A estas alturas todos hemos oído hablar del famoso contacto 0. Se supone que es lo que debemos hacer después de haber salido de una relación conflictiva, cerrar todas las puertas de comunicación con aquella persona con la que tuvimos una relación tan intensa, y a la vez tan dañina para nosotros.

 

En la web hay cientos de artículos y vídeos donde se detalla cómo y de qué manera se debe realizar este tipo de bloqueo.

Desde mi punto de vista, estoy completamente de acuerdo en que, aplicado de manera estricta, es la forma más eficaz para dejar atrás una relación tóxica, pasar página y seguir cuanto antes con nuestra vida.

 

Sin embargo muchos de vosotros me habéis escrito comentando que aunque habéis aplicado el contacto 0, os seguís encontrando con sentimientos de culpabilidad, dudas, etc.

 

Ser capaz de cortar con tu ex pareja tóxica y además aplicar el contacto 0 con ella tiene muchísimo mérito. Pero generalmente, la relación ya habrá dejado una huella en nosotros y es necesario algo más que cerrarle todas las vías de comunicación a esa persona para poder pasar página definitivamente.

Si te encuentras en esa fase en la que tu ex pareja ya no está presente en tu vida, pero aún así sigues recordándola cada día, dudando en si deberías volver con ella y creyendo que nunca volverás a querer a nadie de la misma manera, este artículo está escrito para ti.

 

Aquí tienes una lista de pensamientos típicos que suelen rondar la cabeza de manera obsesiva después de haber establecido el contacto 0 y que debemos aprender a manejar para avanzar cuanto antes.

 

Tienes que ser consciente de que en esta fase todavía te encuentras vulnerable.

Muchos de los pensamientos y creencias que tienes en este momento son absolutamente irracionales y producto de haber estado en contacto con una persona abusiva.

 

1.- NO VOY A ENCONTRAR A NADIE TAN ESPECIAL

Este es el pensamiento central que nos hace permanecer en relaciones abusivas. La creencia de que hemos encontrado a una persona “especial” y no debemos dejarla marchar ya que será muy difícil encontrar a alguien así.

Déjame que te diga que he conocido a personas extraordinarias después de haber cortado con mi ex pareja tóxica. Con algunas he compartido más tiempo que con otras pero ha sido gente que me han aportado muchísimo y con las que he vivido experiencias increíbles.

Nada de esto hubiera sido posible si yo no hubiera sido capaz de acabar aquella relación dañina en su día.

 

¿Qué es lo que te separa de poder vivir nuevas experiencias y conocer a gente que merezca la pena? La negativa a encarar el dolor.

 

Como dice el refrán, preferimos “malo conocido a bueno por conocer”. En el caso de las relaciones tóxicas, esto resulta fatal, ya que no solamente nos estamos privando de conocer a personas sanas, sino que además nuestra autoestima se irá destruyendo cada día.

Piensa por un momento que tuvieras la seguridad de que vas a encontrar a nuevas personas con las que puedas tener una relación satisfactoria. ¿De verdad permanecerías al lado de alguien que te maltrata?

 

2.- LA CULPA DE QUE LA RELACION NO FUNCIONARA ES MÍA

Casualmente, siempre que he topado con una personalidad abusiva, me he sorprendido teniendo este pensamiento:

 

“La culpa de que la relación no funcione es mía, yo no estoy accediendo a sus demandas que son completamente legítimas. Ella es una persona que merece mucho la pena, por lo que si yo no accedo a esas demandas, rápidamente otra persona lo hará y yo perderé el privilegio de estar con ella.”

 

La realidad es que este tipo de personas solamente buscan satisfacer sus propias necesidades, mientras que las tuyas nunca importan. Cualquier persona que se involucre con ellas acabará en el mismo estado que tú.

La “idea” de que hay gran cantidad de pretendientes ahí fuera deseando satisfacer sus necesidades es completamente falsa. Nadie quiere estar con alguien que solamente se preocupa en cubrir sus propias necesidades. Ese tipo de relación nunca perdura en el tiempo.

La prueba es que van saltando de relación en relación “quemando” a las parejas que se aventuran a estar con ellos. Tras el enamoramiento inicial tan intenso en el que son expertos para crear el enganche, uno se encuentra siempre dando y dando, recibiendo muy poco a cambio.

No te engañes. No eres una persona defectuosa como te ha querido hacer creer. Simplemente quería convencerte de ello para poder abusar de ti.

 

3.- SI VUELVO QUIZÁ LO PODAMOS ARREGLAR

Con el paso del tiempo después de la ruptura, comienza la melancolía. Nuestro cerebro es experto en magnificar los buenos momentos mientras que una especie de amnesia selectiva parece quitar importancia a los malos.

 

Es por esto por lo que recomiendo llevar un diario de sentimientos mientras os encontrais en este tipo de relación. Escribir cada día sobre como os sentís con esa persona os ayudará en el futuro cuando ella ya no esté presente y la añoréis de manera irracional.

Este tipo de pensamientos hará que te parezca buena idea volver con tu pareja tóxica creyendo que esta vez lo podréis “arreglar”.

Es decisión tuya volver a una relación abusiva. Yo lo hice en su día, y con el tiempo entendí que necesité volver para alcanzar definitivamente el punto de no retorno.

 

Volver a este tipo de relación, en el 99% de los casos resulta en una intensa luna de miel inicial, tras la cual se vuelve rápidamente a la misma dinámica de siempre.

 

El resultado es una pérdida importante de recursos, tiempo y energía, así como una nueva devaluación de nuestra persona. No olvides que estarás regresando al lado de una persona que no te valora y abusa de ti. Obviamente esto no es bueno para tu amor propio ni tu autoestima.

 

Generalmente esto solamente sirve para perder varios meses y mucho esfuerzo.

 

Piensa que en ese tiempo puedes estar rehaciendo tu vida y pasando página, pero dependiendo de tu personalidad, quizá necesites intentarlo “una vez más” para agotar todas las posibilidades y entender a nivel interno que es imposible tener una relación funcional con esa persona.

La decisión depende de ti, pero si lo haces, recuerda, estás avisado.

 

 

4.- HA PODIDO CAMBIAR MIENTRAS ESTABAMOS SEPARADOS

Siento decirte que es muy difícil que una personalidad tóxica cambie de la noche a la mañana.

 

Las creencias de una persona dependen de la forma en que se les ha educado, así como de experiencias durante muchos años de vida.

Si has tenido un tipo de educación donde fuiste maltratado física o psicológicamente, o simplemente no te enseñaron a respetar y empatizar con los demás, va a ser muy difícil que un día de repente tu cabeza cambie y empieces a considerar que los demás también son importantes.

 

De la misma manera si sufriste una circunstancia traumática en tu vida y ello te ha llevado a tener un comportamiento tóxico hacia las personas que te rodean, es muy complicado que cambies tu conducta de buenas a primeras ya que este hecho habrá quedado grabado a fuego en tu mente.

Desde luego que todos hemos podido tener la mala suerte de sufrir una de estas situaciones (o ambas) a lo largo de nuestra vida.

 

Sin embargo, y una vez que somos personas adultas, todos adquirimos la capacidad de autoanalizarnos a nosotros mismos y de desarrollarnos personalmente.

La psicología ya no es el privilegio de unos pocos. A día de hoy existe infinidad de información sobre desarrollo personal y las terapias son cada vez más accesibles a todos los públicos.

Sin embargo, este tipo de personalidades tóxicas, rara vez reconocerán que tienen un problema o que deban trabajarse. Su pilar central es que su actitud es correcta y eres tú el que está equivocado (narcisismo).

Partiendo de esta premisa es casi imposible que vayan a dedicar tiempo en evolucionar ya que el primer paso para ello es reconocer que tienes algo que mejorar.

Aún así, en el caso de que lo hicieran (y suelen prometerlo si quieren que vuelvas con ellos), no te dejes engañar. Como he mencionado antes, este tipo de patrones está profundamente arraigado en su mente, y es tremendamente costoso que eso cambie. Se necesitan años de terapia y mucho esfuerzo personal para cambiar a una personalidad sana y equilibrada.

 

Por muy enamorado que estés de tu ex pareja tóxica, sinceramente no creo que te vaya a compensar estar ahí durante todo ese tiempo.

 

 

5.- LO HEMOS DEJADO PERO ME SIGUE QUERIENDO

Te quiero. Esas dos palabras…solamente son dos palabras pero pueden mover montañas.

Los manipuladores emocionales lo saben muy bien y lo utilizarán adecuadamente para hacerte dudar de tu decisión al alejarte de ellos.

 

Decir “Te quiero” a alguien sin sentirlo de verdad es muy fácil. Sobre todo si estás acostumbrado a mentir.

 

Te lo dirán mirandote a los ojos y jurarás que lo están sintiendo con toda su alma.

Pero lamento decirte que una persona que de verdad te quiere nunca te haría daño a propósito. Una persona que te quiere no te pega ni te maltrata, ni te amenaza o te manipula.

Generalmente este “Te quiero” se traduce más bien en algo así:

«Me vienes bien porque contigo cubro mis necesidades, y por tanto me interesa tenerte cerca. Pero si tienes un problema o necesitas mi ayuda, yo no voy a estar allí para ti».

Un «te quiero» de verdad se acompaña con actos. Se demuestra cada día. Una persona que es capaz de retroceder puntualmente para no dañarte, que podría en ocasiones hacerte daño pero elige no hacertelo, que te cuida cuando lo necesitas, que siente compasión por tí…es una persona que te quiere de verdad.

 

Una persona que dice quererte pero no te ayuda ni está ahí cuando la necesitas, lamento decírtelo pero no te quiere lo mas mínimo. No pierdas ni un minuto con ella.

 

6.- DISCULPAR LAS ACCIONES DEL OTRO “SOLO NECESITA CARIÑO”

Generalmente, las personas tóxicas han tenido una vida complicada, a raíz de lo cual se han hecho seres dañinas. Algunas han evolucionado y se han convertido en mejores compañeros y otras con el tiempo solamente han aprendido a manipular y a dañar de manera más eficaz.

 

Me costó mucho entender que no era mi tarea “arreglar” la vida de estas personas. Si tienes el síndrome del salvador y te dedicas a rescatar a almas descarriadas que acaban siendo tu pareja, entonces tenemos trabajo que hacer.

 

La experiencia me ha demostrado que nadie va a cambiar si no quiere cambiar.

 

Puedes dedicar tu vida en exclusivo para ayudar a esa persona (con tu consecuente deterioro), y si ella no está dispuesta a mejorar, lo único que conseguirás será perderte a ti mismo mientras que tu pareja permanece igual.

 

Una persona que te pega, te insulta, rebaja tu autoestima, te chantajea emocionalmente, simplemente no tiene que estar en tu vida. Punto.

No caigas en el error de creer que solamente es una alguien dañada que necesita cariño. No caigas en el error de creer que tu conseguirás sanarla con tu amor.

Una persona que es capaz de atacarte de esa manera está a años luz de poder tener una relación funcional, por mucho que te empeñes en ayudarlos.

Como he dicho antes, este tipo de patrones se forjan en la infancia y a lo largo de años de vida, y es muy difícil que tu vayas a poder modificarlos. Incluso para un terapeuta son necesarios años de trabajo y mucho esfuerzo por parte de la persona implicada.

