En este último tiempo he estado recibiendo bastantes mensajes de personas cuyas parejas o ex parejas poseen aparentemente bastantes rasgos borderline.
Se trata de relaciones claramente tóxicas donde durante largo tiempo se llevan dando ingredientes como manipulación, chantaje emocional, proyección, ataques de ira, devaluación…

 

Generalmente la “víctima” de esta situación se encuentra confundida y en estado de angustia ya que no comprende muy bien lo que está ocurriendo y necesita una explicación a estas actitudes.

Por tanto busca información en la web y acaba encontrando algún testimonio o artículo relacionado con el trastorno, sintiéndose identificado con lo que allí se describe.

Una vez que la pareja de la persona tóxica descubre la existencia del Trastorno Límite de Personalidad, suele investigar todo lo posible sobre el tema y comprueba que existen bastantes comportamientos en común. Comienza entonces la gran duda…

 

 

¿TENDRÁ TLP MI PAREJA?

Pues bien, en este artículo voy a compartir con vosotros mi punto de vista personal sobre este tema.

(Ten en cuenta que no soy psicólogo ni psiquiatra, este texto solamente es una opinión basada en mi experiencia particular).

 

Entiendo que cuando estamos enamorados de una persona que nos hace sufrir, es muy importante para nosotros tener una explicación certera de lo que le ocurre.

Necesitamos entender el por qué de sus extraños comportamientos, por qué nos hace sufrir tanto y a la vez parece que realmente siente algo por nosotros. Necesitamos entender por qué un día nos hacen subir al cielo, y al día siguiente nos bajan al infierno.

Son situaciones tremendamente contradictorias que nos producen una avalancha de emociones y nuestro cerebro necesita respuestas para no volverse loco.

 

Según el DSM 5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en EEUU), se establecen el siguiente criterio para determinar si una persona padece este trastorno:

 

Patrón dominante de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos, e impulsividad intensa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cinco (o más) de los hechos siguientes:

 

1.- Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado.

Al tener auténtico pánico al abandono, uno de sus principales objetivos es no quedarse afectivamente solos. Para ello pueden hacer triangulaciones amorosas mientras están contigo, de manera que si falla una persona, siguen teniendo a la segunda (esto también lo utilizan para subir su “cotización” y poder presionar en la relación).

 

Otra forma en la que se manifiesta este miedo es en los intentos de reconciliación por su parte después de una ruptura (Hooverings), a veces de manera desesperada.

 

2.- Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas que se caracteriza por una alternancia entre los extremos de idealización y de devaluación.

Quizá esta es la característica que mejor define la relación con un TLP. Un día eres su alma gemela y el amor de su vida, y al día siguiente eres la peor escoria del mundo.

Curiosamente, no es algo exclusivo de las personas con el trastorno, ya que parejas tóxicas pueden utilizar esta técnica para halagarnos o castigarnos dependiendo de si nos comportamos como a ellos les conviene (el famoso ciclo de bombardeo de amor y devaluación). Sin embargo, en el caso de los individuos borderline, es especialmente acusado.

 

3.- Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.

Este hecho se manifiesta sobre todo en la “almagemelización”. Pueden copiar tus gustos musicales, gastronómicos, de vestimenta…

Te harán creer en efecto sois almas gemelas. En mi caso me ocurrió con varios grupos de Rock favoritos que ella decía compartir, cuando más adelante comprobé que no era cierto. También comenzó a utilizar mi modelo de zapatillas preferido de un día para otro.

Me dí cuenta de que se entusiasmaba rápidamente con actividades diversas, personas, adquisiciones materiales…pero que en realidad no tenía una identidad sólida, sino que iba fluctuando de un día para otro. Lo que un día era su sello de fábrica, al día siguiente ni se acordaba de ello.

 

4.- Impulsividad en dos o más áreas que son potencialmente autolesivas (p. ej., gastos, sexo, drogas, conducción temeraria, atracones alimentarios).

En este apartado puede haber mucha variación de una persona a otra. Algunos pueden ser alcohólicos y otros en cambio no haber probado una gota de alcohol en su vida. Los hay que pueden tener problemas alimentarios y los que siguen una dieta religiosamente.

Desde mi punto de vista y observado desde fuera, lo que tienen es una tendencia a comportamientos de riesgo. Debido al vacío interior que sienten, tienen mayor posibilidad de caer en adicciones que otra persona. Pero el tipo puede ser diverso, o incluso pueden no tener ninguna si se trata de un individuo con un grado de funcionalidad alto.

 

 5.- Comportamiento, actitud o amenazas recurrentes de suicidio, o comportamiento de automutilación.

Estas amenazas de quitarse la vida o automutilaciones las realizan cuando tienen un grado de enfermedad alto. Por ejemplo mi ex pareja nunca llegó a hacer ninguna de las dos cosas.

En el caso de que lleguen a estos extremos, deben ponerse en contacto con un médico especializado lo antes posible ya que estamos hablando de ir en contra de su propia vida, lo cual es un tema muy grave.

 

6.- Inestabilidad afectiva debida a una reactividad notable del estado de ánimo (p. ej., episodios intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad que generalmente duran unas horas y, rara vez, más de unos días).

Quizá es la segunda característica que mejor les define. Su estado de ánimo puede variar enormemente, a veces en unas pocas horas. De hecho a veces se diagnostica erróneamente como trastorno bipolar por tener síntomas similares, aunque son dos enfermedades diferentes.

Esta característica hace que la persona que está a su lado sufra terriblemente ya que nunca sabrás con exactitud cuando serán encantadores o cuando estallarán de rabia contra ti.

 

 7.- Sensación crónica de vacío.

No es posible observar esto desde el punto de vista de una persona externa, sino que se manifiesta en sus actitudes. Generalmente intentan estar ocupados todo el tiempo o se involucran en actividades gratificantes para escapar de esa sensación de vacío. Cuanto más sientan este vacío, mayor será su necesidad de “escapar”.

A veces, las ganas de huir de esa sensación, es lo que les hace aparentemente personas con unas tremendas ganas de vivir. Siempre dispuestos a cualquier plan con tal de evadirse. Esto es un hecho que puede parecer atractivo al principio. Se venden como personas muy vivas y siempre llenas de energía, pero con el tiempo me dí cuenta de que para ellos solamente era forma de huida hacia delante.

El motor de esta actitud es su miedo a sufrir ese vacío interior.

 

8.- Enfado inapropiado e intenso, o dificultad para controlar la ira (p.ej., exhibición frecuente de genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).

Quizá esta característica fue la que mas daño me hizo. Su ira no conoce límites y es temible. Además les resulta indiferente el estado en el que tú te encuentres al momento de explotar contra tí.

Como ya sabreis si habeis leido mi historia personal, fui víctima de la ira borderline mientras mi padre se encontraba gravísimo en el hospital.

Fue uno de los momentos más duros de mi vida en el que no podía dar crédito a que existiera una persona tan dañina e insensible. También gracias a aquella situación fui capaz de despertar y sacar a esta persona de mi vida.

De manera mas “cotidiana” en el día a día esto se traduce en peleas constantes y agresiones físicas o verbales de manera continuada, lo cual hace de la convivencia con ellos un infierno interminable.

 

9.- Ideas paranoides transitorias relacionadas con el estrés o síntomas disociativos graves.

Mi ex pareja era capaz de realizar una disociación brutal cuando necesitaba evadirse de una situación o recuerdos que le hacían daño. Ella misma me confesaba esto (obviamente sin saber que era un síntoma típico).

Cuando tenía recuerdos desagradables me pedía que le cambiara de tema en la conversación y a los pocos segundos era como si hubiese apretado un botón en su interior y había olvidado por completo lo anterior.

Quizá esto no tenga una repercusión tan grande en su pareja, pero sí que puede que te encuentres en situaciones en las que no sepas muy bien por qué se ausenta mentalmente.

 

 

 

¿SIGUES SIN TENER CLARO SI TU PAREJA TIENE TLP?

¿Y qué ocurre si en vez de cinco características solamente cumple cuatro?¿ O si alguna de ellas solamente la cumple a medias? ¿Y si solamente soy yo el que parece darse cuenta de sus actitudes?. Con el resto de personas que la rodean dice no tener ningún problema. Además sostiene firmemente que la culpa de que la relación vaya mal es toda mía…

 

Pues bien, para los que os encontráis en este debate interno, voy a plantearos los siguientes cuatro puntos:

 

 

1.- ¿REALMENTE ES TAN IMPORTANTE SI TIENE TLP?

Si has llegado hasta este punto, es porque tu relación no está yendo bien. De lo contrario no estarías en una web de relaciones tóxicas. Te encontrarías mirando fotos de paisajes para elegir cual será vuestro próximo viaje, pensando el nombre que le pondréis a vuestros futuros hijos o cocinando un pastel juntos el domingo por la tarde.

 

Pero no te encuentras haciendo nada de eso, te encuentras buscando información sobre relaciones tóxicas, y además con serias dudas sobre si tu pareja tiene un trastorno mental.

Tienes que tomar plena conciencia de que solamente esto ya es una bandera roja tremenda.

Los testimonios de parejas o ex parejas de TLP son todos muy similares. Se trata de relaciones increíblemente tóxicas en las que hay manipulación, ataques de ira, devaluación, bajada de autoestima, aislamiento social, culpabilidad, pérdida de identidad, un desgaste tremendo a nivel físico y mental, enfermedades, tensión constante, tristeza, angustia y un largo etcétera

 

Si te estás sintiendo identificado con todas estas características, es que te encuentras en una relación disfuncional y dañina. No todas ellas son causadas con personas con un trastorno mental, a veces se trata simplemente de individuos egoístas o dañados que han aprendido a relacionarse de esta forma con la gente que les rodea.

Pero, y aquí viene el quid de la cuestión, la manera de actuar ante esta situación es la misma. Realmente no importa que estos comportamientos sean causados por una persona con trastorno o sin él.

 

Simplemente no deberías consentir este tipo de relación que afecta a tu dignidad y vulnera tus derechos.

 

Esto nos lleva al punto siguiente

 

 

2.- ¿QUE CAMBIARÍA SI TUVIESES LA CERTEZA DE QUE TIENE TLP?

Tener la certeza clínica de que tu pareja tiene TLP quizá pueda descargarte de gran parte de la culpa que te habrán hecho sentir. Tendrías a un profesional de la salud que corrobora su estado mental.

Pero más allá de eso, no cambiaría mucho las cosas. Generalmente este tipo de personas no suelen iniciar terapia, y si lo hacen, la suelen abandonar al poco tiempo. Es tremendamente complicado que al día siguiente de conocer su trastorno vayan a ir corriendo al psiquiatra para ponerse en tratamiento y comiencen a obtener una mejora notable.

La “idea feliz” de que si se dan cuenta de lo que les ocurre, se trabajarán, mejorarán y podrán tener una relación sana con nosotros es solamente eso, una idea feliz. Al poco tiempo de regresar con ellos te darías cuenta de que la situación entre vosotros poco ha cambiado.

 

Y por supuesto, no caigas en el error de intentar ser tú su terapeuta. Ya es complicado para un profesional médico abordar este trastorno, como para que pretendas hacer tú su trabajo.Sencillamente no podrías.

La web está llena de testimonios (entre ellos el mío) de ex parejas de TLP que se dejaron la piel para ayudarlos y solo consiguieron hundirse mientras el borderline continuaba exactamente igual.

Además las relaciones sanas no se basan en que un miembro de la pareja sea el psicólogo del otro. En una relación sana nos encontramos para compartir y crecer juntos, no para solucionar los problemas psicológicos de la otra persona. Ni podemos ni debemos hacerlo.

 

 

3.- PROBABLEMENTE EL QUE MEJOR CONOCE A TU PAREJA ERES TÚ MISMO

Es un hecho que en multitud de ocasiones, los TLP intentan manipular a los terapeutas durante el tratamiento, hacen ver mejoras en su estado que no son reales…

Esto hace que sea complicado diagnosticar el trastorno cuando solamente conoces a esta persona de compartir unas pocas horas en consulta.

 

En cambio, cuando eres o has sido la pareja íntima de una persona, llegas a conocerla a un nivel mucho más profundo que la mayoría de la gente que la rodea. A veces incluso la conocerás mejor que su propia familia y amigos.

 

Por experiencia, sé que las personas tóxicas en general son muy hábiles en dar una imagen pública intachable. Pueden ser extrovertidos, cercanos, amigables, siempre dispuestos a ayudar…

Es de puertas para adentro donde cometen sus atrocidades y abusos. Esto puede perfectamente pasar desapercibido para sus compañeros de trabajo, amigos y conocidos. Pero tú como su pareja conocerás perfectamente ese lado oscuro que solamente muestra cuando el telón ha caído y no hay testigos de su maltrato hacia ti.

 

El problema aquí es que a veces este maltrato será tan sutil, y su firmeza en que la culpa de todo es tuya, que te resultará difícil discernir quien tiene razón y si no te estas volviendo loco. Pero tienes que tener en cuenta algo muy importante:

 

LOS SENTIMIENTOS NO SE PUEDEN MANIPULAR.

 

Con la razón intentarán argumentarte incluso que en aquella ocasión te clavaron aquel cuchillo en la espalda por tu propio bien, pero el cómo te sientes estando con ellos a largo plazo…eso no se puede manipular. Pueden abusar de tí y convencerte de que la culpa es tuya…pero no te sentirás bien. De hecho te encontrarás cada vez peor.

Pregúntate sinceramente como te sientes. No te hablo de cómo te encuentras el día que ellos están en el cielo, sino en general con la relación. A la larga, estar con una persona tóxica trae tristeza, depresión, ansiedad y angustia.

 

Si estos sentimientos predominan durante tu relación con ellos, y además resuena en ti todo lo que estás leyendo sobre un trastorno mental, amigo creo que deberías plantearte seriamente sacar a esa persona de tu vida.

 

 

4.- LAS ENFERMEDADES MENTALES NO SON CAJITAS AISLADAS

No se puede meter en cajas perfectamente delimitadas a cada persona. Para empezar cada uno tenemos nuestra personalidad de base.

Puede haber una persona con TLP que sea adicta a la cocaína y otra que no la haya probado en su vida. Puede haber TLPs altos funcionales y bajos funcionales. Pueden ser muy narcisistas o poco narcisistas. Pueden tener mezcla con otros tipos de trastorno.

Pueden tener conductas irresponsables o tener una conducta social intachable y ser miembros de todas las ONGs que conozcas.

Como puedes comprobar, la cosa parece complicarse cada vez más…

 

 

¿ENTONCES QUE HAGO SI CONTEMPLO QUE MI PAREJA TENGA TLP?

Cuando hace años me encontraba estudiando para obtener el carnet de Patron de embarcación, recuerdo una idea que me resultó muy curiosa. Venía a decir esto:

Si te encuentras navegando, y compruebas que en tu próxima trayectoria se va a cruzar una embarcación, es posible que exista riesgo de colisión.

Bien, pues la norma de actuación en estos casos era sencilla pero esclarecedora.

Si PIENSAS que puede haber una colisión, es que puede haberla, modifica tu rumbo para no colisionar.

Obviamente se darán muchos casos en los que no exista un riesgo real de colisión. Pero la idea es clara. Si estás planteándote que puede haber colisión, aunque sea por un margen muy grande, entonces tienes que tomar medidas.

 

En este caso, no te digo que cada vez que pienses que una persona puede tener TLP lo tenga en realidad. Pero sí me parece una señal de alarma grave solamente que PIENSES que puede tener TLP.

Es tu decisión personal si continúas o no en esa relación. Quizá deberías plantearte si te merece la pena estar con una persona sobre la que tienes que indagar un posible trastorno mental debido a sus actitudes tóxicas (recuerda, deberías estar haciendo un pastel, reservando un viaje…).

 

Para que quede más claro aún, te pondré el ejemplo contrario.  Imagínate una pareja sana. Una pareja que tiene sus desacuerdos de vez en cuando pero que se ponen en común y se resuelven. Ninguna actitud afecta a la dignidad de sus componentes, y detrás de estos desacuerdos ambos saben que pueden contar con el otro.

 

Saben que su pareja jamás arremetería contra ellos de manera repetida y violenta.

 

Su sentido de identidad permanece entero porque ninguno de los dos manipula, desacredita o devalúa al otro para conseguir que se sienta inferior. En cambio se refuerzan mutuamente reconociendo de vez en cuando las cualidades positivas de cada uno.

 

¿Te imaginas a una de estas dos personas sospechando que la otra tiene un trastorno mental? ¿Te las imaginas buscando información en la web, y quitándose el sueño por las noches con el eterno dilema de si su pareja está enferma?

 

Obviamente no.

 

Porque en una relación de pareja sana donde existe el respeto la confianza y la empatía, nunca habrá lugar a este tipo de pregunta.

 

 

******

 

 

Espero que este artículo os ayude si os encontráis en esta fase. En mi caso personal nunca tuve el diagnóstico médico oficial de que mi ex pareja tenía el trastorno. Pero tras dos años de intensa convivencia con ella y tener conocimiento del TLP, de repente lo entendí todo. No necesitaba ningún psiquiatra que me lo confirmara. Yo mismo encontré la respuesta a todos sus comportamientos que anteriormente no entendía.

 

De repente comprendía por que actuaba de esa manera que me hacía tanto daño. Después de esto tardé varios años en asimilar del todo a nivel interno la repercusión del trastorno.

Me llevó bastante tiempo, pero tras haberlo integrado dentro de mí, un día sin previo aviso, me di cuenta de que la había perdonado.

Ya no sentía rencor hacia ella. Había comprendido que ella también sufría mucho y que lo hizo lo mejor que pudo con las escasas herramientas que tenía. Sentí que quitaba una carga de mis hombros que había estado durante mucho tiempo.

 

Pero no confundais esto con un perdón incondicional. El hecho era más hacia mi interior que a aprobar los comportamientos que tuvo conmigo.

 

Años después de la ruptura, ella intentó acercarse a mí y entablar una conversación como si nada hubiera ocurrido, como si simplemente hubieramos sido dos amigos separados durante un tiempo.

La había perdonado en mi interior, pero yo le cerré la puerta de manera educada y no le consentí proseguir la conversación. Nunca hubo vuelta atrás con el contacto 0.

 

 

 

 

Un abrazo y mucha fuerza.

David C.


76 comentarios

Ketnar · 3 enero, 2020 a las 18:07

Buenas a todos. Me acaba de dar calabazas una chica con TLP. Solo 2 meses después de empezar la relación cortó. Fueron 2 meses espectaculares, me lo dio todo. Solo una discusión por un tema baladí. Realmente no estaba enamorado de ella, e incluso agradecía cuando le tocaba trabajar en finde para yo poder tener un poco de tranquilidad.
Sin embargo si que me afectó emocionalmente. Entiendo que por dos cosas:
1) Lo intenso que era la vida con ella. Te llenaba de energía y vitalidad. Si empezara una relación normal ahora me parecería una relación «sosa». Estaba perdiendo ESTO y no lo quería perder.
2) Mi «ego» se sintió atacado. Me preguntaba qué había hecho (yo también la traté de 10) que no lo merecía. Mi ego no aguantaba que lo dejaran y más con esa frialdad. Durante estos dos meses yo sentía que tenía el peso de la relación y de repente «zas».

A los 10 días de contacto cero le escribí diciendo que quería volver y ella super amable diciendo que no, que no era culpa mía, que yo era una gran pareja, que era un problema de ella, que nunca había encontrado a un hombre que pudiera seguirle el ritmo. Le dije que vale si un día me necesitaba ya sabía donde encontrarme y que si cambiaba de opinión que me avisara.

A los pocos días me voy de viaje a una ciudad donde tengo un gran círculo social y empiezo a sentirme mejor, pero mucho mejor (a las 2 semanas de haber cortado) pero ella me contacta diciendo que quiere tener un contacto amistoso conmigo SIN MÁS ENFOQUES, que me felicita el año y mi santo, que para ella fue una gran pena que la relación no prosperara. Mi respuesta fue que estaba bien que gracias por preguntar y por la felicitación y que si un día se pasaba por mi ciudad que quizás cuadrara un cafe. Le deseé feliz año y ya. Ella me dijo que genial, gracias y un abrazo. Yo ni respondí.

Lo que realmente me enganchó fue el cambio tan brusco de 100% a 0%. Fue una hostia que no vi venir NUNCA. El saber qué había pasado era muy importante para mi así que estuve mirando foros hasta que encontré este y dio en el clavo. Ni siquiera es mi tipo fisicamente, pero logró manipularme muy bien. Todos los días me decía cumplidos, la mayoría forzados. Me llegó a decir incluso que le gustaba mucho la forma de mis pies que para ella era muy importante…

En la actualidad todavía tengo el enganche de querer sentir otra vez esas sensaciones, pero cada vez van a menos y soy CONSCIENTE de quién es. Reconozco que siento rabia pero por mi ego, por no haberlo visto venir. Tengo que aprender a soltar y perdonar. No la considero mala persona pero sí que veo que sus acciones son demoledoras. No la quiero ni en pintura cerca.

Un saludo a todos y feliz año.

