mi experiencia particular).

 

Entiendo que cuando estamos enamorados de una persona que nos hace sufrir, es muy importante para nosotros tener una explicación certera de lo que le ocurre.

Necesitamos entender el por qué de sus extraños comportamientos, por qué nos hace sufrir tanto y a la vez parece que realmente siente algo por nosotros. Necesitamos entender por qué un día nos hacen subir al cielo, y al día siguiente nos bajan al infierno.

Son situaciones tremendamente contradictorias que nos producen una avalancha de emociones y nuestro cerebro necesita respuestas para no volverse loco.

 

Según el DSM 5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en EEUU), se establecen el siguiente criterio para determinar si una persona padece este trastorno:

 

Patrón dominante de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos, e impulsividad intensa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cinco (o más) de los hechos siguientes:

 

1.- Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado.

Al tener auténtico pánico al abandono, uno de sus principales objetivos es no quedarse afectivamente solos. Para ello pueden hacer triangulaciones amorosas mientras están contigo, de manera que si falla una persona, siguen teniendo a la segunda (esto también lo utilizan para subir su “cotización” y poder presionar en la relación).

 

Otra forma en la que se manifiesta este miedo es en los intentos de reconciliación por su parte después de una ruptura (Hooverings), a veces de manera desesperada.

 

2.- Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas que se caracteriza por una alternancia entre los extremos de idealización y de devaluación.

Quizá esta es la característica que mejor define la relación con un TLP. Un día eres su alma gemela y el amor de su vida, y al día siguiente eres la peor escoria del mundo.

Curiosamente, no es algo exclusivo de las personas con el trastorno, ya que parejas tóxicas pueden utilizar esta técnica para halagarnos o castigarnos dependiendo de si nos comportamos como a ellos les conviene (el famoso ciclo de bombardeo de amor y devaluación). Sin embargo, en el caso de los individuos borderline, es especialmente acusado.

 

3.- Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.

Este hecho se manifiesta sobre todo en la “almagemelización”. Pueden copiar tus gustos musicales, gastronómicos, de vestimenta…

Te harán creer en efecto sois almas gemelas. En mi caso me ocurrió con varios grupos de Rock favoritos que ella decía compartir, cuando más adelante comprobé que no era cierto. También comenzó a utilizar mi modelo de zapatillas preferido de un día para otro.

Me dí cuenta de que se entusiasmaba rápidamente con actividades diversas, personas, adquisiciones materiales…pero que en realidad no tenía una identidad sólida, sino que iba fluctuando de un día para otro. Lo que un día era su sello de fábrica, al día siguiente ni se acordaba de ello.

 

4.- Impulsividad en dos o más áreas que son potencialmente autolesivas (p. ej., gastos, sexo, drogas, conducción temeraria, atracones alimentarios).

En este apartado puede haber mucha variación de una persona a otra. Algunos pueden ser alcohólicos y otros en cambio no haber probado una gota de alcohol en su vida. Los hay que pueden tener problemas alimentarios y los que siguen una dieta religiosamente.

Desde mi punto de vista y observado desde fuera, lo que tienen es una tendencia a comportamientos de riesgo. Debido al vacío interior que sienten, tienen mayor posibilidad de caer en adicciones que otra persona. Pero el tipo puede ser diverso, o incluso pueden no tener ninguna si se trata de un individuo con un grado de funcionalidad alto.

 

 5.- Comportamiento, actitud o amenazas recurrentes de suicidio, o comportamiento de automutilación.

Estas amenazas de quitarse la vida o automutilaciones las realizan cuando tienen un grado de enfermedad alto. Por ejemplo mi ex pareja nunca llegó a hacer ninguna de las dos cosas.

En el caso de que lleguen a estos extremos, deben ponerse en contacto con un médico especializado lo antes posible ya que estamos hablando de ir en contra de su propia vida, lo cual es un tema muy grave.

 

6.- Inestabilidad afectiva debida a una reactividad notable del estado de ánimo (p. ej., episodios intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad que generalmente duran unas horas y, rara vez, más de unos días).

Quizá es la segunda característica que mejor les define. Su estado de ánimo puede variar enormemente, a veces en unas pocas horas. De hecho a veces se diagnostica erróneamente como trastorno bipolar por tener síntomas similares, aunque son dos enfermedades diferentes.

Esta característica hace que la persona que está a su lado sufra terriblemente ya que nunca sabrás con exactitud cuando serán encantadores o cuando estallarán de rabia contra ti.

 

 7.- Sensación crónica de vacío.

No es posible observar esto desde el punto de vista de una persona externa, sino que se manifiesta en sus actitudes. Generalmente intentan estar ocupados todo el tiempo o se involucran en actividades gratificantes para escapar de esa sensación de vacío. Cuanto más sientan este vacío, mayor será su necesidad de “escapar”.

A veces, las ganas de huir de esa sensación, es lo que les hace aparentemente personas con unas tremendas ganas de vivir. Siempre dispuestos a cualquier plan con tal de evadirse. Esto es un hecho que puede parecer atractivo al principio. Se venden como personas muy vivas y siempre llenas de energía, pero con el tiempo me dí cuenta de que para ellos solamente era forma de huida hacia delante.

El motor de esta actitud es su miedo a sufrir ese vacío interior.

 

8.- Enfado inapropiado e intenso, o dificultad para controlar la ira (p.ej., exhibición frecuente de genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).

Quizá esta característica fue la que mas daño me hizo. Su ira no conoce límites y es temible. Además les resulta indiferente el estado en el que tú te encuentres al momento de explotar contra tí.

Como ya sabreis si habeis leido mi historia personal, fui víctima de la ira borderline mientras mi padre se encontraba gravísimo en el hospital.

Fue uno de los momentos más duros de mi vida en el que no podía dar crédito a que existiera una persona tan dañina e insensible. También gracias a aquella situación fui capaz de despertar y sacar a esta persona de mi vida.

De manera mas “cotidiana” en el día a día esto se traduce en peleas constantes y agresiones físicas o verbales de manera continuada, lo cual hace de la convivencia con ellos un infierno interminable.

 

9.- Ideas paranoides transitorias relacionadas con el estrés o síntomas disociativos graves.

Mi ex pareja era capaz de realizar una disociación brutal cuando necesitaba evadirse de una situación o recuerdos que le hacían daño. Ella misma me confesaba esto (obviamente sin saber que era un síntoma típico).

Cuando tenía recuerdos desagradables me pedía que le cambiara de tema en la conversación y a los pocos segundos era como si hubiese apretado un botón en su interior y había olvidado por completo lo anterior.