 

Si disculpas esas acciones contra ti y las pasa por alto, estás vendiendo tu dignidad como ser humano, y te advierto que si lo haces, vas a pagar un precio muy alto. Perderte a ti mismo como persona.

 

Piensa si de verdad estar con tu ex pareja merece tanto la pena como para perderte a ti mismo.

Si insultas o maltratas a alguien y no eres consciente del daño que haces, bien, entonces tienes un problema y tienes que solucionarlo tú mismo. Vivimos en una sociedad donde se respeta a cada ser humano como persona y tenemos unos derechos innegables y universales. Si tu manera de ser vulnera los derechos de los demás, deberías plantearte buscar ayuda.

 

7.- EL SEXO ERA INCREÍBLE

Siento decirte que en el 99% de las relaciones tóxicas el sexo es increíble.

Respóndeme a una pegunta, ¿te comerías un plato que engordara muchísimo si el sabor fuese pésimo?

 

Obviamente no.

 

Te comes un plato que engorda porque está buenísimo. Sacrificas el efecto negativo que tiene en ti a medio plazo el hecho de comerte ese plato, porque te produce gran satisfacción saborearlo mientras te lo comes.

 

En las relaciones ocurre lo mismo. Realmente tu SABES que esa persona no te hace bien, SABES que estar con ella te hace daño a medio plazo, pero la satisfacción que te produce acostarte con ella te hace olvidar ese daño (aun así, acaba llegando, vaya que si llega).

Nadie estaría con una persona que le manipula, abusa de ella y le daña si no hubiese cierta satisfacción en estar con ella. Como dice Marc Renton en Trainspotting para justificar por qué tomaban heroína “después de todo no somos gilipollas, o al menos no tan gilipollas”.

 

Esta satisfacción la suelen proyectar en nosotros con una gran intensidad emocional, y proporcionando sexo increíble.

Esto genera adicción y lo saben muy bien. Al contrario de una pareja sana donde se comparte el momento y se disfruta como un regalo mutuo, ellos lo utilizan como una droga para manipularte y que permanezcas enganchado a ellos.

Siguiendo con el ejemplo anterior, en Trainspotting describen los efectos de la heroína como el mayor subidón que existe. Obviamente sus efectos secundarios son bien conocidos y seguro que no querrás tomarla (recuerda como terminaba el pobre de Tommy en la película).

 

Pues en el sexo con personas tóxicas ocurre lo mismo. Puede ser tremendamente placentero en el momento, pero con unas contraindicaciones muy perjudiciales para ti. Solamente tú decides si quieres regresar a ese mundo oscuro.

 

8.- PREFIERO ESTAR EN UNA RELACIÓN TÓXICA A ESTAR SOL@

Cuando me encontraba dudando si seguir con mi pareja TLP, me encontraba tan nublado que me parecía una opción válida seguir con ella toda la vida, pese a que cada día era un infierno. Teníamos una inestabilidad tremenda, ataques de ira, discusiones hasta altas horas de la madrugada…una relación totalmente disfuncional.

 

Y sin embargo me planteaba seriamente resignarme a esa dinámica con tal de seguir con ella, pese a que a veces me sentía tremendamente solo.

A día de hoy aún siento escalofríos pensando en aquello. Gracias a dios, fui capaz de salir de aquel agujero negro que drenaba toda mi vitalidad y mi energía, todo lo positivo que tengo como persona.

 

Si has visto la película Come, reza, ama (Eat, pray, love), hay una escena al comienzo donde el marido de Julia Roberts le propone que sigan siempre juntos a pesar de ser ambos infelices.

Me llamó la atención el hecho de que en determinados momentos, puede parecer una buena idea. Al fin y al cabo, te evitas separarte de esa persona que te proporciona placer (aunque sea mezclado con mucho dolor).

 

En cambio, acaban terminando la relación y Julia Roberts (Elizabeth Gilbert) comprueba que hay todo un mundo nuevo fuera que descubrir, y que hubiese sido un tremendo error permanecer estancada en aquella situación.

 

Cuando estamos enamorados de una persona, es como si contempláramos el mundo a través del ojo de una cerradura. Estamos tan centrados en esa relación que nos pasa por alto la cantidad de experiencias gratificantes que podemos vivir desde nuestra independencia.

 

Después de superar aquella relación tuve que comenzar desde 0, pero hoy, varios años después puedo decir que fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. He podido desarrollarme como persona más de lo que hubiera podido imaginar, ayudo a personas que se encuentran en la misma situación, he realizado muchos viajes de introspección y he conocido a grandes compañeros por el camino. Me he convertido en una persona nueva y plena.

 

El precio que tuve que pagar para llegar hasta aquí comenzó por una decisión difícil, dejar atrás aquella relación y dirigir la mirada hacia delante..

 

Hazte a ti mismo esta pregunta ¿Quieres seguir estancado en esa relación disfuncional o quieres avanzar, conocer gente estupenda y desarrollarte como persona?

 

La decisión es tuya y solo tuya. Elige bien porque vida solo tenemos una.

 

9.- HE CORTADO LA RELACIÓN PERO NO CONSIGO AVANZAR

Como siempre digo, dejar atrás a una persona de la que estás “enganchado” es una lucha (a veces encarnizada) entre razón y emoción.

La emoción es muy poderosa. Pese a que hayamos alcanzado el punto de no retorno, nuestra mente nos jugará malas pasadas suplicándonos que volvamos a esa persona con tal de sentir de nuevo aquellas emociones tan intensas.

 

Es probable que te levantes algunos días convencidísimo de que has hecho lo correcto al romper, y al día siguiente estés llorando su ausencia.

 

Tienes que persistir en tu decisión. El cerebro tarda un tiempo en reconfigurarse y adaptarse a la nueva situación. En mi caso, siempre que había tenido una ruptura, preparaba un calendario en mi habitación y cada día que pasaba lo tachaba con gran satisfacción.

 

Cada día que transcurre, estás un poquito más cerca de llegar a tu libertad. Habrá días sobre todo al principio que te cuesten horrores, pero acabarán pasando, acabarás tachándolos en tu calendario y le irás ganando terreno a los recuerdos.

Al principio te resultará muy difícil vencer el deseo de llamar a tu ex por teléfono. Una avalancha de sentimientos te impulsará a contactar con el/ella.

El resistir este impulso es algo que puedes entrenar (como un músculo). Pospón ese deseo durante el tiempo que te sea posible. En los primeros días a todos nos ha ocurrido, hemos caído en la tentación y hemos llamado por teléfono (esto nunca hará que te sientas mejor, sino todo lo contrario).

 

Ve aumentando según tus posibilidades ese tiempo que tardas en contactar. De minutos a horas, días, semanas… Te darás cuenta de que cada vez te resulta más fácil posponer esa sensación de urgencia, hasta que llegará el día en que directamente ya no sientas la necesidad de contactar.

Haré aquí un spoiler sobre este tema, las respuestas que necesitas no las tiene tu ex pareja, las tienes tú dentro de ti. No necesitas ninguna respuesta por su parte, puesto que ya te las proporcionó todas mientras estabas con ella.

 

Las acciones hablan más alto que cualquier palabra. Sus acciones te mostraron cómo era esa persona en realidad.

 

Una vez que haya transcurrido cierto tiempo donde el dolor que sientes por la ruptura ha llegado a ser manejable, entonces estarás en condiciones de moverte al siguiente paso dentro de este proceso. Mirar hacia adentro y analizar qué es lo que ha hecho que te involucraras en una relación abusiva.

Se trata de tomar parte activa en tu recuperación, aceptar la parte de responsabilidad que te corresponde y aprovechar la situación para desarrollarte como persona.

 

Te lo cuento en la segunda parte que publicaré próximamente.

 

 

*****

 

 

Y por lo que más quieras, ¡¡permanece en contacto 0!!. Nada de lo que te he contado aquí servirá de nada si no logras permanecer sin noticias de tu ex pareja.

Que no se te ocurra la feliz idea de escribir a tu ex diciendo que le/la echas de menos durante una noche de borrachera o cuando sufras un bajón.

En el momento que hagas el mínimo contacto con ella, retrocederás todo lo que te ha costado avanzar tan duramente y tendrás que comenzar de nuevo.

 

 

No le des ese poder y mantente fuerte en tu contacto 0.

 

 

 

Nos vemos pronto.

 

¡Un abrazo!

 

David C.

 

 

 


35 commentarios

Luis · 16 octubre, 2019 a las 7:24 pm

David, gracias por el artículo. Es muy bueno y ayuda mucho, especialmente a los que nos encontramos en esta etapa. En mi caso, hace 3 meses que estoy en contacto cero con mi ex pareja tóxica pero sigo muy traumado, débil, confundido y con muchísima desesperanza de cara al futuro.

Creo que tengo un problema y es que no sé estar sin pareja, pero he decidido afrontarlo y encarar un proceso de crecimiento personal. ¿Tú crees que en algún momento podré conocer a otra persona y ser feliz? el sexo y la intensidad de mi ex eran increíbles, tengo mucha confusión en mi cabeza y a veces mucha culpa, supo manipularme muy bien para hacerme sentir culpa.

Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    David · 16 octubre, 2019 a las 7:37 pm

    Hola Luis. Me alegra que el artículo te haya ayudado.

    Es normal que después de una relación tóxica tengas esos sentimientos. Tienes que darte tiempo ya que esto no va a ser siempre así (aunque ahora te parezca que si).

    Ya has avanzado mucho si has logrado mantener el contacto 0 con esa persona y además has reconocido que tienes dificultades para permanecer sin pareja. Decidir afrontarlo y tomar las riendas es un paso importantísimo y te aseguro que si perseveras te conocerás mucho más a ti mismo. Yo con el tiempo acabé agradeciendo a mi ex pareja tóxica el haberme forzado a realizar todo ese camino de autodescubrimiento.

    Si quieres atraer a una persona que sea alegre, cariñosa, inteligente, divertida y trabajada, entonces debes trabajarte a tí mismo y convertirte en el equivalente masculino. Que esa sea tu motivación para avanzar. Hay muchísima gente ahí fuera que merece la pena, te lo aseguro. Pero las personas que alcanzan un nivel de desarrollo emocional alto, son atraidas por personas con un nivel similar, por lo que para entrar en esa «liga», hay que entrenarse mucho, pero creeme que será de las mejores inversiones que hagas en tu vida. No es por conocer a alguien, es mejorarte a tí mismo. Como efecto secundario de mejorarte a tí mismo, habrá personas interesantes que se fijen en tí.

    En cuanto al tema del sexo, ya lo comento en el artículo. Puede ser muy intenso pero siempre tendrá un objetivo y es manipularte a través de el. No hace falta estar con una persona tóxica para disfrutar de relaciones sexuales placenteras.

    Un abrazo Luis.

    David.

Carmen · 23 noviembre, 2019 a las 5:27 pm

Hola David!. Me encanta tu web, tu forma de expresarte y escribir. Me ha servido de apoyo en este último año. Pero he recaído… Hace dos días quedé con mi ex y me planteo volver… Quemar el último cartucho. Llevaba un año sin contacto y ya estaba en otra relación. Pero echándole mucho de menos, por eso releía y releía tu blog. Hoy ante tanta confusión, he visto lo del apego ansioso, no lo conocía, y me cuadran bastantes cosas. Pero tengo la sensación de q debo intentarlo una vez más, estoy hecha un lío. Ha sido una relación tóxica de libro, pero sí q creo q está enamorado de mí y yo sé q yo también, no me lo quito de la cabeza y tengo pavor a perderle para siempre. En q fase estoy? Es normal después de tanto tiempo volver? Ha veces creo q la persona tóxica soy yo.

