Como en otras ocasiones, he escrito este artículo a raíz de una pregunta que me habéis hecho muchos lectores.
¿Cuánto tiempo voy a tardar en superar mi relación tóxica? ¿Que fases atravesaré?
Los efectos que tiene una de estas relaciones en nuestra persona son bastante duraderos, incluso cuando hace tiempo que ellos ya no están.

 

Cuando estaba con mi ex TLP y continuaba con ella a pesar de sentir que algo no iba bien yo pensaba “Bueno, lo peor que puede ocurrir es que la relación se termine, así que voy a continuar”.

Nada más lejos de la realidad. Lo peor no era que la relación se terminara, era el tremendo daño que iba a marcar los siguientes años de mi vida.

Una vez que tu relación tóxica ha finalizado, bien porque conseguiste escapar o bien porque te descartaron, comienza la segunda lucha. Lidiar con las secuelas que te han causado.

Y es que dejar o ser dejado por tu ex toxico no implica obtener una vida idílica al instante.

Más bien te encuentras peleando día a día, hora a hora y minuto a minuto contra los “programas” que te dejaron instalados en el disco duro mientras les tuviste cerca:

– Te acostumbraron a un sexo intenso

– Bombardeo de amor en momentos clave

– Bajaron tu autoestima de forma sutil y recurrente.

– Implantaron creencias erróneas y las reforzaron mil veces

– Refuerzo intermitente

– Te grabaron a fuego que eran superiores y tú inferior

– Te vendieron que lo vuestro era una historia única

– Te llevaron a un estado de indefension aprendida

– Gaslighting. Anulación de tu capacidad de percepción

– Manipularon tu sentimiento de culpa

 

Estos programas te vienen a la mente constantemente cuando trabajas, con amigos, en el cine, en tu casa, mientras tienes delante a tu nueva cita de Tinder… constantemente irrumpen en tu cabeza y hacen que todo lo demás pase a un segundo plano.

Todo ello sigue activo de forma intensa incluso aunque ellos ya no estén presentes. Probablemente has llegado a creer que perdiste el control sobre tu mente.

 

PENSAMIENTOS TÍPICOS DESPUÉS DE UNA RELACIÓN TÓXICA

Los pensamientos más recurrentes que me refieren en las consultas son estos:

– Esta lucha no va a terminar nunca (quizá incluso sea mejor volver con ellos)

– Si hago dieta y no adelgazo, entonces mejor me inflo a dulces (intento volver con el/ella)

– Quizá algo en mi no funciona bien y por eso no soy capaz de olvidarme

– Voy a leer sobre personas tóxicas de forma infinita hasta que llegue el momento en que lo supere

– Nunca voy a ser capaz de olvidarle

– Me han dejado marcado de por vida

– Voy a ser incapaz de tener nuevas relaciones sanas

 

¿Son ciertos estos pensamientos? Como ya dije en otro artículo, depende de tu actitud ante la adversidad. Si quieres salir adelante y superarlo, es posible pero ve arremangándote porque vas a tener que trabajar duro.

Al principio te va a costar mucho avanzar. Tu ex sea lo primero que te viene a la mente cuando despiertas y tu último pensamiento antes de cerrar los ojos.

Los primeros meses puedo decir que no conseguía pasar más de media hora sin pensar en mi ex. Transcurrió más de un año hasta que conseguí estar un solo día completo sin acordarme de ella.

Si no cometes ninguno de estos 16 errores, y realizas una recuperación activa (es decir, trabajas día a día límites, autoestima e individualidad) lo normal es que vayas recorriendo las siete fases que describo abajo.

Si no lo haces, bueno, puedes pasar el resto de tu vida soñando con un fantasma que nunca existió en realidad.

 

FASES EN LA RECUPERACIÓN DE UNA RELACIÓN TÓXICA

Estas son las fases por las que yo mismo pasé, y que he comprobado que se repiten con mucha frecuencia.

Ten en cuenta que hasta que no identifiques que tu ex pareja era tóxica y como funcionan (si estás leyendo esto es obvio que si) es casi imposible que consigas superar la Fase 2 aunque transcurran años.

En mi caso, después de la ruptura con mi ex TLP, no comencé a avanzar realmente hasta que descubrí que ella tenía el trastorno, esto no ocurrió hasta 7 meses después.

Los periodos de tiempo a los que me refiero son para relaciones desde unos 6 u 8 meses a varios años. Si conseguiste descartarles en uno o dos meses, el proceso puede acortarse bastante.

Estas son las siete fases:

Fase 0. Dormido

Fase 1. Bombardeo mental

Fase 2. Bajada de intensidad

Fase 3. Comienzas a ganar algo de control

Fase 4. Primeras brechas en el pensamiento

Fase 5. Logras brechas de un día completo

Fase 6. Logras brechas de días o semanas

Fase 7. El olvido

 

FASE 0.- DORMIDO

No siempre se experimenta esta fase. Generalmente se da cuando eres tú el que ha terminado la relación.Esto suele ocurrir después de una discusión en la que has visto claro que no los quieres en tu vida. Envalentonado por la ira del momento, has sido capaz de cortar.

Puede que sientas cierto alivio temporal cuando ya no están.

Sin embargo, la ira te protege solo durante cierto tiempo, con el paso de los meses se acaba desvaneciendo. Entonces comenzarán a aflorar otras emociones mucho más incómodas de gestionar y pasarás a la Fase 1.

En mi caso estuve en la Fase 0 cuando me quité de encima a mi ex TLP. Después de cómo actuó ella cuando mi padre estaba grave en la UCI, me atreví a dejarla en estado de ira.

Durante los 3 meses siguientes me sentí aliviado. Yo pensaba que simplemente la había dejado, me había quitado un peso de encima y punto final. Nada más lejos de la realidad, me quedaba un largo camino por delante.

Esta fase puede durar entre 2 y 3 meses.

 

FASE 1.- BOMBARDEO MENTAL

Si has sido descartado por tu ex tóxico, vas a comenzar aquí al 100%. Es la peor de todas con diferencia.

Cuando estás en la Fase 1, su recuerdo te produce una oleada de dolor, angustia, ansiedad…pero también deseo, añoranza, melancolía… Lo sientes de forma tan intensa que parece insoportable.

Cada pensamiento sobre ellos es una avalancha de nieve y tu eres un pequeño muñeco que se ve completamente arrastrado sin poder hacer nada.

Es un nivel de daño tremendamente intenso y demoledor (lo se, yo también estuve allí).

Cuando esto ocurre te ves obligado a dejar cualquier actividad que estés realizando, o si estas acompañado, disimulas como buenamente puedes, pero por dentro estás descompuesto.

Al principio cualquier trigger o disparador te destroza literalmente. Esa canción que escuchabais juntos cogidos de la mano, aquel lugar donde os abrazasteis y te besó, pasar delante de vuestro restaurante favorito…

Esto fulmina tu autonomía ya que puede asaltarte en cualquier momento y te deja completamente vendido en situaciones cotidianas.

 

Probablemente vas a querer quedarte en casa en lugar de salir para mantenerte “protegido”.

Una de las veces que me sucedió fue en las primeras navidades tras la ruptura.

Me encontraba en Madrid, el barrio de Callao con un amigo y habíamos quedado con unos compañeros que conocimos en un cucero de buceo por Tailandia. De repente me asaltó el pensamiento de que ella podría encontrarse por allí cerca. La sola idea de poder encontrármela me puso el cuerpo del revés.