Quizá esto no tenga una repercusión tan grande en su pareja, pero sí que puede que te encuentres en situaciones en las que no sepas muy bien por qué se ausenta mentalmente.

 

 

 

¿SIGUES SIN TENER CLARO SI TU PAREJA TIENE TLP?

¿Y qué ocurre si en vez de cinco características solamente cumple cuatro?¿ O si alguna de ellas solamente la cumple a medias? ¿Y si solamente soy yo el que parece darse cuenta de sus actitudes?. Con el resto de personas que la rodean dice no tener ningún problema. Además sostiene firmemente que la culpa de que la relación vaya mal es toda mía…

 

Pues bien, para los que os encontráis en este debate interno, voy a plantearos los siguientes cuatro puntos:

 

 

1.- ¿REALMENTE ES TAN IMPORTANTE SI TIENE TLP?

Si has llegado hasta este punto, es porque tu relación no está yendo bien. De lo contrario no estarías en una web de relaciones tóxicas. Te encontrarías mirando fotos de paisajes para elegir cual será vuestro próximo viaje, pensando el nombre que le pondréis a vuestros futuros hijos o cocinando un pastel juntos el domingo por la tarde.

 

Pero no te encuentras haciendo nada de eso, te encuentras buscando información sobre relaciones tóxicas, y además con serias dudas sobre si tu pareja tiene un trastorno mental.

Tienes que tomar plena conciencia de que solamente esto ya es una bandera roja tremenda.

Los testimonios de parejas o ex parejas de TLP son todos muy similares. Se trata de relaciones increíblemente tóxicas en las que hay manipulación, ataques de ira, devaluación, bajada de autoestima, aislamiento social, culpabilidad, pérdida de identidad, un desgaste tremendo a nivel físico y mental, enfermedades, tensión constante, tristeza, angustia y un largo etcétera

 

Si te estás sintiendo identificado con todas estas características, es que te encuentras en una relación disfuncional y dañina. No todas ellas son causadas con personas con un trastorno mental, a veces se trata simplemente de individuos egoístas o dañados que han aprendido a relacionarse de esta forma con la gente que les rodea.

Pero, y aquí viene el quid de la cuestión, la manera de actuar ante esta situación es la misma. Realmente no importa que estos comportamientos sean causados por una persona con trastorno o sin él.

 

Simplemente no deberías consentir este tipo de relación que afecta a tu dignidad y vulnera tus derechos.

 

Esto nos lleva al punto siguiente

 

 

2.- ¿QUE CAMBIARÍA SI TUVIESES LA CERTEZA DE QUE TIENE TLP?

Tener la certeza clínica de que tu pareja tiene TLP quizá pueda descargarte de gran parte de la culpa que te habrán hecho sentir. Tendrías a un profesional de la salud que corrobora su estado mental.

Pero más allá de eso, no cambiaría mucho las cosas. Generalmente este tipo de personas no suelen iniciar terapia, y si lo hacen, la suelen abandonar al poco tiempo. Es tremendamente complicado que al día siguiente de conocer su trastorno vayan a ir corriendo al psiquiatra para ponerse en tratamiento y comiencen a obtener una mejora notable.

La “idea feliz” de que si se dan cuenta de lo que les ocurre, se trabajarán, mejorarán y podrán tener una relación sana con nosotros es solamente eso, una idea feliz. Al poco tiempo de regresar con ellos te darías cuenta de que la situación entre vosotros poco ha cambiado.

 

Y por supuesto, no caigas en el error de intentar ser tú su terapeuta. Ya es complicado para un profesional médico abordar este trastorno, como para que pretendas hacer tú su trabajo.Sencillamente no podrías.

La web está llena de testimonios (entre ellos el mío) de ex parejas de TLP que se dejaron la piel para ayudarlos y solo consiguieron hundirse mientras el borderline continuaba exactamente igual.

Además las relaciones sanas no se basan en que un miembro de la pareja sea el psicólogo del otro. En una relación sana nos encontramos para compartir y crecer juntos, no para solucionar los problemas psicológicos de la otra persona. Ni podemos ni debemos hacerlo.

 

 

3.- PROBABLEMENTE EL QUE MEJOR CONOCE A TU PAREJA ERES TÚ MISMO

Es un hecho que en multitud de ocasiones, los TLP intentan manipular a los terapeutas durante el tratamiento, hacen ver mejoras en su estado que no son reales…

Esto hace que sea complicado diagnosticar el trastorno cuando solamente conoces a esta persona de compartir unas pocas horas en consulta.

 

En cambio, cuando eres o has sido la pareja íntima de una persona, llegas a conocerla a un nivel mucho más profundo que la mayoría de la gente que la rodea. A veces incluso la conocerás mejor que su propia familia y amigos.

 

Por experiencia, sé que las personas tóxicas en general son muy hábiles en dar una imagen pública intachable. Pueden ser extrovertidos, cercanos, amigables, siempre dispuestos a ayudar…

Es de puertas para adentro donde cometen sus atrocidades y abusos. Esto puede perfectamente pasar desapercibido para sus compañeros de trabajo, amigos y conocidos. Pero tú como su pareja conocerás perfectamente ese lado oscuro que solamente muestra cuando el telón ha caído y no hay testigos de su maltrato hacia ti.

 

El problema aquí es que a veces este maltrato será tan sutil, y su firmeza en que la culpa de todo es tuya, que te resultará difícil discernir quien tiene razón y si no te estas volviendo loco. Pero tienes que tener en cuenta algo muy importante:

 

LOS SENTIMIENTOS NO SE PUEDEN MANIPULAR.

 

Con la razón intentarán argumentarte incluso que en aquella ocasión te clavaron aquel cuchillo en la espalda por tu propio bien, pero el cómo te sientes estando con ellos a largo plazo…eso no se puede manipular. Pueden abusar de tí y convencerte de que la culpa es tuya…pero no te sentirás bien. De hecho te encontrarás cada vez peor.

Pregúntate sinceramente como te sientes. No te hablo de cómo te encuentras el día que ellos están en el cielo, sino en general con la relación. A la larga, estar con una persona tóxica trae tristeza, depresión, ansiedad y angustia.

 

Si estos sentimientos predominan durante tu relación con ellos, y además resuena en ti todo lo que estás leyendo sobre un trastorno mental, amigo creo que deberías plantearte seriamente sacar a esa persona de tu vida.

 

 

4.- LAS ENFERMEDADES MENTALES NO SON CAJITAS AISLADAS

No se puede meter en cajas perfectamente delimitadas a cada persona. Para empezar cada uno tenemos nuestra personalidad de base.

