Sauldos querido lector. Espero que tu y tus seres cercanos os encontreis bien dentro de esta terrible pandemia que estamos sufriendo. A día de hoy, los contagios no paran de crecer en todo el mundo, al igual que el numero de fallecidos…esta claro que esta situación marcará un antes y un después en las vidas de todos.

 

Se trata de una situación de crisis a nivel mundial, sin precedentes. Prácticamente no existe persona en el planeta que no se vea afectada por el coronavirus. Los gobiernos han llamado (u obligado) al confinamiento masivo de todos los habitantes, como medida protectora para contener los contagios.

Ahora mismo, existe un altísimo porcentaje de la población mundial que se encuentra encerrado en su domicilio sin poder apenas salir a la calle. Existe una tremenda incertidumbre a nivel laboral sobre qué ocurrirá después de la crisis sanitaria, esto contando con que no te hayas infectado o algún ser cercano a ti se haya infectado.

 

Vale David, pero todo esto ya lo sabía, me dirás…¿y que tiene que ver con las relaciones tóxicas?

Pues bien, no te marches porque voy a compartir contigo el motivo de este artículo.

 

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DE LA CRISIS

En los últimos días, he recibido mensajes de varias personas cercanas a mí, contándome que sus antiguas parejas tóxicas les han recontactado con mensajes de gran arrepentimiento y donde les piden por favor regresar a la relación. El punto álgido llegó cuando hace un par de días, mi ex pareja TLP me escribió un email queriendo tener noticias mías…siete años después de dejarla y no querer saber nada de ella…(al final del artículo puedes leer el email).

 

La crisis ha hecho entrar en pánico emocional a muchas personas. Especialmente a los individuos tóxicos que viven siempre bajo la apariencia de una bonita máscara.

 

Probablemente nunca antes se han enfrentado a una situación como esta, donde no tienen suministro de personas a las que drenar, donde quiza tengan a un familiar contagiado, o donde simplemente se han visto obligados a detener su incesante ritmo de vida cargado de estímulos con los que distraerse de su dolor interno.

Esto ha provocado que se produzcan un aluvión de Hooverings hacia sus ex parejas con el objetivo de obtener una fuente de la que extraer energía. Alquien a quien poder volcar su toxicidad en estos momentos difíciles.

El problema es que, si esto te ocurre, es muy probable que tú te encuentres también debilitado por la situación. Los efectos negativos nos influyen en mayor o menor medida a todos, y el aislamiento social, así como la supresión de toda nuestra vida privada nos dejan bastante vulnerables a intentos de manipulación.

 

EL COVID 19 YA ES UN PROBLEMA. NO BUSQUES OTRO PROBLEMA MÁS

Las personas tóxicas siempre son un problema. Siempre hay que estar pendiente de ellos, de sus demandas irracionales, de sus estallidos, de sus tergiversaciones y de sus actitudes egoístas.

Pensar que esta pandemia les va a hacer cambiar y se van a volver personas nobles y comprensivas es un error que te puede costar mucho en esta situación.

No tengas la brillante idea de volver con tu ex pareja tóxica en medio de esta crisis (ni nunca, realmente).

 

Puede que te sientas aislado, puede que la cuarentena esté siendo dura, puede que desees mas que nada en este mundo contactarles. Pero creeme, si regresas con ellos, tendrás la misma diámica de siempre, y además en este contexto tan difícil.

Estamos en un momento de la historia muy delicado. Un momento para mantener la calma y la salud mental como principal objetivo. Volver a involucrarte con una persona inmadura emocional, egoísta, carente de empatía y que solo le importa ella misma ¿te parece buena idea?

Amigo/a, ahorra fuerzas para lo que queda por venir. Blinda tu salud mental porque la necesitarás para mantenerte estable, mantén tu cuerpo libre de las tremendas repercusiones negativas que traen estar con una de estas personas.

 

Es momento de cuidarnos más que nunca, y de permanecer unidos con las personas que de verdad nos quieren. A tu ex pareja tóxica no le importaste nunca y no vas a importarle ahora por mucha situación de emergencia que exista.

Simplemente se sienten terriblemente vacíos porque su vida es un vacío continuo. Lo que ocurre que cuando todo “va bien” tienen siempre a su alcance personas a las que utilizar, y experiencias y estímulos que consumir para acallar sus demonios internos.

 

Así van viviendo siempre en una permanente huida hacia delante. Pero ahora se han visto encerrados en casa, no tienen personas a las que explotar, no pueden distraerse con drogas, comidas exquisitas, eventos, placeres, etc… y esto hace que se vean obligados a  mirar hacia su interior.

 

Esto es lo que precisamente siempre intentan evitar. Mirar hacia su interior, porque allí están todos los traumas pasados que nunca han querido ni han podido gestionar. Y esto para ellos es terrible.

Es ahí cuando tu entras en juego. Eres su via de escape rápida a esa situación tan dolorosa. Pero no son tan tontos de decirte esto abiertamente (y quizá ni sean conscientes de ello). Te lo van a “adornar” como si la pandemia hubiera hecho un cambio interno en ellos y ahora son alguien totalmente nuevo.