    Nena · 27 octubre, 2020 a las 07:45

    Soy mujer 21 años, tengo TLP diagnosticado desde hace 5 años, me ha costado varias relaciones pero wow vaya que los dejé muy marcados, incluso les cuesta demasiado superarlo, y bueno pues, me es muy fácil hacer que los chicos se enganchen conmigo, la mayoría de echo, actualmente tengo una pareja de 8 meses y estamos tratando de sobre llevar todo esto,

    ¿Cómo terminé aquí? Bueno es que pues a veces como borderline te preguntas si los TLP realmente deberían tener pareja dentro del marco de lo correcto porque boom todo es una bomba, todo es o muy feliz e increíble o muy doloroso e incierto, sigue conmigo por todo lo increíble que hemos pasado juntos, pero yo ya no quiero dañarlo más, ¿Por qué se daña? ¿Que le hago yo? Yo solo trato de ser una buena persona y darle todo en mi relación, pero a veces sin saber ya lo dañé y wow me topo este artículo y pienso, pues qué tan malos somos?

    PD: Un ex de 9 meses dice “que soy peor que el diablo” JAJAJA chale pues gracias yo también te amé mucho, independientemente de eso yo creo que aún así hubo demasiados momentos lindos y que el sabe que yo por el daba hasta la vida, nombre es que tener TLP y estar enamorado es ser capaz de cualquier cosa por tu amado, toda una locura el tema del amor en el TLP, si son fuertes, de gran carácter, y les gustan las emociones intensas y aventuras recomiendo ampliamente conocer el amor de un TLP, puede que te enamores más que nunca y hasta puede ser el amor de tu vida, eso sí, hay que saber hasta qué punto está “bien”

      David · 27 octubre, 2020 a las 11:55

      Hola Nena. Gracias por tu comentario, me parece bastante sincero la verdad.

      Mi opinión sobre lo que comentas la plasmé en esta serie de 3 artículos:

      https://stoprelacionestoxicas.com/que-hay-detras-de-la-intensidad-en-las-personas-abusivas-parte-i/

      Estuve dos años con una TLP y casi un año con una TNP, ambas relaciones tuvieron mucho en común, aunque había diferencias. Pero en cuanto a todo el enganche que hablas, lo conozco perfectamente. Lo he vivido en mis propias carnes, lo he estudiado y lo he visto igualmente en otros casos cercanos al mío. La intensidad que mostrais es un efecto secundario producido por un intento de escapar del vacío y el malestar que sentís dentro, detrás de eso no hay una personalidad sólida. El problema para las personas que se cruzan en vuestro camino es que no saben nada de esto y solo ven una fachada reluciente. Les seducís muy rápido gracias a eso y lo sellais con un sexo increible, pero detrás de eso solo inevitablemente solo hay toneladas de dolor. Una vez que se acaba la luna de miel, vuestros problemas psicológicos comienzan a aparecer y no tardan en pasar factura a cada nueva pareja, a la que normalmente culpáis injustamente y que acaban confundidas y dañadas sin entender nada. Hasta que descubren (con suerte) lo que es el TLP y entonces comprenden lo que les ha ocurrido.

      Dices que sois fuertes. Sinceramente a mi no me lo pareció. Todas las personas tóxicas que he conocido y de las que he tenido noticia por lectores, tienen una marcadísima inmadurez emocional. Esto quiere decir que son niños pequeños en el cuerpo de un adulto. Cuando tuve problemas graves, estas parejas nunca estuvieron ahí, estaban demasiado ocupadas tapando su dolor como para ayudarme a mi. ¿Es esto ser fuerte y tener carácter?. Sinceramente me parece que no.

      Una persona fuerte es una persona que no necesita manipular, que no teme reconocer sus errores y que no necesita refugiarse en estímulos continuos, que no necesita tener todo el poder en la relación.

      Te enamorarás de un TLP y tendrás emociones muy intensas? Totalmente. ¿Lo recomiendo o volvería a vivirlo? Ni por todo el oro del mundo. Para mi solo es una mala droga con una resaca espantosa que de ninguna manera merece la pena. Una persona sana necesita estabilidad, apoyo, humildad, empatía, tranquilidad…y eso es algo que un TLP nunca va a poder ofrecer. Solamente puede ofrecer un comienzo muy intenso hasta que comiencen a llegar los problemas, después saltar a una nueva persona para repetir el proceso y así una y otra vez. Para mí, el punto que está bien es no tener relación en absoluto con personas tóxicas.

        Ada · 3 febrero, 2021 a las 05:53

        Estoy de acuerdo. No compensa la emoción que te ofrecen al principio, con el dolor que te ocasionan después.

        Jose · 21 abril, 2021 a las 00:27

        Pensé que yo soy un bicho raro. He enlazado una relación con una bipolar, seguida de una psicópata y por último una mujer con TLP. Pero veo que a veces es habitual estar con más de una persona que padezca un trastorno. Igual nosotros también nos lo tenemos que hacer mirar

        Lo cierto es que ya voy con mil ojos y vi cosas raras, pero no pensé que pudiera volver a caer. No hubo maltrato, pero si un final por una cosa sin importancia. Después de una psicópata, una TLP no te hqce ni rasguños.

          David · 21 abril, 2021 a las 08:09

          Hola Jose

          No es que seas un bicho raro. Yo estuve dos años con una borderline, y cuando me creía que lo sabía todo sobre relaciones tóxicas, se me coló una TNP durante casi un año hasta que la identifiqué y la saqué de mi vida.

          Lo que nos ha ocurrido tiene una explicación con nombre, El sindrome del imán humano. Te recomiendo que leas este libro (tienes los detalles en la sección biblioteca).

          Las personas que nos involucramos con parejas tóxicas (ya sean narcisistas, psicópatas, TLP…) tenemos unas caracterísitcas en común, que pueden estar mas o menos acentuadas. En el libro las clasifica de una manera tremendamente esclarecedora mediante la teoría del continuum. Es un diagrama que va del -5 pasando por el 0, hasta el +5. En el extremo del -5 tenemos personas con rasgos de codependencia extremos, mientras que en el +5 son rasgos opuestos de narcisismo. Unos han adoptado el rol de complacer, ayudar, perdonar, ceder….y los otros han adoptado el de ordenar, controlar, imponer… Juntos establecen una pareja que parece ideal al principio, pero que siempre acaba con gran dolor, sobre todo para la persona codependiente (es necesario entender el significado que le da a esta palabra en el libro, mucho mas amplio que el conocido comunmente).

          Entender esto es algo que va a cambiar tu vida sentimental para siempre, porque te va a hacer comprender cual es el «juego» que se da entre estos dos grupos de personas. Una vez que rompas esta dinámica, estarás preparado para alejar a esta gente de tu vida y poder tener una relación sana.

          Si te interesa que tratemos el tema de manera personal tengo consultas online disponibles. Tienes los detalles en el apartado CONSULTAS.

          Y si, tienes toda la razón, los psicópatas son los peores. Créeme que entiendo por lo que has pasado.

          Un abrazo amigo.

        Jose · 23 septiembre, 2022 a las 14:41

        No tendría que haber tenido ese arrebato, pero me sentía superado, superado por mi propia ira (aun sabiendo que más tarde cuando ya estuviera calmado me arrepentiría de haberlo tenido, como en todas las ocasiones anteriores), por mi incapacidad para controlarme en esos momentos, de sentirme escuchado y entendido…vaya frustración e impotencia…Con la única premisa de escuchar y entender la forma de pensar de la otra persona, pasando por alto mi visión (más correcta o incorrecta), emociones, dejándolas escapar, sin sentirlas, sin abrazarlas. Me llena y me vacía, me hace feliz y me amarga. Contabilizando los buenos y malos momentos en mi cabeza, ha llegado el momento en que los malos superan a los buenos, el sentimiento de negatividad ha invadido mi mente. Lo que pasa es que los buenos momentos son muy buenos, esto es: He crecido como persona, me noto más hombre, más capaz de muchas cosas que antes ni me planteaba, de ver el amor con otra mirada, más consciente, más pleno. Pero no puedo, me supera el miedo a hablar, el estar en tensión constante, el tener que medir mis acciones o mis palabras a cada momento, dentro de mi cabeza todo funcionaba más rápido de lo normal, puesto que un pequeño desliz podría suponer un desbarajuste durante días, incluso semanas. A veces pienso que sí vale la pena, y mucho además. Otras veces pienso que no vale la pena. Tengo un mar de dudas en mi cabeza, en mi corazón. No quiero hacer más daño del que ya nos he provocado a ambos.
        Siempre tuve la sensación de que esa persona no era para mí, de que yo no estaba capacitado para saber sobrellevar muchos de los temas que con ella tenía que abordar…y todavía lo intenté. Lo intenté con todas mis fuerzas, al principio con ilusión, con alegría, con el corazón pleno y con la felicidad a la vuelta de la esquina. Esquina que nunca llegaba a cruzar, es como si tuviese todo en mis manos y de pronto se esfumara como agua entre los dedos. Mi sentido común siempre me decía que algo fallaba, no era por ella ni mucho menos, sino simplemente que nuestras personalidades no cuajaban de ninguna manera, a pesar del sentimiento que experimenté la primera vez que la vi, algo muy fuerte que me hizo apegarme a ella, cómo si su interior hubiese estado esperando para cobijarme
        Llegamos a conectar, a entendernos y a profundizar en temas que ni podía imaginarme. Llenó el vacío que se quedó en mi corazón tras la ruptura con Anabel en cuestión de días. Me sentía libre de verdad, pero a la vez atado, atado a un tormento que empezó al mes siguiente de conocerla. Llevaba un año sin ver a uno de mis mejores amigos de la infancia. Cuando regresó de Irlanda por unos días, salimos de fiesta y al final de la noche, fui a recogerla al trabajo (con un amigo medio borracho, con la intención de verla un rato, dejarla en casa y quizás irme con mi amigo a tomar la última copa antes de ir a casa). Por miedo a decir que no, a decir que ese día era mío y lo quería así, por querer acaparar todo en un solo día (amigos, pareja, ocio, amor, etc…) acabamos discutiendo muy fuerte en el coche. Esa fue la primera vez que me sentí desbordado en una discusión con ella. Me impactó la manera en que nos gritamos apenas habiendo pasado un mes de conocernos. Yo había bebido un poco, por eso soporté aquella situación y no le di más importancia que a un simple malentendido.

        Al mes siguiente pasó la siguiente sorpresa, tras unos cuantos fines de semana yendo a los aparta-hoteles ‘Alicante-Hills’, y a un hotel de la rambla, llegó el día de los enamorados. Antes de contar lo que ocurrió el 14 de febrero de 2020, voy a describir una situación que viví antes de ese día. Era principios de febrero o finales de Enero, no recuerdo bien. La cuestión es que el día que fuimos al hotel de la rambla, la recogí en su trabajo y la llevé al hotel. Ese día había quedado con mi amigo Rafi para tomar algo, estuvimos en el Coyote del Puerto, yo imaginaba en mi cabeza el llevarla ahí, pues habían unas vistas maravillosas del Puerto y de la ciudad por la noche, era un ambiente muy acogedor para cenar y tomar algo. Pues así lo pensé: La recojo, aparco en la rambla, nos paseamos por la explanada y así cenamos, tomamos algo y nos vamos al hotel. Pues bien, conforme salió del trabajo la vi que estaba hablando por el móvil. Era su padre el que estaba al otro lado del teléfono. Ella gritaba y casi lloraba a la vez, yo no entendía nada. La verdad es que era tarde y yo estaba ansioso por llevarla a dónde había pensado. No hubo manera de parar aquella discusión. Subió en la moto y por el camino no paraba de gritar contándome que a su padre no le parecía bien que no fuera a casa a dormir esa noche y que estaba cometiendo un error. La vi tan mal, que descarte el plan de ir al Coyote o a donde sea a cenar y tomar algo. Nos fuimos directamente al hotel. Una vez en la habitación siguió estando mal. Yo cada vez estaba mas abrumado por la situación. La dejé relajarse, que se duchara, se calmara, etc…Al cabo de un rato que se me hizo bastante largo se calmó y pudimos estar «más o menos´´ bien. Al día siguiente sentía una sensación extraña en mi cabeza. No sabía porque, pero no estaba satisfecho, contento, era como si hubiese absorbido toda la discusión que tuvo con su padre la noche anterior y me fui a casa un poco «raro´´. Ella por el contrario, estaba perfectamente bien y contenta, cosa que tampoco terminaba de entender, pues la noche anterior había tenido un disgusto bastante gordo.
        Volvamos al día de los enamorados. Tuvimos una gran discusión en el Burger King dentro del coche. Me gritó que era un gilipollas (no me acuerdo porque, pero sé que era algo relacionado con el pedido que estábamos haciendo en el mc-auto) y empezamos a discutir fuerte delante de la chica que nos estaba atendiendo por el megáfono. Ese día cambió algo dentro de mí (cruzo una de mis líneas rojas, igual que yo cruzaría las suyas), me hizo mucho daño, quise mandarla a la mierda y acabar con todo en ese momento(estuve a punto de hacerlo), pero algo dentro de mí me lo impidió y me hizo seguir adelante…Quizás fuera el miedo a quedarme solo, a quedarme sin ese cobijo en el que me sentía refugiado sentimentalmente.. Al final fuimos al hotel, pero ambos dolidos y sin la misma ilusión que un mes atrás si teníamos. Todo iba a un ritmo frenético…En el hotel alguna discusión que otra tuvimos pero nada que fuera más allá de pasarse ese mismo fin de semana. Lo que si recuerdo es que los domingos tenía como una especie de resaca emocional(como que necesitaba descansar de la intensidad que me proporcionaba estar con ella). Después vino la cuarentena (no antes sin auto-someterme a la gran quedada del grupo de la Pera que ella tenía, haciendo frente a mi timidez y a la presencia de grandes grupos de gente y de mi miedo escénico, por ella, por sentir que estaba superándome a mí mismo gracias a ella). Cuando acabo ese día sentí un gran sentimiento de superación personal, aún con toda la presión interna que sentía. Durante la cuarentena discutíamos mediante video-llamada, o bien, porque ella acaparaba demasiado tiempo queriendo hablar o porque había algún percance en los juegos que hacíamos para matar el tiempo.
        También discutimos un día que quedamos para andar y vernos, cuando habían disminuido las restricciones, y tras habernos recorrido todo San-Blas andando y haber estado ya juntos, yo me quise ir a casa porque era la hora de cenar. Ella no estaba de acuerdo y quería estar más tiempo. Yo estaba un poco agobiado. Al final tuve que irme bastante enfadado y sin habernos despedido correctamente.
        Durante ese verano 2020 también tuvimos varias peleas fuertes. Una de ellas, un día que habíamos quedado algunos amigos para ir a ‘’La Calita’’ (He de decir que ese lugar es el más especial de todos para mí, hay una especie de energía que me hace sentir en calma con migo mismo, es un sitio maravilloso para desconectar y ser feliz). Ella me decía que no deberíamos haber estado ahí, que deberíamos haber ido a otro sitio los dos solos y no estaba nada conforme con haber quedado con amigos esa tarde. Me sentí controlado, abrumado nuevamente, le expliqué que quería disfrutar con ella y mis amigos y de ese sitio esa tarde, no había nada de malo al fin y al cabo, luego nos iríamos juntos. Pues empezó a ponerse mal y a gritarme a mí y a mis amigos (sobre todo a Dani). La gente nos miraba con desconcierto y desconfianza. Me había avergonzado mucho, sentía un pavor inmenso. Ya no estuve agusto en toda la tarde. La quise dejar en ese momento pero no fui capaz tampoco porque siempre me convencía de que si valía la pena, además esa tarde estaba Sheila, la novia de Adri, que le ayudó a sosegarse y también hablo con migo para que no me marchara del arrebato que me estaba dando y al final trague con todo y cedí una vez más. Otro día que llevábamos Adri y yo planeando meses, de ir a la Calita y después a un hotel cercano también discutimos muy fuerte. Ese día era para estar entre amigos hasta altas horas de la madrugada, así lo habíamos acordado, pero ella llegado un momento de la noche, más o menos la hora de cenar, se empezó a agobiar y empezó a insistir de irnos al hotel, a la habitación ella y yo a solas, cortando la atmosfera que teníamos en aquel momento. Yo no quería, quería que estuviésemos los cuatro amigos de cachondeo y risas esa noche. Fue imposible, se acabó marchando ella sola. A mí ya me había cortado el rollo, por lo que nos acabamos yendo todos. Yo entre a la habitación y discutimos muy fuerte otra vez. Esa noche no lo pasé nada bien. Al día siguiente quería deshacerme de esa relación ya, pero no pude nuevamente. Ella me decía que teníamos que luchar juntos, que íbamos a superarlo juntos…y así fue siempre (tenía razón). Yo estaba cómodo yendo poco a poco, pero me sentía un poco agobiado…Llegaba el fin de semana y teníamos que irnos a un hotel para pasar tiempo juntos, para dormir juntos. No puedo olvidar la carga emocional increíble que no terminaba de entender, pero ea, tenía que experimentarlo y así lo hice. Durante la cuarentena empezó a insistirme de que deberíamos vivir juntos (nos conocíamos desde hacía cuatro meses, ese es el ritmo frenético al que me refería más antes). Así que pasado el verano, yo le prometí que empezaríamos a mirar pisos y en Noviembre ya teníamos el contrato firmado. Yo quería estar de alquiler algún tiempo para ver cómo nos iba a ir la convivencia, ella no quería. ¡¡¡Incluso quería comprar directamente!!! Yo no lo veía normal ni precavido, tras semanas de discusión por ese tema, nos surgió un alquiler con opción a compra al cual accedimos. Yo veía que ella llevaba un ritmo muy diferente al mío, iba demasiado rápido para mí, para mis necesidades en aquel entonces, pero apreté el acelerador y me puse a su lado. No quería quedarme atrás, ni sentir que yo estaba dando menos que ella, así que nos fuimos a vivir juntos en menos de un año.
        Comenzaron las peleas de la convivencia. Las primeras fueron sin importancia, acerca de cómo íbamos a tener la casa. Yo no veía necesario hacer un gran desembolso de dinero en comprar muebles, puesto que era un alquiler y no había nada formalizado aún. Teníamos 5 años para decidir, así que teníamos tiempo de sobra. Ella se encaprichó con comprar muebles nuevos, pintar, decorar la casa a su gusto, etc…Yo accedía a todo, porque veía que si llevaba la contraria u opinaba otra cosa, era como que estaba en su contra y por evitar discusiones accedía a todas sus peticiones. Tuvimos una pelea muy fuerte el día de noche vieja, el 31 de diciembre de 2020, que se quedaron a dormir Joni y Patri, porque habían restricciones y habíamos estado tomando algo por Alicante esa tarde y después a casa, a seguir el cachondeo. Yo me entretuve con Joni en la cocina, estaba contento porque estaba estrenando mi casa, mi independencia, además tenía un buen amigo con migo esa noche y de repente ella se sintió amenazada, no le prestaba suficiente atención, además la deje con Patri, que no la conocía mucho. Su enfado alcanzó tal magnitud que nos cortó el rollo a todos, al final nos fuimos a dormir todos disgustados.
        Cada vez eran más frecuentes los desacuerdos, el malestar psicológico, los gritos, los llantos, etc…nos llamaron la atención los vecinos, me fui de casa con todas mis cosas en numerosas ocasiones, por arrebatos que me daban y que me era imposible sobrellevar ciertas situaciones conflictivas. No veía otra escapatoria, por eso lo hacía. Después me arrepentía al día y en menos de 1 semana estaba en casa con ella otra vez. Estaba en una dinámica muy tóxica pero quizá no quería verlo, o si lo veía era como adictivo, no podía escapar. Así pasamos un año. Este año 2022, las cosas habían empeorado, pese a que el 2021 lo acabamos bastante bien, después de coger vacaciones juntos, viajar a Bilbao, coger y pasar el covid juntos y las navidades fueron especiales a su lado.
        Ella decía que no la quería hasta el punto de que me hacía dudar de lo que yo mismo sentía. Yo veía que la relación no iba bien, pero ella seguía insistiendo casi a diario en casarnos, en tener hijos…yo no lo veía posible conforme avanzaban las cosas y ciertamente, ya no me sentía igual con ella, con cada discusión, cada disgusto, cada falta de respeto, se moría un pedazo de mi alma, de mi querer, de mi cariño, se me iba todo…Llegó el día que en una discusión fuerte, los vecinos llamaron a la policía y yo esa situación la había estado recreando en mi cabeza muchos meses atrás( verás cómo al final pasa….y pasó). Cogí aún más miedo a la relación, aun así hablamos las cosas y volvimos a superarlo juntos. Parecía que éramos imparables, pero durante los próximos meses, todo estuvo lleno de alti- bajos emocionales, no terminábamos de alcanzar cierta estabilidad.
        Cuando parecía que todo iba bien y los buenos momentos nos sonreían, todo se iba a la mierda por minucias (para mí, claro, está claro que para ella esas ‘minucias’ eran importantes). Solo estábamos en nuestra zona de confort, estábamos cómodos con la compañía del otro, pero nada más. Me gustaba saber cómo estaba, hacer planes juntos, pensar que iba a estar con ella el fin de semana, me hacía más cuesta abajo la semana de trabajo y gimnasio, pero llegaba el fin de semana y las peleas eran inevitables. Algún fin de semana que otro fue todo bien, pero no era lo normal. Eso se había convertido en la excepción. Con todo esto me sentía desbordado, amargado, infeliz, no veía futuro y siempre pensaba que era un pobre desgraciado al que el destino le había deparado una relación tóxica de la que jamás iba a poder escapar. Mira que la echo de menos y no la conozco ni hace 3 años. Como puede ser que se me haya quedado tal vacío después de tanto dolor. Quizá el problema fue haber empezado una relación tan intensa tan pronto, y cómo las montañas rusas, conforme más rápido sube, luego más rápido y fuerte cae, y así lo sentía, pero no se descarrilaba, nos volvíamos a atar los cinturones y seguíamos subiendo y bajando, subiendo y bajando. Hasta que un día noto que descarrilé de verdad, que el grado de insatisfacción e infelicidad era tal, que mi cuerpo no podía, pero parecía moverse solo, era mi mente la que lo movía, después de que me recriminará que no estaba limpiando con el paño adecuado, no pude más, tenía mucho dolor y estrés acumulado. Exploté y una vez más ella intento desesperadamente que no me fuera. Me vi sumergido otro fin de semana más en un mar de incertidumbre, mal estar y amargura. Así que me fui a por el coche, cogí todas mis cosas y me marché. Y volvió a pasar, me arrepentí al día siguiente.
        Tendría que haber tenido más templanza, aguantar que me dijera que con ese paño no se limpiaba, aguantar cualquier chaparrón que me sobreviniera sobre cualquier aspecto de la casa o de mi forma de hacer las cosas, pero no, ya no podía aguantar más y me fui. Ahora me siento arrepentido otra vez, pero lo veo todo desde otro prisma. Sé que esta relación es muy complicada y me puede generar un gran desgaste físico y psíquico, pero también sé que me puede aportar más cosas que una relación ‘’normal y corriente´´. Mis padres ya no quieren que vuelva, me han visto sufrir mucho, sigo sopesando todo… al fin y al cabo la echo de menos, siempre echo de menos nuestros buenos momentos, me sentía genial(sin necesidad de hijos, ni de casarme ni de nada). Simplemente sentía que estaba al lado de la persona correcta, de la que me haría crecer y mejorar como persona. Pese a todo, después de cada discusión había un aprendizaje y confío en que algún día pueda tener más capacidad de templanza, de habla emocional y de escucha. Al fin y al cabo, nadie nace con esos dones, porque para mí es un don el saber escuchar y responder de forma asertiva y coherente. Tal vez ya haya aprendido todo lo que tenía que aprender, pero es que ya no me imagino sin ella a mi lado, sin su apoyo moral, si oírla cantar en la ducha, sin ver cómo se preocupa de las tareas domésticas, del futuro, del presente…en fin, espero que podamos hablar todo esto de forma más calmada y simplemente volver a superarlo, pero superarlo de verdad, dejar de subir y de bajar, quedarnos en la parte alta, y si tenemos que bajar en alguna ocasión, que sea con el fin de subir después más alto de lo que estábamos, no para acabar descarrilando.
        Creo que el problema es que sentimos y vivimos determinadas circunstancias y situaciones de manera muy distinta. Yo suelo ser un pasota y me he dado cuenta de que el pasotismo forma parte mi personalidad desde siempre. Ella, por el contrario, da una importancia demasiado intensa, que aunque sepa que yo no lo siento de esa misma forma, tiene la necesidad de expresarla. Pasó el día que la agobiaron Joni y Tania con lo del cumpleaños de Patri, paso el día que Rafa y Anais llegaron tarde a la playa, paso el día que Rafi se ponía pesado, paso el día que Dani llamaba antes de tiempo..etc …Eso está bien, y yo como pareja debo escucharla, empatizar y comprenderla. Y así lo hacía, pero son tantas las situaciones que vivimos de manera diferente, que me acaba abrumando con sus palabras, con su ‘intensidad’, desestabilizando por completo mi calma interior, lo que es una amenaza para el equilibrio que deberíamos de tener.
        Ha sido una persona capaz de llenar el vacío existencial que sentía cuando rompí con Anabel, capaz de haberme hecho sentir cosas nuevas, diferentes, emocionantes sin duda. He aprendido mucho de ella y ella de mi espero. Los malos momentos acabaré por olvidarlos, han sido muchos, muchísimos, pero sé que el tiempo los desterrará de mi mente. Me siento una persona valiente en ese aspecto, positiva y con fuerza para seguir adelante. Pero tengo la sensación de que los buenos momentos lo compensaban todo por completo. Completo me sentía cuando las cosas iban bien, era feliz de verdad. No puedo olvidar esa sensación. Fue una experiencia única, emocionante y traumática a la vez. No sé si esto me va a dejar secuelas psicológicas, seguramente sí. En este texto no hay ni la mitad de discusiones, desacuerdos y malos ratos que hemos pasado. Tampoco hablo de los buenos, fueron muchos también (aunque no tantos como los malos), pero todo esto me hace llegar a la conclusión de que es mejor así. Si algún día retomamos la relación, deberíamos sentar unas bases, ver si son compatibles honestamente. Sé que ella necesita muchas muestras de cariño, sentir confianza en su pareja. También creo que el problema es que me ve como una extensión de su propio yo, y a diferencia, yo tengo claro que yo soy yo, y mi pareja está ahí, pero cada uno tiene identidad y sentido de la vida propio.
        Tuvo que ser así, últimamente me daban pinchazos en el pecho, me faltaba el aire y me incapacitaba para hacer cualquier actividad, cosa que al principio no. Estaba afectando negativamente a mi salud. Sé que la debería de haber escuchado más, tenido más calma y serenidad en sus momentos de crisis. No fui capaz, no sentía que lo pudiera ser. Ahora pudiera ser que sí, tampoco tengo esa confianza, pero sí que me veo más capaz, más inteligente emocionalmente y con más experiencia. Aunque dudo que por más que me esforzara todo fuera a ir bien, me temo que siempre sentirá ese vacío y nunca seré suficiente. Acabaría por exprimirme tanto que tendría muchas posibilidades de enfermar o acabar con depresión. Lo siento. Te prometo que lo hice lo mejor que pude. Lo di todo. Intento no verlo como un fracaso, sino como una experiencia y un aprendizaje.
        Cuando me ponía a llorar de la impotencia, de la rabia de las discusiones… jamás venía a abrazarme. Ni una sola vez vino a abrazarme en esos momentos que yo tanto lo necesitaba en casi tres años de relación, ni una sola. A veces solo necesitaba un abrazo y unas palmaditas en la espalda, pero no, ella no era capaz de darme eso. Claro que yo a ella tampoco, nos derrumbábamos los dos a la vez. Por eso me decía al principio que cuando ella callera, yo tenía que ser fuerte, pero no podía, el peso de su amargura era tal, que me arrastraba a mí también. Tenía muchísimos momentos de soledad estando con ella. Era una sensación demasiado extraña. ¿Cómo podía sentirme tan solo estando con su presencia? Los dos nos sentíamos así, nos estábamos destrozando.
        Habíamos mejorado, me sentía menos agobiado, teníamos cada uno nuestro propio espacio, había dejado de insistir en ciertas cosas, como apuntarse a mi gimnasio, había entendido que ese era mí espacio… me sentía mejor…no sé por qué se tiene que ir a la mierda todo. Nos faltaba respeto y serenidad en los momentos de ajetreo mental…nada que no se pueda trabajar…Gracias por haberme enseñado otra visión de la vida. Tiene una gente maravillosa a su alrededor, su familia, sus amigos, son personas extraordinarias. Nunca me sentí incómodo con ninguno de ellos, al contrario, siempre me sentía mejor de lo que pensaba. Ha sabido rodearse de buenas personas. Me quedo con lo bueno.

