Conseguiste escapar de aquella relación tan dañina, has conseguido recuperar tu estabilidad emocional y has retomado tu vida allá donde la habías aparcado. Parece que las heridas comienzan a cerrarse. Pero de repente un día conoces a alguien…

 

Quizá ni siquiera estabas buscándolo. Puede que sea un compañero/a de trabajo, una antigua amistad… el caso es que ha aparecido en escena y hay probabilidades de que surja algo íntimo entre vosotros.

Comenzáis a conoceros, pero pronto comienzas a ver cosas extrañas:

– Le he escrito y no me ha contestado: ¿Me estará racionando la atención?

– Esta siendo bastante intenso: ¿Será el bombardeo de amor?

– Coincidimos en muchas cosas: ¿Estará haciendo la almagemelización?

– Me ha contado traumas pasados demasiado rápido. ¿Tendrá un trastorno de personalidad?

– También ha salido de una relación toxica hace poco. ¿Será casualidad?

 

Entonces saltan tus alarmas. Todo esto te recuerda sospechosamente a algo que ya conoces. Quizá si no hubieras vivido aquella relación tóxica en el pasado, estas señales te hubieran pasado desapercibidas.

Algunas incluso te habrían agradado. Sin embargo ahora te hacen desconfiar.

Y aquí viene la gran duda que muchos me preguntáis.

 

¿ES TÓXICA TAMBIÉN O TENGO MIS DEFENSAS DEMASIADO ALTAS?

Cuando empezó tu anterior relación toxica, al principio viviste la luna de miel con el/ella y todo parecía idílico.

Sin saberlo te estabas metiendo en la trampa y pasaste por alto ciertos detalles.

¿Cómo pude no darme cuenta antes? He escuchado esto mil veces.

Una vez que has tomado distancia y ganado claridad mental, lo ves muy evidente.

Sin embargo, ahora se trata de una nueva persona.

Dicen que cuando tienes un martillo, corres el riesgo de que todo te parezcan clavos.

 

Es cierto que existen muchas personas tóxicas y no podemos apagar por completo nuestro narsómetro por haber finiquitado nuestra ultima relación tóxica (yo he topado con 5 y solo tengo 40 años).

Sin embargo, tampoco se trata de que a la mínima señal, salgas huyendo, o incluso que te cierres por completo a conocer nuevas personas.

Es necesario encontrar un equilibrio entre ambos extremos.

 

En mi caso, hace años contacté con una mujer en la app de Adopta un tío. Antes de llegar a conocernos en persona me confesó que había salido de una relación tóxica hacía pocos meses.

Le dije directamente que sus defensas ahora estaban probablemente demasiado altas. Me aseguró que no.

Durante algunos días nos escribíamos por whatsapp, con alguna conversación telefónica. Un día quedamos para hablar por la noche, pero yo tuve un dia muy complicado y no pude llamarla como habíamos quedado. Ella directamente arremetió contra mi, no escuchó ninguna de mis explicaciones y después me bloqueó para siempre sin darme opción a explicarle nada.

Obviamente esto es una respuesta desproporcionada.

¿Entonces donde está el punto correcto para gestionar esta situación?

 

QUE HACER SI CREES QUE TU NUEVA PAREJA PUEDA SER TÓXCA

Si estás conociendo a una nueva persona y empiezas a detectar lo que crees que pueden ser pequeñas banderas rojas, te recomiendo lo siguiente.

Sigue adelante, pero con las antenas bien puestas y dispuesto a marcharte si es necesario.

Si tu pareja es realmente tóxica y tú estás prevenido, no te va a costar conseguir evidencias en unos pocos días.

Hablo de pequeñas banderas porque evidentemente si ya al principio hay banderas rojas muy grandes, debes salir huyendo sin mas dilación.

 

Ejemplos de banderas rojas como una catedral:

– Te cuenta el primer dia que ha intentado suicidarse alguna vez.

– Teneis sexo el mismo dia que os conocéis en los servicios de un bar (casualmente eres el primero con el que hace esto).

– A la semana de conoceros, empieza a hablar de vivir juntos, tener hijos, casaros, etc…

– Te confiesa que tiene problemas con las drogas o cualquier otra conducta de riesgo.

– Te cuenta toda su vida sexual pasada o tiene comentarios sexuales inapropiados.

– Te explica con pelos y señales todas y cada una de sus relaciones pasadas.