 

No consientas que te utilicen como tal. No es momento de estar con personas desequilibradas. Este estado es una prueba de fortaleza y equilibrio mental. Guarda tus reservas para ti mismo y no se las regales a alguien que solo volverá a intentar abusar de ti.

 

EL INTENTO DE HOOVERING POR MI EX PAREJA TLP

Voy a compartir con vosotros el email original que me ha enviado esta persona (obviamente su identidad permanecerá oculta), para que seáis conscientes de hasta donde puede llegar la mente de estos individuos.

Después de siete años de contacto 0, después de hacerme la vida imposible mientras mi padre estaba gravísimo en el hospital, esta persona se ha permitido el lujo de escribirme como si nada hubiese ocurrido. Como si yo sufriese de amnesia cerebral, como si fuesemos compañeros del alma.

 

Es una de sus técnicas, contactarte como si nada malo te hubiesen hecho. Es un truco para ponerte la miel en los labios y que les contestes con la misma dinámica. Ahí saben que han ganado, “me aproveché de el y todavía me responde como si nada”.

Debajo de cada parrafo, voy a escribiros mi “traducción” así como la opinión que me merece. El motivo de esto es que podais ver de cerca un caso real, así como que os sirva para reaccionar de manera fría ante el descaro de este tipo de personas que no dudan en intentar entrar a tu vida cuando mejor les conviene a ellos y después de habernos tratado como lo hicieron.

 

Cualquier persona que leyese este email, pensaría que fuimos una gran pareja donde hubo respeto y amor, y en la que nos separamos de manera madura. Nada mas lejos de la realidad…(si quieres, puedes leer la historia completa aquí).

 

 Hola David…

Parece que las personas tóxicas aman los puntos suspensivos. Debe ser su manera particular de hacerse los interesantes.

¿Cómo estás?

¿Cómo estáis llevando toda esta maldita pandemia en vuestra familia y entorno?

Espero y deseo que estéis todos bien y sigáis así. Cuidaros mucho y estar muy unidos.

¿De verdad ahora le interesa como estoy yo y mi familia? Los dos años que pasé con ella fueron los dos peores de mi vida. Por supuesto mi familia tampoco le importó lo mas minimo, y puso la guinda cuando mi padre estaba gravísimo en el hospital y me atacó sin ninguna piedad. Mi familia y yo pasabamos momentos dificilísimos y ella en lugar de ser un apoyo para mí se dedicó a intentar derribarme.

Sin embargo ahora, se permite el lujo de desearnos todo el bien del mundo, además espera que estemos muy unidos.

Aquí tenéis un ejemplo de la desfachatez de estas personas, y de cómo no tienen ningún miramiento en hacerse los interesados por tu bienestar cuando en realidad no les importas lo más mínimo.

Hace muchos años que no sabemos el uno del otro, he pensado en escribirte muchas veces pero no lo creí apropiado.

Por supuesto que no hemos sabido nada el uno del otro, porque NO QUIERO SABER NADA DE ELLA, porque es una persona TAN DAÑINA que no quiero saber absolutamente nada de ella, ni los últimos siete años, ni ahora, ni nunca jamás.

He pensado en escribirte muchas veces es un anzuelo que deja. Claro, pensaba muchísimo en mí pero se contuvo de escribirme por mi propio bien. Date cuenta de cómo acaban siempre apareciendo como tremendamente entregados hacia los demás.

He pasado unos días horribles, de los peores de mi vida. Mi padre cogió el Coronavirus, ha estado ingresado 7 días con Covid y Neumonía, además tiene Epoc y durante esos días  me han recorrido todo tipo de sentimientos y sensaciones por mi cuerpo y mi mente. Han sido días muy duros.

Después de esto no puedo permitirme pasar un día más sin saber de ti, sin saber cómo te encuentras y como te va la vida. Hoy día estás aquí y al otro…

Lo he sentido muchísimo por su padre pero esta chica se encuentra sola porque no supo cuidar a las personas que tuvo cerca e intentaron ayudarla, ni a su familia, amigos o parejas. Solamente se dedicaba a huir de su dolor mientras no le importaba si dañaba a otros en el proceso. Solamente le importaba mantener el control sobre los demás. Por eso ahora se da cuenta que puede quedarse sola y le invade un miedo atroz.

Ayer soñé contigo, no es la primera vez que sueño contigo ni creo que sea la última.

Es muy bonito soñar, volver a ver a las personas que tanto quisiste, escucharlas, sentirlas, saber de ellas…

¿Se supone que debo dejarle entrar en mi vida de nuevo porque haya soñado conmigo?¿de verdad? ¿que me quiso? Pues si esa es su manera de querer a alguien, espero de verdad que nunca mas vuelvas a querer a nadie.

Aquí ha intentado mostrar un falso lado romántico para pulsar mi botón de ternura, nunca ha querido a nadie mas que a ella misma, ni le ha importado nadie mas que ella. Solamente busca abrir una brecha para colarse dentro y comenzar el juego de nuevo.