    Sergio · 22 noviembre, 2020 a las 16:41

    Ketnar , tuve una relacion similar con una tlp, la trate de 10, la lleve al medico. Esta relacion duro un año, y por suerte la termine ya casi hace 4 años. Los border no sienten culpas ni remordimientos, ni siquiera amor. El consejo es que salgás corriendo y contacto cero. El tiempo te hara madurar y evitar este tipo de relacion y a encontrar el amor verdadero. Saludos y mucha suerte

David · 7 enero, 2020 a las 18:00

Hola Ketnar, bienvenido y gracias por compartir tu testimonio con nosotros.

Creo que estas gestionando muy bien la situación ya que es fácil quedarse enganchado en este tipo de relación. Has sabido identificar muy bien las circusntancias y ser consciente de lo que está ocurriendo.

Efectivamente, uno de los peligros después de estar con alguien así es que las personas «normales» te parezcan aburridas. En cierto foro se comparaba a estar con un TLP con el subidón que proporciona la cocaína, y después estar sin ese efecto.

Esto puede hacernos caer en el error de añorar esa intensidad, ganas de vivir, empuje, etc… pero como escribí en mi último artículo, esta intensidad solamente es una manera de huida hacia delante. Se muestran siempre tan dispuestos a hacer planes y actividades porque para ellos es una forma de escapar del dolor interno que sufren.

En un primer momento esa intensidad atrae a cualquiera, ¡¡incluso parece que resplandecen!!, y después su dolor interno es el que acaban proyectando sobre tí. De manera que se convierten así en una trampa muy peligrosa para quel que no esté prevenido.

Mi consejo ahora es que te mantengas fuerte, ya que puede volver en cualquier momento. Suelen realizar llamadas de chequeo con la excusa más estupida para ver si sigues disponible y poder echar mano de tí cuando les convenga. ¡¡No lo consientas!!

Mantente firme en tu decisión, gracias a ella has evitado mucho dolor en un futuro próximo.

Un abrazo fuerte!!

David.

Yolanda · 25 marzo, 2020 a las 16:28

Hola! He estado 2 meses con un Tlp. Le conocí hace 2 años, estando el siempre al acecho, yo le ignoraba. Hace 3 meses mi padre ingreso en un hospital y debido a la gran vulnerabilidad qué sentía, caí en las redes de esta persona. Jamás he sentido tanta manipulación, chantaje emocional, acoso, obsesión, celos, rabia e ira hacía mí, qué con ella. Por no hablar de su disociación del «yo». Hablar en la primera persona del plural, «nosotros» cuando se encontraba conmigo en un momento de máximo estrés de ruptura, ha sido una experiencia impactante. Le dejé!
Llevo un mes de contacto 0 y soy feliz. Vuelvo a sonreír y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.
No recomiendo a nadie estas relaciones, deberían llevar un cartel diciendo «Soy TLP, sí quieres arriesgarte, sabes a qué atenerte, no hay engaños».
Son tan egoístas, insensibles, inmaduros, egocéntricos y tan negativos qué sólo deberían de relacionarse con gente como ellos. Pero no es así, quieren lo contrario, buenas personas, valientes, empaticas, honestas…no les dejéis. Sentiréis paz en vuestro corazón y en vuestras vidas.
Me he sentido muy identificada en este artículo, con todos los comentarios qué se han dicho.
Mi lema, NUNCA MAS. Contacto 0 for ever. Y a otra cosa, mariposa!! 😜❤️

    Montse · 14 junio, 2020 a las 18:57

    Llevaba 5 años con un tlp, lo tiene diagnosticado, hace dos años sufrio una crisis empezo terapia pero la abandono, acabamos separados pero me pidio una segunda oportunidad, se la dí, todo era negatividad, era vivir en una montaña rusa, un dia bien otro no, un dia estaba gorda al siguiente guapa, malas palabras, egocentrismp, narcisismo. Enferme de cancer y no estuvo a la altura, me cuidaron mis padres de 80 años. Pero según él hizo lo posible….durante mi enfermedad me decia cosas feas. Tuve el valor de dejarlo y es lo mejor que hize. La vida es corta, no vale la pena, son egoistas, no tienen empatía ni sienten nada verdadero. Si encontrais alguien con un TLP, EMPIEZA A CORRER !!!!!!

      David · 14 junio, 2020 a las 18:12

      Hola Monste. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.

      Te entiendo perfectamente y de hecho, siempre he hecho hincapié en estas situaciones precisamente. Cuando tu estas bien, vas aguantando como puedes al lado de estas personas, siempre ellos son el centro de todo.
      Sin embargo cuando tu tienes un problema, ellos nunca están alli para ayudarte. Lo justifican de mil maneras y dirán que hacen todo lo posible. Solo otra de sus muchas mentiras.

      El mejor consejo desde luego, huir de ellos.

      Un abrazo Monste!

      Leo · 19 septiembre, 2020 a las 08:09

      En mi caso sali año y medio con una persona con tlp con rasgos marcados de narcisismo.Venia de una relacion donde la ex pareja segun ella era casi un mounstruo; tipico de estas personas que utilizan su parte seductora; despliegan todos sus artilugios para meterte en su red ( siempre ellos te eligen).

      El primer mes es genial; aparece como tu alma gemela; una vez que tuvo la seguridad de que yo estaba metido en la relacion comenzo la fase de devaluacion; criticas; envidias; peleas sin sentido que inventaba. Cuando ya no aguantaba mas me distanciaba ; ella volvia a la carga haciendo el tipico chantaje emocional para reiniciar la fase nuevamente de idolatrarte/devaluarte ( un ciclo destructivo y adictivo) el cual te confunde y en este punto es dificil salir si no hay alguien de tu entorno que te muestre como son las cosas realmente.

      Mi unico consejo poner contacto cero de por vida sin darles lugar a que aparezcan y asi inciar el ciclo. Me tope con una mujer muy mentirosa y fabulera; creaba en su mente traiciones imaginarias de mi parte para generar conflictos. Al margen de esto diria que son locos pero no comen vidrio.. En el fondo tienen maldad. Un abrazo para todos

        David · 19 septiembre, 2020 a las 10:19

        Hola Leo.

        No puedo mas que confirmar todas y cada una de tus palabras. Todas las personas toxicas tienen un marcado componente narcisista, lo que les hace sentirse grandiosos y con un tremendo sentido del derecho.

        Como bien dices, es importantísimo tener a alguien cerca con quien poder hacer chequeos de realidad, como lo llama en Cascaras de huevo, ya que nuestra mente estará tan nublada que nos será dificil discernir qué es una manipulacion y cual no.

        Y por supuesto, contacto 0 radical y de por vida. No hay otra manera y ese es el destino que les espera con cada persona con la que están. Sin embargo, para ellos, la culpa será siempre de los demás, nunca suya. Nunca se detendran a pensar que puedan tener parte de responsabilidad en su soledad , la cual han ido labrando a base de egoísmo y ausencia de empatía total hacia los demas.

        Un abrazo y gracias por tu aporte.

      Montse · 11 octubre, 2020 a las 13:05

      Me ha pasado exactamente lo mismo….ahora tengo contacto 0, pero me siento estafada y engañada porque ahora estoy enferma, a la semana de haberlo dejado, yo enferma de cáncer…el ya se paseaba con otra….después de una relación de 5 años. Son escoria !!!! Si alguien esta en esta situación, por favor…. Empezar a correr lo más lejos posible antes de que sea demasiado tarde.

        David · 12 octubre, 2020 a las 11:45

        Hola Montse.

        Coincido totalmente contigo, de hecho, toda la bibliografía sobre parejas tóxicas se podría resumir en esto, sal corriendo lo mas lejos posible antes de que sea demasiado tarde. Son capaces de cometer las mayores atrocidades emocionales sin despeinarse y les trae sin cuidado si te dejan destrozado mientras ellos estén bien.

        Como leí en un foro de internet hace muchos años, una ex pareja decía «si no fuese por la enfermedad que teneis, seríais los mayores hijos de puta que existen».

Andrea Bula · 12 abril, 2020 a las 11:24

hola, necesito me ayude, no está comprobado porni. profesional, pero estoy segura que mi esposo con quien voy a cumplir un año de casada, posee el trastorno, el ya está buscando ayuda psicológica, ¿teniendo en cuenta que suelen ser muy agresivos e impulsivos cómo podemos acabar una relación de buenas maneras y sin salir más lastimada?

    David · 20 abril, 2020 a las 14:46

    Hola Andrea, supongo que te refieres al TLP. Puedes leer el artículo COMO ROMPER CON UNA PAREJA TÓXICA. Efectivamente, son agresivo e impulsivos, por lo que debes planificar con cuidado tu via de escape. Es mejor que el no sepa nada acerca de tu decision de separarte, y que se lo comuniques desde una distancia segura cuando hayas colocado todas tus pertenencias a salvo. Indudablemente intentará hacer un hoovering contigo para «aspirarte», prometiendo que ha cambiado. Nunca lo hacen. Solo es un truco mas para mantenerte a su lado y seguir abusando de ti.

aaaaa · 19 abril, 2020 a las 16:49

Voy a ser breve, tengo TLP y soy PSICOLOGA, y el TLP no es como tu lo pintas, para NADA. Estas personas tienen un grado de sufrimiento y mal estar que no te puedes imaginar, no son manipuladoras.

Podria darte mucha informacion cientifica para que te formaras bien, es cierto que puede parecer eso, pero no es así, la relacion que tu describes implica mas que un TLP…las personas con TLP se sienten fatal con ellas mismas cuando ocuren estas situaciones, porque no quieren hacer daño a los demas, viven en un constante sufrimiento y guerra con su mente. En fin, nada mas que añadir.

    David · 20 abril, 2020 a las 14:37

    Hola aaaa.

    A estas alturas, me parece innecesario debatir si los TLP son o no manipuladores. La web está llena de testimonios de personas cuya vida fue destrozada por intentar estar con un TLP y darle todo su amor. Es cierto que pueden sentirse fatal en determinados momentos, y que quizá no sea su intención inicial hacer daño. Pero la cuestión es que LO HACEN. Los TLP hacen muchísimo daño a todas las personas que están a su alrededor. DESTROZAN VIDAS. Y esto es algo que cualquier PSICÓLOGO conoce de sobra, y es algo que, bajo mi punto de vista, no tienen derecho a hacer.

    Esta web se creó con el fin de ayudar a las personas que fueron dañadas por alguien con ese trastorno. Por favor, sientete libre de visitar un sitio web mas acorde con tu enfoque sobre este tema particular.

    Un cordial saludo.

    Montse · 11 octubre, 2020 a las 13:08

    No es cierto….no entiendo que siendo psicologa no lo entiendas….son manipuladoras y dañinas y no sé si sufren tanto porque hacen daño con sus acciones a quines estan a su lado, abandonan las terapias y te hacen y dicen lo que quieren para sentirse ellos bien, son narcisitas, egocentricos y dañinos. No creo que sufran mucho

    Vivíana quevedo · 12 diciembre, 2021 a las 21:34

    No he visto el primer tlp que no se considere una víctima y que acepte que lastime a otros, todos así sean psicólogos tienen el mismo problema jamás hacen Introspeccion y según ellos no son así de monstruosos como son, pero pues lo siento lo son.

    Mi ex me hizo la vida un infierno y no hizo si no culparme, decía que las exnovia eran locas pero el loco era el y las llevó al punto de la ansiedad y depresión como a mi, jamás le deso eso a nadie, deberían ser más conscientes dejar de regar su venenony quedarse solos si no van a ser responsables afectivamente y tratarse,

    Un psicópata que mata personas no puede excusarse en que es que soy psicópata y sufrí mucho, aprendan a ser responsables yo soy una ex de tlp y concuerdo con todo lo que dicen aqui

      David · 19 diciembre, 2021 a las 11:00

      Hola Viviana.

      Solo puedo darte la razón en todo lo que comentas. Yo mismo utilizo mucho este ejemplo de un psicópata que mata a otras personas. ¿Hay que perdonarle por el hecho de padecer una enfermedad?.

      No, lo que se hace con estas personas es encerrarlas en la cárcel. Desgraciadamente el abuso emocional es invisible y mucho más dificil de detectar y condenar. Ellos lo saben y se aprovechan abiertamente.

PowerProf · 22 abril, 2020 a las 16:03

¿Qué consejos se pueden dar tratar la ruptura cuando hay un hijo en común de apenas año y medio? De un día para otro, mi ex-pareja TLP me echó de casa, separándome de mi hijo. Desde entonces, llevo meses negociando entre abogados y tras superar la difamación y acusaciones falsas iniciales por su parte, todo es tratar de que tenga el menor contacto con mi hijo y la menor capacidad de incidencia en su vida.

No sé si está “oficialmente” diagnosticada, pero me reconoció pocos días antes de la ruptura que sufría de miedo al abandono. Su inestabilidad y ese “lado oscuro” con miradas de odio ha sido una constante a lo largo de los 5 años de relación. He conocido el trastorno a partir de buscar respuestas desde entonces y he comprobado cómo se ha llevado a cabo la manipulación y el pensamiento dicotómico al 100%. Para colmo, su abogada es tan cínica como ella y con el confinamiento todo parece jugar a su favor.