 

Si ya ha aparecido alguna de estas señales, no hace falta que sigas leyendo. ¡Huye como alma que lleva el diablo!

 

EVITA CRUZAR EL PUNTO DE NO RETROCESO

Las personas tóxicas se colaron en nuestra vida porque nos embriagaron ANTES de que las señales de peligro comenzaran. Cuado empezaron a ocurrir cosas extrañas, estábamos ya demasiado enganchados como para distinguir el color rojo de las banderas.

Si estas conociendo a alguien tóxico, esas señales inevitablemente van a acabar apareciendo.

La cuestión es que tú te mantengas en un estado emocional en el que seas capaz de verlas.

Vamos que tienes que ir con un pie en el pedal de freno, y el acelerador de momento ni tocarlo.

Cuando estás conociendo a una nueva persona, hay una línea que no debes cruzar hasta saber que puedes confiar en ella.

Pregúntate a ti mismo, ¿Sería capaz de continuar tranquilamente con mi vida si esta persona desapareciera ahora mismo?

Cuando aún no estas seguro de si esta persona es confiable, esa respuesta debe ser un SI rotundo.

 

Durante el trayecto de un avión en el aire, existe un concepto que se denomina Punto de no retroceso:

“En navegación aérea se conoce como punto de no retroceso a aquel punto en un vuelo en el que, debido al consumo de combustible, un avión ya no es capaz de volver a su aeropuerto de origen. Después de pasar el punto de no retroceso, el avión no tiene más opción que seguir a algún otro destino. Por ello al alcanzar el punto de no retroceso se adquiere un compromiso muy importante.”

Fíjate en la última frase “Se adquiere un compromiso muy importante”. En el momento que no puedes regresar a tu aeropuerto «base», estás exponiéndote a consecuencias serias.

Obviamente si quieres involucrarte con alguien, va a llegar un momento en el que tendrás que exponerte. Sin embargo, el problema es que en las relaciones tóxicas hacemos esto demasiado pronto.

Conoce primero qué tipo de persona es, y cruza el punto de no retroceso después.

 

CONSEJOS PARA EVITAR CRUZAR EL PUNTO DE NO RETROCESO

Para que consigas esto, te doy varios consejos:

No tengais sexo hasta por lo menos la quinta cita o que haya pasado mínimo un mes. Sí, he dicho un mes. Ya tendréis tiempo después de acostaros todas las veces que os apetezca si se trata de alguien sano.

Cuando tienes relaciones íntimas con la otra persona vas a crear un vínculo sexual con ella. Conviene que no hagas esto hasta que no la conozcas mínimamente y para esto se necesita tiempo.

Las personas tóxicas van a intentar siempre tener sexo muy rápido contigo para nublar tu capacidad de percepción y poder manipularte después sin que te marches fácilmente.

 

Hasta que no ocurra una situación donde tu necesites ayuda, apoyo emocional, etc… no vas a saber con quien estás tratando.

Como decía mi abuela, cuando estés en la cárcel o en el hospital, sabrás quienes son tus amigos de verdad.

Pero ten cuidado, los narcisistas encubiertos, TLP y psicópatas pueden simular al principio tener empatía y querer ayudarte. Si prestas atención, te darás cuenta de que no lo hacen de forma genuina.

 

Ten en cuenta que no conoces de verdad a una persona hasta que no has pasado con ella por lo menos un año. Compartir unos meses, por intensos que sean, no es conocer a una persona realmente.Un año es tiempo suficiente como para tener una buena idea de cómo es ese alguien porque se habrán dado situaciones con problemas de la vida real. Entonces es donde compruebas cómo responde el/ella.

 

– No dejes tu camino de lado y pongas a esta persona en el centro de tu vida. Por este motivo siempre insisto en que es importante tener una individualidad fuerte. No adaptes de repente todos tus planes para quedar con el/ella (aunque te mueras de ganas).

 

TU PAZ INTERIOR NO ES NEGOCIABLE

Hay una señal que es infalible, solo que en su día no le hicimos caso. Nuestro cuerpo nos habla.

Cuando conoces a una persona sana, te sientes relajado. Las cosas fluyen con naturalidad y no altera tu paz interior.

– No tienes la sensación de que te está ocultando información.

– Si tiene interés por verte, lo manifiesta abiertamente.

– No utiliza jueguecitos para racionarte la atención y hacerse la interesante.

– Sientes que puedes contactar con ella libremente si lo necesitas.

– Puedes centrarte en tus tareas porque te proporciona tranquilidad suficiente.

