Si hay algo común a la mayoría de las relaciones tóxicas, es que son siempre muy intensas. Pese a que se viven momentos tremendamente negativos, en contrapartida, los momentos “buenos” son tan alucinantes que nos hacen quedarnos atascados dentro de aquel agujero, esperando a recibir la siguiente dosis de placer sensorial.

 

Al fin y al cabo, si estar con ellos se siente tan increíblemente bien (algunas veces), es que tiene que existir algo bueno detrás ¿no?.

Bueno, siento decepcionarte, pero la explicación a la intensidad de las personas tóxicas es mucho menos glamurosa de lo que parece en un primer momento.

 

Hay algo importante que tienes que entender sobre este tipo de personalidades.

 

Todas ellas se han desarrollado como respuesta a haber sufrido algún daño en su infancia o durante su desarrollo. La mayoría se han dado durante la crianza, que es donde se forja en gran parte nuestra manera de ser.

Pudieron ser unos progenitores ausentes, o bien abusivos, un padre o madre narcisista…o bien un trauma sufrido en algún momento de su vida.

El haber tenido esta vivencia cuando aún no poseían herramientas para defenderse, les generó un tremendo dolor interno que no fueron capaces de gestionar.

Debido a esto, tuvieron que hacer algo urgentemente con ese dolor que les lastimaba tanto pero que no estaban preparados para enfrentar.

 

Para que entiendas como lo ven ellos mismos, en el libro “Combustible”, escrito por un narcisista, define perfectamente este dolor interno. El lo llama “La Bestia”.

¿Qué es esta bestia? He llegado a comprender que es lo que no quiero ni contemplar ni afrontar. Es la manifestación de todas mis debilidades. Las debilidades que me dieron aquellos que debieron haber sido más sabios y hecho más para evitar que se acumularan.

La doctora me ha hecho comprender que todo el mundo tiene una de estas bestias parasitarias en su interior, pero solo a los que son como yo (Narcisistas) nos atormenta a tal grado que elegimos confinarla en la construcción.

 

Pues bien, TODAS las conductas, acciones y comportamientos de estas personas CADA DÍA, están enfocadas única y exclusivamente a tener a “La Bestia” encerrada y bajo control.

 

¿Por qué?

 

“No podemos enfrentarnos a ella. Si yo lo hiciera, me consumiría y dejaría de existir de la manera que quiero existir.”

 

Debajo de todos sus comportamientos, su máscara de grandiosidad, su falsa seguridad, su omnipotencia… paradójicamente se encuentra esto.

Miedo. Un miedo atroz a su dolor interno.

 

 

¿COMO EVADEN EL DOLOR LAS PERSONAS TÓXICAS?

Una vez que sabemos la motivación original que les impulsa a comportarse de la manera en que lo hacen, vamos a analizar cuales son sus tácticas para sobrevivir.

 

Digamos que su lema principal es: “Escapar de mi dolor interno a costa de LO QUE SEA”

 

Y cuando digo lo que sea, estoy queriendo realmente decir absolutamente lo que sea. Obviar cualquier tipo de moralidad, acusar injustamente a otro de lo que yo mismo he hecho, negar la realidad, tergiversar, atacar y agredir…cualquier cosa por ruin y sucia que sea para ellos está justificada si les ayuda a tapar ese dolor.

 

Bien, para escapar de este dolor, básicamente tienen dos comportamientos:

 

1.- BUSCAR ESTÍMULOS EXTERNOS

2.- TENER TODO EL PODER EN LAS INTERACCIONES

 

BUSCAR ESTÍMULOS EXTERNOS

El mecanismo que utilizan es simple. Distraerse con algo lo suficientemente estimulante para hacerles dejar de sentir ese dolor, al menos de manera temporal.

Como dice en Deja de andar sobre cáscaras de Huevo refiriendose a la impulsividad de los TLP

“Si una persona se siente vacía y ansiosa la mayor parte del tiempo, las actividades placenteras son una diversión bienvenida”.