Ya solo quería irme a casa, me importaba una mierda quedar con nadie porque por dentro estaba hecho polvo. Sin embargo no podía marcharme porque habíamos quedado así que tuve que aguantar el tipo como buenamente pude.

 

En esta fase es cuando mas vas a sufrir la abstinencia sexual y el efecto SPA. Todo lo que eran caricias, abrazos, sexo (cuando estabais arriba en la montaña rusa) ha desaparecido, y tu organismo te lo reclama insistentemente por oleadas.

A cada persona nueva que conoces (incluidos tus match de Tinder) le cuentas que has estado en una relación tóxica con todo lujo de detalles. Toda tu vida gira en torno a la relación que tuviste.

Tu ya no eres tu, ahora identidad es “el que estuvo con una persona tóxica”.

Esta fase suele durar entre 2 y 4 meses.

 

FASE 2.- BAJADA DE INTENSIDAD

Muy poco a poco, de forma desesperadamente lenta, este dolor va bajando de intensidad. Se va haciendo más manejable, aunque todavía te desestabiliza, eres capaz de seguir con lo que estabas ocupado aunque con una desagradable sensación en el estómago.

La evolución normal es que entres en la Fase 2, pero en ocasiones regreses puntualmente a la Fase 1. Esto ocurrirá cuando te veas expuesto a algún disparador, al encontrarte bajo de ánimo por otros motivos, estés aburrido, etc…

Cuando esto ocurre, lo sientes como si no hubieras avanzado nada. Parece imposible conseguir mejorar de forma continuada. Sin embargo, si persistes, verás que en unos días regresas de nuevo a la Fase 2.

Estas regresiones a la fase 1 irán siendo cada vez menos duraderas y se irán espaciando cada vez más en el tiempo. Al principio puedes tenerlas cada 2 o 3 días pero poco a poco irán siendo menos frecuentes. Después tendrás una cada 15 días, cada mes…

Puedes permanecer en esta fase unos 3 o 4 meses.

 

FASE 3.- COMIENZAS A GANAR ALGO DE CONTROL

Extremadamente despacio, va llegando un momento en el que su recuerdo es manejable. Aun te vienen mucho a la mente, varias veces al día, los sigues teniendo muy presentes

Vas dejando de alimentar los recuerdos cuando llegan. Estan ahí  pero no son tan fuertes como para conseguir paralizarte.

Ya no pasas horas tumbado en la cama de tu habitación mirando al techo y reviviendo mentalmente cada situación que viviste con ellos.

Aquí puede que sigas leyendo sobre relaciones tóxicas, pero lo haces de manera más calmada. Ya no buscas testimonios de forma compulsiva ni te da un vuelco el corazón cada vez que ves un vídeo sobre ellos.

En esta fase es posible que ya comiences a conocer nuevas personas . Lo mas normal si lo haces es que les tengas delante y estés constantemente pensando y comparando con tu ex tóxico.

Tiempo en esta fase entre 4 y 6 meses.

 

FASE 4.- PRIMERAS BRECHAS EN EL PENSAMIENTO

En esta fase comienzas a tener espacios de tiempo en los que consigues enfocarte lo suficiente en lo que estás haciendo como para dejar de pensar en ellos durante unas horas.

Esto se siente de la siguiente manera:

– Pasas toda la tarde tomando unas cervezas con tus amigos y cuando estas de camino a casa te das cuenta de que no pensaste en ellos hasta que te has quedado solo.

– Te has comprado el nuevo libro de tu autor favorito, o ha salido una nueva temporada de tu serie. Pasas varias horas leyendo o viendo netflix y cuando por fin haces una pausa para comer algo te das cuenta de que no te vino a la mente en todo ese tiempo.

Recuerdo la primera vez que sentí una brecha muy marcada. Un amigo me prestó el videojuego Warcraft para PC. Lo instalé y comencé a jugar esa misma tarde.

Así logré mi primera brecha de dos horas.

El juego era tremendamente adictivo y absorbente, pasé dos horas totalmente enfocado en organizar a los personajes para que cortaran leña, extrajeran mineral y construyeran edificios.

Cuando terminé la partida miré el reloj sorprendido. ¡Habían transcurrido dos horas seguidas sin pensar en ella!

Esta fase puede durar unos 3 o 4 meses.

 

FASE 5.- LOGRAS BRECHAS DE UN DÍA COMPLETO

Aquí ocurre lo mismo que en la fase anterior pero durante un día entero. Es un hito muy importante, y un indicador de que vas en la dirección correcta.

Consigues disfrutar de todo un día completo sin que su recuerdo asalte tu mente.

Esto ocurre cuando consigues centrarte tanto en lo que estás haciendo ese día, que su recuerdo no te viene a la mente inmediatamente después de parar la actividad.

Por ejemplo pasas un día entero en un parque de atracciones con tus amigos y ni siquiera cuando estás llegando tu solo a casa te acuerdas. En lugar de pensar en ellos estás recordando todas las actividades que habéis hecho y lo bien que lo habéis pasado.

También suele ocurrir en un viaje de varios días donde rompes con tu rutina habitual, quizá pasas el día en la playa pero después tenéis planeado ir a cenar a un buen sitio y más tarde ver las estrellas antes de ir a dormir.

 

Probablemente al día siguiente te acordarás de nuevo. Todavía sigues teniendo bastantes días complicados pero entre medias consigues apartarles temporalmente.

Estas brechas te van permitiendo dedicar tu tiempo libre a cosas que te gustan. La anhedonia va desapareciendo lentamente y comienzas a recuperar esos momentos placenteros que antes tanto disfrutabas.

Recuerdo que todos los domingos por la tarde me gustaba tumbarme tranquilamente y ver el nuevo vídeo sobre naturaleza de este canal de youtube.

Mientras estaba con ella y hasta que no llegué a esta fase, era imposible hacerlo debido a mi estado de ansiedad y angustia constantes.

Algunas personas se han quedado atascadas aquí, sin llegar a pasar la fase siguiente. Han logrado ciertas mejoras pero no consiguen continuar.

Cuando esto ocurre durante más de 6 meses, hay que hacer una revisión de creencias, así como de camino de vida para comprobar qué es lo que está fallando e impide avanzar.

 

FASE 6.- BRECHAS DE VARIOS DÍAS O SEMANAS

Las brechas en las que ellos no aparecen o lo hacen de forma fugaz se van haciendo más grandes, primero serán un par de días, después semanas.

Seguirás acordándote durante mucho tiempo, pero llega un momento en el que hacerlo no te produce ninguna sensación.

En esta fase ya no hablas de ellos porque sencillamente te apetece más hablar de otros temas.

Te vas centrando cada vez más en tus objetivos, proyectos… Eres capaz de disfrutar tus actividades sin acordarte de ellos constantemente.

También sentirás que a pesar de que ocurran cosas negativas, tu mente ya no se irá al recuerdo de ellos como “salvación”, sino que se centrará en como resolver el problema. Sabes que si estuvieras con ellos, no tendrías un problema sino dos.

 

Estando en esta fase, hice un “experimento” un par de veces visitando el barrio de mi Ex TLP.  Me encontraba en Nuevos Ministerios haciendo un recado, muy cerca de donde ella vivía y quise ponerme a prueba.

Estuve paseando unos minutos por su calle, pasé por su portal. Vi su balcón, allí por donde se asomaba a veces cuando yo aparcaba delante, el bar donde a veces íbamos a desayunar…

No me produjo ningun sentimiento. Yo había cambiado. Había vivido una transformación interior y ya no era aquel pobre codependiente, caramelito para una TLP.