Puede haber una persona con TLP que sea adicta a la cocaína y otra que no la haya probado en su vida. Puede haber TLPs altos funcionales y bajos funcionales. Pueden ser muy narcisistas o poco narcisistas. Pueden tener mezcla con otros tipos de trastorno.

Pueden tener conductas irresponsables o tener una conducta social intachable y ser miembros de todas las ONGs que conozcas.

Como puedes comprobar, la cosa parece complicarse cada vez más…

 

 

¿ENTONCES QUE HAGO SI CONTEMPLO QUE MI PAREJA TENGA TLP?

Cuando hace años me encontraba estudiando para obtener el carnet de Patron de embarcación, recuerdo una idea que me resultó muy curiosa. Venía a decir esto:

Si te encuentras navegando, y compruebas que en tu próxima trayectoria se va a cruzar una embarcación, es posible que exista riesgo de colisión.

Bien, pues la norma de actuación en estos casos era sencilla pero esclarecedora.

Si PIENSAS que puede haber una colisión, es que puede haberla, modifica tu rumbo para no colisionar.

Obviamente se darán muchos casos en los que no exista un riesgo real de colisión. Pero la idea es clara. Si estás planteándote que puede haber colisión, aunque sea por un margen muy grande, entonces tienes que tomar medidas.

 

En este caso, no te digo que cada vez que pienses que una persona puede tener TLP lo tenga en realidad. Pero sí me parece una señal de alarma grave solamente que PIENSES que puede tener TLP.

Es tu decisión personal si continúas o no en esa relación. Quizá deberías plantearte si te merece la pena estar con una persona sobre la que tienes que indagar un posible trastorno mental debido a sus actitudes tóxicas (recuerda, deberías estar haciendo un pastel, reservando un viaje…).

 

Para que quede más claro aún, te pondré el ejemplo contrario.  Imagínate una pareja sana. Una pareja que tiene sus desacuerdos de vez en cuando pero que se ponen en común y se resuelven. Ninguna actitud afecta a la dignidad de sus componentes, y detrás de estos desacuerdos ambos saben que pueden contar con el otro.

 

Saben que su pareja jamás arremetería contra ellos de manera repetida y violenta.

 

Su sentido de identidad permanece entero porque ninguno de los dos manipula, desacredita o devalúa al otro para conseguir que se sienta inferior. En cambio se refuerzan mutuamente reconociendo de vez en cuando las cualidades positivas de cada uno.

 

¿Te imaginas a una de estas dos personas sospechando que la otra tiene un trastorno mental? ¿Te las imaginas buscando información en la web, y quitándose el sueño por las noches con el eterno dilema de si su pareja está enferma?

 

Obviamente no.

 

Porque en una relación de pareja sana donde existe el respeto la confianza y la empatía, nunca habrá lugar a este tipo de pregunta.

 

 

******

 

 

Espero que este artículo os ayude si os encontráis en esta fase. En mi caso personal nunca tuve el diagnóstico médico oficial de que mi ex pareja tenía el trastorno. Pero tras dos años de intensa convivencia con ella y tener conocimiento del TLP, de repente lo entendí todo. No necesitaba ningún psiquiatra que me lo confirmara. Yo mismo encontré la respuesta a todos sus comportamientos que anteriormente no entendía.

 

De repente comprendía por que actuaba de esa manera que me hacía tanto daño. Después de esto tardé varios años en asimilar del todo a nivel interno la repercusión del trastorno.

Me llevó bastante tiempo, pero tras haberlo integrado dentro de mí, un día sin previo aviso, me di cuenta de que la había perdonado.

Ya no sentía rencor hacia ella. Había comprendido que ella también sufría mucho y que lo hizo lo mejor que pudo con las escasas herramientas que tenía. Sentí que quitaba una carga de mis hombros que había estado durante mucho tiempo.

 

Pero no confundais esto con un perdón incondicional. El hecho era más hacia mi interior que a aprobar los comportamientos que tuvo conmigo.

 

Años después de la ruptura, ella intentó acercarse a mí y entablar una conversación como si nada hubiera ocurrido, como si simplemente hubieramos sido dos amigos separados durante un tiempo.

La había perdonado en mi interior, pero yo le cerré la puerta de manera educada y no le consentí proseguir la conversación. Nunca hubo vuelta atrás con el contacto 0.

 

 

 

 

Un abrazo y mucha fuerza.

David C.


24 commentarios

Ketnar · 3 enero, 2020 a las 6:07 pm

Buenas a todos. Me acaba de dar calabazas una chica con TLP. Solo 2 meses después de empezar la relación cortó. Fueron 2 meses espectaculares, me lo dio todo. Solo una discusión por un tema baladí. Realmente no estaba enamorado de ella, e incluso agradecía cuando le tocaba trabajar en finde para yo poder tener un poco de tranquilidad.
Sin embargo si que me afectó emocionalmente. Entiendo que por dos cosas:
1) Lo intenso que era la vida con ella. Te llenaba de energía y vitalidad. Si empezara una relación normal ahora me parecería una relación «sosa». Estaba perdiendo ESTO y no lo quería perder.
2) Mi «ego» se sintió atacado. Me preguntaba qué había hecho (yo también la traté de 10) que no lo merecía. Mi ego no aguantaba que lo dejaran y más con esa frialdad. Durante estos dos meses yo sentía que tenía el peso de la relación y de repente «zas».

A los 10 días de contacto cero le escribí diciendo que quería volver y ella super amable diciendo que no, que no era culpa mía, que yo era una gran pareja, que era un problema de ella, que nunca había encontrado a un hombre que pudiera seguirle el ritmo. Le dije que vale si un día me necesitaba ya sabía donde encontrarme y que si cambiaba de opinión que me avisara.

A los pocos días me voy de viaje a una ciudad donde tengo un gran círculo social y empiezo a sentirme mejor, pero mucho mejor (a las 2 semanas de haber cortado) pero ella me contacta diciendo que quiere tener un contacto amistoso conmigo SIN MÁS ENFOQUES, que me felicita el año y mi santo, que para ella fue una gran pena que la relación no prosperara. Mi respuesta fue que estaba bien que gracias por preguntar y por la felicitación y que si un día se pasaba por mi ciudad que quizás cuadrara un cafe. Le deseé feliz año y ya. Ella me dijo que genial, gracias y un abrazo. Yo ni respondí.