 

¿Cuales son esas actividades que les distraen? Dependerá del tipo de persona tóxica. Lo principal para ellos es mantener la mente ocupada. Puede ser irse de compras, beber alcohol, viajar, coquetear con otros, ir al bingo…

Generalmente se guían por la actividad que mayores niveles de estímulo les va a proporcionar. A mayor nivel de estímulo, mayor nivel de evasión obtienen sobre su malestar. Sin embargo, la característica principal es que lo hacen de manera compulsiva.

Su vida es como una rueda que no puede parar de girar, porque en el momento que lo hiciera, se verían obligados a mirar hacia adentro, y es justo lo que quieren evitar por todos los medios. Justamente lo que quieren es vivir evitando conectar con ese dolor.

 

¿Cuál es el problema que acarrea esto a sus parejas?

Cuando les conoces la primera vez y no sabes nada sobre ellos, en un primer momento, este tipo de personas parezca que tienen unas ganas de vivir tremendas, que hagan todo con una intensidad especial y que sean muy divertidas. Parecen sentimentales, vivos, con mil planes, dispuestos a cualquier actividad, con mucha intensidad en todo lo que hacen

 

Una cosa es segura, a su lado jamás te aburrías. Siempre teníais algún plan emocionante para hacer juntos (discusiones de por medio incluidas).

Si has vivido una relación tóxica, es muy probable que compartieras con tu ex pareja momentos inolvidables cuando las cosas estaban “bien”.

Seguramente te llevó a su lugar favorito donde visteis el atardecer y os jurasteis amor eterno, o compartisteis el fin de semana romántico más intenso que recuerdas.

 

Pues bien, la motivacion que tienen detrás de esa actividad incesante y esas ganas de vivir no es genuina. No forma parte de una personalidad sólida y bien formada.

 

Lo que hay detras es un intento de escapar de su dolor, una negativa a encararlo y trabajarlo, y detrás de esa negativa a trabajar el dolor, se encuentra una personalidad emocionalmente inmadura.

Iréis a escalar una montaña juntos y le brillarán los ojos de la emoción, se entusiasmará como un niño pequeño con un nuevo juguete y lo vivirá con tremenda intensidad. Esto te va a gustar y te va a enganchar porque también te hace sentir vivo. Es muy estimulante compartir actividades con una persona capaz de ilusionarse tanto con cualquier cosa que hagais juntos.

 

Sin embargo, si prestas atención, al día siguiente la montaña para tu pareja ya ni existe. Fue su píldora para el dolor interno de ayer. Sin embargo aquello ya pasó y ahora necesita una nueva distracción, porque ninguna pílora les dura lo suficiente. Su dolor interno sigue ahí, amenazando con salir a la superficie.

 

Necesita una nueva pastilla y la obtendrá buscando otro plan contigo o por su cuenta, pero ten por seguro que no se detendrá hasta que consiga tener su mente lo suficientemente ocupada.

 

Desde el ojo inexperto, esto se traduce como alguien con unas tremendas ganas de vivir, alguien activo con quien jamás te aburres y que siempre está dispuesto a buscar cosas emocionantes que hacer.

Esto, unido al enamoramiento que son capaces de generar, y al love bombing, hace que quieras pasar el resto de tu vida con ellos.

 

Sin embargo, si te detienes y analizas su comportamiento, te darás cuenta de que simplemente estan haciendo eso, tapar su malestar interno. Tu únicamente eres un compañero que les viene bien para hacer esa actividad.

 

Es por eso que cuando les sirves para huir de su dolor son los compañeros perfectos, en el sexo, viviendo aventuras mas alucinantes. Te conviertes sin saberlo en el “cómplice” de su evasión, pero no te ven nada más allá de eso.

Escalando la montaña juntos ellos no se han unido más a ti, no te han cogido más cariño por compartir ese fin de semana contigo ni han fortalecido vuestra relación.

 

Fue su pastilla para la evasión, nada más. Mañana necesitarán otra de nuevo, y la tomarán contigo o sin ti, eso no es importante para ellos. Lo importante es recibir su dosis y distraerse de su dolor hasta recibir la siguiente.