¿Se puede pelear una custodia exclusiva tratando de demostrar este trastorno ante un juez? ¿Cómo conviene relacionarse con una persona así cuando el contacto 0 es imposible? Ni siquiera quiere informarme sobre qué come mi hijo, si duerme, cómo está, etc. Se limita a obedecer las escasas indicaciones de su abogada (desbloquear mi número de teléfono y permitirme verlo por videconferencia). Cualquier consejo será de ayuda. Gracias.

    David · 28 abril, 2020 a las 17:27

    Hola PowerProf.

    Lo ideal con una ex pareja TLP es dejarla atrás y no volver a contactarla nunca. Como en tu caso no es posible, debes aplicar el método de la roca gris. Aunque no he escrito sobre este tema aún, puedes encontrar gran cantidad de información en la web. La idea es sencilla pero poderosa. Se trata de comportarte como una gran roca gris con ella, no reaccionar a sus manipulaciones ni a sus intentos de provocarte.

    En cuanto al tema de las difamaciones, puedes encontrar un capítulo específico para ello en el libro Deja de andar sobre cascaras de huevo, tienes toda la info en la sección biblioteca. Se trata de un «manual» para parejas y ex parejas de personas con TLP. Ahi puedes encontrar mucha ayuda para gestionar mejor tu situación.

    Otro libro que puede ayudarte con este tema es «Say goodbye to crazy», de Tara Palmatier, pero desgraciadamente solo está disponible en inglés. En este libro se habla sobre el tipo de ruptura con una mujer tóxica. La autora es experta en ofrecer ayuda a hombres que han estado en relaciones abusivas. Muy bueno.

    https://www.amazon.es/Say-Goodbye-Crazy-Restore-English-ebook/dp/B014W0587S

    En cuanto al tema de demostrar el trastorno ante un juez, no soy experto en ese tema, pero el problema de los TLP es que son muy inteligentes y expertos en camelar a personas que no les conocen, cosa que hacen incluso con los propios terapeutas. Tendría que ser que ella tuviese un grado de enfermedad importante y se autolesionara o tuviese conductas de riesgo de manera evidente, pero con un TLP alto funcional como lo era mi ex pareja, es muy dificil demostrar que de puertas para adentro es una persona desquilibrada.

    Te aconsejo que te apoyes por un buen terapeuta experto en el tema si puedes permitirtelo, ya que estas personas son muy dañinas de por si, y ella va a utlizar a vuestro hijo como arma para herirte. Debes estar preparado y toda ayuda es poca.

      PowerProf · 17 mayo, 2020 a las 17:58

      Gracias por tu respuesta, David. He leído el libro Deja de andar sobre cáscaras de huevo. Éste dio respuesta a todo lo que he vivido durante 5 años. Ojalá lo hubiera sabido antes, u ojalá me lo hubiera dicho ella, pues tengo la sensación de que sabe de su condición y me la ocultó. De su ex-pareja me habló como si éste la hubiera maltratado, exactamente igual de cómo habla de mí ahora. Y como dices, creo que es altamente funcional, llevándose a los terapeutas a su terreno. Si no es así, hace como con su primera abogada en este proceso de divorcio: lo descarta y busca otro que le sea más afín.

      Echaré un vistazo al libro que recomiendas. Toda información es bienvenida con tal de hacerse fuerte, por mi hijo.

    Sergio · 29 abril, 2022 a las 15:54

    Porfavor ponte en contacto conmigo. Me pasa igual que a ti pero peor me denunció orden de alejamiento etc no puedo ver a mi hijo de 1.5 años …. Estoy desesperado

timo · 10 junio, 2020 a las 23:29

Estimados,
Sin diagnóstico médico, se del trastorno de mi pareja. La relación comparte todos los puntos detallados arriba.
Con consciencia del hecho ue mi pareja posee el trastorno y el sufrimiento ue eso implica, tras una dura infancia etc .. hoy la perdono y creo en ue sus conductas son producto de un terrible pasado. ¿ Cómo juzgarla? De hecho considero ue me cambió la vida. Me dió lo mejor y por su puesto el infierno.
ue me pueden decir de las proyecciones y el crecimiento juntos a futuro ? La persona con TLP, y ayuda médica, mejora ? Hay posibilidades de ayudarlo ?
Me esperanzaría un comentario ue haya podido salir adelante con su pareja con TLP.
Saludos

    David · 10 junio, 2020 a las 21:46

    Hola amigo Timo.

    Tu pregunta ha sido, es y será la de muchos. La eterna y gran duda de si seguir al lado de una persona TLP. Tan intensa, tan especial…y a la vez tan dañina y tan demoledora.

    Es una decisión tuya y solo tuya. Si lees el libro Deja de andar sobre cáscaras de huevo, ahi tienes testimonios de ambas partes. Personas que han seguido con ellas y personas que los dejaron atrás. Mi opinión particular sobre esto es que los autores quisieron dar un pequeño toque de esperanza para no demonizar a los TLP, para ser «políticamente correctos». Por este motivo incluyeron algun testimonio de parejas que han seguido al lado del TLP y están «felices».

    Sin embargo, si buscas por la web, encontraras cientos o miles de testimonios de parejas cuyas vidas han sido destrozadas por un TLP. Autenticos infiernos que ponen los pelos de punta.

    Esto es lo que dice Walter Riso en Amores altamente peligrosos sobre estar con un TLP.

    «Con la terapia debida, quiza mermen las explosiones y el tornado se degrade en tormenta tropical mas manejable. No habrá un tsunami devastador, pero sí inundaciones. CADA UNO DECIDE HASTA DONDE AGUANTAR»

    Desde mi punto de vista y el de muchos, las personas con TLP no mejoran en terapia porque su trastorno es una armadura para ellos ante el mundo real. Estar en terapia y volverse «normales» paas por quitarse esa armadura y para ellos eso es aterrador. La mayoría no lo hará nunca, de hecho, ni siquiera serán conscientes de que la llevan puesta. Continuarán actuando igual, destrozando a los seres cercanos y culpándoles de todo.

    En cierto artículo comenté que pensar que puedes ayudar a tu pareja tóxica, que va a cambiar y que vas a tener una vida de fábula juntos, es la mejor manera de permanecer enterrado en vida. Lo he escrito porque yo mismo lo viví. Quería desesperadamente estar con ella y me aferraba a cualquier posibilidad que hubiera de estar juntos. Sin embargo con el tiempo comprendí que era imposible.

    Desde luego para mi no es una opción, pero esto, como te digo es personal. Tu vida es tuya y tu decides en que la empleas. Puedes emplearla para intentar hacer cambiar a un TLP o puedes emplearla en hacer un voluntariado, hacerte monje…tu decides pero piensa qeu vida solo hay una.

      Kike · 25 agosto, 2020 a las 02:09

      Hola a todos. David ya conoce mi historia, pero como hace un año que dejé una relación con una chica TLP he decidido escribir mi historia. Mirad, no he hallado ningún otro blog que hable tan claro de esta problemática, desde la perspectiva de la pareja. Veo a muchas personas que victimizan a los borderlines, pero no hablan de su narcisismo y abusos.

      En mi caso una persona de mi propia familia encargada de mi crecimiento siempre supe que padecía algo extraño a lo cual nunca pudimos darle el resto de integrantes de la casa un nombre. Esta persona, según un terapeuta al que acudí con 27 años, me comentó que mi familiar, muy posiblemente fuese narcisista patológico.

      Y lo que sucede cuando tienes una educación basada en la alternancia de estados anímicos y nunca sabes cómo agradar te transforma en un ser que busca aprobación y que halla en trastornados mentales figuras que le recuerdan a ese mismo familiar. Es todo un proceso psíquico inconsciente, pues obviamente uno no busca a drede gente con una enfermedad psiquiátrica. Suele decirse dentro del ámbito de la psicología que uno trata de resolver aquellas cuestiones personales no resueltas con las personas que nos educaron.

      Ello fue exactamente lo que pasó en mi caso. En el año 2011 cuando tenía yo 21 años una chica me contactó por una red social, comenzó a trata conmigo rápidamente e intentó dejar a su novio por mí al poco de conocerme. Al principio no quise. Al final lo dejó con él y decidí que podría ser mi primera novia formal. Duramos 8 meses en una relación llena de vaivenes emocionales. Como bien dicen algunos por aquí, pueden llegar a ser los seres más insensibles del mundo.

      A mi me pasó que tuve la peor discusión de mi vida con mi familiar patológico, y estaba destrozado cuando, intentando explicar a mí pareja lo que me había sucedido, obtuve a su vez el mayor rechazo de mi vida, profiriéndome los mayores insultos que poca gente me había dicho en mi vida. Años después me revelaría que me dijo aquello por el hecho de que no pasaba tiempo suficiente con ella y se lo guardaba dentro. Vamos, narcisismo puro pleno de envidia y celos hasta en los miembros más duros de tu vida. Está gente carece de empatía y solo actúan por interés.

      Lo que pasa es que juegan con la codependencia de las personas y su bondad, saben leer muy bien las necesidades de los otros (a pesar de su ausencia de empatía emocional, son bastante psicopáticos a veces). En mi caso me fui a vivir a 4000 km a otro país, y cuando reabri mi cuenta de Facebook tras un año y medio cerrada la tenía allí agregada, algo que no recordaba, y al leer mi actualidad hasta empezó a hablarme y se cogió un billete para ir a verme a Rumanía.

      Lo increíble de todo es que no lo hacen por ti sino por ellos, pues se hallan en un momento en de vacío en que no han sido capaces de reemplazarte. Ahí fui capaz de resistir la tentación y de hecho comencé a salir con otra persona.

      Ella me odió mucho por aquello y dejó de tratarme hasta que cuatro años después me comenzó a hablar de nuevo supuestamente muy arrepentida. Años después comenzamos de nuevo tras varios mensajes en forma de cuenta gotas que nos mandábamos. Todo comenzó de forma parecida a la anterior, y acabó del mismo modo, con un abandono por su parte de la noche a la mañana sin verdaderos motivos, más allá del hecho de que padecía una patología mental severa. Desee entonces el contacto cero es mi día a día.

        David · 25 agosto, 2020 a las 16:10

        Hola Kike, me alegra leerte de nuevo.

        Siempre se ha dado este «dilema moral» de si los TLP son victimas o verdugos. Es cierto que hay un porcentaje de ellos que son conscientes de la enfermedad y se ponen en tratamiento intentando controlarse. Sin embargo, hay otro porcentaje altísimo de estas personas que van por ahí dañando libremente, engatusando y después dañando y culpando a los demas, sin hacerse nunca responsables de sus actos.

        Incluso en Cascaras de huevo, donde los autores intentaron ser «politicamente correctos» con este tema y no acusar abiertamente a los TLP, acaban reconociendo que tienen una conducta atroz. O te recomiendan que si continúas a su lado, te busques apoyo psicológico (para lo que te va a venir).

        En cuanto a nuestra educación, la relacion con nuestros progenitores y este tipo de relaciones, estoy de acuerdo en que existe ese patrón. Las personas que crecieron con un progenitor narcisista tuvieron que sobrevivir y algunos lo hicieron aprendiendo a anular sus necesidades, y a buscar una validación que nunca llevaba.
        Los TLP y TNP tienen un detector especial para este tipo de personas ya que son las que les vienen perfectas para encasquetarles todos sus problemas, que les escuchen, les apoyen hasta caer rendidos y dejen toda su vida para ocuparse de ellos.

        SI no lo conoces, te recomiendo de verdad el libro del Imán humano https://amzn.to/2EvmW8r

        Puedo decirte sin lugar a dudas que es uno de los mejores que he leido sobre relaciones tóxicas, y donde se explica perfectamente esta dinámica entre parejas y cómo viene marcada por patrones que aprendimos en la infancia.

        En cuanto a todo lo demás que comentas de tu ex pareja, no puedo más que empatizar contigo y darte toda la razón. Lo conozco perfectamente. Cuando vuelven siempre se trata de ellos, nunca de tí. Sin embargo te jurarán amor eterno. Si existiera un «traductor TLP» sería algo así como «Mira me he quedado mas sola que la una porque nadie quiere permanecer a mi lado, he tirado de toda mi lista de ex parejas posibles de las que poder abusar y ninguna me ha contestado, por lo que aqui me tienes. Me importas una mierda pero te necesito para tapar mi terrible vacío, por lo que voy a engañarte y a decirte todo lo que estás deseando escuchar. Vamos a tener un sexo increíble y durante unos días voy a ser la pareja perfecta. Sin embargo, una vez que te haya vuelto a enganchar, volveré a inyectarte mi veneno, lenta pero implacablemente. Te volveré a culpar de todo lo que ocurra, y además, si conozco a algún sustituto que tape mi vacío mejor que tú, te abandonaré sin miramientos, sin empatía, sin compasión. Y habrá sido todo por culpa tuya».

        Son las personas que mejor mienten del mundo, son capaces de mirarte con cara de enamorados perdidos y con los ojos brillantes cuando después es todo absolutamente mentira, y lo hacen sin despeinarse. Después de eso, pueden atacarte con esa habilidad especial que tienen de hacerte el máximo daño posible, dandoles exactamente igual si te encuentras en el peor momento de tu vida.

        Solamente los que lo hemos vivido sabemos lo que es esto.

        Y puedes volver con ellos mil veces, siempre es lo mismo, o peor. La historia siempre se repite hasta que decides cortar el contacto de manera radical y se buscan a otra víctima que correrá la misma suerte en pocos meses.

        Por cierto, si no lo leiste en el blog, mi ex pareja TLP me escribió después de 7 años de contacto 0, puedes ver la carta original en este artículo

        https://stoprelacionestoxicas.com/coronavirus-cuarentenas-y-hooverings/

Luisa · 6 julio, 2020 a las 02:57

David, seguramente has sufrido demasiado por una TLP y se nota. También se nota que no lo has superado y que continuas traumatizado al respecto, porque lo que haces aquí es tirar mierda y hacer daño a las personas que lo padecemos, además de estigmatizar, marginar y hacernos sentir aún peor de lo que nos sentimos.

Sí, hacemos daño, pero no lo deseamos; tenemos un trastorno mental y no es un deporte hacerlo, además es tremendamente horrible que escribas que jamás nadie puede estar con nosotros y que hay que huir. Quién carajo te crees para decir esto. Solamente alguien muy dañado puede decir este tipo de cosas. Ojalá algún día lo superes.

Suerte.

    David · 23 agosto, 2020 a las 15:20

    Hola Luisa.

    Es cierto que hay un porcentaje de personas con TLP que reconocen su enfermedad y están en terapia intentando moderar su conducta. Incluso estas personas a veces le reconocen a sus parejas la existencia del trastorno y ambos de mutuo acuerdo deciden continuar con la relación.

    Me parece genial y sinceramente les deseo lo mejor a estas personas. ¿Puede que a ellos no se les apliquen todos los artículos aquí descritos?, puede ser, no conozco a todas las personas TLP del mundo.

    Sin embargo, es una realidad (aunque a veces no querais verla) que existen muchas MUCHÍSIMAS otras personas que tienen trastorno límite de la personalidad y están totalmente descontroladas, probablemente ni son conscientes ni van a ponerse en tratamiento jamás porque creen que están perfectas.

    Este tipo de personas hace un daño TREMENDO a toda aquella pareja que se cruza con ellos hasta el punto de que son capaces de destrozarle la vida a una persona y encima convencerla de que la culpa es suya. Imaginate el daño que produce esto a un ser humano que no tiene nada que ver con esa enfermedad.

    Este blog es para ayudar a estas personas a abrir los ojos y a salir de ese INFIERNO, y como podrás comprobar por la gran cantidad de comentarios, se está cumpliendo ese cometido con creces. Cientos de personas me han agradecido personalmente el haberles ayudado a ver la realidad y a salir del horror que era estar con su ex pareja tóxica.

    De manera que si formas parte de ese grupo especial de personas con TLP a la que no se le aplican estas características, te doy la enhorabuena y te invito a que visites otro tipo de webs mas acordes con tu manera de ver estas situaciones.

    belen · 4 agosto, 2021 a las 01:16

    Hola Luisa. Estoy en pareja con alguien que tiene tlp y yo entendiendo qeu lo tiene decido estara a su lado pero no se como manejarlo. Estoy poniendo muchisimo de mi al punto de desgastarme y no se si estoy haciendo bien o mal, ya que veo que para ella es mas facil dejarme que aceptar su diagnostico. Que me aconejas?

Rafa · 26 agosto, 2020 a las 20:34

Hola a todos, recientemente mi pareja me terminó la relación de casi un año, estaba todo muy bien y tenemos muchas cosas especiales en común que son sobre cualquier TLP que ella pueda tener.

Tuvo una recaída del mismo borderline y de un día al otro me llamo por teléfono diciéndome que no quiere tener pareja 😥 … Sin imaginar que fuera a ser así … Le mencioné que quiero apoyarle , ver si nos damos un tiempo o ver si pasamos juntos esto , le expliqué que prefiero pasar con ella que estar separados … No hay respuesta … Está completamente bloqueada y más bien me trata como una persona ajena y finalmente ya no me contesta ni desea seguir hablando …

Lo único que entiendo es que no quiere hacerme daño … Uno ya llega a pensar un montón de otras cosas pero en si es algo tan simple como una recaída y una desicion de ella de no tener pareja es lo que me ha dicho …. Tenemos una conexión especial pero parece que no es suficiente con su bajón … Ayuda porfa que me recomiendan … Mantengo la esperanza ? Espero ? Insisto ? Confío en que volveremos ? … Yo también sufro de ansiedad y estar pendiente todo el rato que hacer es nocivo , pero si la quiero

    David · 29 agosto, 2020 a las 20:38

    Hola Rafa.

    Tener de pareja a un TLP tiene peligrosas contraindicaciones. Una de ellas es esta, que de la noche a la mañana pueden decidir que ya no quieren estar contigo. Lo hacen incluso cuando hay matrimonios con hijos de por medio. Es imposible tener paz en medio de una relación tan inestable, cuando no sabes qué esperar a cada momento. Puedes esperar el tiempo que consideres, pero valora y sopesa bien si te merece la pena pasar por estos momentos tan amargos, ya que muy probablemente no será la última vez que los sufras con ella.

Bur · 10 septiembre, 2020 a las 03:19

En esta página la descripción de una pareja borderline es acertada.

En mi caso élla no lo reconoce. Está diagnosticada por varias psiquiatras, uno de éllos probablemente el mayor especialista del país. Sus síntomas ira terrible, vacío, inestabilidad, idealización y devaluación, episodios micropsicóticos y disociativos, suspicacia, abandono repetido sin motivo justificado.

Ahora élla quiere el divorcio después de varias veces que ha abandonado el hogar y pidió el divorcio. Ya humanamente no puedo hacer más por élla. Me he gastado casi todos los ahorros en psiquiatras y en psicólogos.

Sería casi tautológico añadir algo más a lo que este artículo describe.

La devastación que es vivir con alguien así solamente lo saben quien lo vive. Me siento traicionado, me ha humillado tantas veces, denigrado como hombre y marido, sacar en algunos momentos lo peor de mí, me ha insultado los peores insultos que jamás escuché hacia mí, golpeado, mirado con odio, pasar vergüenza ajena con sus comportamientos, perder amistades, llorar como nunca, casi me ha destruido como persona.

Todos los problemas que élla cree tener son culpa de los otros, de sus padres, de mí, de sus compañeros de trabajo, del carnicero.

Sabe hacer daño donde más duele, recriminándote de manera repetida cosas del pasado que no tienen nada que ver con el problema que en un momento dado tenéis. No se puede razonar. Aunque la muestres las evidencias más notorias élla nunca reconoce su error y la culpa es siempre tuya.

Insulta a tus padres cuando le da la gana, destruye compromisos, toma y deja la medicación cuando quiere, no tiene voluntad para recuperarse, suele descuidarse físicamente y te echa la culpa de éllo.

Llevo cinco años casado y ya no se puede más. Estoy en la fase de culpabilidad pensando qué hice para que se sienta así por mi causa pero sé que es por su trastorno. También estoy en la fase dependencia.

Una de las cosas que más me sorprende es la indiferencia que muestra cuando te abandona. Como si lo bueno que hubiéramos vivenciado no significara nada y la rapidez para hablarme que ahora me ama y después no, que ahora soy maravilloso y después no, que ahora quiere estar toda la vida conmigo y después no. Cuando estás fastidiado por algún problema incluso de salud, te echa la culpa de ese problema. Me da pena y me siento responsable por élla pero es su decisión y no puedo hacer nada para que quiera recuperarse.

Lo que siento es haberme casado con élla. Pensaba que con el tiempo se iría recuperando con voluntad también pero no acepta su problema.

    David · 17 septiembre, 2020 a las 20:22

    Hola Bur.

    Te agradezco tu valioso testimonio. Entiendo perfectamente todo lo que relatas. Solamente los que hemos vivido ese infierno sabemos realmente como se sufre. Algunos terapeutas a los que acudí en su dia, supe perfectamente que no eran conscientes de la magnitud del daño que hace esta gente.

    Coincido plenamente contigo en esa capacidad que tienen de dañar, de hablarte con mirada de odio, de ir a por tu punto más debil para generarte el mayor dolor posible.