Me parecía el escenario olvidado de alguna película muy antigua de la que yo ya no era el protagonista.

Esta es una de las fases que más se prolonga en el tiempo. Pueden pasar muchos meses e incluso años hasta que llegues al último paso.

 

FASE 7.- EL OLVIDO

Esta es la última fase de todo el proceso. Pasas semanas centrado en tu vida, tienes relaciones con personas normales… Solamente son un vago recuerdo en tu mente.

Comienzas a olvidar como se llamaban sus hermanos, amigos y personas de su entorno. Se va borrando de tu memoria muchas de las cosas que viviste con ellos.

De repente un día estás recordando otros temas y de repente te das cuenta de que no te acuerdas de cómo se llamaba el bar a donde ibais, o el nombre de su hermano. No lo recuerdas y por supuesto tampoco te importa.

Solo van quedando en tu memoria las situaciones más relevantes que viviste, e incluso van perdiendo poco a poco nitidez.

Pueden venirte a la mente alguna vez, pero no permanecen en ella más de unos segundos. Tu cerebro hace tiempo que ya ató todos los cabos y respondió todas las preguntas.

Estas demasiado ocupado con tus proyectos y con relaciones auténticas como para perder el tiempo en recordar a una persona tóxica.

Te da lo mismo lo que esté haciendo con su vida, sabes como funcionan, siempre repitiendo el mismo ciclo.

En cuestión de pocos segundos salen de tu mente y continúas con lo que estás haciendo. Es lo mas parecido estar trabajando en tu computadora y alejar una pesada mosca de un manotazo sin tan siquiera mirarla mientras continúas lo que estas haciendo

Si. Tu ex acabará siendo esto, una vulgar mosca

A veces incluso hasta comienzas a olvidar lo mal que lo pasaste con ellos y la de cosas horribles que te hicieron. Pero esto no quiere decir que los veas como personas normales.

Más bien se trata de que el daño se ha sanado. No lo revives con dolor, ni culpas al universo por haber tenido mala suerte. Sencillamente es cosa del pasado.

 

CONSIDERACIONES DURANTE TU PROCESO DE SUPERACIÓN

Ten en cuenta estas consideraciones cuando te encuentres dentro de proceso:

– Si cometes fallos como romper el contacto 0, mirar sus redes…vas a volver automáticamente a la fase 1, estés en la fase que estés.

– Hasta que llegues a la fase 7, hay momentos puntuales en los que regresas a la fase anterior (en El Shock Sentimental llama a esto el efecto zigzag). Si estas en la dos, vuelves a la uno o en la 3 vuelves a la 2…

Esto genera muchísima angustia ya que a nivel perceptivo has perdido todo lo que te había costado tanto ganar. Parece que nunca vas a conseguir olvidarte del todo.

Debes aprender a gestionar estos momentos y mantener la calma. Si persistes, te darás cuenta de que regresas otra vez a la fase en la que te encontrabas.

– Si ocurre algo puntual, como encontrártelos en persona puedes retroceder varias fases hacia atrás de golpe. Sin embargo si te mantienes firme, verás que a los pocos días regresas a la fase en la que estabas (esto me ocurrió personalmente coincidiendo con ella en Madrid).

– Tu situación personal influye durante este proceso. No es lo mismo tener dinero, apoyo familiar, tiempo libre… que no tenerlo. Sin embargo, he comprobado que lo más importante es la actitud ante la adversidad.

– Cuanto más tiempo hayas estado con ellos, mas profundamente instalan el programa en ti. Sin embargo, una relación de unos pocos meses puede ser lo suficientemente intensa como para llevarte uno o dos años en llegar a la fase del olvido.

– Al principio tendrás que forzarte en no acordarte de ellos, sin embargo esto funciona como un músculo. Cuantas más veces frenes a tu cerebro, más fácil te resultará hacerlo sucesivamente.

– A mayor nivel de aburrimiento, mayor probabilidad de recaer en adicciones. Pon atención y veras que piensas en ellos cuando estás ocioso.

– Repasa los momentos en los que no te acordaste y veras que fue cuando estabas pasándolo bien o haciendo algo que te gusta y te mantenía enfocado.

– Este proceso no se trata de no acordarte nunca jamás de ellos, sino de que su recuerdo no te produzca ninguna emoción.

– No intentes acelerar el proceso de forma artificial. Despacio y con buena letra es la clave aquí.

Correr mucho y decir a los dos meses que ya superaste a tu ex tóxico solo va a hacer que acabes sufriendo un rebote mucho más duro.

Los cambios profundos no se realizan de la noche a la mañana. Se trata de seguir haciendo lo que tienes que hacer durante mucho tiempo y no desfallecer. La idea es que tu disciplina sea más fuerte que el programa que te instalaron. Las batallas mentales se ganan por desgaste.

– No creas que por conocer las fases vas a poder forzar a pasar antes cada una de ellas. Cuando leí el libro de El shock sentimental a los pocos meses de dejar la relación con mi Ex TLP, dije “Bueno, creo que ya hice todas las fases”.

Solo estaba engañándome a mi mismo como pude comprobar después.

– Acepta que tienes dolor. No pasa nada. El dolor acabará desapareciendo si no lo reprimes. Es mucho más peligroso que lo niegues bajo una máscara de que todo va estupendo porque tarde o temprano acabará explotándote.

– Puedes soñar con ellos incluso años después de haber dejado la relación. Esto no quiere decir absolutamente nada. Solo es un sueño y no debes prestarle atención.

– Si conoces a una nueva persona tóxica que sea más intensa que la anterior, entonces la primera quedará eclipsada. Esto no va a solucionar tus problemas, te lo digo por experiencia :).

 

Cuando miré atrás en mi recuperación, comprendí que cada pequeña cosa que hice había ayudado. Cuando estás en la cima y miras el camino recorrido, entiendes que aquellos pasos indecisos e inseguros que diste abajo, fueron necesarios para conseguir llegar a lo más alto.

 

 


29 comentarios

Eduardo · 21 junio, 2022 a las 05:35

Hola David,
no sabes cuanto te agradezco por toda esta información valiosa, más por esta publicación reciente que has hecho. Porque he tenido unos meses muy locos y me di cuenta que hice las cosas muy mal y tomé malas decisiones.

Hace 5 años que estuve en una relación tóxica (fue mi primera pareja) y duramos 2 años. Al principio fue como tú lo has comentado en este blog, todo bonito, color de rosa, amor por aquí, amor por acá. Yo en ese entonces era muy inexperto en esto de tener pareja, habían cosas que yo no sabía actuar, que hacer, como ser empático con mi pareja, etc.

Desde el inicio, fue algo tormentoso, porque ya a las dos semanas de empezar el noviazgo, tuvimos nuestra primera discusión, pero fue por una estupidez. Fuimos a comer pizzas cerca de mi casa, todo era normal hasta que ella se enoja conmigo por haber puesto toda mi pizza en una de esas salsas especiales. Yo no lo había tomado en cuenta al principio, pero ella se veia muy ofuscada. Ya a la salida, se quería ir a su casa todo porque me comí de esa manera mi pizza y ella esperaba una disculpa y que lo sentía. Tuve que hacerlo para no agravar la situación pero aun así se quería ir. Se fue al paradero como si nada y yo me quedé parado y confundido por la situación. Tiempo después me enteré que ella quería que fuera a perseguirla diciendo que no se fuera.