Lo que realmente me enganchó fue el cambio tan brusco de 100% a 0%. Fue una hostia que no vi venir NUNCA. El saber qué había pasado era muy importante para mi así que estuve mirando foros hasta que encontré este y dio en el clavo. Ni siquiera es mi tipo fisicamente, pero logró manipularme muy bien. Todos los días me decía cumplidos, la mayoría forzados. Me llegó a decir incluso que le gustaba mucho la forma de mis pies que para ella era muy importante…

En la actualidad todavía tengo el enganche de querer sentir otra vez esas sensaciones, pero cada vez van a menos y soy CONSCIENTE de quién es. Reconozco que siento rabia pero por mi ego, por no haberlo visto venir. Tengo que aprender a soltar y perdonar. No la considero mala persona pero sí que veo que sus acciones son demoledoras. No la quiero ni en pintura cerca.

Un saludo a todos y feliz año.

David · 7 enero, 2020 a las 6:00 pm

Hola Ketnar, bienvenido y gracias por compartir tu testimonio con nosotros.

Creo que estas gestionando muy bien la situación ya que es fácil quedarse enganchado en este tipo de relación. Has sabido identificar muy bien las circusntancias y ser consciente de lo que está ocurriendo.

Efectivamente, uno de los peligros después de estar con alguien así es que las personas «normales» te parezcan aburridas. En cierto foro se comparaba a estar con un TLP con el subidón que proporciona la cocaína, y después estar sin ese efecto.

Esto puede hacernos caer en el error de añorar esa intensidad, ganas de vivir, empuje, etc… pero como escribí en mi último artículo, esta intensidad solamente es una manera de huida hacia delante. Se muestran siempre tan dispuestos a hacer planes y actividades porque para ellos es una forma de escapar del dolor interno que sufren.

En un primer momento esa intensidad atrae a cualquiera, ¡¡incluso parece que resplandecen!!, y después su dolor interno es el que acaban proyectando sobre tí. De manera que se convierten así en una trampa muy peligrosa para quel que no esté prevenido.

Mi consejo ahora es que te mantengas fuerte, ya que puede volver en cualquier momento. Suelen realizar llamadas de chequeo con la excusa más estupida para ver si sigues disponible y poder echar mano de tí cuando les convenga. ¡¡No lo consientas!!

Mantente firme en tu decisión, gracias a ella has evitado mucho dolor en un futuro próximo.

Un abrazo fuerte!!

David.

Yolanda · 25 marzo, 2020 a las 4:28 pm

Hola! He estado 2 meses con un Tlp. Le conocí hace 2 años, estando el siempre al acecho, yo le ignoraba. Hace 3 meses mi padre ingreso en un hospital y debido a la gran vulnerabilidad qué sentía, caí en las redes de esta persona. Jamás he sentido tanta manipulación, chantaje emocional, acoso, obsesión, celos, rabia e ira hacía mí, qué con ella. Por no hablar de su disociación del «yo». Hablar en la primera persona del plural, «nosotros» cuando se encontraba conmigo en un momento de máximo estrés de ruptura, ha sido una experiencia impactante. Le dejé!
Llevo un mes de contacto 0 y soy feliz. Vuelvo a sonreír y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.
No recomiendo a nadie estas relaciones, deberían llevar un cartel diciendo «Soy TLP, sí quieres arriesgarte, sabes a qué atenerte, no hay engaños».
Son tan egoístas, insensibles, inmaduros, egocéntricos y tan negativos qué sólo deberían de relacionarse con gente como ellos. Pero no es así, quieren lo contrario, buenas personas, valientes, empaticas, honestas…no les dejéis. Sentiréis paz en vuestro corazón y en vuestras vidas.
Me he sentido muy identificada en este artículo, con todos los comentarios qué se han dicho.
Mi lema, NUNCA MAS. Contacto 0 for ever. Y a otra cosa, mariposa!! 😜❤️

    Montse · 14 junio, 2020 a las 6:57 pm

    Llevaba 5 años con un tlp, lo tiene diagnosticado, hace dos años sufrio una crisis empezo terapia pero la abandono, acabamos separados pero me pidio una segunda oportunidad, se la dí, todo era negatividad, era vivir en una montaña rusa, un dia bien otro no, un dia estaba gorda al siguiente guapa, malas palabras, egocentrismp, narcisismo. Enferme de cancer y no estuvo a la altura, me cuidaron mis padres de 80 años. Pero según él hizo lo posible….durante mi enfermedad me decia cosas feas. Tuve el valor de dejarlo y es lo mejor que hize. La vida es corta, no vale la pena, son egoistas, no tienen empatía ni sienten nada verdadero. Si encontrais alguien con un TLP, EMPIEZA A CORRER !!!!!!

      David · 14 junio, 2020 a las 6:12 pm

      Hola Monste. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.

      Te entiendo perfectamente y de hecho, siempre he hecho hincapié en estas situaciones precisamente. Cuando tu estas bien, vas aguantando como puedes al lado de estas personas, siempre ellos son el centro de todo.
      Sin embargo cuando tu tienes un problema, ellos nunca están alli para ayudarte. Lo justifican de mil maneras y dirán que hacen todo lo posible. Solo otra de sus muchas mentiras.

      El mejor consejo desde luego, huir de ellos.

      Un abrazo Monste!

      Leo · 19 septiembre, 2020 a las 8:09 am

      En mi caso sali año y medio con una persona con tlp con rasgos marcados de narcisismo.Venia de una relacion donde la ex pareja segun ella era casi un mounstruo; tipico de estas personas que utilizan su parte seductora; despliegan todos sus artilugios para meterte en su red ( siempre ellos te eligen). El primer mes es genial; aparece como tu alma gemela; una vez que tuvo la seguridad de que yo estaba metido en la relacion comenzo la fase de devaluacion; criticas; envidias; peleas sin sentido que inventaba. Cuando ya no aguantaba mas me distanciaba ; ella volvia a la carga haciendo el tipico chantaje emocional para reiniciar la fase nuevamente de idolatrarte/devaluarte ( un ciclo destructivo y adictivo) el cual te confunde y en este punto es dificil salir si no hay alguien de tu entorno que te muestre como son las cosas realmente. Mi unico consejo poner contacto cero de por vida sin darles lugar a que aparezcan y asi inciar el ciclo. Me tope con una mujer muy mentirosa y fabulera; creaba en su mente traiciones imaginarias de mi parte para generar conflictos. Al margen de esto diria que son locos pero no comen vidrio.. En el fondo tienen maldad. Un abrazo para todos

        David · 19 septiembre, 2020 a las 10:19 am

        Hola Leo.