    Por otro lado, tienes razon en que la capacidad para hacerte a un lado sin miramientos es asombrosa, cuando ayer te estaban jurando amor eterno. Es por eso que comprendí que sus palabras, aunque sean expertos en decirlas con tanta intensidad SON COMPLETAMENTE FALSAS, SOLO SON PALABRAS VACÍAS.

    No debes sentirte culpable, tu no provocaste su enfermedad, de hecho lo diste todo por ayudarla. Como siempre, la unica manera de salir es alejandote de ellos y preocupandote por tu propia salud mental. No van a cambiar pero a tí te llevan a los peores infiernos.

Isabel · 23 septiembre, 2020 a las 10:59

Hace una semana hui de mi casa con mis dos niños convencida de que el comportamiento de mi esposo ya es algo sicológico que no encuentro explicación. Leyendo esta página me doy cuenta que tiene TLP a todas luces! Sus descontroles ante mínimos desacuerdos, ataques de ira tremendos, gritos, insultos, falta de sentido comun y de empatia, manipulaciones siempre las tuvo solo conmigo. Ante los demás es alguien encantador.

Sus ciclos animicos me tenían muy angustiada. El me culpo siempre de todas sus reacciones y todas estas “rabietas” las hacia delante de los niños sin pensar en nada. Lo denuncie por violencia sicológica y hui donde mis padres. Me ha impactado tanto su forma de ser, su falta de empatia (yo siendo persona con cáncer) y el no habiendome apoyado como esposo. Es tanto el daño que ha provocado en nosotros! Los Leo y entiendo todo!

Cuando me fui, pasaron cinco dias en que no preguntó nada (ni por los niños, nada) luego me buscó llorando desconsolado que está arrepentido. Sin saberlo he aplicado ser como una “roca gris”( lei por aquí ) con el. Me ha dicho que comenzara una terapia sicológica, sin embargo dudo que la vaya a terminar.

A pesar de todo, me siento tranquila con mi decisión…teníamos que salir de ese infierno!

    David · 28 septiembre, 2020 a las 20:59

    Hola Isabel. Por lo que comentas, son rasgos de una persona con TLP. Son perfectamente capaces de no dar ningun apoyo a una persona con una enfermedad así, lo he leído ya en varios emails que me han enviado otros lectores. Es una enfermedad y son incapaces de sentir empatía hacia los demás, sin embargo siempre te culpará a ti de todos sus problemas.

    Has hecho bien en aplicar la roca gris. Personalmente te advierto de que hacen mucho el prometer ir a terapia cuando ven que van a perder a su pareja. Sin embargo, suelen abandonarla enseguida, e incluso si se mantienen, es tremendamente dificil y costoso conseguir avances. No te dejes engañar en volver con el porque te prometa que va a ponerse en tratamiento. Su patrón de conducta no va a cambiar ni a corto ni a medio plazo, y a largo plazo casi que tampoco.

    Además en tu caso, debes proteger a los niños de sus comportamientos, ya no se trata solamente de ti, por lo que creo que has actuado bien.

Emanuel · 4 octubre, 2020 a las 09:51

Hola, queria comentar mi caso, conoci a esta chica por redes sociales, con el tiempo fuimos teniendo quimica y hablamos por mas de un año, aunque formalmente nunca salimos, siempre hubo algo, la cuestion que siempre era igual idas y venidas, me dejaba de hablar una semana, a la otra me contactaba de nuevo, en una ocasion fue por unos 2 meses, siempre por temas de que ella no se aclaraba con lo que sentia hacia mi.

La ultima vez fue el colmo cuando senti que todo lo que me decia era para mantenerme enganchado, que se habia dado cuenta que no sentia nada hacia mi, entonces decidi cortar todo, en una palabra me decia lo que yo queria escuchar para que no deje de hablarle, ese dia discutimos muy mal, yo dije que se olvidara de mi, y ella que queria conservar la amistad, al final a la semana me volvio a contactar y no quedamos en nada, me bloqueo de muchos lugares exepto de facebook.

Dentro de una semana van a ser 7 meses que no tenemos contacto, y por alguna razon a veces tengo la tentacion de caer de nuevo y recontactarla, aunque se que tiene TLP esta diagnosticada y medicada, ella misma me lo dijo y me ha contado el vacio que siente y demas sintomas, es un tema muy grande que una vez que te atrapa es dificil salir, mirenme a mi hace 7 meses del contacto cero y estoy escribiendo estas lineas, yo se que si la vuelvo a contactar seguramente este todo bien pero tambien me canse de leer testimonios y se que se va a volver a ir todo al garete al tiempo,

creo que tengo que controlarme, y a los que leen estas lineas tambien haganlo, no caigan en la tentacion de volver por mas cariño que le tengan a la otra persona, se sufre muchisimo, no se si todo lo que hizo fue manipulacion o su enfermedad o ambas, o si realmente sentia algo hacia mi o yo le servia como un cualquiera para llenar su vacio, es muy dificil todo esto.

    David · 12 octubre, 2020 a las 11:58

    Hola Emanuel, muchas gracias por tu valioso testimonio.

    Has tenido bastante suerte ya que te has mantenido firme y con unos límites fuertes. Si te hubieras involucrado con esta persona puedo asegurarte que habrías sufrido muchísimo.

    Le pusiste límites y fue lo correcto, pero es normal que ahora tengas días de añoranza. Cuando les cortas relativamente pronto puede quedarte la duda de si hubiera podido ser una relación «normal» con ellos. Pero si quieres mi opinión, es imposible. Yo necesité darlo todo y llegar hasta el final, dejarme la piel para comprobar que efectivamente era imposible. SIn embargo tu te has ahorrado mucho sufrimiento terminando a tiempo.

    No la recontactes, solo es tu cerebro jugandote malas pasadas, hay que aprender a gestionar esos pensamientos irracionales. Si regresas con ella va a ser exactamente igual, o incluso peor cada vez. Mantente firme y con el tiempo su recuerdo se irá desvaneciendo.

    Puede que ella sintinera algo hacia ti, pero en primera instancia, lo que busca un TLP en su pareja es que llene sus vacíos. Para ellos eso es mucho más primordial que el sentir algo por tí, eso es secundario. Por eso te bloqueó pero te dejó abierta la puerta a través de facebook, y por eso te dijo de conservar la amistad.

    Con un TLP, conservar la amistad equivale a tenerte disponible por si el dia de mañana necesitan echar mano de tí para volver a abusarte de nuevo. Lo has hecho bien, solamente sigue ese camino y no eches por tierra todo el esfuerzo que has hecho.

      Emanuel · 17 octubre, 2020 a las 04:54

      Hola David, muchisimas gracias por responder, agradezco enormemente tus palabras, y tenes razon en todo, esto que te conte despue de 10 meses, el querer recontactarla me paso porque tuve un sueño muy vívido, y empece a recordar cosas buenas, pero la verdad aunque me duela decirlo, agradezco haber podido salir medianamente bien de todo aquello, recuerdo que en ultima instancia cuando discutiamos quede como el malo, como que fui yo el que habia mandado todo al garete, en fin supongo que no debo darle importancia.

      Por el resto de su comportamiento es casi un calco a lo que cuentan todos, un dia A otro dia B, adiccion a la bebida, cambios de humor, un dia te amo al otro dia te bloqueo por 1 semana, 2 semanas, 3 meses, etc

      Es como un juego mental muy cruel, y como bien decis, supongo que quieren llenar su vacio existencial con quien puedan, y en cuanto consiguen otro, adios.
      En fin, me tomo la libertad de agradecerte en nombre de todos los que hemos posteado aca en esta pagina, ya que amablemente respondes los mensajes, muchisimas gracias!

      Y a todo aquel/aquella que lea esto, animo y sigan adelante, que se puede salir, y por mas amor que le tengan a la otra persona, primero piensen en ustedes, un saludo muy grande y de vez en cuando voy a pasarme a leer algo y quiza dejar algun saludo, que sigan bien y miren hacia adelante!

Manu · 16 octubre, 2020 a las 14:34

Buenas, yo quiero contar mi historia, no se si alguien me ayudará o lo leerá pero necesito contarla porque lo sigo pasando mal después de 10 meses de ruptura, duramos 1 año y medio un poco más y del primer mes hasta el año fue bastante bonito, también han habido malos obviamente, diciendo que se quería suicidar, se cortaba, estaba triste un día y otro bien, cambiaba de personalidad y yo no entendía nada, pero yo siempre estaba ahí, yo sabia que tenía tlp pero la verdad es que no le daba mucha importancia hasta hace poco que me he informado, bueno el caso es que a partir del año y 1 mes cambió todo, ella siempre ha sido mucho menos cariñosa que yo y muchas veces me enfadaba por eso, aunque cuando nos peleábamos venía siempre iba a mi casa para hablar las cosas (en metro, ya que donde vive está lejos y solo puede venir en bus o metro) y siempre lo arreglábamos.

Ella tiene epilepsia, anorexia y muchas más enfermedades en las que yo no pude saber llevar sinceramente, le daban cada dos por tres ataques de epilepsia, escuchaba voces que le decían que se suicidara y que estaba gorda y se cortaba o se tomaba un bote entero de pastillas, yo le ayudaba, iba al hospital a verla, al psiquiátrico, y de tanto estar pendiente de ella y preocuparme por si le daba un ataque cuando estaba sola, me estaba dando cuenta que estaba cambiando personalmente porque me enfadaba por todo, la reñía por gilipolleces y no se porque lo hacía porque luego me arrepentía, ella quería verme todos los días, que no quedara con mis amigos para verla, hasta que yo le dije un día si otro no, y ella no se lo tomaba muy bien, fueron pasando los meses y yo veía que no estaba siendo como siempre, subía fotos conmigo, diciendo que me quería y tal, pero luego en persona nose, no era lo mismo.

Empezamos a ir en un grupito con gente, en los que yo creía que eran buenas personas, pero siempre que íbamos con ellos, se metían cocaina en el baño o fumaban porros todos los días y yo no me daba cuenta de dónde me estaba metiendo yendo con ellos, estaba en mi peor momento de mi vida, porque no era feliz, no estaba gusto con la gente y no era yo mismo, incluso se me fueron todos los sentimientos hacia ella y le pedí un tiempo, porque no podía más mentalmente, me estaba volviendo loco y yo no era así, me chupaba vida y mis amigos me lo decían pero no me daba cuenta, el caso es, me habló para preguntarme que si podía ir al cine conmigo y un amigo, que estaba muy mal, el caso es que nos vimos en el metro, lloramos cuando nos vimos y nos dimos un beso, fuimos al cine, y en medio de la película me dice que no está gusto, que se va, luego por WhatsApp me habló y me dijo que me besó por pena, que no quería nada conmigo, a los días me enteré por mí mismo que ella estaba de lío con uno del grupito en el que íbamos, ella lo estaba pasando mal, el la apoyó y se ve que se liaron o algo así, él es el típico cani que iba de bueno, se metía de todo pero luego te la mete doblada.

La bloqueé y la desbloqueo a los 4 días y me habla, me dice que lo sentía que no se que, quedamos, lloramos los dos al vernos, me escribió una carta diciendo que nunca iba a pensar que se iba a enamorar tanto de una persona, creí que ella había cambiado y le dije si quería volver conmigo y me dijo que si, duramos una semana, de repente el 7 de enero me dice que necesitaba tiempo para su salud mental, y resumiendo (siento haberme enrollado muchísimo) en resumen ella me habla cada mes, unas veces diciéndome que ha hecho lo mejor de su vida dejándome, que no me quería, que solo se había enamorado de verdad una vez y diciéndome cosas malas muy dolorosas, y luego a los dos días diciéndome que tal estaba, como si no hubiera pasado nada, del primer mes a los 10 de ruptura, ella ha intentado ser mi amiga, diciéndome cosas malas pero a los días siempre hablándome como si nada hubiera pasado,

hace unas semanas me volvió a hablar, me insultó muchísimo diciéndome que le daba asco, que era una mierda, que seguía siendo el mismo de siempre (y realmente he cambiado muchísimo y estoy recuperándome de todo) y cosas que hasta le dije que se estaba pasando, encima se puso celosa diciéndome que si tenia novia que la llevaba a mi casa no se que, y luego diciéndome que tiene novio y le quiere a el y a su amiga no se que, lo siento, necesitaba contarlo con detalles y quedarme mejor, porque yo realmente la quiero y me gustaría luchar por ella poco a poco ( ya conseguí que estuviese un tiempo sin voces en la cabeza, sin la obsesión de no comer)

    David · 16 octubre, 2020 a las 18:48

    Hola Manu.

    Siento tener que ser yo el que te abra los ojos, pero me veo en la obligación de hacerlo. Esa mujer no es tóxica es HIPER TÓXICA. Si sigues relacionandote con ella te aseguro que vas a sufrir de lo lindo y se va a cargar tu vida hasta dejarte hecho una piltrafa.

    Te pido por favor que analices tus propias palabras. Hablas de una mujer con TLP, solamente esto es ya para pulsar el botón de pánico y detenerse en seco, pero además me dices que tiene pensamientos suicidas, que se autolesiona (esto lo hacen cuando tienen un grado de enfermedad muy elevado), que le dan ataques de epilepsia, tiene anorexia, que se junta con personas que consumen cocaína, que te insulta abiertamente, que ha estado en el psiquiátrico…y todavía te planteas intentar estar con ella??

    Tu mismo lo has definido perfectamente, chupaba tu vida. Este tipo de personas están cargadas hasta los topes de problemas emocionales y quieren alguien a su lado que llene su inmenso vacío y se haga cargo de todos sus problemas. Pero no para agradecértelo y compensarte no, eso no lo va a hacer jamás. A tí te ve como un recurso y cuando se le cruza otro recurso más apetecible, como es el chico de ese grupo, te manda a paseo sin ningún miramiento y encima insultándote.

    Amigo, te has enganchado con una TLP de las peores que hay. No la quieres, tu crees que la quieres, pero nadie en su sano juicio podría querer a una persona así, y tú no estás desequilibrado. Lo que tienes con esta persona es pura ADICCIÓN, y por eso, pese a que te trate como a una basura, vuelves a ella una y otra vez. Incluso te planteas cambiar y volver con ella poco a poco, como si eso fuese a cambiar las cosas.

    Ahora mismo tu cerebro está completamente confundido, a tope de la droga que ella te ha suministrado y con el sueño irreal de que podeis estar juntos y tener una relación sana. No puedes ver la realidad por la niebla en que ella te ha metido. Es IMPOSIBLE, ni siquiera con un TLP mucho más funcional que esta chica se puede tener una relación normal.

    Lo siento si he sido duro, pero no he podido evitar decirte algo tan evidente, no puedo guardarme mis palabras viendo que con ella vas derecho al mismísimo infierno.

      manu · 24 octubre, 2020 a las 12:13

      Lo que no entiendo es cómo empecé a cambiar de un momento a otro, porque los primeros meses estábamos super bien, no discutíamos casi, y de repente un día a otro me enfadaba sin sentido, la reñía por tonterías, pero eso solo era por WhatsApp, y algunas veces de fiesta era como que me enfadaba si no estaba conmigo todo el rato, pero cuando veía que estaba con un amigo mío me enfadaba sin sentido, muchas veces me arrepiento de el haberme comportado así con ella porque ahora soy totalmente diferente, y a ella la veía tan inocente, sin amigos, queriendo verme a mi todos los días porque sino se quedaba en casa sin hacer nada, tenemos amigos en común que eran míos pero se han hecho de ella también,

      me sabe mal porque se que ella realmente no es tan mala, es una persona que necesita un poco de atención porque siempre ha estado muy sola y también le han hecho mucho daño en la vida, ha sufrido epilepsia ya desde pequeña, abuso de su padre cuando el estaba borracho y cuando a veces hacíamos el amor ella me decía que parara porque le recordaba a el y se ponía a llorar, me pongo en su piel y realmente no se merece todo esto, aunque me haya hecho daño, nadie se merece nada malo,

      le he ayudado bastante en sus cosas y se que realmente me lo agradece muy profundamente, porque cuando la conocí, ella era tímida, insegura, con muchos problemas y muy rígida, cuando ya pasaron meses conmigo cambió totalmente, se le veía otra persona, ahora, después de 10 meses de ruptura, ella dice que está bien, pero es otra persona, está menos animada, mas desarreglada, nose, noto diferencias, solo lo sé por videos que sube en YouTube que se le nota más seca, ella me tiene bloqueada en todos lados, pero cada x tiempo me suele desbloquear y pedirme un »favor» si no le ayudo se enfada, y si le respondo me dice que yo mismo le pedí que fuéramos amigos, cuando es ella la que va detrás de mí todo el rato, yo creo que está resentida porque le jode que no nos haya ido lo bien que ella se esperaba, que sí que seguramente me habla para que vaya yo detrás de ella o como comodín, pero siento como que ella quiere que seamos algo,

      ella no se merece tener todo eso, yo la entiendo, todo lo que debe sufrir por todas sus enfermedades y que le encantaría ser una persona »normal», puede que diga todo esto porque estoy drogado de una tlp, que sinceramente no logro olvidarla y la siga queriendo, me está costando mucho olvidar los momentos y los sitios en los que iba con ella, ha sido un amor en el que me ha marcado, se que me ha querido y aún sentirá algo aunque hayamos acabado así, hemos viajado y pasado momentos muy buenos, así que si alguna vez me habla y quedamos como amigos, lo seremos.

        Oscar · 26 octubre, 2020 a las 01:59

        Hola, Manu

        Más abajo detallo mi caso: 7 años con ella, con diferentes separaciones. Su exmarido tuvo cáncer después de separarse de ella, y creo que estaría dispuesto a volver si ella se lo pidiera. Qué significa esto? Que es MUY PELIGROSA. El maltrato es una trampa terrible: nos preguntamos a veces como una mujer ha podido vivir 40 años con un maltratador, y a los hombres nos puede pasar igual. Tu autoestima se hunde tanto que una migajas, un perdón, un gracias por todo, un día determinado te parecen un regalo maravilloso que ella te hace cuando son MIGAJAS entre una nube de palos.

        A los hombres, además, el RETO nos motiva a luchar aunque parezca todo perdido. Pero un reto que nunca podemos lograr no es un reto: es una trampa. Si te digo que no eres capaz de llegar hasta América nadando desde Europa, no es un reto: es tu muerte segura como te pongas a intentarlo. Nadas y nadas, parece que avanzas, sí, te mueves, pero no vas a llegar nunca, porque te ahogas antes. Pues lo mismo en esta historia: no creas que puedes llegar a América. El único reto es conseguir salir del mar cuanto antes y, lo más difícil, no volver a la playa nunca más.

          David · 28 octubre, 2020 a las 17:41

          Totalmente de acuerdo. El refuerzo intermitente, la disonancia cognitiva y las esporádicas mini lunas de miel hacen que aquellos con límites débiles y pobre autoestima no sean capaces de superar a este tipo de parejas. Acabarán pasando su vida soñando con que aquella persona regrese y les valide, les de la barra de pan entera en lugar de solo migajas, etc…

          No han entendido que ese momento sencillamente nunca llega con ellos.

          En el artículo de «Como te seduce un narcisista» (narcisistas y TLP utilizan técnicas muy similares) puedes leer de qué manera consiguen engancharte dandote solamente unas pocas migajas.

Oscar · 26 octubre, 2020 a las 02:37

Hola, David. Gracias por tu artículo, esclarecedor, y con mucho humor al final. Me encuentro en una situación tan absolutamente similar a la tuya, incluyendo nada de suicidios/autolesiones, que me he sentido reforzado. Lo que dices es cierto: hay que tomar medidas. No es justo hacerte esto a ti mismo.

Llevo 7 años con una mujer que padece TLP, y que se niega a diagnosticarse, ir al médico o tomar medidas. Su madre también lo padece. Te preguntarás cómo he aguantado todo este tiempo. Muy sencillo, por dos razones:

La primera fue cuando una psicóloga, de las mayores expertas en el tema, hace 4 años y medio me dijo “huye”. Está embarazada, contesté. Me dijo “me da igual. Huye. Mi paciente eres tú”. Meses después descubrí el método icónico, y que su creadora vivía cerca y daba clases en la Universidad, así que fui a verla. Muy amable, me explicó varias cosas muy interesantes. Cuando le dije que qué se podía hacer cuando no quiere tratarse, su respuesta fue: “nada. Hay que esperar a que toque fondo”. Entonces yo pensé en su madre, que tiene 70 años, el mismo trastorno, y nunca tocó fondo, ni siquiera tras el suicidio de su marido.

Lo primero es que, con un hijo de por medio, la posibilidad contacto 0 se esfuma. Por eso estoy aquí, y he tenido intentos de contacto cero aunque fueran también contacto cero con mi hijo. Pero lo segundo, tal y como me confirmó una psiquiatra, es que no se puede hacer nada cuando el paciente no se quiere tratar, y aquí está la clave del asunto: el querer tratarse.