    David · 25 noviembre, 2019 a las 12:21 am

    Hola Carmen. Me alegro de que la web te esté siendo de ayuda.
    Conocer la teoría de los apegos e identificar el tipo de apego que tenemos es importantísimo ya que tiene muchisimas implicaciones a lo largo de nuestra vida amorosa.

    Si tienes un estilo de apego ansioso, debes ser consciente de que en ocasiones, ese miedo a perder a la otra persona y que sea el error de tu vida, es algo totalmente irracional, producto de nuestros miedos internos.

    Voy a contarte que con cada persona que he tenido una relación y me he enamorado de ella, he tenido justo ese mismo miedo. He luchado por la relación cuando ya no quedaba nada por lo que luchar, y el último cartucho resulta que siempre era en realidad el penúltimo. Siempre que me enamoraba estaba convencido de que esa persona era el amor de mi vida y no debía dejarla escapar, pese a que me hiciera muchísimo daño con su comportamiento.

    Esta actitud me llevó a sufrir terriblemente y a entrar en sumideros de recursos donde mi persona acababa mal parada. Por cierto, siempre terminaba conociendo a una nueva persona con el tiempo. De alguna de ellas me volvía a enamorar y volvía a repetir el mismo proceso. Simplemente mi cerebro activaba el apego ansioso cuando daba con una pareja de la que estaba enamorado.

    Probablemente en el futuro conozcas a otra persona de la que te enamores y vuelvas a repetir patrones. Me costó entender que el problema no lo solucionaba regresando por decimotercera vez con mi ex pareja tóxica, sino analizando por qué yo me comportaba de esa manera en cada relación.

    Ahora ha transcurrido un año y probablemente se hayan debilitado los recuerdos negativos y añores los momentos intensos que vivías con el. Por mi experiencia, cuando una relacion ha sido tóxica, hay una pequeña luna de miel al volver, y al cabo de poco tiempo se vuelve a la misma dinámica de antes.

    Solamente tendría sentido que intentases regresar con el si ambos habeis realizado un trabajo interior durante este tiempo, en el que habeis sido conscientes de qué factores eran los que hacían la relacion tóxica. Y si estais dispuestos a comprometeros seriamente en que no se repita la dinamica anterior.

    Pero esto es infrecuente en una persona con patrones tóxicos ya que suelen siempre culpar a los demas y tener una actitud narcisista que imposibilita el analisis interior y el desarrollo personal.

    Como experiencia personal, te diré que yo he necesitado regresar con varias parejas que tuve donde la relacion fue toxica. Ninguna de ellas volvió a funcionar, pero me alegré de haberlo hecho porque así eliminé la duda que me atormentaba, y supe que era imposible tener una relacion sana con esa persona.
    Pero pagué un precio, gasté muchos recursos, tiempo y energía con una persona que en realidad no merecia la pena y que no tenia que haber dejado entrar en mi vida.

    Es una decision tuya, tomes el camino que tomes, hazlo de manera consciente y sabiendo donde pisas y en que direccion quieres avanzar.

    Un abrazo Carmen!

    David C.

      carmen · 11 diciembre, 2019 a las 12:50 pm

      Muchas gracias David, estoy trabajando en ello, analizando bien el porque de esa necesidad de quemar el último cartucho si ya me consideraba en la fase de no retorno. Tengo a todo mi entorno en contra de volver a intentarlo con esa persona y eso me bloquea, siento que voy a tener que dar explicaciones a mucha gente, pero también pienso que ellos me dan consejos para que no vuelva a una relación donde me vieron sufrir, pero de igual forma pienso que mi vida es mía y que si tengo que volver a equivocarme debo decidirlo por mi misma y no por el que dirán. Lo que me resulta curioso de mi comportamiento es que no he sido capaz de decirle a nadie que lo he dejado con mi pareja porque igual quiero volver con mi ex. Todo el mundo se cree que sigo con mi pareja , no me atrevo a decirlo. y no sé en que punto estoy con mi ex, nos hablamos por teléfono como si fuéramos pareja, pero no tenemos ninguna intimidad y tampoco la busco. me siento totalmente confundida.
      Muchas gracias por tu ayuda. te seguiré leyendo.

        Ketnar · 27 enero, 2020 a las 1:15 am

        Buenas Carmen. Uno de tus derechos fundamentales es no tener que seguir consejos. Si estás con una persona y te planteas volver con tu ex es que hay algo que no va. No soy quien para decirte nada, pero cuida de no hacer daño a esa persona con la que estás. Como va la cosa mes y medio después de tu último post?

          carmen · 24 febrero, 2020 a las 5:31 pm

          Hola Ketnar, después de esa tremenda crisis de dudas, lo hablé con mi pareja y me dijo que me entendía y me daba todo el apoyo para superar mi confusión y enganche. Seguimos juntos y yo sigo lidiando con mis bajones, que no son tanto pro volver con él, si no la rabia de cada momento que me ha hecho daño. me sigo enterando de cosas y es doloroso. El tóxico sigue apareciendo intermitentemente con mensajes de amor eterno y yo intento no creerle. estoy asistiendo a sesiones con un psicólogo que me hace ver mis pensamientos deformados y ayudar a canalizar el dolor. Lo recomiendo a todo el mundo.Sigo leyendo y releyendo este blog, es de una gran ayuda y de alguna forma me siento comprendida y acompañada. No todo el mundo entiende en enganche hacía una persona tóxica alargado en el tiempo y con la vida supuestamente rehecha.

Alexia · 21 enero, 2020 a las 12:20 pm

Por suerte y por desgracia, cada uno de tus post son de manual. Es literalmente lo que sucede en una relación tóxica. Y lo increíble es que cuando estamos inmersos no nos damos cuenta. Estamos ciegos y parece que somos otras personas diferentes. Me gustaría hacer referencia a cada uno de los puntos que planteas:
1. Es increíble cómo he llegado a pensar muchas veces que no encontraría a alguien mejor. Pues qué poco me quería no?
2. A veces, después de casi 6 meses, aún me sigo preguntando si podía haber hecho algo más. Y la respuesta la he encontrado: Podría haber seguido aguantando desplantes, malas palabras, manipulación…y vete a saber qué más podría haber venido.
3. En mi caso lo dejamos y volvimos cientos de veces en muy poco tiempo. Yo vivía inmersa en una ruleta rusa, donde para mí ya era normal saber que por la mañana cortábamos para volver a la noche. Esto se había convertido en lo normal. No tenía nada ninguna credibilidad y lo peor, es que no sabía ya cómo salir de este bucle y cortar de una vez por todas.
4. Siempre prometen y juran que van a cambiar, pero ese cambio dura un par de horas. Donde son personas encantadoras pero no es la realidad. Son personas que no saben amar porque nunca han sido amadas. Pero eso no lo justifica. Ellos tardan poco en contarte su historia infantil tormentosa para que te apiades de ellos y puedan seguir manipulándote. Estas personas no cambian como bien dices David, porque no creen que exista ninguna necesidad de cambio. Es más, es una la que tiene que cambiar y no ellos. Recuerdo que un día le propuse ir a terapia de pareja y, como yo ya esperaba, me dijo que no lo veía necesario, que sólo era cuestión de poner los 2 de nuestra parte.
5. A ratos te hacen creer que es todo como una película y así es. Una película en una noria donde ahora te llevo al cielo y luego me comporto como un desgraciado. Decir te quiero no tiene valor. Lo que importan son los hechos.
6. Justificar a este tipo de personas es el factor común en todas las relaciones tóxicas. Si esa persona necesita cariño, yo también. Y de calidad….
7. El enganche inexplicable….todo por un poco de sexo? todo por un poco de cariño? Hay cosas que no están compensadas. Nadie merecemos migajas. Sino una relación completa y buena en todos los aspectos.
8. A veces una cree que no tiene nada que perder. Y es mentira, puedes perder mucho más de lo que imaginas. Lo primero es amarte a ti mismx.
9. Muchas veces he sentido que no avanzaba pero también es mentira. Bajones tenemos todos, pero cada día que pasa que te mantienes firme en esa decisión es un logro. Y ya no tiene que haber vuelta atrás, porque al igual que David, afirmo que es lo mejor que podía haber hecho. Y estas certezas sólo te las da el tiempo y un poco de tu esfuerzo. La paciencia también forma parte de este proceso.

    David · 23 enero, 2020 a las 11:37 am

    Hola Alexia, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Voy a responder a cada uno de los puntos que expones ya que has comentado temas muy interesantes:

    1. Es increíble cómo he llegado a pensar muchas veces que no encontraría a alguien mejor. Pues qué poco me quería no?.

    Creo que todos hemos tenido este pensamiento dentro de la relación tóxica, despues de todo, si creyeramos que podemos encontrar a alguien mejor, no nos quedaríamos ahí. Sin embargo, esta creencia viene alimentada por la máscara de la persona tóxica. Parecen seres superiores y los demás a su lado son aburridos. Pero cuando rascas un poquito, debajo de esa máscara lo que hay es una persona dañada y que daña.

    2. A veces, después de casi 6 meses, aún me sigo preguntando si podía haber hecho algo más. Y la respuesta la he encontrado: Podría haber seguido aguantando desplantes, malas palabras, manipulación…y vete a saber qué más podría haber venido.

    Exactamente. Yo también tenía este pensamiento, hasta que comprendí que esa dinámica nunca hubiera cesado, que no era problema de que yo no fuese lo suficientemente bueno. Que cualquiera que se involucrara con ella iba a terminar igual. No era cuestión de mi actitud, sino de sus carencias.

    3. En mi caso lo dejamos y volvimos cientos de veces en muy poco tiempo. Yo vivía inmersa en una ruleta rusa, donde para mí ya era normal saber que por la mañana cortábamos para volver a la noche. Esto se había convertido en lo normal. No tenía nada ninguna credibilidad y lo peor, es que no sabía ya cómo salir de este bucle y cortar de una vez por todas.

    Es frecuente caer en estos ciclos. El peligro es normalizarlos e integrarlos en la dinámica de la relación. Son el reflejo de estar con una persona disfuncional.

    4. Siempre prometen y juran que van a cambiar, pero ese cambio dura un par de horas. Donde son personas encantadoras pero no es la realidad. Son personas que no saben amar porque nunca han sido amadas. Pero eso no lo justifica. Ellos tardan poco en contarte su historia infantil tormentosa para que te apiades de ellos y puedan seguir manipulándote. Estas personas no cambian como bien dices David, porque no creen que exista ninguna necesidad de cambio. Es más, es una la que tiene que cambiar y no ellos. Recuerdo que un día le propuse ir a terapia de pareja y, como yo ya esperaba, me dijo que no lo veía necesario, que sólo era cuestión de poner los 2 de nuestra parte.

    Exactamente, yo fui al psicólogo estando con mi ex pareja TLP y ella me dijo que no pensaba acompañarme. Ella estaba perfectamente, yo era el que tenía el problema. Desgraciadamente para ellos, esto les hará no evolucionar nada durante toda su vida, seguirán con los mismos comportamientos una y otra vez sin aprender nada.

