Si estas interesado en recibir asesoramiento personalizado sobre tu caso, necesitas recibir apoyo, o simplemente sientes el deseo de compartir tu situación con alguien que sea capaz de entenderte, puedes pornerte en contacto conmigo a través de esta dirección:

 

contacto@stoprelacionestoxicas.com

 

Mi nombre es David y en el pasado he tenido varias relaciones tóxicas. Sin embargo, dos de ellas fueron las más significativas a nivel psicológico. La primera fue con una persona borderline o TLP, la segunda con una persona con trastorno narcisista de la personalidad.

 

Siempre he necesitado encontrar la explicación a los comportamientos de la gente que tenía influencia en mi vida. Cuando descubrí y sufrí lo que significaba tener a este tipo de personas en tu zona íntima, tomé la decisión de investigar todo el material posible a mi alcance. Quería saber hasta el último detalle por qué se comportaban de esa manera, que había dentro de su cabeza para tener ese tipo de relaciones y por qué eran tan sumamente dañinos.

Por el camino visité a varios terapeutas, pero en varias ocasiones tuve la sensación  de que no me comprendían. No eran capaces de ponerse en mi lugar porque no habían vivido en sus propias carnes el dolor que supone estar en una de estas relaciones. Habían estudiado cada tipo de trastorno en la universidad, pero no habían sufrido sus efectos de primera mano. Me sentía incomprendido por ellos y por mi círculo cercano.

De manera que no cesé en mi búsqueda, hasta que entendí a fondo sus motivaciones, pensamientos, necesidades, miedos y deseos. Fue entonces cuando comprendí su lógica y su modo de actuar. Esto me llevó a analizarme a mí mismo y a reconocer que características de mi personalidad me habían hecho topar con el mismo tipo de persona una y otra vez.

 

Una vez que comprendí todo esto lo vi tan claro como una gota de agua. Sin embargo esto no ocurrió hasta siete años después y una decena de parejas de diferentes tipos.

 

Si te encuentras aún enganchado con tu pareja tóxica, si estás a punto de dejarla pero te faltan fuerzas, si la acabas de dejar pero te falta fortaleza para mantener el contacto 0, o si ya la dejaste atrás pero aún sigues añorandola, puedo ayudarte.

Yo lo viví hace ya muchos años, lo superé y no hay día que no me alegre de haber tomado aquella decisión. Tuve que hacerlo con escasa ayuda, mi familia me apoyó pero no sabían nada de psicología. Una mano experimentada me hubiera evitado mucho sufrimiento, esta es la mano que te ofrezco ahora, una mano amiga en estos momentos tan difíciles.

 

Bienvenido a tu zona segura, stop relaciones tóxicas.

Un abrazo.

 

David C.

error: Content is protected !!