 

TENER EL PODER EN LAS INTERACCIONES

La otra manera que tienen de tapar ese dolor interno es hacer siempre lo posible por colocarse en una posición de poder sobre los demás. Especialmente sobre su pareja, que es la persona más cercana y a la que más dominada les interesa tener (es de la que mas combustible pueden extraer, por eso se le llama la «fuente primaria»).

Esto pueden hacerlo de dos maneras, ensalzandose ellos o devaluándote a ti (o ambas a la vez). El caso es hacerte creer que hay una brecha entre ambos a su favor.

 

¿Por qué hacen esto? Para ellos es la manera más rápida de obtener combustible de ti. Si tu crees de alguna manera que ellos son superiores y tu inferior, vas a estar más dispuesto a consentir abusos para “equilibrar la situación”.

¿Que es el combustible para una persona tóxica?. Es de lo que ellos se alimentan. Básicamente de tus respuestas emocionales, sean positivas o negativas.

La idea es que quieren saber que son capaces de provocar una respuesta emocional en ti. Eso les da una sensación de poder y control sobre ti.

 

¿Por que necesitan tener el poder?

 

Teniendo el poder se aseguran que van a poder extraer de ti y de las personas que les rodean lo que ellos necesitan. Estatus, prestigio, favores, admiración…en definitiva, sentirse importantes y grandiosos.

Piensa que si consintieran que tu tuvieras parte del poder, entonces cuando abusaran de ti tú automáticamente te rebelarías y les abandonarías o harías un contraataque, y eso a ellos no les interesa. Ellos siempre tienen que estar en una posición superior desde la que hacen y deshacen mientras son prácticamente intocables.

Esto les permite mantener su máscara falsa de seguridad y omnipotencia.  Con esta máscara, engañan a nuevas personas para hacerles creer sus inexistentes cualidades, y así se aseguran que el suministro de combustible no va a cesar de llegarles.

 

Sin embargo, el objetivo final y el motor central que mueve todas estas actitudes, es que mientras tienen poder y se sienten perfectos, evitan sufrir su siempre presente dolor interno.

 

Un dolor interno que todos en mayor o menor medida sentimos, puesto que todos poseemos miedos, carencias, traumas, etc… Sin embargo, en el caso de las personas tóxicas hay una marcada incapacidad a hacer frente a este dolor.

 

De esta incapacidad a encarar ese dolor, y al pánico que tienen a sufrirlo, es de donde provienen TODOS sus comportamientos.

 

Debido a esto, se encuentran tristemente atrapados en una rueda sin fin donde cada día están condenados a tener que fingir algo que no son. Cada nuevo día necesitan tener el poder sobre los demás, dejar claro que son los mas listos, los más fuertes…cuando en realidad no son nada de eso.

Paradójicamente, son los más débiles en su interior. Una persona equilibrada no necesita esa máscara ya que es capaz de gestionar de manera funcional el daño interno que pueda tener ocasionalmente.

No necesita sentirse superior a los demás, ni devaluarles, ni demostrar que es perfecta.

 

Como bien dice Eckart Tolle en El Poder del Ahora,

“EL poder sobre los demás es debilidad disfrazada de fuerza”.

 

 

 

En la segunda parte de este artículo, te explicaré el resto de repercusiones que tienen este tipo de comportamientos, cómo detrás hay una marcada inmadurez emocional, de qué manera viven ellos la relación, etc…

 

 


7 comentarios

María · 26 mayo, 2020 a las 07:33

Buscan combustible hasta de las cosas más tontas, ahora lo veo claro. A mi ex le gustaba llamar a empresas aseguradoras, bancos, etc… para hablar con comerciales, cerca de dos horas, haciéndoles creer que les iba a comprar su producto. No sólo no lo hacía sino que les mareaba hasta la saciedad. A mí me daba mucho apuro cuando hacía eso. Yo le preguntaba qué sacaba con eso y se reía. Por cierto, si estos comerciales eran mujeres, luego las buscaba por facebook y las agregaba como amigas. De esto me dí cuenta después de la ruptura. Todavía sigo flipando, la verdad. Gracias David

    David · 11 octubre, 2020 a las 19:20

    Hola María. Así es, necesitan el combustible ya que es sobre lo que se sustentan.