Toda nuestra relación se basó en ponerme a prueba cada vez que pasaba algo. Si la quería, si era capaz de estar con ella todo el día, si pasara x situación, como yo actuaría para solucionarlo, etc. Por lo que entiendo ella sufría de ansiedad (pero parece que tenía trastorno de ansiedad) y por eso me ponía a prueba ya que su mente le jugaba en contra y yo como era inexperto, no entendía nada de lo que pasaba y me enojaba por eso.

Aun así, hubo peleas y discusiones por parte de ella que no tenia nada que ver con su ansiedad, sino mas bien porque era llevada muy a sus ideas. No le podía decir nada por como ella se lo podía tomar.
Ella tenía un ex como mejor amigo, pero yo sinceramente nunca tuve problemas que fuera así, porque no soy celoso, pero hubo situaciones que se pasaron de mi limite y no correspondía. Ella quería aprovechar unos descuentos para un viaje a Argentina. Se quería ir con sus amigos en época de vacaciones. Yo no podía ir porque justo esos días yo trabajaba, pero en esos momentos yo no sabía nada del viaje. Muchos de sus amigos se bajaron porque ya tenían otros planes y solo quedo con su ex para ir. Todo esto no me enteré hasta que ella me lo cuenta tan normal y no me lo dijo antes porque ella quería que se concretará. Yo lógicamente me molesté, me enojé, le dije que como es posible que vayan ellos dos solos, sin pensar que me estaba pasando a llevar, si yo era su pareja y por mas que no fuera celoso, hay limites para eso. Discutimos, me bloqueó por unos días y después se muestra arrepentida y que quería volver y se disculpó.

Yo creo que con esas cosas uno más maduro tomaría la consideración de no haber seguido en esa relación, pero estaba muy sumergido en ese mundo. Con emociones a mil tanto buenas como malas, toda mi relación fue así. Hay mas como estas situaciones que tuve que pasar en mi relación tóxica que sería muy largo este comentario. Debo considerar también que ella tenía depresión y fue mucho mas dificil salir de ahi. Siempre pensé que algunas veces usaba su depresion como excusa ante todo lo que pasaba en nuestra relacion, (peleas y discusiones). Fue a varios psicologos, pero siempre se daba de alta ella sola o no le gustaba el psicologo que estaba tratando. Tanto fue el problema que yo tuve que ir al psicologo a tratarme porque me estaba superando la relación y tuve mucho estres y ansiedad (ademas de que tambien tenia rasgos toxicos que debia tratarme)

La cuestión es que tuvo que pasar un evento tan fuerte en mi que llegué al punto de no retorno. Tomé valor para terminar con ella y no seguir en esa relación. Pero fui muy tonto y caí en las garras de ella. No pasó ni una semana y volví hablar con ella. Ojo que siempre estuve al tanto de que si volvía con ella, era volver a la relación tóxica. No quería volver con ella, pero estaba tan enganchado, tan dolido de que no haya funcionado la relación que pensé en que fueramos amigos. Despues de leer todos estos blogs, me di cuenta que cometí un error.

Ella aun sentía cosas por mí y yo le había dejado en claro que preferiría ser su amigo solamente, porque estaba en paz y con tranquilidad. Nunca me di cuenta que fue una falsa tranquilidad. Debí haberme alejado de ella desde un principio y haber echo mi duelo sin siquiera haber pensado en ser amigos. Estuvimos así por 2 años (incluido en la pandemia), hasta que se encontró a alguien más. Me afectó bastante porque nunca hice bien mi duelo y tenía sentimientos encontrados. No pude lograr un contacto cero con ella por mucho tiempo, ya que trabajábamos en la misma empresa pero en otra area, por un periodo considerado. Hasta que no seguí en la empresa, y no supe mas de ella, que empecé si o si mi duelo. Me ha costado bastante porque no es solo los recuerdos de la relación lo que me atormenta, sino también el hecho de que ella esté con otro. Además de pensar que igual ella seguía con una psiquiatra para tratar la depresión que tenía, pero no se si eso también significaba tratarse bien sus rasgos tóxicos, porque en algún momento pensé en volver con ella, solo si era capaz de mejorar su inmadurez emocional (y desde luego también mejorar yo). Pero creo que eso era muy dificil que pasara, aun en un rango de periodo considerable.

Llevo dos meses sin saber nada de ella, con contacto cero estricto, porque al fin de cuentas fue una relación tóxica y es muy dificil que hubiera sido una relación sana después de haber estado mucho tiempo separados.

Solo quiero agradecerte por tener el tiempo de dar estos consejos y demostrar que por mas amor que hubo en una relación toxica, ese amor era un espejismo y solo te drenaba las energias para que quedaras peor. De los errores se aprende. Un abrazo

    David · 21 junio, 2022 a las 07:45

    Hola Eduardo, te agradezco mucho tus palabras y me alegra que el blog sea un punto de apoyo para tí. Se por experiencia que se pasa muy mal en esta situación.

    Lo primero que tienes que entender es que has estado con una mujer TLP como una catedral (bienvenido al club).
    Todos los comportamientos que describes son 100% rasgos marcadísimos borderline:

    – Bombardeo de amor inicial
    – Extremada volatilidad por asuntos triviales (la pizza). Me ocurrió exactamente lo mismo porque pedí pizza barbacoa y a ella no le gustaba. Me montó un pollo brutal.
    – Ponerte entre la espada y la pared para probar el grado de sacrificio que estás dispuesto a hacer por ella.
    – Coqueteo con su ex. Siempre dejan la puerta entreabierta por si necesitan regresar.
    – Se hace la víctima justificandolo con problemas suyos (depresión)
    – Nunca permanecen en las terapias, siempre las abandonan rápido o devalúan a los terapeutas.
    – El que acaba yendo al psicólogo eres tu mismo.
    – Te generan un enganche brutal y a pesar de que te hacen daño, regresas.
    – Te proponen ser amigos solo para seguir abusando de ti o hasta que encuentran un sustituto.

    En cuanto a lo que comentas de madurez para no haber continuado, más exactamente son límites personales. Necesitamos trabajar límites, autoestima e individualidad cuando nos hemos involucrado con una de estas mujeres.

    Y como explico en este mismo artículo, una vez que detectas en trastorno que tenían, comienza tu recuperación de verdad. Mantén el contacto 0, radical y para siempre. De lo contrario regresas de nuevo a la fase 1, y es un mal lugar para permanecer.

    Un abrazo.

    David.

    Diego · 12 julio, 2022 a las 17:48

    Hola David llevo 20 días de contacto 0 y me está ayudando mucho tu blog.Aun sigo en disonancia cognitiva y con apoyo psicológico tras una relación de 3 años y medio con una tlp sin diagnosticar,ella siempre me dijo que era PAs o muy «intensa».

    he vuelto 3 veces tras varias rupturas suyas,para que con manipulación fuera yo detras de ella y volvieramos.hace 20 días me descarto al ponerme los cuernos,ahí vi que vivía en Matrix,faltaban 4 días para que hiciéramos la mudanza a la ciudad donde vivo yo y dónde a ella también le habían dado la plaza.

    Ha sido un shock tremendo pero me ha valido para darme cuenta de lo que pasaba.Espero estar fuerte porque sola en mi ciudad creo que me hará un hoovering y mi psicólogo también lo cree.

      David · 15 julio, 2022 a las 15:46

      Hola Diego.