        No puedo mas que confirmar todas y cada una de tus palabras. Todas las personas toxicas tienen un marcado componente narcisista, lo que les hace sentirse grandiosos y con un tremendo sentido del derecho.

        Como bien dices, es importantísimo tener a alguien cerca con quien poder hacer chequeos de realidad, como lo llama en Cascaras de huevo, ya que nuestra mente estará tan nublada que nos será dificil discernir qué es una manipulacion y cual no.

        Y por supuesto, contacto 0 radical y de por vida. No hay otra manera y ese es el destino que les espera con cada persona con la que están. Sin embargo, para ellos, la culpa será siempre de los demás, nunca suya. Nunca se detendran a pensar que puedan tener parte de responsabilidad en su soledad , la cual han ido labrando a base de egoísmo y ausencia de empatía total hacia los demas.

        Un abrazo y gracias por tu aporte.

Andrea Bula · 12 abril, 2020 a las 11:24 am

hola, necesito me ayude, no está comprobado porni. profesional, pero estoy segura que mi esposo con quien voy a cumplir un año de casada, posee el trastorno, el ya está buscando ayuda psicológica, ¿teniendo en cuenta que suelen ser muy agresivos e impulsivos cómo podemos acabar una relación de buenas maneras y sin salir más lastimada?

    David · 20 abril, 2020 a las 2:46 pm

    Hola Andrea, supongo que te refieres al TLP. Puedes leer el artículo COMO ROMPER CON UNA PAREJA TÓXICA. Efectivamente, son agresivo e impulsivos, por lo que debes planificar con cuidado tu via de escape. Es mejor que el no sepa nada acerca de tu decision de separarte, y que se lo comuniques desde una distancia segura cuando hayas colocado todas tus pertenencias a salvo. Indudablemente intentará hacer un hoovering contigo para «aspirarte», prometiendo que ha cambiado. Nunca lo hacen. Solo es un truco mas para mantenerte a su lado y seguir abusando de ti.

aaaaa · 19 abril, 2020 a las 4:49 pm

Voy a ser breve, tengo TLP y soy PSICOLOGA, y el TLP no es como tu lo pintas, para NADA. Estas personas tienen un grado de sufrimiento y mal estar que no te puedes imaginar, no son manipuladoras. Podria darte mucha informacion cientifica para que te formaras bien, es cierto que puede parecer eso, pero no es así, la relacion que tu describes implica mas que un TLP…las personas con TLP se sienten fatal con ellas mismas cuando ocuren estas situaciones, porque no quieren hacer daño a los demas, viven en un constante sufrimiento y guerra con su mente. En fin, nada mas que añadir.

    David · 20 abril, 2020 a las 2:37 pm

    Hola aaaa.

    A estas alturas, me parece innecesario debatir si los TLP son o no manipuladores. La web está llena de testimonios de personas cuya vida fue destrozada por intentar estar con un TLP y darle todo su amor. Es cierto que pueden sentirse fatal en determinados momentos, y que quizá no sea su intención inicial hacer daño. Pero la cuestión es que LO HACEN. Los TLP hacen muchísimo daño a todas las personas que están a su alrededor. DESTROZAN VIDAS. Y esto es algo que cualquier PSICÓLOGO conoce de sobra, y es algo que, bajo mi punto de vista, no tienen derecho a hacer.

    Esta web se creó con el fin de ayudar a las personas que fueron dañadas por alguien con ese trastorno. Por favor, sientete libre de visitar un sitio web mas acorde con tu enfoque sobre este tema particular.

    Un cordial saludo.

PowerProf · 22 abril, 2020 a las 4:03 pm

¿Qué consejos se pueden dar tratar la ruptura cuando hay un hijo en común de apenas año y medio? De un día para otro, mi ex-pareja TLP me echó de casa, separándome de mi hijo. Desde entonces, llevo meses negociando entre abogados y tras superar la difamación y acusaciones falsas iniciales por su parte, todo es tratar de que tenga el menor contacto con mi hijo y la menor capacidad de incidencia en su vida. No sé si está “oficialmente” diagnosticada, pero me reconoció pocos días antes de la ruptura que sufría de miedo al abandono. Su inestabilidad y ese “lado oscuro” con miradas de odio ha sido una constante a lo largo de los 5 años de relación. He conocido el trastorno a partir de buscar respuestas desde entonces y he comprobado cómo se ha llevado a cabo la manipulación y el pensamiento dicotómico al 100%. Para colmo, su abogada es tan cínica como ella y con el confinamiento todo parece jugar a su favor. ¿Se puede pelear una custodia exclusiva tratando de demostrar este trastorno ante un juez? ¿Cómo conviene relacionarse con una persona así cuando el contacto 0 es imposible? Ni siquiera quiere informarme sobre qué come mi hijo, si duerme, cómo está, etc. Se limita a obedecer las escasas indicaciones de su abogada (desbloquear mi número de teléfono y permitirme verlo por videconferencia). Cualquier consejo será de ayuda. Gracias.

    David · 28 abril, 2020 a las 5:27 pm

    Hola PowerProf.

    Lo ideal con una ex pareja TLP es dejarla atrás y no volver a contactarla nunca. Como en tu caso no es posible, debes aplicar el método de la roca gris. Aunque no he escrito sobre este tema aún, puedes encontrar gran cantidad de información en la web. La idea es sencilla pero poderosa. Se trata de comportarte como una gran roca gris con ella, no reaccionar a sus manipulaciones ni a sus intentos de provocarte.

    En cuanto al tema de las difamaciones, puedes encontrar un capítulo específico para ello en el libro Deja de andar sobre cascaras de huevo, tienes toda la info en la sección biblioteca. Se trata de un «manual» para parejas y ex parejas de personas con TLP. Ahi puedes encontrar mucha ayuda para gestionar mejor tu situación.

    Otro libro que puede ayudarte con este tema es «Say goodbye to crazy», de Tara Palmatier, pero desgraciadamente solo está disponible en inglés. En este libro se habla sobre el tipo de ruptura con una mujer tóxica. La autora es experta en ofrecer ayuda a hombres que han estado en relaciones abusivas. Muy bueno.

    https://www.amazon.es/Say-Goodbye-Crazy-Restore-English-ebook/dp/B014W0587S

    En cuanto al tema de demostrar el trastorno ante un juez, no soy experto en ese tema, pero el problema de los TLP es que son muy inteligentes y expertos en camelar a personas que no les conocen, cosa que hacen incluso con los propios terapeutas. Tendría que ser que ella tuviese un grado de enfermedad importante y se autolesionara o tuviese conductas de riesgo de manera evidente, pero con un TLP alto funcional como lo era mi ex pareja, es muy dificil demostrar que de puertas para adentro es una persona desquilibrada.