Mi padre por fin está en casa recuperándose, aún con oxígeno pero estable.

Todo lo que está pasando me da mucho que pensar, pienso en el antes y en el después de todo esto. De las consecuencias post traumáticas que nos dejará, pero también de todo el aprendizaje adquirido.

Claro que piensa, piensa porque su vida entera es una farsa, vive debajo de una máscara que ha visto casi caer con esta situación de crisis. Pero en cuanto las cosas vuelvan a su cauce, volverá a repetir de nuevo todas las conductas tóxicas que utilizó contra mí y contra todas las parejas que ha tenido este tiempo.

Una cosa es segura, cuando toda esta tormenta pase no seremos la misma persona que entro en ella. De eso trata esta tormenta…

Es un intento bastante flojo de transmitir profundidad, que es una persona profunda, a través de una frase de google…en fin, sin comentarios.

Espero y deseo que seas inmensamente feliz dónde estés, con quien estés y en el momento que estés…

Esta coletilla la escribe para preguntarme indirectamente si estoy saliendo con alguien. Básicamente es dejar la puerta entreabierta para que yo conteste “no, realmente no salgo con nadie” “estoy libre, puedes seguir enviando emails”.

Por supuesto que soy feliz, especialmente desde que la saqué de mi vida y para mi ya solo es un mal recuerdo.

Cuídate mucho.

Pepita.

 

 

Ahora, después de leer el email, imaginate que yo no hubiera logrado descubrir que esta persona tenía Trastorno Límite de la Personalidad, sus tremendas implicaciones y me hubiera fortalecido frente a ello.

Ahora imagina que 7 años después, yo no tengo pareja y me encuentro solo en casa, aislado, aburrido…y de repente aparece ella. Aquella chica tan intensa pero con la que resultaba tan difícil estar.

Parece que el covid le ha cambiado, demonios, quizá ahora sea buen momento para volver a intentarlo.

Intercambiaríamos algunos emails, primero me tantearía sutilmente para ver si me encuentro disponible, y después no tardaríamos en estar deseando que acabase la cuarentena para volver a estar juntos y esta vez si, sellar el amor verdadero para siempre.

 

Entonces yo habría tirado por tierra los ultimos siete años de mi vida, dejando entrar de nuevo a una persona con TLP en mi vida. Tendríamos una luna de miel inicial que pagaría a precio de oro, y en cosa de unas semanas, volvería a encontrarme exactamente igual que cuando estuve con ella la primera vez.

 

Por supuesto, no voy a contestarla. En realidad y aunque ella no lo sepa, ese email no me lo envía a mi.

Se lo envía a la persona codependiente y pobre de límites que estuvo dos años con ella.

En algún lugar de su cabeza ella confía en que esa persona todavía está por ahí disponible, dispuesta a entregarlo todo a cambio de muy poco, de cargar con una persona repleta de problemas emocionales… es lo que ella necesita ahora mismo.

 

Lo que ella no sabe es que esa persona ya no existe.

 

Dejarles atrás para siempre es la manera de que entiendan que el problema no está en los demás, sino en ellos mismos. Es la única manera de que aprendan que sus actos si que tienen consecuencias sobre los demás y que cuando dañas a alguien repetidamente, esa persona se aleja y no quiere volver a saber nada de ti.

Que hacer daño a los demas y después culparles es un camino corto que al principio te da ganancias muy rápidas pero que a la larga te lleva a la soledad absoluta.

Es la manera de que aprendan que la soledad que tienen la han labrado ellos mismos con su actitud, y que vivir permanentemente huyendo mediante viajes, placeres y esímulos, en lugar de enfrentar sus problemas, lo que hace es llevarles a esa soledad.

La soledad es el precio que acabas pagando cuando no cuidas tu relación con los demás, cuando no tienes empatía, cuando solo importas tú.

 

*******

 

Espero que este artículo te sea de ayuda para mantenerte fuerte durante esta crisis, en el caso de que recibas o hayas recibido un intento de hoovering.

Con este tipo de personas hay que ser inflexible. Cualquier signo de compasión o empatía por tu parte, lo utilizarán contra ti y antes de que te des cuenta, estarás de nuevo en el mismo ciclo tóxico.

 

Guarda tu buena fe y tus ganas de ayudar para aquellos que sí lo merecen.

El covid 19 ya es un problema bastante serio. No añadas otro problema más a tu vida.

 

 

Un abrazo y mucha fuerza.


24 comentarios

Perfecta desconocida · 5 abril, 2020 a las 20:44

Cuánta razón en todo lo que dices y cuánto me recuerdan esas palabras huecas del email que has recibido a las que me han dirigido a mí una vez finalizada la relación. Hay que protegerse mucho y muy bien de estas personas que destrozan en pedazos tu vida en general y tu autoestima en particular.
Gracias por escribir y ponernos, una vez más, los pies en el suelo!!
Un fuerte abrazo.