 

Si las conductas de la otra persona te producen una mala sensación en la boca del estómago de forma repetida, te digo que con toda seguridad estás con una persona tóxica.

Además de 4 relaciones tóxicas, he tenido 6 relaciones sanas que duraron años. Durante todo ese tiempo…

– ¿Sabes cuantas veces tuve esa sensación de malestar?

– ¿Sabes cuantas veces tuve ansiedad?

– ¿Cuantas veces nos fuimos a dormir tardísimo con discusiones interminables?

-¿Cuantas veces tuve que buscar en internet para ver si mi pareja tenía un trastorno?

 

Nunca. Ninguna.

 

Si no puedes estar relajado mientras conoces a una persona, si altera tu paz interior, entonces es mejor soltarla y seguir tu camino.

De lo contrario, vas a pagar un precio muy alto y te lo digo por experiencia propia.

En el mundo de las relaciones hay dos tipos de personas, los que valoran su paz interior por encima de todo y los que están dispuestos a sacrificarla a cambio de intensidad y emociones fuertes.

Yo estuve 10 años en el segundo grupo. Gracias a ello tuve la “suerte” de enredarme con 3 narcisistas encubiertas y una TLP. Fueron sin duda, los peores años de mi vida.

 

LA REGLA DE LOS 3 STRIKES

En el caso de que vayas sintiéndote bien de manera constante, pisa el acelerador y olvida este artículo.

En cambio, si las conductas de tu nueva pareja te hacen sentir mal repetidamente, ¿Cuál es el momento de marcharme?

Yo tengo la norma de los 3 strikes, como en el béisbol.

1.- La primera vez que me haces algo que no me gusta, quizá no lo sabías. Te aviso que no me lo hagas de nuevo.

Por ejemplo:

– Te aviso que no me gusta que me canceles planes en el último momento

– Te aviso que no me gusta que tengamos una conversación íntima y después desaparezcas 2 días sin explicación.

– Me parece una falta de respeto que mires/coquetees con otras personas cuando estás conmigo.

– Te advierto que no me hables 24 horas sobre tus ex parejas.

– Te transmito que no hagas bromas de mal gusto sobre mí y mucho menos en público.

– Te explico que no voy a aceptar estar abajo en tu lista de prioridades.

 

2.- La segunda vez que lo haga, se le ha podido olvidar por descuido. Vale, un fallo puede tenerlo cualquiera y le doy otra oportunidad.

 

3.- Si lo hace una tercera vez, no le busques justificación. Aquí está el error y la puerta de entrada a una relación tóxica.

 

No imagines explicaciones enrevesadas que puedan disculpar su conducta…

– Ha desaparecido durante 3 días porque NO LE IMPORTAS, no porque haya perdido su teléfono móvil o se haya caído por un pozo.

– Cancela los planes contigo en el último momento porque está tonteando con otros, no porque tenga que ir a ver a su abuelita que está muy enferma.

– Coquetea con otras personas mientras estás delante porque sencillamente no le importa si eso te hace daño. No pienses “bueno, es que es su forma de relacionarse con los demás”.

– Te habla 24 horas de sus ex parejas porque no quiere una relación sana sino un terapeuta que cure sus heridas.

– Te hace bromas de mal gusto porque quiere rebajar tu autoestima, no porque tenga un sentido del humor ácido.

– Te pone abajo en su lista de prioridades porque sencillamente no eres una prioridad para el/ella.

 

Aplica el principio de la Navaja de Ockham, la explicación más sencilla, es probablemente la correcta.

 

Otra cosa es que tú te niegues a aceptarlo.

 

NO TE MOLESTES EN EXPLICAR LO EVIDENTE

Cuando llegas a este punto, debes tener todavía la suficiente claridad mental para aceptar que estás con un manipulador emocional y tomar las medidas oportunas.

Si intentas validar tus percepciones con una tercera persona o un psicólogo que no conozca las relaciones tóxicas, es posible que no sean capaces de verificar la manipulación porque su juego ha sido extremadamente sutil.

Recuerda, si fuese una persona sana, ya habrías dejado de leer este artículo porque te sentirías muy bien. En lugar de eso estaríais planeando vuestro próximo fin de semana.

Por otro lado, es importante que entiendas que la ruptura debe ser de forma unilateral.

Si se trata de una persona tóxica no va a servir de nada que intentes explicarle tus motivos.