    Te aconsejo que te apoyes por un buen terapeuta experto en el tema si puedes permitirtelo, ya que estas personas son muy dañinas de por si, y ella va a utlizar a vuestro hijo como arma para herirte. Debes estar preparado y toda ayuda es poca.

      PowerProf · 17 mayo, 2020 a las 5:58 pm

      Gracias por tu respuesta, David. He leído el libro Deja de andar sobre cáscaras de huevo. Éste dio respuesta a todo lo que he vivido durante 5 años. Ojalá lo hubiera sabido antes, u ojalá me lo hubiera dicho ella, pues tengo la sensación de que sabe de su condición y me la ocultó. De su ex-pareja me habló como si éste la hubiera maltratado, exactamente igual de cómo habla de mí ahora. Y como dices, creo que es altamente funcional, llevándose a los terapeutas a su terreno. Si no es así, hace como con su primera abogada en este proceso de divorcio: lo descarta y busca otro que le sea más afín.

      Echaré un vistazo al libro que recomiendas. Toda información es bienvenida con tal de hacerse fuerte, por mi hijo.

timo · 10 junio, 2020 a las 11:29 pm

Estimados,
Sin diagnóstico médico, se del trastorno de mi pareja. La relación comparte todos los puntos detallados arriba.
Con consciencia del hecho ue mi pareja posee el trastorno y el sufrimiento ue eso implica, tras una dura infancia etc .. hoy la perdono y creo en ue sus conductas son producto de un terrible pasado. ¿ Cómo juzgarla? De hecho considero ue me cambió la vida. Me dió lo mejor y por su puesto el infierno.
ue me pueden decir de las proyecciones y el crecimiento juntos a futuro ? La persona con TLP, y ayuda médica, mejora ? Hay posibilidades de ayudarlo ?
Me esperanzaría un comentario ue haya podido salir adelante con su pareja con TLP.
Saludos

    David · 10 junio, 2020 a las 9:46 pm

    Hola amigo Timo.

    Tu pregunta ha sido, es y será la de muchos. La eterna y gran duda de si seguir al lado de una persona TLP. Tan intensa, tan especial…y a la vez tan dañina y tan demoledora.

    Es una decisión tuya y solo tuya. Si lees el libro Deja de andar sobre cáscaras de huevo, ahi tienes testimonios de ambas partes. Personas que han seguido con ellas y personas que los dejaron atrás. Mi opinión particular sobre esto es que los autores quisieron dar un pequeño toque de esperanza para no demonizar a los TLP, para ser «políticamente correctos». Por este motivo incluyeron algun testimonio de parejas que han seguido al lado del TLP y están «felices».

    Sin embargo, si buscas por la web, encontraras cientos o miles de testimonios de parejas cuyas vidas han sido destrozadas por un TLP. Autenticos infiernos que ponen los pelos de punta.

    Esto es lo que dice Walter Riso en Amores altamente peligrosos sobre estar con un TLP.

    «Con la terapia debida, quiza mermen las explosiones y el tornado se degrade en tormenta tropical mas manejable. No habrá un tsunami devastador, pero sí inundaciones. CADA UNO DECIDE HASTA DONDE AGUANTAR»

    Desde mi punto de vista y el de muchos, las personas con TLP no mejoran en terapia porque su trastorno es una armadura para ellos ante el mundo real. Estar en terapia y volverse «normales» paas por quitarse esa armadura y para ellos eso es aterrador. La mayoría no lo hará nunca, de hecho, ni siquiera serán conscientes de que la llevan puesta. Continuarán actuando igual, destrozando a los seres cercanos y culpándoles de todo.

    En cierto artículo comenté que pensar que puedes ayudar a tu pareja tóxica, que va a cambiar y que vas a tener una vida de fábula juntos, es la mejor manera de permanecer enterrado en vida. Lo he escrito porque yo mismo lo viví. Quería desesperadamente estar con ella y me aferraba a cualquier posibilidad que hubiera de estar juntos. Sin embargo con el tiempo comprendí que era imposible.

    Desde luego para mi no es una opción, pero esto, como te digo es personal. Tu vida es tuya y tu decides en que la empleas. Puedes emplearla para intentar hacer cambiar a un TLP o puedes emplearla en hacer un voluntariado, hacerte monje…tu decides pero piensa qeu vida solo hay una.

      Kike · 25 agosto, 2020 a las 2:09 am

      Hola a todos. David ya conoce mi historia, pero como hace un año que dejé una relación con una chica TLP he decidido escribir mi historia. Mirad, no he hallado ningún otro blog que hable tan claro de esta problemática, desde la perspectiva de la pareja. Veo a muchas personas que victimizan a los borderlines, pero no hablan de su narcisismo y abusos. En mi caso una persona de mi propia familia encargada de mi crecimiento siempre supe que padecía algo extraño a lo cual nunca pudimos darle el resto de integrantes de la casa un nombre. Esta persona, según un terapeuta al que acudí con 27 años, me comentó que mi familiar, muy posiblemente fuese narcisista patológico. Y lo que sucede cuando tienes una educación basada en la alternancia de estados anímicos y nunca sabes cómo agradar te transforma en un ser que busca aprobación y que halla en trastornados mentales figuras que le recuerdan a ese mismo familiar. Es todo un proceso psíquico inconsciente, pues obviamente uno no busca a drede gente con una enfermedad psiquiátrica. Suele decirse dentro del ámbito de la psicología que uno trata de resolver aquellas cuestiones personales no resueltas con las personas que nos educaron. Ello fue exactamente lo que pasó en mi caso. En el año 2011 cuando tenía yo 21 años una chica me contactó por una red social, comenzó a trata conmigo rápidamente e intentó dejar a su novio por mí al poco de conocerme. Al principio no quise. Al final lo dejó con él y decidí que podría ser mi primera novia formal. Duramos 8 meses en una relación llena de vaivenes emocionales. Como bien dicen algunos por aquí, pueden llegar a ser los seres más insensibles del mundo. A mi me pasó que tuve la peor discusión de mi vida con mi familiar patológico, y estaba destrozado cuando, intentando explicar a mí pareja lo que me había sucedido, obtuve a su vez el mayor rechazo de mi vida, profiriéndome los mayores insultos que poca gente me había dicho en mi vida. Años después me revelaría que me dijo aquello por el hecho de que no pasaba tiempo suficiente con ella y se lo guardaba dentro. Vamos, narcisismo puro pleno de envidia y celos hasta en los miembros más duros de tu vida. Está gente carece de empatía y solo actúan por interés. Lo que pasa es que juegan con la codependencia de las personas y su bondad, saben leer muy bien las necesidades de los otros (a pesar de su ausencia de empatía emocional, son bastante psicopáticos a veces). En mi caso me fui a vivir a 4000 km a otro país, y cuando reabri mi cuenta de Facebook tras un año y medio cerrada la tenía allí agregada, algo que no recordaba, y al leer mi actualidad hasta empezó a hablarme y se cogió un billete para ir a verme a Rumanía. Lo increíble de todo es que no lo hacen por ti sino por ellos, pues se hallan en un momento en de vacío en que no han sido capaces de reemplazarte. Ahí fui capaz de resistir la tentación y de hecho comencé a salir con otra persona. Ella me odió mucho por aquello y dejó de tratarme hasta que cuatro años después me comenzó a hablar de nuevo supuestamente muy arrepentida. Años después comenzamos de nuevo tras varios mensajes en forma de cuenta gotas que nos mandábamos. Todo comenzó de forma parecida a la anterior, y acabó del mismo modo, con un abandono por su parte de la noche a la mañana sin verdaderos motivos, más allá del hecho de que padecía una patología mental severa. Desee entonces el contacto cero es mi día a día.