    5. A ratos te hacen creer que es todo como una película y así es. Una película en una noria donde ahora te llevo al cielo y luego me comporto como un desgraciado. Decir te quiero no tiene valor. Lo que importan son los hechos.

    Son muy listos, y cuando ven que han tensado mucho la cuerda y te puedes marchar, la aflojan un poquito para que te quedes. Tremendamente tóxico.

    6. Justificar a este tipo de personas es el factor común en todas las relaciones tóxicas. Si esa persona necesita cariño, yo también. Y de calidad….

    Tener amoro propio y poner nuestra dignidad por encima de estar en una relación es primordial para cortar con ellos. Aspirar a una relación bidireccional en la que ambos miembros satisfacen sus necesidades mutuamente, y no en una sola dirección.

    7. El enganche inexplicable….todo por un poco de sexo? todo por un poco de cariño? Hay cosas que no están compensadas. Nadie merecemos migajas. Sino una relación completa y buena en todos los aspectos.

    Exacto.

    8. A veces una cree que no tiene nada que perder. Y es mentira, puedes perder mucho más de lo que imaginas. Lo primero es amarte a ti mismx.

    Eso mismo pensé…que es lo peor que puede pasarme? Dejarlo? ROTUNDAMENTE NO. Puedes acabar hundido como persona, con la autoestima por los suelos, con tu percepción anulada, sin amigos, enfermo físicamente…

    9. Muchas veces he sentido que no avanzaba pero también es mentira. Bajones tenemos todos, pero cada día que pasa que te mantienes firme en esa decisión es un logro. Y ya no tiene que haber vuelta atrás, porque al igual que David, afirmo que es lo mejor que podía haber hecho. Y estas certezas sólo te las da el tiempo y un poco de tu esfuerzo. La paciencia también forma parte de este proceso.

    Totalmente de acuerdo. Una vez que estableces el contacto 0, SIEMPRE estas avanzando, siempre. Hay bajones puntuales, pero mientras no caigas en volver a contactarles o dejarles volver a entrar en tu vida (Hoovering), estas yendo hacia delante siempre.

    Muchas gracias por compartir tu historia Alexia, me alegra que hayas tomado consciencia y esa persona sea ya cosa del pasado.

    Un abrazo!

    David C.

Augus · 9 mayo, 2020 a las 11:41 am

Hola David, primeramente me gustaría agradecerte por tus valiosas aportaciones. Realmente exponiendo tus experiencias y conocimientos estás ayudando a muchas personas. En hora buena.

En mi caso personal, estoy ya en la etapa del contacto 0. Decidí cortar la relación durante este confinamiento, después
de soportar tantas mentiras, ataques de ira (con documentos importantes destrozados y objetos personales en la basura), chantajes emocionales y manipulación.

Después de acabar la relación, mi ex pareja hizo triangulación Post-ruptura. Me confesó que comenzó otra relación para aliviar su dolor y que el otro hombre era un paliativo para su alma. Obviamente su relación paliativa llegó a mal puerto e ironicamente me llamó después para jurarme su amor eterno. Desde ese momento me comprometí a comenzar el contacto 0.

Ahora que estoy soltero me siento mucho mejor, con más brillo y ganas de afrontar el presente para construir un mejor futuro. Cuando camino, veo los árboles más verdes y el cielo más azul, pareciera que me quite una venda de los ojos, y que toda la neblina que había en mí se ha disipado. Hay días donde me dan ganas de contactarla pero inmediatamente recuerdo todo el daño que me hizo y controlo mis impulsos.

No es fácil cortar los vínculos traumáticos, pero en mi caso me ha ayudado mucho meditar y hacer ejercicio. Comenzar el contacto 0 es lo más difícil, pero una vez que eres consciente de la toxicidad de tu ex pareja, poco a poco las piezas del puzzle comienzan a embonar. El día de hoy estoy agradecido de haber pasado por esta relación tóxica, ya que mis límites personales se han fortalecido y he visto mis heridas emocionales (ahora estoy en terapia trabajando en sanar). Así que a todos los que leen este comentario, les confirmo que hay una luz al final del túnel y que todo en su vida mejorará.

Te vuelvo a agradecer David y seguiré leyendote.

Un abrazo!

    David · 10 mayo, 2020 a las 10:48 am

    Hola Augus. Muchas gracias por tu comentario. Te entiendo perfectamente en las sensaciones que describes. Yo también he vivido en mis carnes el estar dando un paseo y darme cuenta de como la vida resplandece a nuestro alrededor cuando nos quitamos a una persona tóxica de encima. Todo es mucho más bello y hermoso cuando no tenemos cerca a una persona gris drenando nuestras energías.

    Es a lo que debemos aspirar cuando nos encontramos dentro de una de estas relaciones, es esto que tu describes, la luz al final del túnel. Mientras estamos atrapados e inmersos en la disonancia cognitiva y en su gasligtingh, nos resulta muy dificil darnos cuenta de todo esto. Pero el premio está allí al final, esperándonos, por fin sin la carga de tener al lado a una persona tóxica.

    Te mando un abrazo muy fuerte y te deseo lo mejor.

David · 10 mayo, 2020 a las 1:47 pm

Hola, David.

Me he encontrado, por casualidad, esta publicación y, después de leerla detenidamente, me ha parecido muy acertada y muy consecuente. También me ha hecho pensar mucho sobre mi caso reciente, por mucho que, a todos, lo que nos ocurre nos resulte incomprensible, bien sea por cómo se produce, bien sea por el desenlace brusco y tajante.

Lo dicho, muy buen artículo, estaré pendiente de más cosas que vayas subiendo y que leeré con detenimiento y gusto.

Un abrazo.

Samirap · 13 mayo, 2020 a las 2:15 am

Hola David me ha gustado mucho tu articulo. En febrero del año pasado inicie una relacion con una persona muy toxica. Al principio me parecio una persona increible pero con solo dos semanas de estar juntos ya empezo a dar muestras de maltrato…tras dos episodios fuertes en los que por celos injustificados empezo a golpear paredes y cosas (Aunque yo siempre me revelaba le perdonaba) vino un ultimo episodio en que al enfrentarme una vez mas a el (Me insulto y lo eche de mi casa) intento ahogarme (Paro a tiempo y justo despues de parar me suplico que no contase nada porque se suicidaba) pude salir corriendo de mi casa y meterme en la de los vecinos que llamaron a la policia. Tras eso no le denuncie y no segui los consejos de contacto cero, quedamos al mes siguiente y nos besamos pero yo no volvi porque ya no me sentia segura. Estuvimos hablando durante el verano pero aunque el me llamaba para vernos nunca volvi a verle porque le pedi como condicion que fuese a terapia. El no hizo caso y inicio una relacion con otra persona como castigo en Noviembre y el dia que me entere me llamo para volver. Ahi fue cuando le bloquee en Whatsapp. Pasaron dos meses y el seguia mandandome mensajes de texto normal (Que nunca le conteste) a pesar de estar con ella, lo dejaron en Enero. Siguio escribiendome despues…hasta el 10 de mayo que le bloquee el numero de telefono cuando me dijo que nunca dejo de pensar en mi. A pesar del contacto cero desde Noviembre no puedo olvidarme de el…no estoy mal ni lloro pero pienso en el desde que me levanto hasta que me acuesto….y tambien pienso en que he podido ser su punto de inflexion para que cambie (Ya se que es un error y raramente pasa). El hecho de verle feliz y que otra chica consiga cambiar su conducta me duele…porque yo queria ser feliz con el…porque me pasa esto? Y bueno si nos vamos al tema del sexo era increible..y si me surge el pensamiento de que no encontrare a nadie mas asi…llevo ya casi un año sin pareja porque me siento bien asi y creo que he avanzado mucho personalmente y nadie me ha gustado lo suficiente pero me da miedo que el dia de mañana no me pueda enamorar de alguien otra vez y siga pensando en el. No volveria con el jamas soy muy orgullosa y peleona y esto me ha dolido muchisimo pero nunca me habia pasado el acordarme tanto de una persona. Que puedo hacer? Muchas gracias por el articulo.

    David · 13 mayo, 2020 a las 1:48 pm

    Hola Samira. Voy a serte muy claro y muy directo. Estamos hablando de que esta persona TE HA PUESTO LA MANO ENCIMA, QUE HA INTENTADO ATENTAR CONTRA TU VIDA, QUE ES CAPAZ DE INTENTAR ESTRANGULARTE!!!. Ya no estamos hablando de maltrato psicológico ni de manipulaciones, estamos hablando de una persona que cuando pierde los nervios es capaz de llegar a las manos con el peligro que conlleva para tí todo esto. Estamos hablando de tu INTEGRIDAD FÍSICA.

    En este blog ayudo a personas en el ámbito psicológico, pero esto que me estas diciendo son palabras mayores y por lo que me transmites no me parece que lo estés tomando con la debida precaución. Te recomiendo encarecidamente que desaparezcas para esta persona y te asegures de que no pueda encontrate nunca jamás, aparte de lo cual, tu deberás considerar si lo notificas a las autoridades cosa que yo me plantearía muy seriamente.

    Y por supuesto, olvidate de que una persona que es capaz de poner las manos alrededor de tu cuello y apretar, vaya a cambiar por tí. El que es capaz de llegar a hacer eso, y despues a amenazarte con suicidarse, es que esta mal, muy pero que muy mal. A millones de años luz de poder ser una persona normal.

      Samirap · 14 mayo, 2020 a las 12:04 am

      Tranquilo David yo ya no estoy en su vida desde Noviembre del año pasado, el esta iniciando una relacion con otra persona y le tengo bloqueado en todas las redes sociales en el whatsapp y finalmente el domingo pasado le bloquee el numero. A pesar de que me ha molestado estos meses nunca le he visto acercarse a mi fisicamente y vivimos en distintas ciudades estoy tranquila por eso. Si el volviese a intentar ponerse en contacto despues de esto claramente lo denunciaria esta vez si. Lo que me preocupa es a largo plazo (Ahora estoy muy bien asi) no volver a fijarme en nadie y seguir pensando en los momentos buenos (Que obviamente no eran de verdad…sino un metodo de enganche como tu dices). Te escribo por eso. Estoy muy centrada en mi misma y en mis proyectos de futuro. La lectura y la musica me han salvado de muchos momentos de soledad. Tengo buenos amigos y una familia increible que me quieren. Ahora solo me falta borrarlo del todo y es eso lo que no me deja avanzar…supe que estaba en peligro desde el principio y se perfectamente que no puedo estar con esa persona. Pero no se porque me torturo pensando que con otra chica cambiara (Ademas no soy la unica en su lista de victimas, lo se por una fuente muy fiable). En definitiva ahora que ya di el paso de no permitirle que me moleste por ningun medio quiero pones medios para dar el siguiente paso que es la indiferencia.

        David · 16 mayo, 2020 a las 3:02 pm

        Hola Samira. Si no lo has hecho, te recomiendo que leas este artículo

        http://stoprelacionestoxicas.com/sera-diferente-mi-ex-pareja-abusiva-en-su-nueva-relacion/

        El proceso que comentas lleva su tiempo, pero en algún momento cuando el dolor sea ya manejable, vas a tener que mirar hacia adentro y analizar qué miedos fueron los que te hicieron quedarte dentro de una relacion abusiva. Se trata de cambiar el rol de victimas y tomar responsabilidad sobre en que nos equivocamos para trabajarlo y que no vuelva a sucedernos.