    Mi ex pareja TNP tenía conversaciones super intensas con personas que terminaba de conocer. Esto las confundía porque creían que el interés de ella era genuino cuando en realidad lo único que estaba haciendo era extraer combustible de ellas.

    Después de que lograba su suministro, se daba media vuelta y si esa persona le caía un piano de cola encima, le traía sin cuidado. Era tremendamente egoísta y carente de escrúpulos.

Alexis · 30 mayo, 2020 a las 23:27

Es tal cual! Con mi ex hicimos un viaje q para mi hasta el dia d hoy fue inolvidable y ella parecio sentir lo mismo q yo en su momento, dps con el tiempo siempre m parecio raro como cuando yo intentaba recordar esa travesia e intentar hacer planes para repetirla no notaba un gran entusiasmo y siempre esquivaba el tema d volver a viajar juntos,ahora veo claramente q le sirvio para evadirse en ese momento y como repetirlo iba a significar un gran esfuerzo dl cual no iba a obtener la misma recompensa “evasiva” nunca mas viajamos…entre tantas otras cosas

    David · 30 mayo, 2020 a las 21:45

    Exactamente Alexis. Para tí fue un viaje especial que compartisteis juntos, pero para ella únicamente fue su píldora para el dolor de aquel día. Mi ex pareja hacía lo mismo, se entusiasmaba con el plan el mismo día pero una vez que ocurría rara vez hablaba de ello ni parecía mostrar recuerdos o haberlo integrado dentro. Esto era porque ya estaba demasiado ocupada buscando la siguiente píldora, buscando un nuevo sitio de donde obtener combustible.

    Tu no forjas un pasado con ellos que fortalece vuestra relación. Unicamente te utilizan como vehículo para escapar de su dolor. Yo de hecho se lo decía, solamente me quieres como un plan más para tapar tu malestar, sin embargo si yo tengo un problema y te necesito, entonces no quieres saber nada. Son así…es por eso que hay que sacarlos de nuestra vida cuanto antes.

      Alexis · 1 junio, 2020 a las 03:16

      No deja d sorprenderme q su patron d conducta sea d manual en cualquier lugar dl mundo, yo llegue a decirle»vos solo m queres de puching ball emocional»

Clau · 4 octubre, 2020 a las 00:27

Gracias David… Mi ex ahora se va a Polonia con su nueva novia. No me ha dejado desde que termino conmigo, a mi me dijo que se iba a España y ahora a Portugal. Pero el mundo es pequeño y pues se va con la novia a Polonia. Me da mucha impotencia con ganas de tratar de alertarla. Tiene el mismo comportamiento de todas sus ex que con ella. La engaña terrible, le miente. Pero éste señor ya la envolvió con sus dote de super hombre y de qye puede con todo.. Lo que describes es una realidad. Te llenas de expectativas irreales.

David · 11 octubre, 2020 a las 19:17

Hola Clau.

Entiendo esa impotencia que sientes, es normal cuando has conocido el lado oscuro de esa persona (o sea su lado real) pero ellos van por ahí con su mejor careta dando buena impresión a los demás. A mí también me ocurrió con mi ex pareja TLP cuando coincidimos una vez en un evento y ella se mostraba encantadora con algunos conocidos.

Sentí mucha frustración de no poder decirles a todos «esta persona no es así, en realidad es un autentico monstruo despiadado». Sin embargo, no es buena idea que trates de alertar a su nueva víctima. Ten en cuenta que visto desde fuera, va a parecer que quieres entrometerte y puedes quedar de paranoica, aunque lo que estés haciendo tenga toda la razón del mundo.

Este tipo de personas van saltando de relación en relación, nunca duran mucho tiempo ya que «queman» a sus parejas. Cualquiera que no tenga unos límites fuertes y corte a tiempo con ellos, caerá en la misma relación abusiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!