 

Imagina que estais jugando una partida de ajedrez y ella comienza a mover la torre en diagonal. Una vez, y otra y otra mas.

No va a servir de nada que intentes explicarle que la torre no se mueve en diagonal. Una persona sana ya sabe perfectamente que la torre se mueve en línea recta.

No tienes que explicarle las normas del juego porque las conoce y las respeta.

Cuando estas con alguien que no respeta las normas, la única salida es levantarte y abandonar la partida.

Normalmente van a reaccionar culpándote a ti diciendo que exiges demasiada atención, que eres celoso, te montas películas, etc…

No caigas en la trampa de escuchar sus argumentos. Les diste tres oportunidades para reaccionar de forma adecuada. No lo hicieron, así que te marchas. Punto.

 

DEBES SER CAPAZ DE MARCHARTE

Una vez que has entendido que esta nueva persona es tóxica, debes ser firme y marcharte. Es posible que en ese momento intenten retenerte cambiando el discurso.

De repente se mostrarán accesibles, cercanos, cariñosos…te colmarán de promesas de futuro juntos, etc…

Debes permanecer inflexible ante esta trampa. Una persona sana no espera a que te marches para tratarte bien, te lo va mostrando día a día y de forma gradual.

Para ser capaz de irte, antes debes tener una individualidad fuerte. Tu camino, tus intereses, tus objetivos, proyectos, etc…

Nunca has dejado tu camino mientras conocías a esta persona, por tanto, regresas a el.

 

El problema es que no tengas camino al que volver y entres en el juego de consentir una y otra vez sus conductas con tal de no quedarte solo (esto es lo que me ocurría a mi mismo).

Una individualidad pobre también hace que tengas un día a día sin motivaciones. Esto implica que vas a estar dispuesto a recibir un trato injusto con tal de obtener cierta dosis de intensidad y drama.

Para que esto no te suceda, es necesario un trabajo previo. Haber construido tu propia individualidad, y esto lleva tiempo y esfuerzo.

Es el motivo por el cual no recomiendo que te involucres en nuevas relaciones hasta que hayas trabajado esta área.

De lo contrario, te va a resultar muy fácil aferrarte a relaciones que no te convienen, y esto hace que inevitablemente acabes perdiéndote a ti mismo.

 

 

Categorías: Una nueva vida

9 comentarios

Dañado Anónimo · 18 abril, 2022 a las 14:25

En mi caso, la EX TLP consiguió engañar también a mis padres y habla con ellos por whats app (la tengo bloqueada en todas partes). Ellos no saben la verdad de su enfermedad y la victimizan, pensando que soy malo por haberla dejado. ¿Me aconsejas hablar con mis padres y contarles la cruda realidad? No quiero consentir quedar con ellos como lo que no soy.

    David · 18 abril, 2022 a las 14:36

    Por supuesto que debes contarselo. Las personas con TLP tienen una extraordinaria capacidad de tregiversación difícil de entender para el que no lo ha vivido.

    Yo en tu lugar se lo explicaría claramente, aunque te adelanto que quizá no sepan comprender en toda su magnitud el problema. Ya he visto que muchos psicólogos no advierten el alcance que tiene una de estas personas, por lo que alguien que ni lo ha estudiado ni sabía que existe es posible que te mire con incredulidad.

    Aun así hazlo, debes defenderte ante sus falsas acusaciones.

Dañado Anónimo · 18 abril, 2022 a las 16:19

Lo digo para no atraer su ira y que embarre aún más. A lo mejor es apropiado contárselo dentro de un tiempo, cuando las aguas estén calmadas y evitar reacciones demasiado intensas por mi parte. A ella la ven casi como la nuera perfecta, porque claro, viéndola unas cuantas veces, venir a comer a casa y tal, 4 whats app, así cualquiera monta una máscara convincente.

Una persona honesta, ante la tesitura de ver cómo los padres tienen la tentación de pensar que su hijo es un desagradecido por «dejarla tirada, sin razón aparente», al menos respondería algo como: «Asumo mi responsabilidad, porque en ocasiones tengo comportamientos indebidos y le pedí perdón».
Pero nada, se dejó acariciar el lomo, enfatizando (por omisión) el rol de víctima iniciado por mis padres. Veré cómo lo hago, pero desde luego su máscara tiene que caer. Mientras tanto, ahí sigue, en el what´s app de ellos, vete tú a saber si esperando el momento de volver a atacar…

D · 20 abril, 2022 a las 07:19

Tambien te digo, si tus padres sencillamente te ven así sin siquiera interesarse por ti… habria que indicarle los hechos eres su hijo y a ella la han visto un par de veces por dios. Hay gente mala en la vida. De todas formas mientras tengas tu también claro el bicho que es y la tengas lejos, poco mas va a poder hacer. Y si consigues explicarlo a tu familia, que te entienden bien, que no, puede servirte de filtro incluso con tu familia.