      Las TLP son muy graciosas definiéndose ellas mismas. La mía decía que era una mujer «espiritual, luchadora y salvaje» cuando lo que quería decir es que era BORDERLINE. Supongo que en su cabeza eso sonaba mucho mejor que la realidad.

      Otro lector hace poco también comentó lo mismo, que su ex TLP decía que lo único que le ocurría es que era PAS (ya le gustaría, en fin).

      Es muy probable que te recontacte. Ya sabes lo que debes hacer, contacto 0 radical y para siempre. Sin embargo, si acabas de salir de Matrix (buen ejemplo) aun no habrás adquirido la solidez suficiente para establecerlo.

      Ahora tienes una carrera contrarreloj para adquirir esa entereza que te permita rechazarla si reaparece, porque sería lo peor que te pudiera ocurrir, volver con ella.

Sergio · 22 junio, 2022 a las 18:07

Buenas tardes, David, y a todos:

Valiosísimo artículo que me da de lleno.
He hablado con David en un par de ocasiones y ha sido imprescindible en mi recuperación.

Dicho esto,

Este artículo me hace pisar fuerte de nuevo, hacerme ver que hay que seguir siendo humilde contigo mismo en el punto de la recuperación en el cual te encuentres hoy.

Me hace mirar hacia atrás y darme cuenta de que en los primeros meses de contacto 0 afirmaba y aseguraba 100% que va a ser imposible llegar a un punto donde me deje «vivir», donde no sienta ansiedad constante, donde no me aterren sus fantasmas, donde no me doliese escuchar una canción en concreto…
…y este punto ha llegado.

Sé que cuando estáis en las primeras fases es imposible de creer que en un futuro cercano estaréis mejor pero ES CIERTO.

No sé exactamente en qué fase estoy porque he vivido eso de volver hacia atrás y hacia adelante, con tantos altibajos como fue aquella relación, pero puedo decir que estoy bastante cerca del No Retorno.

-Hace ya unos dos meses donde ya no indago tanto sobre el TLP u otros trastornos similares del cluster B, donde
ya no estoy tantas horas al día metiéndome a presión en mi lado emocional información sobre el TLP para aceptar que tenía un trastorno sino que tranquilamente ya lo sé.

-Ya puedo salir con mis amigos a tomar unas cervezas o cenar y estar hablando y riéndome durante horas sin sufrir (me viene su recuerdo con el gatillo de una marca de cerveza en concreto o de un bar en particular, pero no me duele, vuelvo al presente, aunque siga siendo desagradable).

-Después de tantas veces prometerme Sin Éxito que no volveré a hablar del tema con amigos o familiares, ahora lo cumplo de verdad, aunque mi amago es siempre querer hacerlo.

-Mi parte no racional que sigue amando aquella obra de teatro cada vez tiene menos esperanzas y ya no me permito soñar despierto con ello.

-He realizado varios viajes de 2-3 días y caminando por otra ciudad ya no me siento víctima sino empoderado y superviviente la mayoría del tiempo.

-Ya puedo conocer a alguna chica nueva y tener una cita sin llorar después, sin descartarla automáticamente porque no es tan intensa, divertida, elocuente, pilla o imprevisible como mi ex TLP. (He comprendido al fin que no merece la pena, que no es salud, que no quiero eso a ese precio, ni a la mitad).

-Ya me resbalan más los pensamientos de qué estará haciendo y el dolor de saber que se estará acostando con otro porque me hallo aceptando sin mucho resquemor que eso no fue real, que no me quiso, que cada abrazo, beso, polvo, llamada, detalle, llanto no fue «desde su corazón» sino desde un mecanismo de manipulación para obtener, más o menos consciente (ya me da igual), su cometido egoísta.

Sigo buscando situaciones intensas, sigo saliendo a darlo todo (sin autodestruirme) en una búsqueda de picos de intensidad intentando imitar inconscientemente la parte alta de aquella montaña rusa.
Me siguen llegando flashes en imágenes cuando me acuesto con una nueva chica o en cualquier momento del día, sigo teniendo su imagen y sus rasgos nítidos en la memoria, ¡¡¡sobre todo su mirada de ojos llorosos pidiendo que la salvara, que me amaba, que era todo para ella, que sólo yo podía ayudarla!!!
Sigo teniendo terror a encontrármela algún día o ver una foto suya.
Sigo viendo algún esporádico vídeo sobre TLP, Narcisistas encubiertos etc, pero no ya como ansiolítico sino por reafirmarme y por cierto placer aún, ya que a veces dudo de si todo esto fue una película de terror.
Sigo dándole vueltas a veces de si algunos momentos fueron reales o fue todo al 100% una obra de teatro.

Realmente, lo que me sigue doliendo a día de hoy es aceptar al 100% que fue todo mentira PERO sin seguir este camino de meterme eso a fuego en mi mente no hubiese podido llegar a donde hoy estoy.

Mi relación fue de 6 meses y me descartó, volvimos en un hoovering extraño y doloroso y a los 2 meses de éste me volvió a descartar.
En el segundo descarte se multiplicó el dolor y fue mucho más traumático.

Llevo 6 meses de contacto cero extricto y de recuperación y sólo tuve noticias de ella hace 2 meses, cuando me hizo una llamada perdida.

Qué atrevimiento, qué barbaridad, qué absurdo, qué cobardía, qué claro lo deja el TLP.

——————————————

Escribo todo esto en agradecimiento a David, a otros que habéis escrito en artículos anteriores y, SOBRE TODO, con intención de no desanimaros jamás, de que sepáis que es normal que incluso en una relación así tan corta el proceso suele ser mayor a la longevidad de ésta.

Hoy soy más fuerte emocionalmente que nunca y me queda camino, y creo que mucho.

Somos los mejores.

Alba · 22 junio, 2022 a las 23:47

Buenas noches David, Buenas noches a todos,

Muy buen articulo David, la verdad es es tal cual, yo he pasado por esas fases. Actualmente ya estoy recuperada, aunque habian preguntas que aun rondaban mi cabeza y otras que aun me surgen, y La verdad que me ha ayudado bastante y me he sentido muy comprendida.

Muchas Gracias de verdad David

Karson · 23 junio, 2022 a las 21:09

Grandísimo artículo, como siempre, aunque esté en una fase bastante avanzada en este proceso, siempre es un placer leerte amigo, todo es tal cual está escrito aquí, en pocos sitios se puede encontrar tanta información así de detallada y de una fuente tan real y fiable como David.
Un abrazo!!

Richi · 24 junio, 2022 a las 08:03

Hola David, muy buen artículo, me siento muy identificado.

Rosi · 25 junio, 2022 a las 16:30

Buenas a tod@s y especialmente agradecerle a David por continuar con esta labor tan reveladora para todos aquellos que nos encontramos aquí.

En este post y en el relato del comentario de Sergio me he visto claramente identificada, y en algunas temporadas me encuentro bombardeando también a mi cerebro con información de este tipo para reforzar la idea de que todo fue una farsa.

En mi caso, tras la luna de miel fueron casi 3 años de idas y venidas, con todo el desgaste que ello supone. Por supuesto que caí en cada hoovering que proponía (por aquel entonces, ignoraba este concepto), y acepte cada migaja en la locura de volver a esa montaña rusa que TAN CARO me ha salido.