David · 17 mayo, 2020 a las 2:59 pm

Hola David, me acabo de encontrar tu nuevo sitio y la verdad te felicito por la dedicacion y atencion que le pones a ello y a cada uno de los que te comentan, la verdad es que no puedo evitar comentarte mi situacion ya que la considero algo rara.

Tuve una relacion bastante efimera con una chica que me deslumbró en muchos aspectos: inteligente, atractiva, dedicada, con metas. Todo excelente, el cariño era mutuo y correspondido. Llegamos a un punto donde tuvimos un par de malentendidos por cuestiones de redes sociales: Donde a ella no le parecía la cantidad de personas agregadas en mi Facebook o algunas publicaciones que fueron antes de conocerla, no tomé mucha relevancia a ello pero igual no me parecio una actitud positiva puesto que estamos con alguien aceptando su pasado. Luego de eso tuvimos discusiones por cuestiones de “espacio” en donde mutuamente el error considero fue dedicarnos demasiado tiempo a ambos por redes sociales cuando no estuvieramos juntos, a mi ver nos creamos una idealizacion falsa en base al tiempo de esparcimiento entre ambos, lo que generaba discusiones tontas si no conviviamos el suficiente tiempo en el día.

Hasta este punto solo eran discusiones por Whatsapp, un par de veces me mostró fotos llorando en medio de las discusiones lo cual fue innecesario y con un fin a mi ver chantajista, pero debido a sus atributos buenos seguí adelante, a finales de Febrero tuve una mala semana con ella, donde nada le parecía, criticaba mis formas, no le parecía mantenernos incomunicados durante mis viajes de trabajo en el trayecto e incluso en una ciudad que visité por trabajo me perdí en la noche y con poca carga y ella me reclamó por no estar en whatsapp mientras veía el mapa.

La verdad todo empeoró la ultima vez que salimos y al terminar la cita luego de 6 horas, se molestó conmigo por no darle atencion mientras veía el futbol (no le gustaba que lo viera pues era su tercer reclamo por ello) lo que ocasionó una discusion sin punto de retorno.

COMETÍ UN ERROR GRAVE HACE DOS DIAS: Decidí darle el espacio que pidio para sanar y tras 80 días (en muchos lados dicen que fue demasiado) le llamé para saber como estaba, ella hizo un comentario sobre mi ultimo SMS que fue a principios de Marzo (ya ni me acordaba) sobre quedar como amigos pues la relacion duró tan poco y el daño no fue considerable que era mejor quedar en paz, entonces ella dijo que necesita mas tiempo para pensar en una amistad, yo quería saber que hice mal que ocasionó la ruptura pues ella dijo que no le hice nada malo, pero al final terminamos en una tipica discusion mas como siempre y no resolví nada, ella solo dijo que teniamos “incompatibilidad” y actualmente estoy peor por que eché todo a la basura 😦 ¿Que puedo hacer? Te agradezco de antemano tu atencion.

    David · 17 mayo, 2020 a las 2:58 pm

    Hola David. Me alegra que el blog te sea de ayuda.

    Respecto a lo que comentas, creo que no deberías de caer en el error de precisamente creer que todo ha sido un error tuyo. Mira, hay una regla de oro para estas situaciones que no falla nunca. «Si una persona no es normal y natural, hay algo detrás».
    Los comportamientos de esta chica no han sido normales desde un primer momento. Ella parece que tenía un miedo al abandono bastante exagerado, así como una necesidad de atención desmesurada. Y el envío de fotos llorando me parece un intento de manipulación clarísimo. Por lo que comentas, además, se trata de una persona difícil ya que de las conversaciones (o discusiones) que tuvisteis, no hubo acercamiento por su parte.

    Mira, una persona normal no rompe una relacion prometedora porque estés viendo un partido de futbol. Esas cosas se hablan y se llega a un termino medio si estás con una persona equilibrada.

    Por este motivo, creo que no deberías caer en creer que todo ha sido culpa tuya y que si no hubieras actuado así, ahora estaríais de fábula, porque es irreal. Esa chica ha actuado de manera extraña. Es más, me apostaría algo a que si la hubieses seguido conociendo, te habrías encontrado con bastantes mas comportamientos desequilibrados. Lo que ocurre que es muy facil pensar ahora que todo ha sido fallo tuyo. No caigas en ese error. Si ella hubiera sido «normal», habríais hecho un acercamiento en vuestras diferencias y podríais estar juntos.

    Creo que lo que has visto es solamente la punta del iceberg de todos sus problemas internos. Yo no invertiría más en esa persona, pero eso es decision tuya.

      David · 19 mayo, 2020 a las 2:15 am

      Gracias Tocayo por tu atencion 🙂

      Sobre tu respuesta podría añadir un monton de cosas, lo que si te puedo decir es que nunca antes me habia encontrado en un trance sobre sus bondades y aspectos positivos. Y desgraciadamente sigo así, en cuanto a la llamada ella se niega a encontrarnos en persona, se que debo cerrar el capitulo así de esa forma ya que no quiero regresos de encontrar pareja, cosa que me ha sucedido el 100% de las veces con mis parejas, la estadistica me deja con ese pendiente. Ella admite que la decision de la ruptura estuvo influenciada en consultarlo con sus colegas coaches ya que ella tambien es Life Coach e ironicamente le dije que «No me gustaría recordarla como alguien que no le hizo frente a la consecuencia de sus decisiones» y horas despues publicó la misma frase en su pagina personal, a veces siento que soy su experimento.

      Será necesario no verla? Tendré que respetar su decision a pesar de que no respetó lo que sentía al alejarse? O tendré que hacer caso y esperar a que pase mas tiempo para un acercamiento amistoso.

      Muchas Gracias por tu atencion 🙂

        David · 19 mayo, 2020 a las 4:45 pm

        Hola de nuevo David.

        Entiendo que estás en una situación en la que ella te ha dejado sin respuestas y eso te hace difícil hacer un cierre. SIn embargo, esto es típico en las relaciones tóxicas. Normalmente nunca te van a dar ninguna explicación, aparte de culparte a tí de todo.

        Esto hace que tengas que hacer el cierre tú solo, lo cual es más complicado, aunque a la larga y cuando coges un poco de distancia sueles verlo bastante claro. Vamos que si hubiera sido una persona normal lo habríais hablado de forma madura y acabado el asunto. Pero para ellos es más cómodo dejarte pendiente de respuestas porque saben que si tienen que echar mano de tí, vas a estar expectante.

        Como ya te dije, desde mi punto de vista lo que has podido ver de esta chica es la punta del iceberg de todos sus problemas emocionales. Entiendo que tu cerebro necesita una explicación a lo ocurrido, pero como te digo, sus actitudes ya han hablado por ella. No creo que haya nada más allí detrás que merezca la pena.

          David · 20 mayo, 2020 a las 4:53 pm

          Mas que consulta, quiero agradecer una vez mas tu labor altruista de ayuda para gente como nosotros =) He checado un par de libros de Walter Riso: «Amores altamente peligrosos» donde ella tiene un poco de unas 3 formas de ser. y el de «Amar o depender» la verdad es que podría no buscarla y dejar las cosas así, pero sigo con esa espina clavada donde debe hacer frente a lo que en verdad siente.

          Una vez mas: GRACIAS POR TODO

          David · 20 mayo, 2020 a las 7:26 pm

          Disculpa que sea tan molesto, pero en mi experiencia basandome en sus actitudes y en lo que acontece a sus negativas, es evidente que ella solo quiere superarme y por eso se niega a verme por que aun siente algo por mi, pero se contradice al decir que «ya me superó» cuando superas a alguien ya no te produce lo que te producia una persona, sea cual sea eso es orgullo y una persona que prefiere el orgullo a sus sentimientos pues vale la pena? la verdad no.

          Aunque siento mucha ansiedad a veces y siento que un dia iré a buscarla así como hace una semana le llamé 🙁

          David · 21 mayo, 2020 a las 9:26 pm

          Hola David. Esa ansiedad se irá calmando con el tiempo. Vete tachando cada dia que pasa sin llamarla como un logro. Con el tiempo lo iras controlando. Ella no te va a dar mas respuestas ya. Las respuestas las tienes en cómo se ha comportado cuando estaba contigo y cómo te ha hecho sentir. Las personas con rasgos narcisistas SIEMPRE tienen que estar por encima de tí, lo que hace que resulte insoportable estar con ellas. Nunca te va a reconocer ninguna debilidad ni sentimiento hacia tí. Entiendo que tu cerebro necesita comprender como funciona su cabeza, sin embargo, no hay nada mas que lo que puedes leer en los artículos. No hay nada glamuroso ni sobrenatural detrás de una persona tóxica, simplemente mucho miedo a ser dañados y una falsa máscara que construyen para engañar y protegerse. No hay nada más, y créeme que yo lo he visto con mis propios ojos.

          Todos los libros de Walter Riso estan muy bien, aunque no profundiza demasiado en cada tema pero para hacerte una idea inicial está bien. En el proximo artículo voy a explicar de donde vienen los comportamientos de las personas tóxicas. Una vez que entiendes sus miedos y motivaciones es todo mucho mas sencillo de gestionar.

Dudas · 20 mayo, 2020 a las 2:45 am

Hola David. Lo primero gracias por este blog, lo encontré buscando por Internet para intentar saber que me pasa.
Cuento un poco resumido. He tenido una relación de 3 años y fue una relación muy tóxica. El segundo año fue hasta la policia por las discusiones constantes. Y conseguí acabar la relación. Me quedé sin ser yo en esos momentos, alejándome de amig@s y casi familia, finalicé porque acabó agrediendo físicamente y ahí ya me di cuenta que no podía seguir… Fui al psicólogo para salir de ahí.
El tema es que pensé que ya lo tenía superado, ha pasado un año y ya tengo otra pareja(maravillosa)… Pero no sé porque al igual que otra lectora (carmen) ahora tengo ganas de volver a contactar con mi ex. Escribirle y decirle tantas cosas, entre ellas que le sigo queriendo (que no lo entiendo después de lo mal que lo pasé como puedo seguir queriendole)
Por otro lado me agobio porque estoy con otra pareja y no dejo de pensar que no quiero hacerle daño y además no dejo de comparar de que no es tan intenso como fue con mi ex(aunque obvio, me hacía subir a las estrellas después de todas tormentas…)
Vamos estoy en un mar de dudas, porque no entiendo porque esto después de un año… El porque de estar pensando en lo bonito y el por qué de echarle de menos… Igual es solo una obsesión o si le escribo igual consiga estar ya en paz y soltar y cerrar eso, no lo sé.
Muchas gracias por todo David! 😊

    David · 20 mayo, 2020 a las 10:49 am

    Hola Dudas.

    Os entiendo perfectamente ya que a mi me ocurrió lo mismo. De hecho, estoy preparando un artículo sobre este tema ya que me parece muy interesante.