Le pasó algo parecido a una conocida con su familia, lo que no sabe su familia esque ese yerno tan estupendo golpeaba a base de bien a su hija. Pero el hecho que no lo sepan es mas por la verguenza de la hija que por otra cosa. Es frustrante pero en estas situaciones yo abogo por poner las cosas claras y si no te entienden para mi ahi estan dejando claro lo que les importa mi sentir a la gente de alrededor, asique fuera.

Todos tenemos comportamientos indebidos a veces, pero se debe a algo. O bien que no nos hemos atendido a tiempo o porque tenemos la dinamica de echar la mierda fuera. Cuidado cuando te disculpas por tus supuestos fallos, porque al final antes que nada te tienes que escuchar y si te has sentido enfadado y has reaccionado mal es por algo y hay que ver por qué. En lugar de ser tan responsables con los demas e ir disculpandonos siempre por querer ser correctos y respetuosos.

Hago este enfasis porque hay que afinar tambien a la hora de poner responsabilidades y es muy facil echarnos la carga de las cosas y no, hay que escucharse porque puede ser que tengamos nuestros motivos pero hay que escucharnos. De pedir disculpas luego siempre hay tiempo con la gente sana

María · 9 mayo, 2022 a las 09:32

Hablar en consulta con David me ha sido de mucha ayuda. He encontrado en David alguien que me entendía completamente y tenía empatía con lo que yo estoy viviendo. Más allá de conocer la parte más racional de estos temas, la parte emocional necesita ser comprendida.

Esto me ha servido para reforzar y sentirme segura, sabiendo que lo que me estaba pasando era normal, no se trataba de que yo estaba viviendo o haciendo mal el proceso. A veces los terapeutas te explican y te echan la bronca, pero necesitamos tangibilizar algunas cosas para poder verlas de cerca, con David he logrado hacerlo y ver todo con más claridad.
Todavía me queda camino pero tengo mucha lucidez y veo cosas que antes no veía. Seguramente seguiré contando con David.

En el camino de aceptarlo · 11 mayo, 2022 a las 11:14

Muchísimas gracias a David por la labor tan grande que hace. Los artículos son buenísimos porque son la pura realidad, escritos por una persona que lo ha vivido de primera mano y que te ves totalmente reflejado.
El tomar consciencia de que le pasa a muchas personas y que los síntomas son en todos los casos exactamente iguales es un gran paso para que se te caiga la venda y ver la realidad.
Teniendo una consulta con David te das cuenta que te entiende perfectamente porque lo ha vivido y te aconseja según su propia experiencia abriéndote aún más los ojos.
Superar este tipo de relaciones es un camino largo y es a base de sumar muchas pequeñas cosas y para mí este blog y hablar contigo ha sido un gran paso.
Muchísimas gracias de nuevo David por este blog, por tu dedicación, por contestar gratuitamente a mis miles de dudas sintiéndote realmente interesado en ayudar y preocupado y por tu gran empatía

Virginia · 25 mayo, 2022 a las 17:25

Agradecer a David todo el apoyo que me está brindando. Sus terapias me ayudan a sentirme fuerte y a superar el duelo de la ruptura. Incluso fuera de horario de terapia se preocupa por saber como voy progresando y continúa aclarando mis dudas y minimizando el dolor de estos malos momentos. Desde luego seguiré contando con él🤗

Ricardo · 9 junio, 2022 a las 09:09

Hola, mi nombre es Ricardo

LLevo 11 meses separado, de una relación de 11 años con una mujer que perdía el control de manera radical y pasaba de amor más profundo a la ira más salvaje, siempre por el miedo al abandono y al final se convirtió en venganza personal hacia mi, mi familia y mis amigos cuando le pedí el divorcio después de traicionarme de la manera más agresiva posible intentando quebrar la relación con mis hermanos, mis amigos, padres e incluso personas con las que trabajo. Envió decenas de correos electrónicos con videos y audios grabados por ella en las que me acusaba de intentar una infidelidad, en ellos me insultaba y describía cómo te puedes imaginar, a mis hermanos les envió correos diciéndoles las peores cosas posibles incluso que yo hablaba mal de ellos, intentó destruir el matrimonio de uno de ellos, también escribió a sus parejas, en la lista de bodas encontró los teléfonos de mis amigos e hizo lo mismo.