De manera que psicologos y psiquiatras, que son las únicas personas que pueden tratar a estos pacientes, no pueden hacer nada si la persona no se quiere tratar. Es decir, que hablamos de unos 500.000 casos en España, mayoritariamente mujeres, que viven un sinvivir constante, y que torturan a su entorno más próximo y vulnerable con verdadera maldad. Y hablamos de que no hay nadie haciendo o intentando hacer nada por ellos, si acaso recuperar a los desgraciados como yo o como tú que conocimos lo que era sufrir por la relación sumado a por un padre que se moría de cáncer. Muy fuerte.

En contrapartida del dolor insoportable, he aprendido muchas cosas. La primera es que este trastorno es terrible, porque uno de sus síntomas es que no se puede reconocer, ni siquiera pensar en que se padece la enfermedad, porque la autoestima, las dudas, los altibajos del yo se hunden. Reconocer que se tiene un trastorno es quitarle el valor a todo lo que han hecho. Es inasumible. No es que hagan trampas para no ir al médico, o que abandonen los tratamientos: es que es imprescindible para ellos estar seguros/as de que no les pasa nada, así que nunca podrán creer que les pase algo.

La imagen de mi mujer, embarazada y sola, y yo huyendo haciendo caso a mi psicóloga era inasumible para mí. Por eso sigo aquí, o he seguido hasta hoy, que he recogido mis cosas, me he ido (como otras 20 veces, muchas de ellas echado de casa), pero esta vez con la sentencia de divorcio bajo el brazo. Solo me falta buscar el contacto 0, o que el contacto 1 se parezca lo más posible al 0.

No he dejado de estudiar y aprender. La parte positiva de esta historia de 7 años es que, en mi intento de ayudarla (y de hacer algo por ese medio millón de personas y otro medio millón de sus parejas dejados de la mano de Dios) he pasado de reírme de los Chakras (soy profe de Mates), a ser Maestro de Reiki, por ejemplo. He tratado a más de 350 personas, algunas con resultados sorprendentes, de diferentes problemas. De hecho, encontré una cura para el TLP con las Flores de Bach….. lo que pasa es que no sirve de mucho, porque tarde o temprano la persona con el trastorno necesita volver a su refugio de ese yo que hace, deshace y destruye, o se enreda en el “yo no puedo estar enferma/o”, qué hago tomando esto, y deja el tratamiento. Conseguí 35 días de paz para ella, que fueron de paz para los dos, pero nunca más quiso volver a tomarlas. Por si alguien quiere intentarlo, aviso, no va a durar, es el remedio más simple: el problema principal es el pánico al abandono, así que Chicory, la flor del abandono. Una gota de la esencia en un gotero de 15 cc de agua, agitas, y te echas 4 gotas sobre la lengua al levantarte, al acostarte, y un par de veces o tres al día. Cada día tiras lo que sobra y preparas un nuevo tarro.

Al final, y precisamente por este aprendizaje que he llevado a cabo a su lado, es cuando llega el momento de parar: tanto estudio, esfuerzo y trabajo han creado un camino de ayuda por el que tengo que ir, y cuando estoy con ella ese camino se para por completo. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay que irse siempre, más tarde o más temprano, sobre todo si empiezas a no soportar más, o con la depresión.

Pero sucede que a veces la mejor manera de separarte de esa persona se aprende precisamente mientras estás con ella. Y es ese aprendizaje (sobre como reconocer y afrontar relaciones tóxicas, o como ayudar de alguna forma a personas que sufren como tu pareja) el que te puede servir para separarte o, en mi caso, para intentar que el obligatorio contacto 1 por el niño me afecte 0 con relación a ella.

Es absurdo intentar ayudarla a ella a costa de tu salud, y no intentar también ayudarte tú librándote de la relación tóxica que te está destruyendo. Es absurdo pretender que ella haga algo para ayudar con el problema y que tú mientras no hagas nada para ayudar con ese mismo problema: alejarte.

Muchas gracias por todo.

David · 28 octubre, 2020 a las 17:37

Hola Oscar. Muchas gracias por tu comentario tan completo y bien explicado.

No puedo menos que darte la razón en absolutamente todo lo que describes. El TLP es una enfermedad compleja, no es un secreto que gran cantidad de terapeutas no quieren tratar con este tipo de pacientes, debido a su resistencia al tratamiento, intentos de manipulación, abandono de las consultas, dificultad de avance, etc.

Entiendo que tu psicóloga te recomendase eso pues yo hubiese hecho lo mismo, y entiendo también que no lo hicieras por los motivos que has explicado. Eso te honra tremendamente como persona.

Es cierto que no puedes hacer absolutamente nada si ellos no quieren cambiar, y aún así, es tremendamente difícil que consigan hacerlo. En cuanto a tocar fondo, conozco un caso similar de una persona con 70 años y TLP que sigue haciendo la vida imposible a sus familiares, por lo que contemplar esa opción no me parece viable tampoco.

Como bien dices, los TLP más funcionales son difíciles de detectar, sobre todo al principio. Existen personas con esta enfermedad que intentan la terapia, pero un grandísimo porcentaje ni siquiera saben ni sabrán que lo tienen, y van por ahí haciendo polvo a cada pareja que se cruza en su camino.

Mi ex pareja TLP por ejemplo se que jamás irá a un psicólogo, no quería ni oir hablar de ellos y solamente les desprestigiaba. Lógico, ella SABÍA que tenía algo, pero no le interesaba lo más mínimo abrir esa puerta. Cuando tienes un problema tan gordo, a veces la única herramienta a mano es la negación, una negación radical que defenderán con uñas y dientes hasta el dia de su muerte. Ella estaba perfectamente, los que estabamos mal eramos todos los demás (paradójicamente no tenía casi amigos y con la familia casi nada de contacto).

Sobre el tema de las flores de Bach, conocía la Achicoria, pero no sabía que se podía utilizar para tratar el TLP. SIn embargo y como bien dices, para ellos «curarse» implica por quitarse la coraza (el TLP es al final una coraza, un escudo para proteger su interior débil) y eso les da absoluto pánico. Es por eso que las terapias son tan difíciles. Es como estar en medio del océano agarrado a un flotador, y tu terapeuta te pide que sueltes ese flotador para siempre. Te da TERROR, pueden soltarlo un poquito pero al poco vuelven corriendo a aferrarse a el. Es muy triste en el fondo…

Entiendo que es difícil hacer ese bien definido contacto 1, no te queda más opción que minimizar las interacciones y aplicar el método de la roca gris que por lo que comentas ya estás poniendo en práctica. Intentar ayudarles y dejarte la vida por ellos cuando estás enamorado, creyendo que puedes cambiarles, es un antídoto muy peligroso para que te entierres en vida. Por muy fuerte que seas, te va a acabar pasando factura el estar al lado de una persona con estas características.

Es muy probable que tu pareja siga igual, pero tu en cambio te hundas cada vez más.

Te mando un abrazo muy fuerte Oscar y espero que estés bien.

Manu · 1 noviembre, 2020 a las 15:59

Siento ser tan pesado, he escrito ya un par de veces por aquí, pero me gusta informarme (sobretodo que me deis vuestra opinión personal) de las personas con tlp, no se si recordáis que hace unas semanas escribí que mi ex me había insultado y tal y que me bloqueó,

pues hace 2/3 días le hablé en YouTube (porque es el único sitio que le puedo hablar, porque me tiene bloqueada en todos lados) y le dije que no me gustaría acabar así con ella, ya que hemos vivido muchísimos momentos juntos y acabar así me jodía, bueno pues 2 minutos después me abre en whats app y me dice que qué quería, le dije que me gustaría que nos lleváramos bien, ella no se fiaba mucho de mí, ya que siempre que hemos intentado hablar, siempre hemos acabado »enfadados» diciendo ella que siempre era el mismo y tal, ahora estoy hablando con ella poco a poco, eso sí, está siendo un poco fría conmigo, pero tampoco estoy siendo pesado, hablamos 2/3 veces en los que le pregunto que tal está, que que tal el día pero ella habla poco, como que no se fía

manu · 1 noviembre, 2020 a las 17:02

Y también se ve que cuando hablamos la última vez me dijo que tenía un novio que lo quería mucho, pero luego en whats no tiene ni un estado suyo ni foto con el, ni en insta (cosa que ella lo solía hacer conmigo) es normal que ella me hable seco? yo le intento dar conversación todo el rato, de que voy a hacer hoy y ella solo me pone muy bien, o me contesta super seco, entonces supongo que será esto poco a poco hasta que vaya cogiendo confianza conmigo, necesito vuestra opinión personal, y no, no me vale que me digáis que si me va a manipular, o que mejor me vaya porque quiero ayudarla y se que lo haré, creo que ellos no son menos por tener una enfermedad que ellos no quieren tener, así que yo quiero ayudarla en lo que pueda, ser su amigo y si en un futuro estamos preparados pues volver, sino amigos y ya.

Maria · 23 noviembre, 2020 a las 23:53

Hola.

Acabo de terminar una relacion de 12 años. Esa persona se gano mi amor, lo ame incondicionalmente, tolere con paciencia su comportamiento. Esa persona fue muy buena conmigo a pesar de eso, se gano mi amor. Tuvo problemas de salud, economicos y yo fui incondicional, le apoye 100%, incluso el dice que soy un ser maravilloso, e
sin embargo, los ultimos dos años fueron lo mas doloroso que he pasado en la vida.

Desde un inicio se la relacion le costaba resistir a los coqueteos de las mujeres por redes, tuvimos varias peleas por eso donde pidio perdon y lo dejo. Pues con el pasar de los años, cuando se sano de otro problema de salud que tenia y consiguio dinero me hizo a un lado, decia que me amaba pero comenzo a ser infiel y me miraba sufrir, le decia lo que necesitaba y no me hacia caso, solo pensaba en si mismo.

Cuando descubri la infidelidad termine. El pidio una oportunidad, buscaria ayuda y cuando la busco en lugar de volver conmigo me dejo esperando, se quedo con otra. Incluso dijo un dia que hablaria conmigo para volver y nunca aparecio. Que dolor para las personas que amamos a alguien con TLP. Lo perdone pq se que no esta bien, incluso estaba dispuesta a volver y acudir a terapia para ayudarlo y llevarnos mejor, pero, es un amor imposible, lo amas pero ellos no se dejan amar, parece que no saben lo que quieren y cambian facilmente de gustos y hasta de forma de ser.

Es tan doloroso amar de verdad a alguien asi, que te diga que eres maravillosa, el amor de su vida y que en dos meses te cambie por otra y tire por la borda 12 años de relacion, en lugar de demostrar ese amor y mejorar por ambos. Te quedas amando a alguien que te puede sustituir facilmente.

    David · 26 noviembre, 2020 a las 09:13

    Hola María.

    Lamento mucho lo que te ha ocurrido. Sin embargo es muy importante que tienes clarísima la situación. Estoy completamente de acuerdo en todo lo que dices, tu última frase la enmarcaría y la pondría de cabecera en la entrada al blog. Es por eso que insisto tanto en la importancia de tomar conciencia cuando estamos en una relación así para cortarla lo antes posible. Puedes dedicar toda tu vida a ayudarles que si llega el momento que no les interesas, te descartan sin ningún miramiento.
    Se que es dura esta situación, pero tomando el lado positivo, has visto claro que con esta persona no puedes ir a ningún lado y que es mejor que ya no forme parte de tu vida.

Gonzalo · 27 noviembre, 2020 a las 18:54

Hola, la verdad soy nuevo aqui y leyendo todo me identifico mushisimo con la mayoria, los buenos momentos son increibles, su apoyo, su cariño, una perfecta partner… pero su otro lado, que mi mas minima actitud la siente como algo muy dañino, que no la quiero, que no quiero estar con ella y quiere cortar conmigo, puede decirme que siempre quiere verme, que le devolvi la ilusision, a que esta aburrida de vernos mucho, necesita dias para ella y esta algo aburrida con una frialdad increible,

Yo la quiero, siento que de a poco me fui enamorando, pero las idas y venidas, la contradiccion, me hace daño, deje de lado muchas veces mi orgullo por ella y siempre le, di mi 100% pero el TLP es muy dañino aunque sea una gran persona y quizas no sea consiente de lo que provoca en mi. saludos.

    David · 29 noviembre, 2020 a las 13:11

    Hola Gonzalo.

    Así es estar con un TLP. Hoy eres el amor de su vida y al día siguiente te trata con una frialdad que no podías ni imaginar. Con el tiempo te darás cuenta de que posiblemente no la querías, sino que por su personalidad te obsesionas con ellos y con intentar estar bien con ellos, cosa que es imposible. Dar tu 100% solamente sirve para que tu acabes huniéndote mientras ellos siguen exactamente igual. Cuando tú ya no puedas dar mas, entonces te descarta y pasa a la siguiente víctima, o bien eres tu el que se arma de valor y cortas pero no tardan ni una semana en pasar al próximo sustituto.

    Es duro asimilar esto, pero es el primer paso para cortar y dejarlos atrás.

Marcela · 9 enero, 2021 a las 14:56

Llevo casi 2 años con un TLP (sin diagnóstico clínico pero estoy segura que posee este trastorno y quizas otros más). Les cuento esto Para complementar los testimonios anteriores ya que no he leido que a alguien le pase lo que a mi. Todo el tiempo desde el inicio y hasta ahora fue una persona amable, cariñosa, romantica, tierna, muy bueno con mis hijas, preocupado de mi, de ayudarme, y apoyarme, atento con mi madre, deportista, extrovertido, le gusta planificar actividades siempre, alegre, espontaneo, con mucha energia.

Cada vez que intento dejarlo me busca, me ruega, llora, me pide perdon, que es un tonto por fallarme, que me ama y que yo soy todo para él… Peeeeerooo paralelamente (desde el mes y medio de relación y en aumento progresivo) hemos tenido peleas que han ido de menos a más y con el tiempo con mayor crueldad y mayores insultos.

Esta persona me insulta con una crueldad tan grande y destructiva que les diré que por razones mínimas empieza a culparme de cosas muy molesto y escalando en provocaciones e insultos que me llevan a perder la razon y contestar con cachetadas y golpes contra él…. me he dado cuenta que cuando me insulta (sabe perfectamente a estas alturas lo que me duele más escuchar y lo que genera en mi reacciones violentas que lo hace incluso con sarcasmo para obtener que yo lo golpee y luego decirle a sus amigoa que la loca soy yo y que yo lo agredo…) lo que no dice es que antes que yo reaccione a golpes, es que me insulta y me provoca para pelear y sacar lo peor de mi.

Parece ser que las peleas son una droga para él. Que el resultado de una pelea es lo que le genera placer. Claro que luego viene la fase dnd pide perdon llora y vuelta al ciclo sin fin (el cual ya se repite cada 15 dias aprox… al principio era 1 vez al mes, luego 15 dias y ya este ultimo mes 3 veces) Los insultos van desde atacar mi físico que soy fea, mal oliente, gorda, que sus ex eran mejores que yo fisicamente haciendo alusion a los pechos, culo, o vagina, que mis dientes, mi boca, que soy mala en la cama y las ex son mejores, que por eso me fue infiel una vez…

Ataques a mi persona y mis logros (el vive con los papás y yo vivo sola en mi departamento con mis hijas) dice que yo soy una perdedora que no tengo nada (y economicamente yo tengo mi vida resuelta) me denosta que no soy universitaria (el solo tiene estudios escolares, yo tengo una profesion tecnica) que su hermana es mejor q yo que su ex tenia mejor auto que yo que yo soy materalista segun el y que mis logros economicos no son nada que yo soy una ordinaria una hija de puta, etc…

ha llegado a decirme que mi hija es una huacha de mierda, que mis ex me han dejado por loca, etc, etc… me ha grabado con el celular para luego decir que yo soy loca pero comienza a grabar cuando ya me provocó para hacer parecer q yo soy la que reacciona mal siempre y él es una blanca paloma…inventa cosas, miente, tiene segun el una gran autoestima, y tal como todos ya sabrn se desborda de ser una persona alegre y cariñosa a ser una persona hostil y cruel… Cuando me agrede (psicologicamente, porque jamas me ha golpeado fisicamente) yo le pido que pare, que no soy su enemiga que no peleemos pero el sigue y sigue y sigue hasta que yo reacciono y ahi sigue con mas y mas insultoa hasta que yo lo golpeo y me dice “pégame, pégame más, mátame si quieres”…. luego cuando me ve destruida, llorando, descontrolada y totalmente acabada, me abraza y me pide perdon por todo… yo intento huir y no me deja, me ruega, me insiste y asi son los circulos todo el tiempo…

Lo perdono, me culpo por golpearlo y me siento miserable… entonces me dice que lo intentemos y asi vamoa una y otra vez…. Tal como dicen, el te lleva al cielo y luego al infierno una y mil veces. Yo comencé a sospechar que tenia tlp cuando escuché a su ex mujer decir que la hija de ellos de 16 años fue diagnosticada de tlp recientemente. Antes pensaba que yo era culpable por golpearlo y por no poder controlarme… pero siento que nadie que está siendo agredido e insultado de esa manera reacciona bien… sobretodo cuando te ven destruido de humillaciones y siguen haciendolas para provocarte.

él, como les cuento, cuando está bien es una maravilla y eso es lo que me impide dejarlo, porque en cierto modo yo me enfermé a su lado al caer en su ciclo inestable. He decidido dejarlo definitivanente pero me da miedo cuando me busca (vivimos ademas muy cerca y en otras ocasiones dnd lo he dejado luego me lo encuentro casualmente en la calle y ahi s3 propicia que hablemos y vuelvo a caer) cuando me busca llora y me ruega mucho y a mi me da mucha pena, junto con la pena, la culpa y las ganas de seguir sintiendo todo lo bueno que me da cuando está en su fase de amor…. siento que estoy enloqueciendo….

    David · 10 enero, 2021 a las 17:47

    Hola marcela. Te agradezco que hayas compartido tu testimonio con nosotros.

    Creo sinceramente que este artículo te viene como anillo al dedo. Desde luego todas las conductas y la dinámica que comentas me suenan muchísimo. Es especialmente llamativa la manera en que te provoca para que reacciones, y después tacharte de loca una vez que ha conseguido sacarte de tus casillas.

    No me extraña que estés sintiendo que enloqueces. Voy a hablarte muy claro y de verdad que te lo digo habiendo estado en un infierno similar al tuyo que conozco muy bien. DEJALO. Déjalo y busca ayuda para salir de ese sumidero.

    No vas a poder tener las «fases de amor» como tu lo llamas, sin las fases de devaluación tan brutales a las que te está sometiendo, las agresiones verbales, etc… Yo en su día también sufrí esta disonancia cognitiva ya que mi ex pareja TLP era la mejor compañera que yo podía soñar cuando se comportaba «normal». Sin embargo, es solo un espejismo. Un espejismo que puede tragarse tu vida entera. Si sigues con esta persona te aseguro que va a acabar destrozando tu vida, vas a quedar tan devastada psicológicamente que vas a necesitar años y años de terapia para conseguir reponerte del daño tan grande que te está haciendo.

    He leído ya más de 600 testimonios gracias al blog (además de mis propias experiencias) y esta persona tiene un grado de toxicidad muy muy elevado (y estoy acostumbrado a leer de todo). Creo que no eres consciente del peligro que corres porque ahora estás totalmente metida en el gaslighting que el te ha inducido. Va a llegar un momento que vas a perder la cordura. Sin embargo, el dia que caigas y necesites ayuda, él no estará allí porque ya no podrá extraer combustible de ti y no le serás util, por lo que podrá descartarte e irse al dia siguiente con otra persona sin pestañear. Puedes leeer testimonios en el blog donde otros lectores han contado esto mismo.

    Olvídate de los momentos buenos y de las mini lunas de miel, esta persona va a acabar destrozando tu vida si no sales de ahí y buscas ayuda.

    Marcela · 10 enero, 2021 a las 20:08

    Gracias David por tus palabras…me siento muy atrapada, deseo con todo mi corazón llevar una vida tranquila y serena… esto de la disonancia cognitiva es muy dificil de llevar. Siento que me enfermé y la pena que tengo en muy grande…la devaluacion y destruccion que he vivido es enorme y no se como salir de esto…. creo que buscaré ayuda terapeutica. Gracias por darte el tiempo de leerme y escribirme.

Ada · 3 febrero, 2021 a las 05:09

Tampoco yo tengo claro eso de que sufren ellos mucho. Lo que sí tengo claro es lo que hacen sufrir a la pareja.

Toni · 28 abril, 2021 a las 19:52

Hola, leyendo los comentarios y experiencias escritos aquí, me siento muy identificado, y me gustaría contar mi experiencia con mi actual pareja y ver que opinion merece.

Empecé con mi pareja hace unos 3 años. Al principio era una luna de miel donde todo era fantastico y me enganche totalmente. Cuando nos fuimos conociendo mejor, ella empezó a contarme cosas de su pasado: Padres divorciados y no muy buenos que se diga, abusos y algun episodio de este tipo muy grave que no quiero relatar aqui. Parejas (segun ella) que la habian maltratado psicologicamente y con las que solo discutía. Incluso habia sido tratada de depresion y ansiedad y habia tomado medicacion… Todo esto ya deberia haberme puesto sobre aviso de que no se venía algo facil.