Ya hace un año y algunos meses de nuestro último encuentro intimo y ,tras consulta con David, me recomendó aplicar el método de la roca gris, para evitar que el sujeto obtenga «combustible» a través de mis respuestas emocionales (compartimos ciertas áreas laborales y a día de hoy no es posible contacto cero, pero mantenemos contacto telefónico por esta cuestión) y así he aplicado el método roca gris lo mejor que he sabido.
Ayer mismo, no se le ocurre otra cosa a este sujeto, que presentarse allí delante de mi mesa (sin previo aviso), con su nueva pareja para hacerme una visita y traerme un regalo.

Así son ellos, una vez más, demostrando que no les importas, que son capaces de pisotearte y encima poner su cara de no he roto un plato porque, para ellos, todo está justificado si es en pos de sus intereses. ¿Para que hacer esto? Pues para llamar la atención o ver mi reacción supongo.

Para demostrar que está por encima de mi, que ya no le importo o ve a saber lo que se le pase por su mente retorcida. Por supuesto que ninguna de las palabras que dijo concuerda con este comportamiento (se interesó por mi estado, vacaciones, pregunto por mi familia…) no le veo sentido a estas alturas, pero quería dejarlo como referencia a la tremenda disonancia que son capaces de llegar (consciente o inconscientemente, da igual).

Animo a todos, sé que el trabajo es intenso pero estoy convencida de que saldremos de esta pesadilla si tomamos la actitud correcta con perseverancia. Un abrazo.

Richi · 26 junio, 2022 a las 05:24

Ánimo Rosi, es duro y difícil esta claro, no dejes que te afecte más, teniéndolo tan cerca debe ser horrible para ti pero ya siendo consciente y habiendo aceptado la realidad algún día desaparecerá definitivamente de tu vida porque ya por ti misma continuas con esta.

Ánimo

    Rosi · 26 junio, 2022 a las 14:12

    ¡Muchas gracias Richi! como bien dices, el ser consciente ya es el comienzo de la recuperación y de ahí a seguir trabajando, hasta que la fase 7 se haga una realidad constante sobre este asunto. No vale la pena emplear ni un minuto en ellos, pero entiendo que la recuperación es un proceso que requiere de tiempo, herramientas y actitud. Gracias por los ánimos, lo aprecio realmente, un abrazo!

Richi · 27 junio, 2022 a las 10:05

Si, la recuperación es posible, ahora tienes la oportunidad de crecimiento personal más bestia que vas a tener en tu vida, una vida en la que muchos estuvimos dormidos, y en ese proceso de crecimiento verás como te transformas en alguien mucho mejor, alguien despierta, aprovecha esta oportunidad y cuando estés fuera mentalmente de ese pasado mira tu interior, te sorprenderás en la persona en la que te vas a convertir, que ya lo está haciendo.

Buena suerte Rosi

No se ni como darle ya las gracias a David por este Blog

Pablo · 28 junio, 2022 a las 18:50

Buenas a todos, gracias David por tu atención, conversación y los consejos que me diste, tenía dudas sobre el comportamiento de mi amiga con TLP y David me ayudó a aclarar mis preguntas.

Gracias a David por su maravilloso blog lleno de información valiosa y a los testimonios, he aprendido más sobre el TLP y el lado más oscuro de esta enfermedad.

Haré un pequeño resumen de mi situación e intentaré expresarme como pueda.

Mi caso es que mi amiga con TLP lleva unas semanas que me habla poco, la veo más distante.

Contesta mis mensajes cuando quiere, a veces puede tardar desde unas horas a unos días, según como esté porque a veces me responde al momento o a los pocos minutos, incluso me puede responder algunos mensajes de un momento que le escribo y responder a las horas o días cuando hemos hablado en el mismo momento y día, incluso a veces es ella quien me escribe primero.

Gracias a la información y la forma que yo he visto como actúa, evidentemente sé cuáles pueden ser las razones.

Ese tipo de comportamiento pasivo, de ignorarme a ratos por así decirlo, eso de racionarme la atención, es lo que me está desgastando un poco a nivel psicológico.

Al principio de conocernos en persona me prestaba más atención y siempre estaba atenta a mis mensajes, me proponía más veces quedar, pasear, tomar algo, cosas normales, se comportaba normal, con el tiempo me fui enamorando y acabamos teniendo algo más, nunca fuimos pareja.

Tampoco sé exactamente que tipo de TLP tiene, he ido buscando información y la conclusión que he sacado es que por ahora parece que es una mezcla de cada tipo de los 10 que hay, en una palabra, una amalgama.

Estoy atravesando por un duelo a nivel psicológico entre lo emocional y racional, sé que debería aplicar el contacto 0 y no tener ni amistad por los consejos, toda la información y casos leídos, pero creo que yo prefiero en el caso de que la relación tenga que terminar, que de una manera progresiva la relación se enfríe en el caso de no aguantar más.

Esto ya nos pasa en las relaciones con personas normales.

Cuando alguien nos ha decepcionado, hecho daño o vemos que pasan de nosotros, que uno tira del carro y el otro no, dejamos que la relación se vaya enfriando de manera natural, sin aplicar algo tan drástico para mi gusto que es ignorar de golpe cuando aún hay sentimientos, así de una manera progresiva vamos superándolo.

Nunca he sido una persona que ignore a otra persona, al no ser que me hagan algo muy feo que me haga no querer saber nada, conozco mis límites.

Es triste, es muy duro querer o amar a alguien con una enfermedad como es el TLP.

Ojalá algún día haya una cura efectiva para esta enfermedad y entre otras, supongo que tarde o temprano habrá alguna, tiempo al tiempo.

A pesar de la manera injusta en la que a veces me ha tratado mal ignorándome y mintiendo, he tenido muy buenos momentos con ella, ha tenido detalles conmigo, me ha dado apoyo, he visto partes de ella tan humanas y normales que me es imposible aplicar contacto 0, me es imposible no querer intentar ayudarla y tener esperanza, siento que mis sentimientos pueden más que la razón, al menos por ahora.

Una parte de mí quiere intentar ayudarla y seguir manteniendo relación, otra parte de mí me dice que me olvide de ella por el sufrimiento, la perdida de tiempo que puede resultar el esfuerzo y todo lo malo que puede llegar a hacer una persona con TLP si te comprometes.

Sé que existen grados de TLP y conforme el grado actúan de una manera u otra, no sé el grado de ella por ahora y no sé si en su caso habrá alguna forma de ayudarla a mejorar, ojalá.

He escuchado y leído casos que muy pocas personas con TLP llegan a mejorar con un tratamiento, por esta razón quiero intentar ayudarla, aunque sea mínima la posibilidad, llamadme insensato o loco, sé que puedo estrellarme en el intento.

Honestamente, prefiero morir sabiendo que lo intenté, que lamentarme toda la vida y preguntarme que hubiese pasado si lo hubiese intentado.

Tengo suerte de ser una persona muy fuerte a nivel psicológico, a base de aguantar malos tratos e injusticias me he ido fortaleciendo con el paso del tiempo, a veces tengo mis momentos de debilidad, ya veré hasta donde aguantaré en la situación que me encuentro.

No sé exactamente como acabará mi historia con mi amiga, me gustaría que acabase bien y ocurriese un milagro, en fin, no tengo nada más que decir por ahora.

Espero de todo corazón que todos podáis superar los problemas que habéis vivido con este tipo de personas, el dolor, sufrimiento y los traumas que estas personas enfermas pueden llegar a causar.

Un saludo para todos y un abrazo.

Gracias por todo David, gracias por la ayuda, tu tiempo y el magnífico trabajo que realizas, eres una persona admirable.