    David · 20 abril, 2020 a las 14:49

    Hola de nuevo Perfecta desconocida. Me alegra que te haya sido de ayuda el articulo. Es así, son palabras huecas, muy bonitas y muy profundas aparentemente, pero detrás no hay nada, como nunca lo hubo detrás de su máscara de falsa apariencia.

    Un abrazo muy fuerte.

Victor · 6 abril, 2020 a las 23:11

Mi ex me contacto ahora por medio de mis hijos escribiéndote todos los días llamando para orar con ellos, diciéndome que están enfermos, cada día tienen un problema de salud diferente, me dice que ella está enferma, aveces siento ganas de responderle siento lástima porque su abuelo murió hace poco, llevo 7 meses separado y todavía presentó disonancia cognitiva, ella fue muy dañina para mí pero la ame mucho

Ketnar · 8 abril, 2020 a las 00:11

Suscribo todo lo que dices. De momento mi ex no me ha contactado y espero que no lo haga. Estoy bastante tranquilo ahora como para que además de la cuarentena tenga que soportarla a ella.

Debe estar desquiciadisima. Nunca era de las que se quedaba en casa. Siempre haciendo deporte o en eventos varios…

No hay que creerse nada de lo que dicen, pero nada.

    David · 11 abril, 2020 a las 14:03

    Hola de nuevo Ketnar. Me alegra que el artículo te haya gustado. Desde luego es una prueba dura para estas personas que se escudan en la actividad incesante para escapar de sus demonios, es ahí cuando pueden conectar con su vacío interior y hacer un hoovering a la desesperada. Y si, una vez que hemos visto su verdadera cara, no hay que creerles ni una sola palabra.

    Un abrazo y me alegro de verte por aqui.

Salvatore · 12 abril, 2020 a las 00:51

Bravo David por esta página. Tu labor altruista es INMENSA. Y mil gracias por atender a nuestros correos con tu opinión, aun siendo desconocidos.
Incluído sugerencias de post aceptadas.

    David · 20 abril, 2020 a las 14:51

    Hola Salvatore. Gracias por tu feedback. Vuestros comentarios son la mejor motivación para continuar escribiendo y ayudando a los demás a romper con estos vampiros emocionales.

    Un abrazo!!

Mundoarkero · 13 abril, 2020 a las 21:05

Hola David!
Creo que lei esto demasiado tarde, como me mencionaste anteriormente, debia estar preparado, pero no fue así…
Cometi el error de creer nuevamente, pero algunas conductas siguieron iguales y eso también me llevo a actuar de manera descontrolada en base a situaciones qué por más qué uno las intenta conversar, no tiene resultado alguno…
Hoy estoy más tranquilo, creo que era necesario quizás abrir los ojos y entender qué la gente muy pocas veces cambia, creo en eso ya que se qué e cambiado, pero xk me lo propuse y estoy en tratamiento para hacerlo…
Vi la realidad de qué muchas veces la gente es egoiata y hace mucha falta la empatía, el ponerse en el lugar de la otra persona, cosa qué no paso en esta situación….
La desconfianza por mi lado abundaba y x más qué intentara hacer borrón y cuenta nueva, algunas cosas no cambiaron y me llevo a nuevamente sacar eso qué tanto odio de mi mismo….
Antes de eso le comente de buena manera qué es lo qué me pasaba, qué sentia y en base a qué situación, pero no existia la empatía ni las ganas de cambiar o mejorar eso….
Explote, me descontrole nuevamente y le explique punto por punto, pero su egoísmo afloro nuevamente, le explique el tipo de apego qué tengo y lo que me hacia desconfiar, pero solo me dijo basta ya no más….
Le rogue (grueso error) pero obviamente no consegui nada…
Pero hoy estoy con otra mentalidad, de darme cuenta qué si no es con ella, la vida me dara la oportunidad de tener a alguien mejor y ser yo una mejor persona!

    David · 20 abril, 2020 a las 14:44

    Hola amigo. Te entiendo perfectamente. Piensa que tu necesitabas vivir esta ultima situación para tener absolutamente claro el tipo de persona que era ella. Con las personalidades tóxicas tan arraigadas, es inutil intentarlo una y otra vez, per a veces necesitamos vivirlo para convencernos a nosotros mismos.

    Es como si te dieras contra un muro invisible. Sus cantos de sirena y sus bonitas palabras jamás estan respaldados por un apoyo emocional verdadero. Su falta de madurez emocional y empatía hacen que acabes explotando una vez más, hasta que esa vez ya es la definitiva. Llegas al punto de no retorno y no quieres volver a verlos nunca más.
    Ella seguramente que propició que tu explotaras, pero después te culparía a ti de haberlo hecho, con lo que quedas doblemente herido.

    Con este tipo de personas, casualmente ellos siempre ganan y tu siempre pierdes debido a sus tretas sucias. Por ello la unica manera de evitarlo es alejarse de ellos.

    Un abrazo y mucha fuerza.

Augus · 19 mayo, 2020 a las 09:18

Hola David! Excelente lectura.
Es impresionante como las personas “tóxicas” siguen las mismas conductas, nunca dejo de sorprenderme.