La relacion siguió para adelante bastante bien por parte de ambos, hasta que empezaron a surgir algunos episodios que, desde mi punto de vista, era algo exagerados. En plan, si habia tenido algun “problema” en el trabajo, o con su padre, o con alguna cosa que no entendía, ya venía alterada, y con nada que pudieras decir o hacer que no le encajara, pasaba a un estado agresivo verbalmente, llegando a ser hiriente. Eran reacciones a problema comunes del dia a dia, pero claramente reacciones desproporcionadas.

Como en muchos testimonios aqui arriba, tiene una dualidad importante, y es que pasa a ser lo mas maravilloso del mundo (amorosa, preocupada, dispuesta a todo, energica) a dias totalmente grises (apatica, sin fuerzas, sin apetito). Es imposible planear nada pues no se sabe que puede pasar. Y por supuesto, los cabreos y enfados son un infierno lleno de desprecios y regodeandose en pisotearte.

Tambien me gustaria contar algo muy curioso, y es algo asi como que tiene una especie de “Memoria emocional” a corto plazo. Es decir, su percepcion de alguien o algo responde a la ultima sensacion o emocion que tenga de esa persona o cosa. Si es buena eres lo mejor de lo mejor, y si es mala eres lo peor. No hay punto medio. Destaco que las personas normales tenemos una ambivalencia que nos hace tener en cuenta sensaciones contradictorias a la vez de una misma persona, podemos estar a la misma vez enfadados por algo pero tambien tener en cuenta los aspectos buenos, y regular nuestras respuestas conforme a esto.

Para mas inri, en varias ocasiones, tras cada uno de estos problemas en los que se alteraba mucho, pasaba a la fase de querer dejar la relacion. Esto lo hizo en muchas ocasiones y lo que ha terminado provocando es un miedo en mi de esperar cuando sera la proxima vez que “decida” dejar la relacion.

Un problema muy serio es que no veo la manera de abordarla para ver si puede tener el trastorno limite de la personalidad, y esto es porque esta persona, que es bastante inteligente y locuaz, no admite critica u opinion a que su punto de vista pueda estar equivocado, o al menos magnificado respecto a las circunstancias reales. Creo que ella considera que nadie puede decirle que debe hacer puesto que se considera una adulta que ha sabido salir adelante (tiene estudios universitarios, trabajo y vivienda en propiedad).

Por supuesto siempre he estado de su lado respecto a los problemas que ha podido tener, pero es cierto que chirria que parezca que haya habido bastantes amigos y familiares que tengan roces con ella e incluso algunos con los que no habla, y el factor comun al final es ella. Su caracter y forma de actuar es la que aleja a las personas, y en este caso, ya me esta alejando a mi y estoy empezando a plantearme terminar con la relacion.

    David · 2 mayo, 2021 a las 09:19

    Amigo, como ya te comenté por privado, estoy completamente seguro de que esta mujer tiene TLP. Todo lo que describes es una relación tóxica de manual 100% derivada de estar con alguien que tiene el trastorno, y créeme que lo conozco muy bien. A esta persona con la que estás no le falta ni uno solo de los ingredientes para ser hiper tóxica.

    Fijate en estos puntos:

    – Comienzo muy intenso, luna de miel con la que consigue engancharte.

    – Cuando ya estás enamorado con ella y no te vas a marchar así como así, comienza a contarte sus traumas para que te hagas cargo de ella y para utilizarlos para darte pena cuando quieras marcharte.

    – Estallidos de ira desproporcionados.

    – Esa dualidad tan característica en la que eres un angel o un demonio para ella. En estos ultimos es extraordinariamente hiriente.

    – Te sientes como dice el libro del mismo título, como si caminaras «Pisando cáscaras de huevo».

    – Su historial de malas relaciones con las personas de su entorno. Uno no es TLP solamente con su pareja (aunque es la que peor parte se lleva), sino con todos.

    Y hay un concepto que has comentado y que has sido muy hábil en descifrar por tí mismo. Su «amnesia emocional». Es característica de las personas borderline. Se trata de una falta de constancia objetal, donde basan la percepción de como es una persona en función de como ha sido su última interacción con ella.

    En este mismo libro también, encontrarás un apartado, titulado «No puedes hacer que un TLP busque tratamiento». Es un trastorno tremendamente complejo.

    Mi consejo, como ya te dije, es que busques un terapeuta experto en este tema, ya que estar con un TLP no es ninguna broma. Es algo muy serio de lo cual puedes salir tremendamente dañado (y te lo digo por experiencia propia). Tener un buen respaldo que te guíe puede ahorrarte muchísimo dolor. Yo en tu lugar desde luego que terminaría la relación, pero no te va a ser fácil, y además debes hacerlo de una manera determinada para no recaer y blindarte de cara al futuro.

      Toni · 9 noviembre, 2021 a las 09:57

      Hola de nuevo David,
      Vengo a actualizar un poco la situación y conocer tus valiosas impresiones.

      En el anterior post relaté las diferentes actitudes y episodios de mi pareja que (sin diagnosticar) yo consideraba que pudiera ser TLP. Ya había llegado un punto en el que había perdido toda la naturalidad y espontaneidad al tratar con ella por cautela ante sus reacciones y devaluaciones sutiles pero constantes.

      El caso es que al final la situación llegó a un punto insostenible:

      Hace un par de meses, tras un problema reaccionó de forma brutalmente exagerada tanto conmigo con con otras personas, focalizando en mi su ira y frustración. Como sabrás en estas personas estos episodios son terribles, en los que incluso llegas al bloqueo pues cualquier replica es dada la vuelta y puesta en tu contra.

      A raiz de este episodio empezarón a salir a la luz varias situaciones que se dieron a lo largo de los años, entre ellas varias acusaciones de que ella siempre había intentado ser mejor y yo no pues estaba conforme con como era, de dificultad para el compromiso (he de decir que tras los diversos episodios a lo largo del tiempo, mi deseo de un compromiso como por ej. el matrimonio no era firme, imagino que inconscientemente yo me ponía en alerta ante la perspectiva de vida a la larga tan inestable, ni que de decir cabe ante una posibilidad de hijos, lo cual era terrorifico)

      El caso es que ella decidió que nuestra relación se había terminado, pues no había sabido estar a su altura y evolucionar juntos, y que todas mis replicas para hacerle ver mis inquietudes respecto a sus reacciones eran infundadas. Había decidido que para ser feliz no quería seguir siendo mi pareja.

      Pues ahora llega un problema y no pequeño. Por circunstancias, debemos seguir conviviendo en la misma vivienda un tiempo. Yo podría irme con mi familia pero no pienso hacerlo pues la casa es mía.

      Ella no tiene disponible provisionalmente su vivienda y su familia, aun con «buena» relación con ellos, no van a acogerla (menuda luz roja esta). Esta situación se nos puede alargar meses, y aunque la relación entre nosotros es cordial, no podemos avanzar ni superarlo. Es una situación en la que aún quedan remanencias de pareja pero no siendolo, con lo que eso implica.

      Con todo, aunque yo tenga claro que lo mejor para mi es dar por terminada la relacion, el hecho de vivir con esta persona no ayuda a superarlo. Incluso existe la dicotomía de que es duro saber que puede estar conociendo a otros pues no puedo pasar el luto y renacer.

      He llegado a pensar egoistamente que lo mejor sería que encontrará otra pareja para que saliera de aquí y que esta «se comiera el muerto».

      La verdad que es una situación muy compleja encontrarse «atrapado» así. Si hay algún consejo que pueda ser de ayuda, te lo agradecería mucho.

      Un saludo

        David · 11 noviembre, 2021 a las 10:14

        Hola de nuevo Toni.

        Cuando una relación tóxica se rompe, la culpa va a ser siempre tuya y solo tuya. A no ser que consigas escapar antes, lo cual no es facil sin la ayuda adecuada.

        Tienes un grado de conciencia alto, lo cual es excelente en este tipo de relación, ya que has entendido que con ella es imposible relacionarse de forma sana. Sin embargo, tenerla cerca es una auténtica bomba de relojería.

        Ten por seguro que va a haber ataques hacia ti con el objetivo de hacerte el mayor daño posible. O aún peor, quizá ella no encuentre otra víctima disponible y tenga la idea de intentar «reconquistarte».

        Ambas posibilidades se vuelven mucho más peligrosas cuando estais conviviendo juntos. El único consejo que puedo darte es que hagas lo que sea necesario para que esa mujer salga de tu casa, si no tomas medidas, te aseguro que te va a hacer pasarlo realmente mal. Debes aprovechar ahora que ella todavía no ha tenido tiempo de comenzar a trazar un plan, pues ten por seguro que va a hacerlo.

        Si tienes reparos en sacarla de tu casa, recuerda todo el daño que te ha hecho durante la relación. Ella ahora va a necesitar combustible de donde sea y lo buscará fuera, restregándote despues con quien ha estado para hacerte daño. O bien intentará obtenerlo de ti si no lo consigue de otros, y puede que en alguna de esas ocasiones te pille flojo y caigas. NO LO CONSIENTAS!!

        Tu prioridad ahora mismo es que se marche de tu casa, por tu salud mental, solamente así podrás comenzar tu recuperación. Mientras ella ande cerca, aunque no seais pareja, vas a seguir afectado por su toxicidad.

Juan · 19 diciembre, 2021 a las 18:52

Yo acabo de terminar una relación de 2 meses con una chica que tiene TLP. Fue una relación muy intensa, romántica y a su vez muy toxica.

Nos conocimos en una app de citas,ella es madre soltera. La cuestión es que como tú dices te dan todo al principio y muy buen sexo. Pero cuando yo no le prestaba la atención que ella requería me enviaba un mensaje diciéndome que mejor era dejarlo y solo llevábamos 2 semanas. Sucedio que más dias pasaba con ella, más la iba conociendo y tiene abuso de drogas y alcohol.

Finalmente lo dejamos porque era imposible estar bien con ella, cada semana me decía una cosa distinta y se molestaba por cualquier cosa que decía ( por mi tono de vos etc). Entonces me puse averiguar porque era tan volátil y me dijo ella que si quería estar con ella, debo tener en cuenta su sensibilidad y volatibilidad.

Que pasó finalmente que al consumir drogas y alcohol un día le dije que deje de beber y se puso agresiva conmigo y a partir de ahí se fue enfriando la relación y finalmente lo dejamos. El día que lo dejamos que yo le dije que no quería tener una relación abierta, le dije que me gustaría hablar con ella sobre sus problemas porque siendo madre de una niña no puede ser tan impulsiva.

La cuestión que el día que quedamos que fue al día siguiente de » cortar» vino con un temperamento super frío y cortante conmigo y comenzó a culparme de cosas que no tienen que ver conmigo y hasta me insinuó que si yo estaba saliendo con otra en estos meses mientras salía con ella y yo le dije que no!. La cuestión que después de vernos ella ya estaba triangulando con otras citas d tinder esa mismo día.

Simplemente le desee lo mejor para ella y que se cuide y vaya a un psiquiatra porque al ritmo que lleva de abusos de sustancias no va por buen camino.He durado 2 meses en una relación toxica porque al principio me cuativo su pasión pero tener relaciones con tlp es muy duro y complicado y más si no se tratan.

.

    David · 19 diciembre, 2021 a las 18:09

    Hola Juan.

    Dejar a esta mujer es una de las mejores decisiones que tomarás en toda tu vida. Es el estereotipo de mujer TLP que puede destrozar la vida de cualquier hombre que se cruce en su camino.

    Has hecho muy bien en alejarte, ella no va a buscar terapia ni va a cambiar. Simplemente piensan que la culpa es siempre de los demás y que ellos hacen todo bien. Mientras estaba contigo, ya se habrá encargado de tener a otros satélites cerca por si tu fallabas.
    Entonces preparan una nueva luna de miel para ellos y vuelta a empezar. Son socavones en la carretera que hay que evitar a toda costa, si coges uno, romperás una rueda o mucho más y te va a costar gran cantidad de tiempo reparar el daño producido.

    Por cierto, ten cuidado por si regresa dentro de un tiempo con un hoovering. Si da la casualidad de que se queda sin satélites disponibles, va a reaparecer prometiéndote la luna. Es todo falso, no caigas.

Juan · 5 enero, 2022 a las 06:02

Al día siguiente de dejarlo,me llamo y me pidió disculpas por su conducta.Me invito a su casa ( me contó su historia sufrió abusos etc) y nada intenté explicarle que por su hija debe de dejar los abusos.

Me quedo a dormir en su casa ( yo ya daba x terminada la relación y en plan bien) y sucede que se pone delante mío hablar con los de tinder( futura presa) le digo que me parece una falta de respeto y me dice que como no somos nada que lla puede hacer lo que quiera y se pone a la defensiva y me echa de su casa ( y me amenaza con que mejor que me vaya de su casa porque enojada no la conozco y porque me ponía celosos si no era su pareja ) la cuestión que muy tranquilamente le digo que no me voy a ir hasta que hablemos de lo de sus abusos y de repente cuando me estoy yendo de su casa me pide no me vaya y sufre un ataque de ansiedad/ pánico ( 1 hora antes me estaba echando de su casa por opinar sobre su falta de respeto y comportamiento incongruente ( siempre en tono de voz moderado yo).
.cuestión la lleve al ambulatorio.Y me quedé con ella hasta que llegó su hija.

En ese tiempo intento decirme de qué ella quiere conocer a más gente ( justificando se por lo del día anterior y ya sabiendo que no quiero nada serio con ella como convenciendome y que deberíamos conocer a otras personas, (pero que ella a mí me Idealizo con ella pero cree que haríamos bien en conocer a otros y mantener el contacto como amigos y me pidió que no me aleje porque me quería mucho pero ella debía conocer a otras personas) y le respondí que no íbamos a ser amigos y que sea feliz.

Me agradeció que no la dejaste cuando sufrió su ataque de pánico).Creo que hice bien!.Al día siguiente me envía un audio de agradecimiento( llorando) y que iba intentar filtrar mejor sus emociones y conteste: animo y que ojalá fuese así y que creo que debería visitar a un psiquiatra porque puede tener tlp y me lo negó.

Asi terminó la historia. De repente me ha bloqueado de todas la redes sociales ( cosa que no me sorprendió porque lo había leído antes en varios blogs y un amigo psicólogo me dijo lo lo que se lee en este blog).

    David · 6 enero, 2022 a las 17:05

    Hola de nuevo Juan.

    Has hecho bien en mantener los límites con ella ya que de lo contrario te hubiera vuelto a arrastrar a su juego.

    Afortunadamente el comportamiento de esta mujer es tan disfuncional que no te ha quedado duda alguna. En ocasiones es más difícil romper la disonancia cognitiva cuando estas personas actúan de manera más encubierta.

    Es mucho mas difícil «pillarles» algún fallo que nos haga despertar y entender que debemos huir.

    Has hecho lo correcto, apartarte de ella para siempre y sugerirle que busque ayuda psiquiátrica. Obviamente ella no hará nada de esto, sino que continuará haciendo que la rueda siga girando y girando, dañando a una nueva persona cada vez. Pero tu ya estarás lejos de ella y a salvo.

    Reitero que tengas cuidado, es tipico que hoy te bloquean y mañana te llaman diciendo que eres el amor de su vida. No te relajes con eso.

MIGUEL · 11 marzo, 2022 a las 09:50

BUENOS DIAS A TODOS…. Cansado de consultar en sitios de Psicología/Coach life/Columnistas de prensa Rosa y Gurús del amor… ENHORABUENA es el primer lugar donde estoy consiguiendo aclarar, identificar y reconstruir toda mi historia, con verdadera perspectiva.

Yo inicialmente asocie el problema únicamente con su consumo habitual con la cocaina y el hachís y regado con alcohol…. Así la conocí, y así me arriesgue a comenzar nuestra historia. Que os resumo.

Comenzamos hace dos años, literalmente coincidente con vuestra descripción: sexo del bueno y continuado, fiesta, mucho amor, playa, risas, buena convivencia… Pero ese ritmo para mi era difícil de seguir, (consumo alcohol, pero solo alcohol) y ya acumulaba muchas jornadas de despiporre.

Yo me levantaba temprano para ir a currar, y ella al estar de ERTE, pues viva la Pepa… Llego un momento que por lo menos tenia que dormir siestas mas prolongadas… Hasta el punto que ella se despertaba cuando llegaba yo muerto de sueño, y le daba coraje que durmiera… hasta violentarse muchas veces.

A continuación opte por irme yo a dormir y dejarla a ella con mis amigos (Tengo que aclarar que en una de ellas se acostó con un «amigo» mío, cosa que me conto año y medio después) o sus amigos… hasta el punto de levantarme para trabajar y que no hubiera llegado o incluso al llegar de trabajar (tres de la tarde) siguiera aun de fiesta…, no os miento, A DIARIO. Aquí vino mi primera ruptura….

Tras un mínimo tiempo distanciados volvemos a juntarnos… poco a poco, y con las condiciones claras… Disminución del consumo de coca, el hachís solo para dormir, y el alcohol puntual y con horario, y siempre que los dos estemos juntos. Y ciertamente la cosa funcionó durante un tiempo prolongado… supongo que el necesario para tenerme de nuevo en sus redes. Y volvimos poco a poco a irnos de madre, pero como yo volví a soltarle la cuerda, deje que lo hiceira.

En esta etapa comenzamos con las peleas innecesarias (las buscan sin razón), lanzamiento de objetos, golpes en muebles y paredes… etc. Pues todo esto se repite hasta finales de septiembre del año pasado, donde la dejé, pensado que definitivamente.

En todo ese periodo, se recrudecen las peleas sin motivos, sus crisis de autoestima, intentos de autolesión, etc etc… Curiosamente llegó a ir hasta al psiquiatra y que le recetaran una medicación, que nunca compro, ni tomo.

Pero tras tres semanas de contacto 0, donde yo me encontraba superbién empiezo a caer en desanimo, dudas, ansiedad… y la necesidad de buscarla, ella NO QUIERE, tengo que currarmelo bastante hasta que volvemos… Yo obviamente le digo que doy por perdida la opción de quitarla de las drogas y de las ganas de fiesta, con la condición que me respetase y que solo lo hiciera los días que librase (porque la echaron del sitio donde estaba en ERTE por sus ausencias y estado en el que llegaba a veces) en su nuevo trabajo.

Otra vez juntos y felices…. y vuelta a la tela de araña, si no que esta vez yo ya no me preocupaba, y ahora era yo el que me quedaba de copas, o simplemente a dormir en casa de amigos, o en un local que tengo (buscando inconscientemente su empatía)… nada mas lejos de la realidad. Ya en enero, agresiones, insultos, noches sin dormir durante la madrugada, no me dejaba dormir ni una hora antes de ir a trabajar…

Pues antes de dejarla yo, ella me dice que me va a dejar, porque yo soy muy bueno, no me la merezco, que tiene un problema. Yo me compadezco de ella, y le digo que juntos lo conseguiremos, con esfuerzo, bla bla bla. A la semana ya me agrede en publico.

Obviamente ya la dejo…. durante una semana coincidimos, tiene que llevarse cosas de mi casa, yo de la suya, etc etc… incluso vuelve a haber otra agresión… me ruega durante dias, que es una pena, que me quiere, que se va a querer morir, etc etc. yo no caigo…

Tras dos semanas de intentando reblandecerme con nostalgia, no accedo mas, e inicio el contacto 0. Pero los conocidos comienzan a contarme que ha perdido los papeles, que sale todos los dias que lleva cuatro días sin dormir… yo digo que ya no es cosa mia….

Pues al mes (con ella desquiciada) aparece por mi local, su hermana y su ex anterior (la cuidan a su manera)…. Primer golpe bajo… y a los 20 minutos el “notas” que hace de parche (un personaje a su altura)… que conzco de antes… y viene diciendome, que tiene que hablar conmigo… que no se siente bien consigo mismo, etc etc. dandome informacion de ella de primera mano… que si le pidiera volver con ella, lo haria, que esta todo el dia colocada, que lo esta pasando fatal, (esta demacrada)….

Yo, no se si tomarlo como una llamada indirecta de auxilio… pero me da un vuelco en mi etapa de duelo… A los dos días, le digo a muestra amiga, que le diga que voy a ir a su casa, para que me abra al picar el telefonillo…. Obviamente no me abre.

Al dia siguiente me hace llegar un audio… “he escuchado el telefonillo, pero no te he querido abrir, no se que quieres decirme, pero no quiero hablarte, ni verte, no se que quieres decirme, puede que tu estes preparado, paro por favor, no hagas por buscarme… no quiero hablar contigo, a lo mejor mas adelante….

Yo, respeto su opinión… pero a dia de hoy, sigue autodestruyendose, y ni su hermana, ni su amiga, ni conocidos, hacen nada por ver como se hunde… Yo no quiero volver al 100%, pero me puede ver como la espiral se va haciendo mayor.

No se hasta cuando, ni cuanto… me dicen que no es mi guerra, que es lo que ella quiere… Ya no estoy YO, no tiene a quien manipular directamente. A mi me enseñaron a no abandonar a nadie. Pero nadie me aconseja intervenir.