Rudolf · 28 junio, 2022 a las 19:28

Hola de nuevo, tras escribir la entrada contando mi experiencia, decidí hacer un diario sobre mi evolución durante el contacto cero que quiero resumir y compartir, por si puede ayudar a alguien que esté pasando ahora por ahí.

Tengo que decir que mantener el contacto cero ha sido de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida.

2 Primeras semanas > Apenas pude dormir. Estaba crítico. Me sentía destrozado, desorientado y confuso.

2 Primeros meses > Fueron los peores. Tras las 2 primeras semanas empezó el síndrome de abstinencia. Constante sensación de vacío, de que nada me llenaba, de enorme nostalgia por los momentos buenos de la relación. Dudaba todo el rato de si todo había sido una alucinación mía, si estaba inventándomelo o si había desechado a una persona buena de manera injusta. Mucha ansiedad y necesidad de volver a estar con ella. Imposible concentrarme en nada, sólo tenía en la cabeza la ruptura.

Y a nivel sexual ni que decir… constantes flashbacks y anhelos de volver a acostarme con ella, aunque fuera sólo una vez más. Estaba seguro de que nunca iba a encontrar a nadie tan intensa. Tuve tentaciones de buscar a otras chicas para quitarme el ‘mono sexual’ pero entendí que no era la solución porque había riesgo de compararlas y después sentir más anhelo aún por la persona tóxica o de, directamente, acumular más carga de vacío y eso era lo último que necesitaba.

Para aguantar este período el único camino que encontré fue el de apretar los dientes y cuando me llegaba el tirón, intentaba dirigir la atención hacia otra cosa. Hacía mucho deporte para agotarme y poder descansar. Mis amigos fueron muy importantes. Aguantaron mis constantes cambios de humor, mi irritabilidad, tristezas, euforias efímeras… El poder contarles una y otra vez lo que me pasó y que ellos me escucharan pacientemente, aunque no lo entendieran, fue otra clave para no acabar corriendo a tirarme una vez más en brazos de la persona tóxica.

Aquí todavía no le ves sentido a lo que estás haciendo. ¿Por qué no desbloquear? A lo mejor podemos tener una conversación y arreglarlo. Sería genial que todo hubiera sido un malentendido. Son los autoengaños que te haces a ti mismo. Aunque te parezca que estás sufriendo tontamente, aquí es vital aguantar. También me ayudó mucho dirigir mi atención a la dependencia que sentía, a la adicción. Que estaba enganchado era algo real que no podía negar, no eran imaginaciones mías y sabía que si había enganche no podía haber amor verdadero y sí toxicidad.

En esta etapa empecé a ser consciente de las heridas que me había causado la relación. Ojo, porque no te das cuentas de qué profundo ha sido el daño hasta un tiempo después de haber cortado. Es como un gusano dentro de una manzana. Desde fuera parece deliciosa y sana pero por dentro está siendo devorada día tras día sin que un observador externo pueda percatarse de nada.

Tercer mes > Empecé a tener algunos momentos de serenidad. Luego, volvían todas las sensaciones anteriores y aunque seguían siendo muy fuertes podía manejarlas un poco mejor. Empiezas a ser más consciente, estás un poco más fortalecido y puedes salir antes del bucle de pensamientos. Aun así, no te puedes confiar, porque un día estás bien y al siguiente vuelves a estar mal. Pero ya empiezas a entender el bien que te está haciendo el contacto cero.

Cuarto mes > A veces te sientes tan orgulloso de lo que estás haciendo que te sorprende. No sólo dejas de desear encontrarte por casualidad a la persona toxica, sino que prevés lo que haga falta para no encontrártela. Ya entrevés la libertad que te espera al final del camino y no estás dispuesto a perder todo el trabajo y esfuerzo que llevas realizado. Sigues teniendo flashbacks y añorando los momentos buenos, pero ahora conoces el precio que suponían esas migajas. Eres más consciente de lo enganchado que estás y un sentimiento de autocuidado aflora. Es tu autoestima.

No ha llegado el Hoovering, y espero que nunca lo haga. Aun así tengo cuidado y me mentalizo por si sucede un encuentro casual. A estas alturas emocionalmente sigo muy tocado y no sé hasta qué punto me afectaría un nuevo contacto por lo que prefiero no tentar a la suerte y apostar por mí. El duelo sigue su curso.

Quinto mes > Empiezas a considerar lo que pasó como algo que pertenece al pasado. Te preguntas cómo pudiste aguantar tanto tiempo con alguien así y te centras más en construir lo que está por venir que en rememorar lo que pasó. Notas que tu energía empieza a dirigirse más al futuro que al pasado. Entiendes que sólo debes “ofrecerte” a alguien que realmente te merezca.

A veces todavía llegan flash-backs, pero afectan cada vez menos. Vuelven a surgir proyectos que te motivan y te vuelves a reconocer a ti mismo. Aunque me siento mucho mejor, tengo mucho cuidado por mantener todos los puentes cerrados. Creo que una conversación o un encuentro casual podría hacerme retroceder mucho de lo andado y que lo mejor es sacar a esa persona definitivamente de mi vida hasta que llegue “realmente” el momento de que no signifique nada para mí.

Sigo tachando días en el calendario porque sé que cada día que pasa es una victoria y un día menos que falta para superar definitivamente esta mala experiencia. Mucho ánimo a todos los que estáis andando este camino que sin duda es el que tenemos que transitar para recuperarnos y renacer.

    David · 28 junio, 2022 a las 17:49

    Impresionante testimonio Rudolf. No puedo mas que quitarme el sombrero y agradecerte que te tomaras el tiempo necesario para escribirlo.

    No sabes lo bien que comprendo todas y cada una de tus palabras ya que yo mismo las sufrí en mis propias carnes. La recuperación de una relación tóxica es una travesia jodida, muy jodida. Hay mucho dolor, angustia, ansiedad, tener un mono bestial. Todo ello durante mucho tiempo, tanto que a veces parece que nunca va a terminar.

    Las recaidas es lo que peor llevé en particular, ya que me daban la sensación de que nunca jamás iba a ser capaz de dejarlo atrás. Cuando parecía que empezaba a mejorar PAM, soñaba con ella, escuchaba una canción, un lugar… y todo se venía abajo de nuevo. Era lo mas parecido a intentar construir un castillo de naipes, cualquier pequeño movimiento hacia que acabase en el suelo.

    A veces no hay otra que apretar los dientes y aguantar, en efecto. Fueron muchos días, semanas, meses…Para mi horrible, y puedo decir a mis 40 años que han sido las dos peores experiencias (una TLP y una TNP) que he tenido en mi vida.

    Me alegra mucho que te encuentres ya muy cerca del final, y te agradezco de nuevo que hayas dedicado tu tiempo para ayudar a otros afectados.

    Un abrazo!

    David C.

Richi · 29 junio, 2022 a las 07:26

Me siento completamente identificado con Rudolf, está maravillosamente explicado, en mi caso después de 11 años los primeros 4 creo que fueron los auténticos a partir de este viví sin darme cuenta en una relación patológica por desconocimiento e ignorancia, por no haberme querido lo suficiente, después de aceptar donde has estado te sobreviene otra fase de dolor donde como dices, Rudolf, te vienes abajo completamente como persona, y te toca recoger tus pedazos. Lo bueno, es que cuando encuentras de nuevo todos habrás cambiado y crecido.