        David · 25 agosto, 2020 a las 4:10 pm

        Hola Kike, me alegra leerte de nuevo.

        Siempre se ha dado este «dilema moral» de si los TLP son victimas o verdugos. Es cierto que hay un porcentaje de ellos que son conscientes de la enfermedad y se ponen en tratamiento intentando controlarse. Sin embargo, hay otro porcentaje altísimo de estas personas que van por ahí dañando libremente, engatusando y después dañando y culpando a los demas, sin hacerse nunca responsables de sus actos.

        Incluso en Cascaras de huevo, donde los autores intentaron ser «politicamente correctos» con este tema y no acusar abiertamente a los TLP, acaban reconociendo que tienen una conducta atroz. O te recomiendan que si continúas a su lado, te busques apoyo psicológico (para lo que te va a venir).

        En cuanto a nuestra educación, la relacion con nuestros progenitores y este tipo de relaciones, estoy de acuerdo en que existe ese patrón. Las personas que crecieron con un progenitor narcisista tuvieron que sobrevivir y algunos lo hicieron aprendiendo a anular sus necesidades, y a buscar una validación que nunca llevaba.
        Los TLP y TNP tienen un detector especial para este tipo de personas ya que son las que les vienen perfectas para encasquetarles todos sus problemas, que les escuchen, les apoyen hasta caer rendidos y dejen toda su vida para ocuparse de ellos.

        SI no lo conoces, te recomiendo de verdad el libro del Imán humano https://amzn.to/2EvmW8r

        Puedo decirte sin lugar a dudas que es uno de los mejores que he leido sobre relaciones tóxicas, y donde se explica perfectamente esta dinámica entre parejas y cómo viene marcada por patrones que aprendimos en la infancia.

        En cuanto a todo lo demás que comentas de tu ex pareja, no puedo más que empatizar contigo y darte toda la razón. Lo conozco perfectamente. Cuando vuelven siempre se trata de ellos, nunca de tí. Sin embargo te jurarán amor eterno. Si existiera un «traductor TLP» sería algo así como «Mira me he quedado mas sola que la una porque nadie quiere permanecer a mi lado, he tirado de toda mi lista de ex parejas posibles de las que poder abusar y ninguna me ha contestado, por lo que aqui me tienes. Me importas una mierda pero te necesito para tapar mi terrible vacío, por lo que voy a engañarte y a decirte todo lo que estás deseando escuchar. Vamos a tener un sexo increíble y durante unos días voy a ser la pareja perfecta. Sin embargo, una vez que te haya vuelto a enganchar, volveré a inyectarte mi veneno, lenta pero implacablemente. Te volveré a culpar de todo lo que ocurra, y además, si conozco a algún sustituto que tape mi vacío mejor que tú, te abandonaré sin miramientos, sin empatía, sin compasión. Y habrá sido todo por culpa tuya».

        Son las personas que mejor mienten del mundo, son capaces de mirarte con cara de enamorados perdidos y con los ojos brillantes cuando después es todo absolutamente mentira, y lo hacen sin despeinarse. Después de eso, pueden atacarte con esa habilidad especial que tienen de hacerte el máximo daño posible, dandoles exactamente igual si te encuentras en el peor momento de tu vida.

        Solamente los que lo hemos vivido sabemos lo que es esto.

        Y puedes volver con ellos mil veces, siempre es lo mismo, o peor. La historia siempre se repite hasta que decides cortar el contacto de manera radical y se buscan a otra víctima que correrá la misma suerte en pocos meses.

        Por cierto, si no lo leiste en el blog, mi ex pareja TLP me escribió después de 7 años de contacto 0, puedes ver la carta original en este artículo

        http://stoprelacionestoxicas.com/coronavirus-cuarentenas-y-hooverings/

Luisa · 6 julio, 2020 a las 2:57 am

David, seguramente has sufrido demasiado por una TLP y se nota. También se nota que no lo has superado y que continuas traumatizado al respecto, porque lo que haces aquí es tirar mierda y hacer daño a las personas que lo padecemos, además de estigmatizar, marginar y hacernos sentir aún peor de lo que nos sentimos. Sí, hacemos daño, pero no lo deseamos; tenemos un trastorno mental y no es un deporte hacerlo, además es tremendamente horrible que escribas que jamás nadie puede estar con nosotros y que hay que huir. Quién carajo te crees para decir esto. Solamente alguien muy dañado puede decir este tipo de cosas. Ojalá algún día lo superes.

Suerte.

    David · 23 agosto, 2020 a las 3:20 pm

    Hola Luisa.

    Es cierto que hay un porcentaje de personas con TLP que reconocen su enfermedad y están en terapia intentando moderar su conducta. Incluso estas personas a veces le reconocen a sus parejas la existencia del trastorno y ambos de mutuo acuerdo deciden continuar con la relación.

    Me parece genial y sinceramente les deseo lo mejor a estas personas. ¿Puede que a ellos no se les apliquen todos los artículos aquí descritos?, puede ser, no conozco a todas las personas TLP del mundo.

    Sin embargo, es una realidad (aunque a veces no querais verla) que existen muchas MUCHÍSIMAS otras personas que tienen trastorno límite de la personalidad y están totalmente descontroladas, probablemente ni son conscientes ni van a ponerse en tratamiento jamás porque creen que están perfectas.