En mi caso, mi ex pareja continua mandando e-mails tratando de convencerme de darle otra oportunidad. Me jura que cambiará y que nos olvidemos de todo (humillación, destrozó mis pertenencias personales y documentos, tiene una pseudo-relacion con otro hombre, etc). Realmente me parece increíble como después de todo el daño causado tiene la tranquilidad de pedirme otra oportunidad, simplemente carece de la noción de empatía. Ahora estoy convencido de que su verdadero ser es esa persona carente de amor propio que busca succionarlo de sus parejas.

Intenté ayudarla muchas veces, inclusive le mencioné de ir al psicólogo pero para ella la terapia psicológica es una estupidez y solo las personas enfermas mentalmente lo necesitan (paradójicamente ella lleva 4 años tomando medicamento psiquiatrico pero se ofende gravemente si lo mencionas). Nunca supe que condición psiquiátrica tiene, pero da igual, es una persona tóxica. No queda de otra que aplicar el contacto 0 y aceptar que el abuso invisible fue realizado en nuestras personas.

Me gustaría también preguntarte, si de casualidad te has enterado que ha sido de tus ex parejas toxicas. Alguna ha cambiado? Alguna otra ha tratatado de contactarte? Se han casado/divorciado?. Tengo la duda de si este tipo de personas al final de tanta vida de drama puede rehacer su camino. Agradecería tu perspectiva.

Muchas gracias y un abrazo

    David · 19 mayo, 2020 a las 16:58

    Hola Augus.

    Una vez que nos desenganchamos de ellos y podemos observarlos desde la distancia, son personas bastante simples e inmaduras. Repiten comportamientos porque es lo que les funciona, nunca se paran a analizar por qué lo hacen ni a donde les lleva.

    Los intentos de hoovering pueden ser hasta cómicos cuando los ves desde una distancia emocional segura. Fíjate en mi ex novia después de 7 años nada menos. Efectivamente están vacíos y por eso necesitan absorber a los demás para intentar en vano llenarse ellos.

    Por otro lado, el desprecio a los profesionales de la salud mental es una característica de estas personas, justamente lo estoy tratando en mi próximo artículo. Solamente es su miedo a que pongan al descubierto “eso” que tienen dentro, que saben que es algo malo, pero que viven tapando y evadiendo. Ese es su miedo. Mi ex novia TLP no quería oir hablar de psicologos ni psiquiatras. Lógico, hubieran podido diagnosticarle lo que padecía.

    En cuanto a mis ex parejas tóxicas, casi todas han intentado recontactarme, algunas incluso años después. No he vuelto a saber nada de ellas porque después de ver el tipo de personas que eran dejaron de tener sitio en mi vida. Sin embargo te adelanto que el 99% siguen con el mismo comportamiento toda su vida.

    El motivo es que sus conductas tóxicas vienen de la “armadura” que se han colocado para evitar su dolor interno y que puedan dañarles. Sin embargo ellos rara vez son conscientes de que llevan esa armadura, que es la que daña a todos los de su alrededor. Volverse “normales” pasa por quitarse esa armadura y para ellos eso es terrorífico, no pueden gestionarlo ni con años de terapia. Terapia a la que rara vez acuden pues la propia armadura se basa en gran parte en que ellos están bien y los demás mal.

    Todo esto unido hace que anden pululando por el mundo como minas explosivas para aquellos que se les encuentran. Solamente son capaces de ofrecer un comienzo muy intenso, después del cual, acaban provocando daño en cualquiera que se les acerca. Salvo las personas que se quedan enganchadas, todos acaban abandonando a estas personas y rehaciendo su vida. ellos repiten ciclo una y otra vez. No saben actuar de otro modo. Y una vez que estás fuera de su radio de acción, la verdad que te acaban dando pena…su armadura les protege pero a la vez les hace desgraciados.

      Augus · 22 mayo, 2020 a las 10:02

      Hola David! Gracias por la respuesta.

      Me tomo la libertad de compartir un mail que he recibido justamente el día de ayer. Dice lo siguiente:

      “Me gustaría de verdad encontrar la forma de arreglar nuestra situación, para que tú vuelvas a confiar en mí (sé que es difícil). No dejo de pensar en todo la vida que teníamos por delante”

      Bueno, como compartí anteriormente pase por un proceso de ruptura que me dejó muy mal parado y me afectó mucho. Mi ex pareja parece no cansarse de imaginar que podemos arreglar nuestra ex relación, después de todo lo que ella ha hecho. No me cabe duda de que este tipo de personas no tienen una noción clara de lo que significa tomar responsabilidad de los actos cometidos, simplemente creen que no es justo el no brindarles una nueva oportunidad.

      Me tiene impactado el haber descubierto que en este mundo pululan personas que simplemente aman para poder tener el derecho de exigir ser amado (por esto no tienen filtros en quién eligen, solo basta con cumplir la necesidad)
      Una cosa de locos.

      Por cierto, me gustaría preguntarte cuánto tiempo pasó para iniciar una nueva relación después de terminar con tu ex pareja TLP. Tenías mecanismos de alarma muy disparados en esa nueva relación?