    Mientras he estado con una pareja tóxica, yo pensaba que la quería. Me hacía sentir tantas cosas bonitas que era imposible no decire un «Te quiero». Sin embargo, cuando pasó el tiempo, me di cuenta de que no las quería en absoluto. Era mas bien una especie de adicción. Pero de ahi a querer, hay un abismo. No es lo mismo enamoramiento que amor. Una persona tóxica puede hacer que sientas muchas cosas bonitas, pero solamente lo hacen para que bajes tus defensas y poder abusar de tí. Detrás de eso no hay nada real.

    Tienes que entender que ellos juegan a ser una droga para tí. Ellos son el camello que regala droga a los chavales del barrio porque sabe que después se volverán adictos y regresarán a comprarle más y más cantidad.
    Ahora tu cerebro tiene todavía una parte de ese enganche. Nuestro cerebro nos juega malas pasadas y en algunos aspectos tiene un funcionamiento bastante primitivo, sobre todo con el tema de las adicciones y los sistemas de recompensa. Digamos que en determinados momentos a el solamente le importa recibir un estímulo placentero, y si ese estímulo provenía de cierta persona, tu cerebro te impulsa a que regreses a esa persona sin importar las consecuencias (que serían nefastas). Por eso bebemos alcohol, fumamos, tomamos drogas…nos dan un placer cortoplacista mientras que la factura la pagamos después.

    Las persoans tóxicas saben esto y se encargan de ser tu droga de diseño. Sin embargo, las mimas contraindicaciones las tienes ahí. Mira, yo he tenido rupturas con parejas tóxicas y estuvimos un tiempo separados. Las echaba de menos y soñaba con volver con ellas, disfrutar de esos momentos intensos y poder arreglar nuestras diferencias. ¿Sabes lo que ocurrió?, una mini luna de miel inicial, tras la cual volvía a estar en la misma dinámica de siempre. TODAS las reconciliaciones con personas tóxicas acaban así (no digamos ya si se trata de una persona que ha sido capaz de ponerte la mano encima).

    Si no has leido este artículo, te recomiendo que lo hagas:

    http://stoprelacionestoxicas.com/protegete-pareja-abusiva/

    Precisamente lo escribí porque conozco las malas pasadas que juega nuestro cerebro cuando el tiempo va minimizando los momentos malos y ensalzando los buenos. Es seguro que mientras estabas con el te sentías tremendamente mal casi todo el tiempo, quitando esos momentos intensos que no eran reales. Sin embargo ahora tu mente solamente recuerda la parte buena de la película.
    La persona con la que estas ahora no es tan intensa como tu ex, porque la intensidad que tenía tu ex ERA INSANA, no es normal que una pareja sea tan intensa. En el proximo artículo que estoy preparando, explico de donde viene esa falsa intensidad, pero resumiéndote, la utilizan para escapar de su dolor interno, no hay una personalidad sólida detrás.
    Muy posiblemente estás pasando por alto muchas cualidades buenas que tiene tu pareja actual, apuesto a que te da estabilidad emocional, apoyo, tranquilidad, un proyecto de futuro y muchas cosas mas que tu ex parea jamás te dio ni te podrá dar nunca. Cuando tu mente las compare y las ponga en una balanza, tienes que tener también esto en cuenta.

    En mi caso, volví a quedar un día con una ex pareja «normal» que tuve, despues de acabar una relación tóxica. Pues te aseguro que la vi con otros ojos, de repente valoraba mucho más todas estas características, que fuera una persona confiable, transparente, que no anduviera con jueguecitos, que fuese honesta… Probablemente ahora tienes todo eso y te has acostumbrado a ello, entonces tu cerebro quiere subir un escalón más, ahora quiere todo eso pero también intensidad. Sin embargo, para tener esa intensidad ya sabes que renuncias a todo lo demás y ademas acabas con tu persona aniquilada.

    Y por ultimo, yo no le escribiría. Por la sencilla razon de que no te va a dar ninguna respuesta. De hecho le vas a hacer el regalo de contarle que aun te acuerdas de el. Esto es combustible para las personas tóxicas. En su día el jugó a dejarte sin respuestas para permanecer en tu mente (y lo ha conseguido), si le escribes lo unico que haces es confirmarle que sus técnicas han funcionado y que aún tiene poder sobre tí. Pero jamás te dará informacion real, es más, aprovechará tu recontacto para hacer que te tambalees emocionalmente. Por todo esto te desaconsejo totlamente que lo hagas. Lo unico que obtendrás serán pérdidas.

    Lo que si funciona y puedes hacer, es escribirle una carta pero sin enviarsela. Luego la guardas o la rompes, pero es una buena técnica para soltar todo lo que tengas que decirle.

      Dudas · 21 mayo, 2020 a las 2:12 am

      Hola David de nuevo!
      He estado leyendo el otro artículo y me siento totalmente identificada, y después leí sobre la disonancia cognitiva. Ahora entiendo porque pienso que igual era una exagerada y no fue para tanto las cosas que me hizo…el como justificaba por A o por B.
      También es cierto que puede que no sea amor, sólo eso una adicción como dices… Me parece increíble como puede la mente jugarnos estas malas pasadas.
      Sobre mí pareja actual, si, me aporta todo lo que me has dicho. Pero estoy continuamente comparando esa intensidad y me preocupa porque me pregunto si realmente quiero a esa persona al no conseguir esa intensidad. Estoy con ganas de leer el próximo artículo para entenderlo. Además de que me preocupa pensar que fue un error dejar la relación, porque fui yo la que la dejé y fantasear con volver.
      En una entrevista de un psicólogo sobre relaciones tóxicas y psicópatas leí que nos dejan tan mal que siempre andamos con problemas para poder tener otra relación porque siempre nos quedamos pensando en ellos… Y yo no quiero estar así la verdad, con eso en la cabeza… Sólo espero que pasando el tiempo no vuelva a aparecer más en mi cabeza y pueda ser feliz con la actual sin pensar en la intensidad que sé ahora que es irreal.
      Sobre escribirle tendré esa fuerza de voluntad y no lo haré porque aunque esté deseándolo solamente me traería problemas. Y espero cumplirlo y no caer en la tentación. Escribiré esa carta para mí.
      Y bueno que decirte David, que muchas gracias por la ayuda y muchas gracias por este blog, la verdad que es reconfortante poder hablar con gente que nos puede entender… Porque les hablé de esto a mis amig@s y no me entendían sólo se enfadaban por el hecho de que estuviera pensando en escribirle y más cuando ya tenía una nueva pareja.
      Muchas gracias ☺️

Carmen · 5 junio, 2020 a las 5:11 am

David gracias por tu articulo, y respuestas que has suministrado a tantas personas como yo que hemos necesitado un amigo en estos momentos, te comento mi historia, mi amigo de 10 años de conocernos nos encontramos en otro país el llegó primero y luego me ayudó a encontrarnos para trabajar juntos pero antes de llegar me anuncio que tenía novia y que no comentará que tuvimos algo en el pasado porque las mujeres se complican con ello y yo le dije que bueno que no había problema, pero no te voy a negar me pegó muchísimo saber eso. Al llegar de viaje no puedo negar que llegue muy mal emocionalmente ya que había dejado a mi madre solita y ella contaba con mi remesa semanal, al llegar llegué muy triste internamente y viendo el escenario que mi amigo tenía novia al poco tiempo menos de un mes me dice que había cometido un error que me amaba y ahora se que cometí un error de aceptarlo muy rápido pero dije me doy una oportunidad de ser feliz con alguien que amo. Pero la verdad no fue así fue un hombre distante como andaba mal emocionalmente por mi separación con mi mamá y la presión de enviarle dinero semanal estaba muchas veces conmovida y el no me expresaba su apoyo físicamente con un abrazo o con un amor estoy aquí contigo, sino más distancia y en vista que sentía esa distancia más me irritaba hasta el punto de no hablarnos por días y hasta no tener relaciones el la justificaba diciendo que tenía baja la testosterona diciendo que no le provocaba, que luego al tiempo me dijo que no quería tener relaciones ya que los problemas que teníamos lo bloquearon, la relación cercana duro 4 meses aunque duro 11 meses luego del 4 mes todo se convirtió en hielo, a el realmente ya no le importaba ni para hablar, llegaba del trabajo y el solo viendo vídeos o jugando y así pasaban los días ni un detalle ni nada, realmente cada día fue un infierno para mí lloraba mucho y el solo indiferencia total. Yo quería terminar pero me dolía mucho el saber que mi mejor amigo fuese así conmigo y cada día le reclamaba que no compensaba la relación sino había relaciones y nunca lo hizo. Lo triste es que al final el me terminó y me dijo que ya no funcionaba y me carga todas las culpas. Colocando como adorno que ya no me amaba y no le gusto como mujer. Ya que el me dijo que cuando llegara a su tope de decir hasta aquí lo haría y no había vuelta atrás. Y así mismo me lo dijo que no albergará esperanza que cuando el dice no hay vuelta atrás es una decisión y punto. Lo peor que cuando el término conmigo yo le roge. Estaba destruida mi autoestima por el suelo. Y para remate somos socios en un proyecto y nunca había recibido tantas humillaciones en mi vida laboral como con el. El proyecto es bueno y se que soy vital en el. Pero está relación me debilitó tanto que perdí el ánimo el entusiasmo la motivación ,no es fácil superarla pero se que por mi bien la que debe decir no hay vuelta atrás soy yo. Pero siendo que perdí a mi amigo de tantos años y a un amor que idealice, que no me apoyo en los momentos más difíciles de mi vida. Que simplemente me dió la espalda, la verdad perdí la confianza en la amistad y en el amor. Estoy comenzando en un contacto cero selectivo ya que trabajo con el de solo hablar de trabajo y quitarle los privilegios de la amistad o de apoyo salvador que siempre lo ayudaba o gestionaba algo para ayudarlo y dije que no mas. Ya que es mi naturaleza estar pendiente de medicamentos que si está bien de salud en fin pero dije que no mas. Que di mucho y no recibí, se que me tomara tiempo pero saldré de esto.

    David · 8 junio, 2020 a las 8:00 pm

    Hola Carmen. Por supuesto que saldrás adelante. Me alegra que el blog te esté ayudando en estos momentos difíciles.

    Creo que tú misma has sido consciente. Efectivamente le aceptaste muy rápido. Una persona normal no se desenamora y enamora de una y otra persona de la noche a la mañana. Quizá el ya estaba mal con su pareja y quiso utilizarte para escapar de sus problemas, pero ese no es el orden normal de las cosas.

    Si no te encuentras bien dentro de una relación, primero debes terminarla y después hacer tu duelo. Sin embargo es mucho más cómodo dejar a una persona y enseguida tener a otra disponible, pero esto como dice el refrán es «pan para hoy y hambre para mañana».

    Me da la impresión de que quiso tener contigo una salida rápida a todos sus problemas, y sin embargo, los acabó proyectando todos sobre tí. Tu habías dejado atrás todas tus cosas para poder estar con el y te encontraste a esta persona que de repente ya no estaba interesada y te culpaba de todo.

    Me parece perfecto que hagas ese contacto 0 selectivo del que hablas, y creo que una persona que se ha comportado así contigo, ya no debes dejarla entrar en tu zona íntima. No pierdas la confianza en el amor y en la amistad, hay muchas personas que merecen mucho la pena. Solamente que las personas altruistas y empáticas debemos fijarnos muy bien a quien dejamos entrar y a quien no. Tenemos que tener un cuidado especial en esto, pero nunca te arrepientas de haber dado. Creeme que es más pobre de corazón aquel que solo coge y nunca da, porque al final acabará siempre quedandose solo.