    Este tipo de personas hace un daño TREMENDO a toda aquella pareja que se cruza con ellos hasta el punto de que son capaces de destrozarle la vida a una persona y encima convencerla de que la culpa es suya. Imaginate el daño que produce esto a un ser humano que no tiene nada que ver con esa enfermedad.

    Este blog es para ayudar a estas personas a abrir los ojos y a salir de ese INFIERNO, y como podrás comprobar por la gran cantidad de comentarios, se está cumpliendo ese cometido con creces. Cientos de personas me han agradecido personalmente el haberles ayudado a ver la realidad y a salir del horror que era estar con su ex pareja tóxica.

    De manera que si formas parte de ese grupo especial de personas con TLP a la que no se le aplican estas características, te doy la enhorabuena y te invito a que visites otro tipo de webs mas acordes con tu manera de ver estas situaciones.

Rafa · 26 agosto, 2020 a las 8:34 pm

Hola a todos, recientemente mi pareja me terminó la relación de casi un año, estaba todo muy bien y tenemos muchas cosas especiales en común que son sobre cualquier TLP que ella pueda tener. Tuvo una recaída del mismo borderline y de un día al otro me llamo por teléfono diciéndome que no quiere tener pareja 😥 … Sin imaginar que fuera a ser así … Le mencioné que quiero apoyarle , ver si nos damos un tiempo o ver si pasamos juntos esto , le expliqué que prefiero pasar con ella que estar separados … No hay respuesta … Está completamente bloqueada y más bien me trata como una persona ajena y finalmente ya no me contesta ni desea seguir hablando … Lo único que entiendo es que no quiere hacerme daño … Uno ya llega a pensar un montón de otras cosas pero en si es algo tan simple como una recaída y una desicion de ella de no tener pareja es lo que me ha dicho …. Tenemos una conexión especial pero parece que no es suficiente con su bajón … Ayuda porfa que me recomiendan … Mantengo la esperanza ? Espero ? Insisto ? Confío en que volveremos ? … Yo también sufro de ansiedad y estar pendiente todo el rato que hacer es nocivo , pero si la quiero

    David · 29 agosto, 2020 a las 8:38 pm

    Hola Rafa.

    Tener de pareja a un TLP tiene peligrosas contraindicaciones. Una de ellas es esta, que de la noche a la mañana pueden decidir que ya no quieren estar contigo. Lo hacen incluso cuando hay matrimonios con hijos de por medio. Es imposible tener paz en medio de una relación tan inestable, cuando no sabes qué esperar a cada momento. Puedes esperar el tiempo que consideres, pero valora y sopesa bien si te merece la pena pasar por estos momentos tan amargos, ya que muy probablemente no será la última vez que los sufras con ella.

Bur · 10 septiembre, 2020 a las 3:19 am

En esta página la descripción de una pareja borderline es acertada.

En mi caso élla no lo reconoce. Está diagnosticada por varias psiquiatras, uno de éllos probablemente el mayor especialista del país. Sus síntomas ira terrible, vacío, inestabilidad, idealización y devaluación, episodios micropsicóticos y disociativos, suspicacia, abandono repetido sin motivo justificado.

Ahora élla quiere el divorcio después de varias veces que ha abandonado el hogar y pidió el divorcio. Ya humanamente no puedo hacer más por élla. Me he gastado casi todos los ahorros en psiquiatras y en psicólogos.

Sería casi tautológico añadir algo más a lo que este artículo describe.

La devastación que es vivir con alguien así solamente lo saben quien lo vive. Me siento traicionado, me ha humillado tantas veces, denigrado como hombre y marido, sacar en algunos momentos lo peor de mí, me ha insultado los peores insultos que jamás escuché hacia mí, golpeado, mirado con odio, pasar vergüenza ajena con sus comportamientos, perder amistades, llorar como nunca, casi me ha destruido como persona.

Todos los problemas que élla cree tener son culpa de los otros, de sus padres, de mí, de sus compañeros de trabajo, del carnicero.

Sabe hacer daño donde más duele, recriminándote de manera repetida cosas del pasado que no tienen nada que ver con el problema que en un momento dado tenéis. No se puede razonar. Aunque la muestres las evidencias más notorias élla nunca reconoce su error y la culpa es siempre tuya.

Insulta a tus padres cuando le da la gana, destruye compromisos, toma y deja la medicación cuando quiere, no tiene voluntad para recuperarse, suele descuidarse físicamente y te echa la culpa de éllo.

Llevo cinco años casado y ya no se puede más. Estoy en la fase de culpabilidad pensando qué hice para que se sienta así por mi causa pero sé que es por su trastorno. También estoy en la fase dependencia.

Una de las cosas que más me sorprende es la indiferencia que muestra cuando te abandona. Como si lo bueno que hubiéramos vivenciado no significara nada y la rapidez para hablarme que ahora me ama y después no, que ahora soy maravilloso y después no, que ahora quiere estar toda la vida conmigo y después no. Cuando estás fastidiado por algún problema incluso de salud, te echa la culpa de ese problema. Me da pena y me siento responsable por élla pero es su decisión y no puedo hacer nada para que quiera recuperarse.

Lo que siento es haberme casado con élla. Pensaba que con el tiempo se iría recuperando con voluntad también pero no acepta su problema.

    David · 17 septiembre, 2020 a las 8:22 pm

    Hola Bur.

    Te agradezco tu valioso testimonio. Entiendo perfectamente todo lo que relatas. Solamente los que hemos vivido ese infierno sabemos realmente como se sufre. Algunos terapeutas a los que acudí en su dia, supe perfectamente que no eran conscientes de la magnitud del daño que hace esta gente.

    Coincido plenamente contigo en esa capacidad que tienen de dañar, de hablarte con mirada de odio, de ir a por tu punto más debil para generarte el mayor dolor posible.

    Por otro lado, tienes razon en que la capacidad para hacerte a un lado sin miramientos es asombrosa, cuando ayer te estaban jurando amor eterno. Es por eso que comprendí que sus palabras, aunque sean expertos en decirlas con tanta intensidad SON COMPLETAMENTE FALSAS, SOLO SON PALABRAS VACÍAS.

    No debes sentirte culpable, tu no provocaste su enfermedad, de hecho lo diste todo por ayudarla. Como siempre, la unica manera de salir es alejandote de ellos y preocupandote por tu propia salud mental. No van a cambiar pero a tí te llevan a los peores infiernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!