    David · 11 marzo, 2022 a las 11:26

    Hola Miguel. He leido tu testimonio y ahora mismo te encuentras en un punto donde debes actuar de forma rápida y contundente si quieres evitar recibir mucho más daño.

    Voy a explicarte resumidamente y a darte unas instrucciones de emergencia. Es crucial que hagas bien este proceso o vas a resultar tremendamente dañado.

    1.- Esta mujer tiene un trastorno límite de personalidad como la copa de un pino. Los comportamientos compulsivos de consumo de alcohol o droga solamente son la manifestación de su enfermedad. Un fallido intento para escapar de su dolor interno.

    2.- Dentro de ser una persona con TLP, esta mujer se encuentra totalmente fuera de control, lo que la convierte en alguien EXTREMADAMENTE PELIGROSO.

    3.- No puedes ayudarla, no puedes cambiarla, no puedes sacarla de su enfermedad. ES IMPOSIBLE. Ni siquiera los terapeutas o la medicación pueden.

    4.- Si vuelves con ella o intentas ayudarla, lo único que va a ocurrir es que tu te vas a hundir mientras ella toma combustible de tí y sigue exactamente igual.

    5.- Te ha acostumbrado a ir con ella en la montaña rusa, y ahora bajarse no es tan fácil. Ha alterado el funcionamiento de la química de tu cerebro y aunque todos te digan que te alejes, sencillamente no puedes. Hay que deshacer este proceso.

    6.- Se ha convertido en tu droga, sabes que es perjudicial pero no puedes dejar de tomarla.

    7.- Debes entender que te has involucrado con una persona hiper tóxica y te ha generado un enganche así como un lavado de cerebro. Esto se puede revertir pero necesitas ayuda especializada y tiempo, y sobre todo contacto 0 con ella. Cualquier otra cosa que hagas va a ser engañarte a ti mismo y prolongar esta agonía.

    8.- Ella va a volver a tí porque ahora mismo eres la unica persona con la que puede automedicarse. Cuando regrese con palabras bonitas, recuerda que es todo falso. No le importas, solamente eres un vehículo para huir de sus demonios internos.

    Si quieres que trabajemos tu caso en profundidad, tengo disponibles consultas online. Tener a alguien que te aconseje como actuar puede ahorrarte mucho mucho sufrimiento. Si buscas un psicólogo que sea especializado en estos temas porque muchísimos lectores me han escrito para consulta diciendome que su terapeuta no solo no les entiende sino que además les culpa a ellos de la situación.

    Un abrazo y mucho ánimo.

Miguel Angel · 11 marzo, 2022 a las 22:16

Gracias por tu pronta respuesta.
Estoy recibiendo ya ayuda, pero buscaba otra visión, ya que no me gusto el diagnóstico que me dieron. Similar al tuyo. Pero más light. Me dijeron que hasta qué punto y sabiéndolo ya, estaba dispuesto a continuar con ella.
Si m compensaban los momentos buenos por los malos.

Yo la deje, me aleje, e inicie el contacto 0, muy difícil, al tener muchísimos amigos y conocidos en común. Yo no quiero volver al 99%, los bajones los supero leyendo la lista de momentos malos, y malísimos. Y los diagnósticos, incluyendo ahora el tuyo.

Dices que ella volverá, hasta la semana pasada se lo decía a los conocidos, que si la buscaba volvíamos. Yo obviamente, en la dinámica autodestructiva que ha entrado, ni de coña. Ahora por lo que dicen, esta “fuerte y empoderada” así que de momento creo que no se m acercara. Espero seguir fuerte, y que se me pase la sensación de que se me abre el alma cada vez que oigo como está.

Odiseo · 20 julio, 2022 a las 23:20

Buenas tardes, llevo unos meses con una chica y estoy totalmente convencido de que tiene algun trastorno en la personalidad, probablemente TLP (Trastorno limite de la personalidad).

Antes de ser novios ella me dijo que sufria de ansiedad y que por ello se medicaba e iba al psiquiatra. Yo no me alerte mucho en ese momento, pues mi hermana tambien sufre de ansiedad y la he visto un par de veces cuando le dan sus ataques, simplemente se tumba en su cama y respira agitadamente, pero mi hermana es una persona, a pesar de eso, muy nomal, es saludable, alegre y tiene su vida hecha, sabe llevar su trastorno, entonces, yo no vi como un impedimento su «ansiedad» (mas adelante veria que no era solo eso).

Comenzamos a ser novios y al inicio todo fue genial. Ella era muy intensa, muy entregada, muy romantica, yo era el hombre perfecto para ella, lo que siempre soño, me consentia en todo, me entrego todo de inmediato y claro, yo enganche, porque jamas en mi vida habia tenido una novia tan «amorosa», tan tierna y romantica.

Yo por mi parte siempre he sido un sujeto bastante solitario, con pocos amigos y pocas novias, no tengo redes sociales ni salgo de casa, entonces, que llegara una chica asi de interesada a mi vida era algo totalmente seductor para mi.

El primer mes la pasamos bien, como dije, ella me mostro la mejor cara de si misma, educada, inteligente, muy atenta y tierna, sin vicios o drogas (exepto sus medicamentos, que eran bastantes), entonces bueno, para mi era la mujer perfecta. En este periodo nunca discutimos o hubo momento serio, todo era amor, pero duro poco.

Ella comenzo a tener mas confianza conmigo y me comenzo a confesar algunas cosas, me dijo que cuando era pequeña, una niña, sufrio abuso sexual por parte de un familiar, luego, unos años mas tarde, en la adolescencia, fue violada. Me dijo que tuvo un ex novio que la golpeaba y la violentaba de todas formas. Tambien me dijo que su familia es disfuncional, que apenas tiene contacto con sus padres porque son separados y que ella habia intentado suicidarse varias veces.

Luego de confesarme todas esas cosas me dijo que si aun queria seguir con ella aunque no fuera «perfecta», aunque tuviera ansiedad y traumas. Yo le dije que claro que queria seguir, que ella no debia cargar el peso de aquellas cosas, porque ella era la «victima», y no tenia porque dejar que las malas experiencias del pasado arruinaran su futuro.

Yo me compadeci bastante por ella y me dio mucha pena por todas las cosas que tuvo que pasar. Supe que debia darle un cuidado en especial, para no tener que revivir sus antiguos traumas o causarle ataques, pero poco a poco las cosas se volvieron insostenibles.

El primer ataque que tuvo en nuestra relacion fue un dia en que, revisando mis cosas, descubrio un antiguo blog mio (de hace mas de cinco años), en donde yo escribia historias, poesia y algunas reseñas de libros. Ella descubrio un antiguo escrito que dedique a una ex novia, se puso fatal. Comenzo a llorar como una niña, a llorar al punto en que ni siquiera podia hablar, en que me parecia que podia tragar su lengua y morir ahogada. Me comenzo a tratar muy mal, me dijo que sentia terrible, que se sentia como un remplazo, como si tratara de llenar el vacio de mi ex, cosa que no era cierta, pues llevaba mas de seis años soltero desde que comenze con ella.

Yo quede bastante sorprendido y petrificado y claro, me senti horrible por haberla hecho llorar asi, la pase bastante mal y no paro ahi. Ella dejo de hablarme, borro nuestras fotos de las redes sociales y me comenzo a echar la culpa a mi de que, si yo sabia y era consciente de que ella tenia ansiedad, porque no me encargaba de ocultar mejor esas cosas, me dijo que le prometiera de que jamas le hablaria de mi pasado, de mis amigos, de mis ex’s, de nada, porque ella tenia ansiedad y yo debia poner de mi parte en eso. Yo como estupido enamorado, me disculpe por todo y le prometi no volver a descuidarme en ese sentido, solo ahi «mejoro».

Lamentablemente su mejoria solo duro un par de dias, pues una noche yo sali con mi padre al campo a observar los conejos y los jabalies. Fui a un lugar rural sin señal, asi que antes le avise a mi novia que no podria hablarle para darle las buenas noches, le dije que estuviera tranquila y que estuviera bien. Ella me deseo suerte y me dijo que ojala llegara a casa con muchos conejos. Estuve toda la noche con mi padre y llegue a mi casa en la madrugada del dia siguiente. Vi mi telefono y el dolor de cabeza llego: tenia un monton de mensajes de ella, diciendome que porque la habia dejado sola, que le habia de nuevo dado un ataque y que yo no habia estado ahi, que no estuve en el momento que me necesito. Tambien me di cuenta que habia borrado nuestras fotos de nuevo, de que habia publicado un monton de estados de que no le hacia falta a nadie, de que no le importaba a nadie, etc. Cuando la llame estaba llorando y nuevamente me echo la culpa de porque la dejaba sola si yo sabia que ella tenia ansiedad y dejarla sola era lo peor que podia hacerle.

Nuevamente debi humillarme para que estuviera mejor y se puso «bien», pero nuevamente le duro solo un par de dias, ahora me haria lo mas toxico que he vivido jamas.

Una noche hablabamos por telefono y le pregunte que tal su dia, me dijo que muy bien, que estaba muy feliz y motivada con sus estudios en la universidad, que se sentia una buena estudiante, que su profesor la habia felicitado y destacado, me comenzo a habalar de libros, hasta que terminamos hablando de politica, ella me dijo su preferencia, y a pesar de que yo no soy un adepto de su partido, respete su opinion, pero cuando yo le dije la mia, cuando le dije a que partido pertenecia, exploto, se puso furiosa, me dijo que como podia apoyar ese partido, que estaba desepcionado de mi, que era un «fascista», que debia educarme mas (y ojo, yo ya tengo una carrera universitaria), que era un ignorante, y me corto.

Yo hasta este punto habia sido muy tolerante con todos su cambios de humor, pero ahora no pude hacerlo, porque su ataque fue demasiado personal, entonces me enfade enserio y no le hable mas durante esa noche ni durante el dia siguiente… gran error.

Durante la tarde del dia siguiente, casi en la noche, me llego un gran mensaje de ella, que decia que la perdonara por lo que iba a hacer y que lamentaba que nuestro noviazgo termiara asi. A mi me basto con leer eso para darme cuenta de lo que iba a hacer, entoces la llame y tenia el telefono apagado. Me puse como loco y llame a toda su familia para que la fueran a ver y la encontraron tendida en su habitacion, se habia intentado suicidar con sus medicamentos. La tuvieron que llevar al hospital y hacerle un lavado para que no falleciera.

Yo obvio, me senti fatal, porque fue terrible tener que llegar a ver a la persona que amaba tan cerca de la muerte. Me cuestione mucho a mi mismo, en lo malo que yo era, en lo poco afecto y asertivo. En aquel entonces creia que todo era culpa mia, que yo era el responsable de sus ataques y que yo era quien debia aprender a tratar con eso, al punto en que YO considere ir a un psicologo para que me orientara a como tratar alguien con «asiedad».

Los dias despues de eso, ella mostro cierta «mejoria». Parecia estar arrepentida de todo, me dijo que me amaba mucho, que se queria casar conmigo, que en realidad no queria matarse si no que solo fue una señal de ayuda para que la familia se diera cuenta de los problemas que ella tenia, etc. Tampoco le duro mucho.

Ella comenzo a chantajearme mucho con el suicidio, cada vez que yo salia de casa me decia que se queria hacer daño o matar. Me amenazo de que ahora si le decia algo a su familia ya no la veria jamas (debi haber aceptado la oferta). Me decia que en realidad no se arrepentia de nada, que se arrepentia de haberme mandado ese mensaje, que solo queria morir, que no le importaba lo que nadie sintiera si ella moria, etc.

En este punto mi amor ya habia muerto, entonces un dia fui a su casa y le dije que ella necesitaba ayuda profesional, que necesitaba psicoterapia, que necesitaba el apoyo de su familia (omiti algo, es que su familia no sabia que ella tenia ansiedad ni de sus traumas), le dije que debia aprender a valorarse mas, a amarse mas, que no era sano que pasara de un estado de animo tan feliz a otro triste por cosas tan pequeñas. Le ofreci yo mismo pagarle una terapia con un psicologo, le ofreci ser yo quien le contara a su familia que habia sido violada cuando niña y otras cosas. Ella no acepto, en lugar de eso me comenzo a decir que no estaba loca como para que le ofreciera terapia, me dijo que si ella estaba asi era por mi culpa, que yo era quien la hacia sentir mal, que yo debia ir a terapia porque yo era quien no sabia tratar con la gente. Ese momento, al ver que no puedes salvar a alguien que no quiere ser salvado, le dije que esta historia llega asta aqui y rompi con ella.

Ella no hizo nada, solo me miro con odio y me entrego algunas cosas que tenia en su casa. Ni siquiera se despidio cuando me fui.

Yo creia que iba a bloquearme y a borrarme de todo, porque se habia enfadado mucho, pero no, al poco rato me comenzo a enviar mensajes diciendome que estaba arrepentida, que iba a cambiar, que haria de todo para que no rompiera con ella.

Yo no le respondi, sabia que para la ruptura tuviera exito necesitaba respetar el contacto cero, pero ella insistia mucho, llamaba a mi familia para preguntar por mi, les dijo que habia hablado con un psicologo y que comenzaria asistir a terapia, que habia hablado con su familia de sus traumas, que iba a cambiar.

Yo al ver que hizo eso senti ternura y obvio, como el amor no acaba de un dia a otro, le dije que nos dieramos un tiempo y que en ese tiempo cada cual se encargaria de atender sus problemas para no volver de nuevo a lo mismo.

Estuvimos dos semanas sin hablar y volvimos.

Ella me decia que estaba muy arrepentida de todo, que estaba feliz con su terapia, que ahora su familia estaba mas comprometida con ella, que iba a salir adelante, etc, pero tambien, duro poco.

A la semana siguiente me entere de que enrealidad no le ha dicho nada a su familia y que no esta en terapia, ademas, volvio a ser la misma persona volatil de siempre, es mas, ahora esta muy de malas conmigo, me saca en cara cada vez que puede el dia en que rompi con ella, diciendome que todo fue mi culpa, que por haber hecho eso rompi la relacion, que su amor se apagaba cada dia mas, que yo le debia una disculpa a ella y a toda su familia, que ya no me volveria amar con la misma fuerza que amo, etc.

Yo soy maestro de profesion y estoy capacitado para diagnosticar cierto tipos de trastornos, ya sea del habla, auditivos, de conducta o personalidad, ya que trabajo en el area de la educacion y he recibido muchas capacitaciones en psicologia y a mi no me cabe ninguna duda que ella tiene TLP.

Tal vez en un inicio yo estaba nublado, pero ahora veo todo con mucha mas claridad y hasta es un alivio saber que ella tiene ese trastorno, de hecho, cuando revise mis viejos apuntes y comence a leer sobre el TLP hasta me eche a reir, porque su actitud es identica a la de una persona con TLP.

A diferencia de otros trastornos de la personalidad, como la bipolaridad, el TLP no es incapacitante, es tratable, controlable y curable. Yo no soy psicologo para tratar, solo me puedo limitar a diagnosticar algunas cosas, ya que en mi trabajo yo detecto y luego transfiero a psicologo a los estudiantes, asi que, pienso en esperar a que este en un estado «lucido» para decirle todo eso, que tiene TLP y que necesita tratarse si realmente quiere estar conmigo, o si no, debera estar sola, porque si no se trata yo dare un paso al costado.

Gracias por leer.

David · 25 julio, 2022 a las 10:04

Hola Odiseo, te agradezco que hayas compartido un testimonio tan completo con nosotros. Vale su peso en oro.

En cuanto a tu caso, esta mujer es TLP pero como la copa de un pino. Además de un caso bastante severo llegando a intento de suicidio.

Voy a comentarte mi opinión sobre ello. Ahora estás en la fase en que has descubierto que tiene TLP y entonces todo te cuadra. Por un lado te sientes aliviado porque has descubierto lo que ocurre y le has puesto un nombre.

Tu en realidad quieres estar con ella (por tus características que comentabas al ppio eres una «buena victima» para ella), y ahora crees que habiendolo descubierto ella va a ponerse en terapia y va a mejorar, incluso puede que te lo agradezca y te vea como su salvador.

Ella se curará y tendreis juntos una vida de película. Disfrutarás de todo lo bueno de ella pero sin lo malo.

Pero siento decirte que esto no va a ocurrir. Desde luego comprendo que quieras intentarlo todo, yo también lo hice con una TLP durante dos largos años. Puedo adelantarte que no sirve de nada.

Lo primero como bien explica en cascaras de huevo, ella va a arremeter contra ti cuando le digas que tiene TLP, lo va a negar, va a decir que el que tiene TLP eres tu, etc.

Despues, si llegase a querer comprometerse para ir a terapia, cosa dificil, va a ser inconsistente o la va a abandonar al poco tiempo. No es ningun secreto que muchos psicólogos no quieren tratar a personas con TLP porque no mejoran y son muy complicados en terapia ya que manipulan al propio terapeuta etc…

La medicación tampoco va a hacer que ella mejore, te lo digo por la experiencia de muchos lectores. Puede atenuar un poco sus estallidos puntualmente, nada mas.

Me gusta mucho una frase que dijiste, Tuve que humillarme para que ella estuviera bien. Amigo, si sigues con ella, esa va a ser tu vida. Pero no pienses que nunca te dará las gracias, puedes dedicarle tu vida entera a un TLP y como mucho serás su felpudo preferido.

En fin, como digo yo fui el primero que tuvo que intentarlo absolutamente todo y comprendo que necesites vivirlo por ti mismo. Cuesta mucho renunciar a una mujer que nos atrae tanto, lo se por experiencia y queremos agotar todas las vias.

Pero las mujeres TLP son, como he dicho muchas veces, ferraris relucientes, muy intensos de conducir pero que irremediablemente te acaban dejando arruinado.

    Odiseo · 31 julio, 2022 a las 00:04

    Hola, pues justo hoy se ha acabado todo esto, te lo contare.

    Pues bueno, anteriormente te habia contado que yo habia roto con ella y luego ella se puso como loca, me suplico que volvieramos y me contacto por todos lados, diciendome que iba a cambiar, que se iba a tratar, etc y yo confie… pues bueno, eso ha durado hasta hoy.

    La reconciliacion duro poco menos de un mes, en la cual ella solo duro un par de semanas en su estado positivo/optimista, luego volvio a ser esa persona negativa y oscura.

    Ayer me ha dicho que queria verme para hablar algo importante conmigo, yo ya suponia que era obviamente para romper y era justamente eso.

    La fui a ver y me ha dicho que queria terminar, que ya no le veia sentido a esto, me ha dicho que YO soy el de los problemas, que YO soy quien debe ir al psicologo, que YO soy el que tiene trastornos y pues bueno, yo ni siquiera le respondi, creo que discutir con una TLP no tiene sentido, solo me rei en su cara y me fui.

    Luego de eso la he bloqueado de todos lados.

    Pues bueno, la teoria es cierta, cuando rompes con una TLP, ella intentara reconciliarte contigo solo para despues ser ella quien rompa contigo para sentir que tiene control sobre la situacion, las reconciliaciones no son para nada mas que eso.

    Me da hasta un ataque de risa saber que las TLP siguen el mismo patron y que mi experiencia fue totalmente identica a la informacion de las relaciones con mujeres TLP.

    Un saludo.

      David · 2 agosto, 2022 a las 14:42

      Odiseo, me ha gustado mucho como has descrito todo el proceso. He recopilado tus dos comentarios y los he publicado en la sección Testimonios, espero que no te importe pero creo que va a ayudar a muchísima gente.

      Si en algun momento quieres ampliarlo escríbeme un mail y lo actualizamos.

      En cuanto a lo que describes, estoy de acuerdo contigo en todo. Tus palabras son muy valiosas para personas que aún estén dentro de la telaraña de un TLP. No hay mejor antídoto contra ellos que ver en la historia de otra persona lo que ocurre cuando te acercas a ellos.

      Mantén el bloqueo y ten cuidado porque probablemente ella vuelva a contactar contigo. Tienes que estar preparado para rechazarla.

        Odiseo · 3 agosto, 2022 a las 02:44

        Hola, muchas gracias por tus palabras.

        Me siento muy honrado de que hayas puesto mi comentario en tu web, lo agradezco mucho.

        Esta pagina es de mucha utilidad, tiene mucha informacion y a mi me sirvio mucho para que mi ruptura no fuera dolorosa, el tener este espacio para desahogarme y que tu mismo estes atento a todos los comentarios es algo muy tranquilizante.

        Te cuento que he decidido escribir un libro, en el cual cuento la historia de mi relacion con una mujer TLP. He decidido hacerlo porque en internet hay mucha informacion sobre el TLP, muchos libros, muchos textos, pero creo que testimonios hay pocos y en el fondo eso es lo que falta, testimonios, el tener la oportunidad de ponerlos en la piel de alguien que se relaciono con una mujer TLP y el poder sentir con el relato lo que el mismo sintio.

        Muchas gracias por todo, de verdad, lo mas curioso es que el «duelo» cuando estas con una mujer con TLP comienza incluso antes de que rompas con ella, porque sientes que pendes de un hilo siempre, entonces el momento de la ruptura no es tan terrible como uno piensa, porque lo terrible paso durante la relacion misma.

        Una vez lo termine te lo enviaré.

        Saludos.

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!