      Muchas Gracias y sigo poniendome al tanto de tus artículos!

      Un abrazo

        David · 22 mayo, 2020 a las 12:16

        Hola de nuevo Augus.

        Te intenta poner la miel en los labios con una vida de película juntos. A mi me ocurrió en una relación muy corta que tuve, me lo pintó todo muy bonito y caí en la trampa. Pues mira, el mismo día que le dije que volvieramos, ya empezaron los problemas de nuevo. Con ellos es imposible, de verdad.

        Por otro lado, lo que comentas es un patrón de codependencia, te necesito y quiero que me necesites, para poder estar tranquilo de que nunca te marcharás. Es como un vínculo que te mantiene unido a la otra persona (si ambos son codependientes) pero de manera tóxica.

        En cuanto al tiempo que pasó, no recuerdo exactamente,. Yo estuve un año bastante mal porque no sabía de la existencia del TLP y no paraba de dar vueltas a lo que había ocurrido. No lo entendía. Despues de ya descubrirlo tardé un tiempo en asimilar toda la información.
        Es cierto que despues de una de estas relaciones vas con las defensas muy altas, es algo normal. De hecho, los depredadres emocionales son muy hábiles e incluso teniendo las defensas bastante altas, pueden engatusarte. Es por eso que es importante prestar atencion a las banderas rojas, y no creer en las historias de amor “instantaneas”.

        En mi caso, la siguiente relacion que tuve, fue con una persona que también había sufrido abuso anteriormente y fuimos una especie de cura mutua en aquel momento. Una especie de confirmación de que no todo el mundo era tóxico como a ambos nos rondaba la cabeza. Aunque después la relacion se terminó, fue todo de manera sana y todavía hoy la recuerdo como una persona especial en mi vida.

Angel · 5 junio, 2020 a las 12:07

Hola David. Quiero preguntarte un tema espinoso. Sobre todo ahora en el confinamiento, conocer gente es complejo. He dejado mi relación con una persona muy muy difícil hace casi 2 meses, llevábamos 5 años. Nos hemos visto una vez y hemos hecho el amor. Yo tengo clarísimo que no podemos convivir, imposible, pero me apetece tener “encuentros”, repito sin posibilidad de reconciliación. ¿ Que opinas ?. ¿ Alguien que haya tenido esta experiencia?.

    David · 8 junio, 2020 a las 20:05

    Hola Angel. Depende de lo que entiendas por relación “difícil”. Si te refieres a una persona tóxica que te ha manipulado, te ha hecho sentir mal y te ha utilizado, entonces nunca es buena idea volver a tener contacto con ellos. Mas que nada porque lo van a utilizar siempre para dejarte la correspondiente dosis de veneno, y lo acabarás pagando caro. Ellos nunca dan puntada sin hilo y aunque creas que solo estais teniendo sexo, lo aprovecharán para dañarte y ganar poder sobre tí.

    Si con dificil te refieres a una relacion en la que simplemente erais incompatibles pero no había toxicidad, entonces ya queda a elección vuestra tener o no esos encuentros.

Jero · 18 junio, 2020 a las 21:53

Excelente aporte! Este blog es increíble y de gran ayuda! Solo una observación: si la carta es real y fiel, la introducción de este informe retoma de manera casi literal lo que te escribió Pepita. Es muy común quedar “tomados” por las palabras de esta gente. Un abrazo y gracias x este espacio!

    David · 2 julio, 2020 a las 11:26

    Hola Jero. Gacias por tu mensaje y me alegra mucho que el blog te sea de ayuda. La carta es real y me la envió mi ex pareja TLP durante el confinamiento por el coronavirus.

    Desde luego que no obtuvo respuesta mía y ya no ha vuelto a escribir, pues estará ocupada en pasar al siguiente de su lista de “personas a las que utilizar”. Por mi parte no quiero volver a saber de ella nunca más.
    Son capaces de escribir las palabras más bonitas, pero solamente son eso, palabras bonitas pero PALABRAS VACÍAS, detrás de las cuales nunca hay nada sólido. Nunca hay un cambio de comportamiento ni un arrepentimiento real. Solamente que son expertos en fabricar palabras bonitas para pulsar los botones adecuados en nosotros y conseguir así lo que desean.