Su familia con la que me llevaba muy bien, me cerró la puerta de golpe ya que vendió esa falsa imagen de mi, llevaba años volcado con ellos y fuera de mi círculo, el suyo , que se había convertido en el mío, y cuando me separé, me quedé solo, aislado,, hueco, vacío, y completamente desorientado, me sentía increíblemente culpable. La conocí con dos crios de 15 meses y 3 años, su pareja la había abandonado por una mujer más joven, me contó también que descubrió cómo su padre se acostaba con su tía cuando era joven y pensando en que estaba traumatizada por este daño, pensé erróneamente que era normal tener esa desconfianza. Era un imán para mi, 11 veces en 11 años me fuí de casa por las explosiones de ira y odio repentinos, muchísima agresividad, escándalos, todo hablar de compañeras de trabajo o de cualquier cosa que ella considerase en su cabeza que me alejaba de ella, y me fuí vaciando de autoestima hasta que me quebré completamente al final y decidí que no podía estar con alguien así, tan agresivo y manipulador, vengativo…

Cada 3 o 4 semanas se pone en contacto conmigo de alguna manera, según ella soy en hombre de su vida, es como si nada hubiera sucedido, cuando le pregunto si está haciendo terapia dice que medita, y eso no vale, intenta atraparme con esos momento tan tan intensos que viví con ella, a la que intenté ayudar siempre para que tomara nota de esas salidas de tono y buscara ayuda. Fue a peor tras el confinamiento, donde ya empezaba a romper cosas en la casa, y me envía miles de whatassap al trabajo donde me echaba de menos pero al llegar a casa, no parecía pasar nada.

Me fui con mucha culpa y pena dejando atrás ese circulo, a sus hijos que crié y quiero, y un agujero enorme dentro de mi, que ahora comprendo y sano, cada vez que se pone en contacto conmigo me entra una ansiedad increíble, buena señal, es una alarma de supervivencia, hay que hacerla caso, porque necesito olvidar esa manera tan intensa de sentir, cambié mi forma de apegarme a los demás, me reprograme para así evitar que alguien así se vuelva a colar en mi vida, no se si tenía solo TLP o TNP, o ambas cosas, a veces parecía tener conciencia de todo el daño que hacía, llego a decirme que poseía personas como si fueran cosas, impresionante, jamás me imagine que alguien me podría hacer tanto daño diciéndome al mismo tiempo que era el amor de su vida.

Intento el contacto 0, siempre que me deja ella claro.

Respeto a las personas que buscan ayuda en terapia con ayuda de profesionales familia fuerza de voluntad y aceptación., no quiero nadie piense que hay desprecio en mis palabras hacía alguien que sufré, toma conciencia de que su sufrimiento hace daño a los demás y se pone en marcha para minimizar tanto dolor. Podría haberla denunciado, cruzó todas las líneas, y lo que más me pesa es ver donde estuve sin tomar conciencia antes, no lo hice por sus hijos a los cuales quiero y espero algún día re encontrame con ellos.

Necesito contarlo, lo he pasado muy mal tardando en aceptar todo, ahora que lo acepte curo mis heridas.

Vivo en la desconfianza hacía tener relaciones, veo luces rojas por todas partes y no se si esto se me pasará algún día para poder rehacer mi vida con otra persona, aunque con esto, tampoco hay prisa.

Al final el autoconocimiento, la aceptación, y terapia, me han puesto a funcionar pero es duro de repente abrir los ojos y ver donde has estado intentando llegar a algo inalcanzable emocionalmente, y en ese transito te vacías de autoestima, y llenas de culpa, y tu salud se empieza a deteriorar, no se puede ayudar si no hay reconocimiento y aun existiendo este, no lo recomiendo si el caso es tan extremo como el que yo sufrí,al fin y al cabo, solo hay una vida y hay que vivirla con todo el espectro de colores, no en blanco y negro, por mucha droga que proporcione estar metido en una rueda de dependencia de idealización y devaluación.

Deje la droga.

Ricardo · 9 junio, 2022 a las 14:46

Gracias David, por tu labor aquí, como decía Hannibal Letter «los monstruos exiten Clarice, están entre nosotros»

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!