Susana · 5 junio, 2020 a las 7:22 pm

Hola David, hace meses que conozco tu web y me ha ayudado a identificar algunas situaciones similares en mi vida, aunque no he sido capaz de llevarlas a la práctica…Me gustaría contarte mi experiencia y que me dieras algún consejo. Ayer me dejó mi novio, llevábamos 2 años y ha sido una relación bastante dolorosa.
Al principio fue increíble, el quinto día me estaba diciendo que me quería y aunque me parecía raro, también me hacía sentir genial. Empecé a ver cosas raras cuando llevábamos un mes y pico, como algún plantón y actitudes egoístas.
En seguida me contó que había tenido muchos problemas en la infancia y que su anterior relación le había dejado destrozado durante mucho tiempo.
A lo largo de estos dos años hemos estado conviviendo en diferentes etapas. Nuestra relación ha sido un ciclo de dejarlo-volver constante. Lo peor es que siempre ha sido él el que me dejaba, pero siempre volvíamos, a veces era él el que se ponía en contacto y otras veces yo, o a veces simplemente hacíamos como que no había sucedido. Esto suena extraño, pero es que él tiene un problema con el alcohol , normalmente las rupturas eran cuando estaba borracho y al día siguiente me decía que no era de verdad. En estas rupturas me decía que que no me quería, que no era importante en su vida, que no estaba enamorado de mí y lindeces similares. Cuando estaba bien cambiaba el discurso, sí que me quería, no quería dejarlo e intentaría beber menos. Supongo que yo solo me quería creer la parte buena y que también tengo un poco de síndrome del salvador…
Ha sido todo muy complicado, un proceso en el que cada me he ido sintiendo más pequeña, paralizada e incapaz de dejarlo, una relación en la que yo daba y recibía migajas, he llorado muchísimo, dolor de estómago, insomnio… Mi estado de ánimo fluctuaba en función de mi relación con él y siempre estaba esperando ese momento en el que tuviéramos una buena temporada y todo fuera genial de nuevo.
Tampoco podía contar con él para casi nada, si me ponía mala le daba igual, si le contaba como me sentía respecto a aspectos de nuestra relación, para él eran irrelevantes, o a veces simplemente él se molestaba por un enfado mío previo.
Respecto al sexo para mi también era genial, pero no por el sexo en sí, sino por tenerlo con él. Lo que sentía emocionalmente me hacía disfrutarlo más físicamente.
Los meses más fuertes del covid los pasamos separados y todo se volvió más loco (porque además se sumaba la parte de estar encerrados), a veces se pasaba dos días sin hablarme, otros me hablaba si había bebido y me decía que quería dejarlo, otros me escribía y me decía que soy lo mejor que le ha pasado en su vida. La última semana la hemos pasado juntos y no hemos parado de discutir…y ayer al final me dejó, esta vez sobrio, pero diciéndome lo mismo, que no me quería y que cuando me decía que sí era porque intentaba convencerse a sí mismo, pero que en realidad no lo sentía. Nos hemos bloqueado de todos los sitios y creo que va a ser imposible que volvamos a tener contacto.
Algunas de las veces que me ha dejado, he sido yo la que he insistido en seguir, a pesar de que me dijera esas cosas…Lo pienso y creo que en algún punto del camino he perdido la dignidad, o que también debo ser tóxica intentando convencer a alguien para que siga conmigo, pero para mí era muy difícil entender los cambios de humor y la dicotomía constante.
Estoy mal ahora, aunque en el fondo sé que es lo mejor, pero ha sido mucho tiempo de desgaste y ni siquiera entiendo como he podido seguir con él y eso me preocupa….

    David · 8 junio, 2020 a las 7:49 pm

    Hola Susana.

    Creo que eres bastante consciente de como ha sido la relación, y con eso ya tienes mucho ganado. Lo que necesitas ahora es un tiempo para tí misma, con esta persona fuera de tu vida, para recomponerte y tomar distancia.

    En tu testimonio has descrito prácticamente una relación tóxica de manual. Comienzo intenso, comportamientos extraños al poco tiempo, ciclos de ruptura y reconciliación, ensalzamiento y devaluación, te quiere al tercer día de conocerte, enseguida te cuenta su pasado traumático…creo que no falta ni una.

    Se que es duro y es difícil cortar una de estas relaciones, pero yo lo veo clarísimo. Es una persona muy tóxica y tu has entrado a su juego. Puede que vuelva a hacerte un hoovering, puede que no. En cualquier caso en ningun momento deberías volver a dejarle entrar en tu vida. Yo de hecho, nunca mas le desbloquearía. Esta persona solamente va a traer dolor y angustia a tu vida.

    El hecho de que sea alcoholico, solamente es la parte visible de que algo dentro de el no anda bien. Entiendo que ahora estás enganchada a la montaña rusa que supone estar con el y a los momentos intensos que hayais vivido, pero si sigues con este hombre, va a destrozar tu vida, tenlo claro.

    Las cosas no van a ir a mejor, aunque mañana te llame y te prometa la luna…jamás sucederá.

    Lo primero que deberías hacer es establecer un contacto 0 absoluto y A RAJATABLA. Es el unico modo de que comiences a recuperarte personalmente. No accedas a ningun intento suyo de hablar contigo ya que te arrastrará de nuevo a su juego.

    Cuando te encuentres un poquito mas fuerte, te recomiendo que leas el libro EL síndrome del imán humano (tienes los detalles en la sección BIBLIOTECA).

    En el descubrirás la dinámica que habeis tenido en la relación, por qué el actúa de esa manera tan egoísta y por qué tu has consentido tantos abusos hacia tu persona, por qúe has seguido intentando que el siguiera contigol, etc…

    De todos los libros que he leido, este es el que más respuestas me ha dado sobre las relaciones tóxicas y te aseguro que te va a ayudar muchísimo a entender todo lo que ha pasado, a entenderle a el y a entenderle a tí.

    Una vez que comprendas esa dinámica que se generó entre vosotros y sus causas, estarás en condiciones de comenzar tu crecimiento personal y dejar atrás toda esta historia.

Otra duda · 23 junio, 2020 a las 9:52 am

Hola David!
Escribí anteriormente.
Lo que te quería preguntar ahora es si piensas que al tener una relación tan tóxica ahora con la siguiente pareja le proyectas todos los traumas anteriores.
Me explico. La pareja actual es atenta, tranquila, apoya en general. Vamos una pareja normal. Y yo con todo lo que viví, no me acabo de fiar y veo cosas raras que realmente no existen. Además estoy bloqueada a nivel sexual y no consigo relajarme.. Llevamos varios meses que no. Me recuerdan cosas con mi anterior pareja tóxica y no me relajo. Qué consejo me podrías dar para conseguir estar bien con mi pareja actual? Recomiendas un psicólogo? Alguna cosa más? Te pasó a tí?
Muchas gracias por todo David. La verdad que eres de gran ayuda para much@s.

    David · 2 julio, 2020 a las 4:44 pm

    Hola de nuevo.

    Las relaciones tóxicas son siempre muy intensas y dejan huella en nosotros. Si no hemos comprendido la dinámica que hubo en la relación y el papel que tuvimos cada uno de nosotros, es casi seguro que nos afectará en futuras relaciones.

    Ahora es normal que te encuentres con las defensas muy altas. Piensa que las personas tóxicas te halagan y se ganan tu confianza para que bajes tus defensas y una vez se cuelan, te hacen mucho daño. Es perfectamente normal que la siguiente persona que conozcas, tu te muestres con las defensas demasiado activas.

    Yo lo hablaría en confianza con mi nueva pareja. Debe saber que tu bloqueo proviene de ese motivo y no otro, ya que la otra persona al no saber el origen, puede pensar que tu actiud viene de mil cosas distintas (y normalmente nos ponemos en lo peor). Si tu pareja te entiende y te va dando muestras de confianza graduales, seguramente que tu te irás relajando con el tiempo y ese problema desaparezca.

    Puedes ir a un psicólogo y te ayudará a que gestiones mejor esos miedos que aun tienes y que repito, son normales despues de lo que has vivido.

    Yo personalmente conocía una persona que también había sido dañada, y fue una bonita casualidad ya que ambos nos ayudamos a sanar mutuamente, y fuimos un apoyo importante en nuestra recuperación. Nos permitió perder ese miedo a conocer a alguien nuevo y comprobar que no todas las personas serían tóxicas y egoistas en el futuro.

Fran · 25 junio, 2020 a las 4:08 pm

Por desgracia no me ha sido posible el contacto cero, de hecho estoy obligado a vivir juntos tras romper con ella, sin embargo hay algo que puede ser de mucha utilidad mientras buscas la forma de independizarte: que tu ex pareja consiga a otra persona a la que pueda destruirle su vida, si es que se deja… es cruel, pero es así de claro y real.

En mi caso ha sido así, la mía ha encontrado a otra persona, y cuando esa persona no está disponible por cualquier motivo, salta a otra temporalmente a través de las redes sociales, o hace posts para recibir comentarios de apoyo, y así va consiguiendo su objetivo de recibir atención constante.

Yo establecí límites claros con ella, en mi caso la distancia emocional ha sido posible incluso conviviendo, pero todo depende de como sea tu ex pareja, hay quienes lo respetan a medias, como la mía, por lo que tengo que recordarlo cada poco, ya que si me relajo, ella vuelve sutilmente a lo mismo: a buscar tenerme como su pareja pero en “la zona amigos”, es decir, quiere recibir de mi todo el apoyo emocional que antes le daba y ella necesita, pero sin ser pareja, y lo siento mucho, pero eso no es posible.

Luego están las ex parejas que no respetan nada, pues por lo que he estado leyendo acerca de relaciones tóxicas con TLP’s, la mayoría no lo respetan, en ese caso, no se que deciros, y probablemente lo mejor sea hacer caso a David si es que podéis, cosa que yo no puedo, ya que aunque quiero contacto cero, es imposible a no ser que decida irme a vivir bajo un puente.

Si estás obligado a convivir, hay que EVITAR A TODA COSTA el acercamiento emocional, no se puede caer en ese pozo, tienes que dejar claro siempre que solo sois compañeros que comparten la vivienda y nada más, porque las rupturas son finales y punto.

Nunca dudar en hacer tu propia vida y tomar tus propias decisiones sin buscar su aprobación o conocimiento de las mismas. El acercamiento emocional atrae los problemas y las discusiones. Yo evito discutir con ella el 100% del tiempo, porque con un TLP jamás podrás tener una discusión sana, todo es blanco o negro, todo es culpa nuestra, hemos hecho todo mal, y la otra es solo una víctima. NUNCA te va a entender ni te va a dar una disculpa sincera, todo se resume en víctima y verdugo, y ya te imaginarás quien es quien en la ecuación.

La ayuda psicológica es ESENCIAL para mi, porque me permitió desahogarme en primer lugar. Es decir, yo fui y sigo yendo a una psicóloga, porque dado que las relaciones con un TLP sin tratar te aíslan completamente de tus amistades y familia, te quedas solo y finalmente tienes que recurrir a buscar ayuda profesional. Que NO os avergüence hacerlo, alguien nos ha destruido emocionalmente y necesitamos ayuda para volver a recuperarnos, así que si podéis permitíroslo, no lo dudéis y acudid a una psicóloga como parte esencial del proceso de recuperación.