Ada · 3 febrero, 2021 a las 06:52

Os cuento mi caso. Siempre he pensado que mi pareja tenía un trastorno de personalidad y su forma de comportarse era la de un límite. Idas y venidas. Te adoraba, luego ya no. Se iba, volvía con firmes promesas de que nunca más le volvería a pasar, etc. etc. A primeros de marzo le avisé del peligro del coronavirus y que dejara de recorrer bares y comidas con amigos o me traería el virus (no vivíamos juntos, pero si íbamos cada uno a casa del otro). Yo había estado años enferma con cáncer y no quería volver a enfermar (nadie quiere enfermar). Cuando le dije que dejara tantos contactos, me llamó histérica. Días después nos confinaron y dejamos de vernos. Al mes reconoció que yo había tenido razón respecto al virus. Después del confinamiento, volví a decirle lo mismo. “O dejas de recorrer bares y comidas con los amigos o no te acercas a mí ni voy contigo a ningún lado”. Huyó, eligió los bares y su respuesta fue que él no iba a cambiar su forma de vida. La verdad es que me quedé muy tranquila. Ya estaba concienciada de que por una cosa u otra volvería a huir. Como lo había hecho siempre. Quizá lo que más me dolió es que ha vendido de mí una imagen de obsesiva y al día siguiente ya estaba en una página de contactos (si ya estaba antes no lo sé porque quien me lo dijo lo vio ese día). A los cuatro meses me puso un correo diciendo “Tuviste razón antes (se refería a marzo) y tenías razón ahora (se refería a junio). Fui yo el que no supe ver el alcance de este virus”. Iréis viendo su comportamiento; inestable emocional, conductas de riesgo, manipulación de los hechos delante de sus amistades para quedar él bien, etc. etc. Pero para mí ya no había vuelta atrás. Respondí a su correo con estas palabras: “Tú no necesitas una mujer como yo sino una más “locuela”. Una mujer que tenga cabeza para llevar el pelo y no el cerebro, no una pensadora, reflexiva y sensata. Ahh y , por supuesto, que aunque ha reconocido con ese correo que yo tenía razón, ante sus amistades no lo ha reconocido. Le conviene que sigan pensando que el pobrecito se ha tenido que buscar otra pareja porque Ada es una obsesiva, histérica y exagerada. Además de perjudicarnos privadamente, este tipo de personas terminan perjudicándote a nivel social. Pero soy capaz de soportarlo. Hace años escribí esta frase que trato de llevarla a cabo. “Me vencerá la enfermedad, pero jamás otra persona”

    David · 4 febrero, 2021 a las 18:58

    Gracias por tu testimonio Ada.

    Se trata desde luego de una persona con un grado de toxicidad muy elevado. Son comunes en estos individuos la falta de empatía, el egoísmo así como evitar tomar cualquier tipo de responsabilidad sobre sus actos y culpar siempre a los demás.

    Lo definió muy bien cuando dijo que no iba a cambiar su forma de vida. Esa es su forma de vida, la evasión. Evasión de sus propios problemas personales mediante estímulos (bares) y flirteos en webs de contactos. Si has leido otros testimonios, habrás visto que es extremadamente frecuente que estén tonteando con terceras personas incluso mientras están contigo. El motivo es que necesitan una fuente de combustible y no pueden quedarse sin ella ya que es lo que mas temen. Por este motivo se aseguran tener a mano fuentes de combustible secundarias por si la primera deja de funcionar.

    Por cierto, él no necesita una mujer locuela. Lo que necesita él y absolutamente todas las personas tóxicas es una pareja CODEPENDIENTE EXTREMA, o sea un -5 en la escala del continuum que explica en el libro “El síndrome del imán humano”. Porque solamente un codependiente extremo va a ser abusado, menospreciado, tratado de manera indigna, y aún así va a seguir permaneciendo dentro de la relación junto a ellos. Cualquier otra persona, va a acabar abandonandoles debido a ese trato.

    En cuanto a que haya convencido a los demás que la culpa es tuya, existe un capítulo en el libro “Deja de andar sobre cascaras de huevo” donde hablan específicamente de este tema. Creo recordar que lo llamaban Campañas de distorsión, y son muy típicas cuando terminas la relacion con TLP (o una persona tóxica). En cambio, ellos siempre intentan dar una imagen impecable de cara a la galería. Solamente los que han estado en relación íntima con ellos conocen su lado oscuro, como a ti te ha sucedido.

    Has actuado bien cortando la relación y no consintiendo que te deje arrastrar por sus manipulaciones.

      Ada · 7 febrero, 2021 a las 12:42

      Gracias por tu respuesta. <La verdad es que me siento muy bien y muy tranquila de haber terminado con esta relación. Y vuelves a tener razón. He conocido a su locuela (convencida de que es otra límite) El mundo es un pañuelo. ¿Por qué no se ha enrollado con ella cuando hemos roto, pero sí tonteado mientras estaba conmigo? La respuesta ya me la has dado arriba. Es un placer leer la claridad con la que describes a estos personajes. Pero, mira, como no hay mal que por bien no venga, si se sabe aprovechar, yo me inspiro en esos comportamientos humanos para crear mis personajes de relatos y novelas. No los voy buscando, pero si llegan, acaban siendo mi fuente de inspiración. Saludos

        David · 8 febrero, 2021 a las 11:59

        Hola de nuevo Ada.

        Yo englobé a todas estas personalidades dentro del concepto “Persona tóxica” porque me di cuenta de que siempre tienen unos patrones de comportamiento parecidos, da igual que sea un TLP, TNP o psicópata.

        Al final todos buscan lo mismo:

        – No estar a solas con su vacío interior

        – Asegurarse de tener a alguien cerca de quien abusar y con quien poder distraerse de sus demonios internos

        – Arreglarselas para tener el máximo poder sobre los demás para poder manipularlos más fácilmente y engordar su débil autoestima

        – Jamás sacrificarse o tener empatía hacia los demás, siempre aplicar la “Ley del embudo”. Primero yo, después yo y si sobra algo entonces yo.