Desde el principio me sentí comprendido y me ayudó muchísimo a recuperar mi autoestima, de hecho, ir a una psicóloga me sirvió para tener el valor de poner fin a la relación. Tardé meses, pero lo hice, y tras hacerlo, he pasado meses muy hundido, pero cada vez voy mejor, sigo yendo a la psicóloga una vez por semana, y me va bien, tengo una nueva pareja, y que diferencia mas grande, como se nota que es una relación sana y no esa locura tóxica a la que me había acostumbrado, y aunque sigo conviviendo con mi ex, el distanciamiento emocional, que no es otra cosa que dejar de estar pendiente y de sentirnos afectados de como se siente, así como dejar de estar disponibles para esa persona como antes, me ha permitido recuperarme mas rápido.

Quiero hacer hincapié en el distanciamiento emocional, y os explico lo que yo hice:

Ella desde que no somos pareja ha querido que sigamos siendo como antes, es decir, siempre disponible para ella, lo que le venía muy bien y le gustaba disfrazar de civismo pos-ruptura, porque podía estar con quien quisiera, y siempre tenerme a mi como su apoyo emocional incondicional. Intentos de conversaciones borracha perdida para que yo le diga lo buena que es, mensajes, fotos, conversaciones cotidianas como si todo fuera como antes, etc. Es decir, en casa tengo a mi “novio” florero siempre disponible para mi, y fuera tengo toda la diversión que quiero. Resumiendo: mis mierdas para mi ex pareja, y mi mejor versión, la falsa, para los demás. Cuando me siento mal recurro a mi novio florero, y tengo libertad de hacer todo lo que yo quiera, cuando yo quiera, porque es mi novio florero, pero no tengo que darle explicación alguna de nada.

Cuando decidí establecer límites, se acabaron las llamadas de madrugada, los favores, las conversaciones de reafirmación (ella se siente mal consigo misma, y me busca para que yo la diga cosas que la hagan reafirmarse y sentirse bien). Comencé a hacer mi vida, y ella inmediatamente buscó suplir esta carencia de apoyo emocional en otra persona, lo consiguió, y así me dejó en paz a mi, pero de vez en cuando lo vuelve a intentar, porque necesita la atención constante, así que mantengo la guardia en alto.

Las rupturas son finales, y si no se puede establecer contacto cero, hay que establecer límites que delimiten claramente ese final.

David · 4 julio, 2020 a las 2:03 pm

Hola Fran. Ante todo gracias por compartir tu testimonio ya que me parece valiosísimo, y una muestra más de como el mejor camino siempre es dejar atrás a este tipo de personas.

Es cierto que ellos necesitan a personas que giren en torno a ellos, y cuando no lo consiguen de una, lo buscan en otra. Es lo que se llama «extraer combustible». Como se explica en el libro del mismo nombre, ellos tienen que tener una fuente constante de combustible para tapar sus demonios internos. Cuando ven que no pueden extraerla de ti, pasan a la siguiente persona que tengan más cerca.
También es por ello, que dejarles sin combustible es lo «peor» que puedes hacerles ya que ellos lo necesitan continuamente para poder sobrevivir.

En cuanto al distanciamiento emocional a pesar de vivir juntos, es lo que se conoce como método de la roca gris, que es lo que has estado aplicando eficazmente durante este tiempo. No reaccionar a sus provocaciones, a sus juegos ni a sus manipulaciones. Ser como una gran piedra gris inmutable.

Y si…no puedo estar mas de acuerdo contigo en que ellos nunca darán una disculpa, siempre será todo culpa tuya y ellos las víctimas. Esto es siempre así en todas las relaciones tóxicas. Jamás te aprueban ni te reconocen nada que hayas hecho bien.
El tema del psicólogo me parece que siempre es bueno contar con un apoyo extra para reafirmarte en tus convicciones, ya que el tener a esta gente cerca siempre puede hacer que en momenos de debilidad nos puedan hacer dudar. Te permite avanzar en el proceso mucho más rápido.

Y en cuanto a la dinámica que ella ha pretendido tener contigo, lo has descrito a la perfección. Solamente es la proyección externa de su idea de como funciona el mundo. O sea yo soy el centro del universo y las demas personas son planetas que deben orbitar alrededor de mi. Ellos solamente quieren diversión sin límites sin importarles una mierda si hacen daño a alguien o si las relaciones son recíprocas. Diversión sin límites y sin hacerme cargo de mis actos…es por eso que detrás de toda esa máscara bonita solo hay una persona egoísta e inmadura.

No puedo mas que darte la enhorabuena por gestionar la situación tan bien. Se que tu testimonio va a ayudar a muchas otras personas en una situación similar. Solamente que te mantengas fuerte y reforzarte en que estás haciendo lo correcto, que es el camino duro pero el que te acaba llevando hasta la libertad.

Un abrazo y mucha fuerza!!

Ana R · 16 julio, 2020 a las 2:00 pm

¡Hola David!

La verdad que estoy muy feliz de haber llegado a este artículo y leer los comentarios, me cayó como anillo al dedo. Voy saliendo de una “relación” (nunca llegamos a ser oficialmente algo, pero…) con una persona que tiene TLP y que fue increíblemente tormentoso y absorbente en apenas tres o cuatro meses. De hecho, todo iba increíble hasta que una vez decidí comentarle que no estaba satisfecha con algo (el sexo era insatisfactorio y bueno, si no vamos a ir en serio al menos esto tiene que estar bien, ¿no?).

Su reacción fue horrible. Lenguaje corporal completamente cerrado, respiración pesada, luego rebajó mis necesidades a un nivel de “sabes, siempre supe que era así y ni me importó porque yo tengo XYZ traumas respecto a este tema”, y luego toda la conversación terminó en porqué él no era capaz de satisfacer/hacer feliz a alguien más. Y sin más me terminó. Soy una persona bastante emocional y obviamente me afectó, pero no reflejé nada en redes sociales -las cuales estuvo monitoreando todo el tiempo. En algún punto me escribió para disculparse por terminar las cosas y por aparentar ser un “asshole” conmigo a pesar de que él no considera que lo sea (no por haber rebajado mis necesidades, no por su actitud, sólo por como yo piense de él). Conversamos y luego de hacer mi parte empática por su justificación trágica, accedí a verlo de nuevo.

Desde ahí todo se puso de mal en peor. Era como que le dí la seguridad de que yo estaba ahí a pesar del arranque, ¿no? Aunque eso sólo lo puedo ver ahora, supongo. De forma directa nunca me trató agresivamente, pero sí tuve la oportunidad de verlo comportándose a gritos e insultos bastante fuertes con su mamá y su hermana, en la fiesta de cumpleaños que ellas organizaron para él. O sea, ¿qué puedes esperar de alguien que trata tan excesivamente a su familia por arranques de iras? Y de ahí en adelante era como que todo me devolvía a ese momento, y ya no fui capaz de bromear con él, de tener discusiones serias, de hacer nada. De alguna forma, algo en mi cabeza me decía que era cuestión de agarrar confianza para que tuviese ese comportamiento hacia mí.

Entonces, dejé de poner mi parte. Dejé de compartir mis cosas. Dejé de ser yo misma, y sólo estaba ahí para él y para escuchar con el mínimo feedback. La cosa es que nunca se dio cuenta de esto. Normalmente mis amigos se dan cuenta de que estoy rara, pero poco o nada le importó mientras que siempre le dijese que sí lo iba a ver y mientras que le escuchase todo lo que tenía que hablar. Hasta que un día, a raíz de un problema personal que tuvo, tuvo una explosión emocional súper intensa -de la cual empezó a quejarse y desahogarse conmigo. Yo intenté ayudarlo y confortarlo lo más que pude, intentando darle soluciones, y al final lo único que gané fue él diciéndome que yo ni sabía lo que quería y hablaba pura basura motivacional. Me dejó en blanco.

A pesar de que luego aclaré estos puntos con él y cuánto me había disgustado (de nuevo, lenguaje corporal cerrado, mirada fija, ceño fruncido, respiración pesada, ni una disculpa), no me lo pude sacar de la cabeza. Y empecé a dejarle de hablar hasta que le dije que quería que las cosas terminaran. Ah, para qué fue eso: me llamó, me buscó, me insistió. A cierto punto accedí conscientemente a ser una especie de apoyo emocional para él porque supuse que no tenía a más nadie con quién hablar si necesitaba hablar de esas cosas conmigo, pero de alguna forma esto no me dejaba dormir bien, no me dejaba enfocarme en el trabajo, me sentía confundida, cansada y ansiosa todo el tiempo. A cierto punto incluso me dijo que luego de tantos años deprimido, había decidido que su vida no tenía sentido y quería suicidarse, y que le encantaría verme antes de hacerlo.

Ante eso me quedé en shock, porque hasta donde sé eso es chantaje emocional de primera. Y a todas estas no puedo entender la insistencia y el drama: ¿no que no somos una pareja? ¿No que no te quieres comprometer? ¿No que no quieres tener algo serio? ¿Entonces, qué es esto? No entiendo. Le dije que ni loca lo endorsaría a hacer eso, que si quería hacerlo era su problema con Dios pero que yo no lo vería por eso. Me dejó en paz unos días y me contactó para “vernos por última vez, luego de eso no te molesto más”. Yo accedí.

Esa última vez fue la persona más encantadora que he visto en mi vida. Me abrazaba en la calle, me besaba, me preguntó cómo iba todo, hasta por mi familia (¡nunca lo hacía!), fue increíble. A cierto punto tuve que recordarle que no nos íbamos a ver después de esto por unos comentarios sugestivos que hizo, y me dio la mirada más tierna del mundo y me dijo “no estás diciendo eso en serio, ¿verdad? Por favor no me digas eso, por favor no me digas que de verdad piensas eso”. Era como que no me creía. De hecho, al despedirnos, en vez de decirme “chao” me dijo “entonces, te veo a las 11, te paso buscando a la casa de tu amiga, ¿me escribes?”. Siempre nos despedíamos con él pidiéndome escribirle, y sí, usualmente él me pasaba buscando después de las reuniones con mis amigos -porque a pesar de siempre tenerme a su lado en las suyas, nunca se presentó en las mías.

Sin embargo, esa vez no escribí. Al día siguiente me lo encontré en el gimnasio, y la persona que ayer no dejaba de mirarme directo a los ojos, ahora ni siquiera podía tener la cabeza en mi dirección. Fue tan extraño. La verdad aún no me cabe en la cabeza.

Desde entonces no me ha escrito ni yo tampoco a él. Agradezco que ninguno de los dos lo haya intentado, la verdad. Pero pues, no sé, a estas alturas no entiendo. Nunca sabré si lo que hice estuvo bien o no, pero me sentía sin energías, sin foco, sin voluntad. Era como que siempre escuchar y compartir con alguien que se siente ahogado me hacía sentir a mí igualmente ahogada e incapaz.

Gracias por el artículo, me ayuda a recordarme que aunque haya sido una persona sumamente divertida, eso es sólo una fachada. Es apenas la segunda semana de realmente 0 contacto y bueno… Espero poderlo mantener, y ser fuerte en caso de que algún día él lo vuelva intentar (si es que lo hace). Mil gracias.

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!