        Una vez que entiendes como funciona su cerebro y la manera en la que ven la vida, te das cuenta de lo infantiles y predecibles que son todos ellos. En realidad debajo de su máscara de aplomo, seguridad y superioridad lo único que se esconde es una persona dañada que no ha podido o querido sanar y con una tremenda inmadurez emocional.

        Disfruta esa tranquilidad porque te has quitado un gran problema de encima. En cuanto a la nueva víctima, dentro de poco estará igual que tu hace unos meses. Siempre repiten tristemente el mismo proceso una y otra vez.

      Ada · 7 febrero, 2021 a las 12:54

      David, otra diana que has hecho en otro de tus artículos sobre que evitan (muchos/as) los profesionales de la salud mental. En alguna ocasión se permitió decirme “estás loca”. Sin inmutarme, le dije: Anda, pago yo la consulta. Vamos los dos al psiquiatra a ver quién sale con la etiqueta puesta. No hace falta decirte que no aceptó. Ya lo sabes.

        David · 7 febrero, 2021 a las 13:11

        Hola de nuevo Ada.

        Hay una parte en la que está socialmente mal visto culpabilizar a las personas con trastorno de personalidad (sobre todo TLP, ya que narcisistas y psicópatas son más dificiles de detectar pues no suelen acudir a consulta). Muchos profesionales de la salud no quieren estigmatizarles, o bien prefieren no “mojarse” y ser políticamente correctos para evitar críticas por parte de los propios TLP diagnosticados y sus familiares.

        En el libro “Deja de andar sobre cáscaras de huevo” por ejemplo, los autores han intentado dar un punto de vista edulcorado, añadiendo algunos testimonios de parejas que han conseguido tener una relación medio normal con ellos. Por otro lado, en el Síndrome del imán humano, también hace referencia a que no desea demonizar a los narcisistas. Sin embargo, en todo el contenido del libro describen perfectamente la conducta atroz que tienen estas personas hacia los demás.

        ¿Deberíamos sentir lástima hacia un asesino o violador que comete sus actos bajo un trastorno mental? Obviamente nadie lo haría. Si una persona mata, viola y descuartiza, está claro que todos querrán que este ser vaya a la carcel y allí se pudra, tenga o no tenga un trastorno mental.

        Sin embargo, el daño que hacen las personas tóxicas es muy sutil. El maltrato emocional no deja huellas y es mucho más difícil de condenar, sobre todo cuando no lo has sufrido y no entiendes su verdadera magnitud. Un ojo morado puede ser motivo de denuncia policial, sin embargo, un abuso emocional, una violación de tu alma no lo es. No se condena. Entonces es cuando pueden permitirse “suavizar” las conductas de las personas trastornadas.

        Cuando hace 8 años publiqué mi testimonio en el foro SIN LÍMITE, hubo muchas personas afectadas que me comprendieron y ayudaron, pero también hubo muchas otras con TLP que me atacaron culpándome a mí de todo lo ocurrido y relativizando el tremendo daño que me había hecho mi pareja.

        Como explico en la pagina principal del blog, existen cierto numero de personas con TLP que son conscientes de su trastorno e intentan mejorar con terapia. Pero hay un elevadísimo numero de personas que lo tienen y ni siquiera lo saben, que son auténticas bolas de demolición para los que están a su alrededor. Esto es sencillamente intolerable, y nunca jamás aprobaré que tener un trastorno, sea del tipo que sea, te de carta blanca para abusar y aprovecharte de los demás

          Ada · 8 febrero, 2021 a las 20:38

          Como he dicho alguna vez, yo no tengo claro si son o no son conscientes de lo que hacen. Tengo mis grandes dudas, porque son manipuladores (vamos a decir los tóxicos). Y quien manipula, mintiendo, no creo yo que sea tan inconsciente. Les he visto contar la historia a medias, o sea, sólo la parte que les conviene, porque si la cuentan entera… y, claro, quien les escucha juzga sólo por los datos que le da el manipulador. Por ejemplo: Mi novia me ha dejado, qué mala mujer, me ha destrozado. Pero no cuenta que su novia le ha dejado porque él le ha sido infiel. A quienes nos ha explotado su comportamiento en la cara, sabemos el sufrimiento que producen en los demás. y como de los que yo hablo son totalmente funcionales para vivir su vida, pues lo mejor es poner tierra de por medio.

          Y quien no haya tenido esta experiencia, (personas con o sin trastorno) se permiten hasta decir “algo habrá hecho ella/él” A la víctima la transforman en culpable. Son incapaces de entender este tipo de personalidades tóxicas. Comprendo perfectamente cada uno de tus párrafos. Y, sí, tienes razón sobre que el daño emocional que producen ni siquiera es denunciable.
          De nuevo gracias por la claridad de tus respuestas que muestran una triste realidad, que no todo el mundo quiere ver. Un saludo de Ada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!