A día de hoy mantengo un contacto 0 de plusmarquista mundial. Creo que tengo tan claro de donde vengo que no estoy seguro me afecte volver a verla si hubiera un encuentro casual, los gustos que compartíamos ya me causan dolor, me siento seguro de mi mismo, y aunque lo mejor es ni acercarse a ella crie a sus hijos desde bien pequeños.

12 años recibiendo abrazos y te quieros de estos críos que para mi son como mis hijos hacen que se haga duro el momento en el que estoy a ratos, porque los amaré y echaré de menos siempre, los crie y forman parte de mi aunque ya no me abracen cada día.
Tienen 14 y 12 y dejar atrás lo único que hecho de menos de esa vida anterior duele y me causa nostalgia pena y dolor, ellos forman parte de las consecuencias de tener una madre complicada y enferma, no se lo merecen ni ellos ni yo y a veces me hace plantearme abrir ese contacto 0 solo para verlos

Esta si es una duda a la que estoy abierto a escuchar consejos si alguien pasó por algo parecido. No solo te rompes tu en estás relaciones, se rompen muchas cosas importantes y las consecuencias las pagan también las personas del circulo que una habitas, los niñós, personas en fase de crecimiento y aprendizaje emocional que estarán sometidos a la descompensación psicológica de una madre descompensada en todos sus sentidos.

Por favor que no sufran daño por esto, es lo único que pido.

Espero haberme explicado bien.

Gracias a todos por aquí.

Inmaculada · 1 julio, 2022 a las 21:51

Su último arrebato, corte de teléfono y desaparición fue el 14 de Junio de 2020. Dos días después me dijeron que estaba en una página de contactos BUSCANDO CITA.

En serio, ¿creéis que merece la pena sufrir por alguien que no sufre por ti y que es capaz de reemplazarte, si se le brinda la ocasión, en dos días? Pues esta vez me dije que no. Que no iba a pasar un duelo por este tipo de personas porque no merecen ni una de mis lágrimas.

A los cuatro meses me puso un mail «tenías razón, era yo el que no supe ver…, etc. etc» (eso ya me lo había hecho más veces). Ya no hubo más oportunidades por mi parte. Sus arrepentimientos no duran porque a los pocos meses, vuelven a lo mismo. Ahh, jamás le oí decirme «perdón por lo que te he hecho sufrir»

Han pasado dos años y no lo he olvidado, como no olvido tantas y tantas cosas de mi vida, pero de ahí a sufrir, pues como que no. Ya había derramado por él más lágrimas de las que se merecía y me dije que ni una más.

Lo más triste de todo es que NO CAMBIAN (desconozco si hubiera ido a terapia habría cambiado porque nunca lo quiso hacer) y van dejando víctimas (así, en plural) en el camino.

Por favor, no seamos sus víctimas. Ánimo a todos/as y no sufráis por quien no lo merece.

Ada

    David · 3 julio, 2022 a las 09:16

    Coincido totalmente en tu comentario Ada, cada una de sus palabras.

    En tu caso, ya pasaste el punto de no retorno y ahora te encuentras en una fase avanzada donde su recuerdo no te duele. Cuando transcurra el tiempo suficiente verás que su recuerdo comienza a borrarse.

    Gracias por tu testimonio y por dejar constancia de que se puede superar a estas sanguijuelas.

      Inmaculada · 4 julio, 2022 a las 10:17

      He de aclarar que el duelo lo pasé las anteriores veces y no la última porque, en la última, ya había aprendido. De hecho, hace pocos días acudí a su funeral y no derramé ni una lágrima. Por supuesto que no le deseaba la enfermedad ni la muerte y que sentí pena que sus días en esta vida hubieran acabado, pero de ahí a parecer la viuda en el funeral, como que no.

      Algo que muchas personas esperaban «no te he visto muy afectada» «no te veo deprimida». Paso de los comentarios porque su hubiera parecido la viuda en el funeral, seguro, seguro que hubieran dicho «esta tonta, después de que la dejó tirada, sigue llorando por él».

      Creo que antes de morir ya recibió su lección. Dejó a una mujer que le quería de verdad y cogió a otra que días antes de su muerte, trató de sacarle cien mil euros. (sólo llevaban 6 meses de relación y ella no lo cuidó, lo aclaro). ¿No dicen que los límite si tienen que elegir entre dos opciones siempre eligen la peor? El peor ocio, los peores amigos..
      .. Como era de esperar, ella no estuvo en su funeral, ahí no podía sacarle nada. Saludos a todos y , por favor, no os rompáis por quien no se lo merece. Ada

        David · 4 julio, 2022 a las 10:49

        Hola de nuevo Ada.

        Te comprendo perfectamente. Si ahora mismo me enterase de que alguna de mis ex tóxicas hubiera fallecido, no me daría ni frío ni calor.

        Es cierto que puede parecer un poco exagerado, pero estas personas generan muchísimo daño y destrozan vidas. Lo veo a diario con cada víctima que me escribe, siempre se repite la misma historia.

        Quizá es fácil edulcorarlo desde fuera y argumentar que estan enfermos, que pobrecitos… Obviamente esto es muy sencillo de pronunciar para quien no ha sufrido en sus carnes una relación de este tipo. Desde la distancia se puede ser muy laxo a la hora de condenar abiertamente sus comportamientos.

        Después de tener conocimiento sobre más de 2.000 testimonios, he escuchado auténticas atrocidades. Si esto es lo que haces en vida, ¿como va a llorarte alguien en tu funeral?

        El mundo será mucho mejor cuando algunos de ellos ya no estén aquí para abusar y dañar.

D · 5 julio, 2022 a las 09:03

Hola David, hace tiempo que no sigo el blog, he estado mucho mas calmado con este tema y los recuerdos ya no era ni tan intensos ni tan pesados incluso a veces parecia distantes en el tiempo, como viejos recuerdos de hace mucho tiempo. Aun así es verdad que tienes dias o momentos en los que recuerdas cosas y te dejan una molestia en el estomago.

En particular, he observado que de las pocas veces que me ocurre hay momentos en que sigo teniendo la creencia que expresas en el articulo de “no voy a conocer a nadie mas y que sea sana”.

En este momento vital es verdad que estoy bien en muchas facetas pero que aun no he rehecho mi vida en otros aspectos como en en el laboral o en el afectivo y esto podria aun influir en esa sensacion.

Tambien es cierto que no me he puesto a conocer personas por una aplicacion porque no me gusta, pero sí estoy conociendo mucha gente por las actividades que estoy practicando.

Esto precisamente me está ayudando mucho a pasar pagina, conocerme y tener una percepcion mas sana de mi mismo. Aunque a nivel de buscar una relacion afectiva es donde encuentro bloqueos, sigo teniendo miedo al rechazo y si me gusta alguien intento conocer a la persona pero no me pongo a ligar o a seducir “a saco”.

Muchas veces tengo “mal ojo” todavia pero bueno a lo que me vengo a referir esque me cuesta establecer este tipo de vinculos de nuevo con alguien.

Entiendo que en la relacion aun no he llegado a la fase del olvido pero bueno le siem

    D · 5 julio, 2022 a las 09:05

    *me siento orgulloso de mis progresos.

    Es lo que queria terminar de decir (Sin querer pulse el boton antes de tiempo)

    En fin, no sé si alguien mas le pasa pero imagino que siguen siendo problemas de autoestima aun por seguir sanando.

    Un saludo y gracias por todo a todos

      David · 15 julio, 2022 a las 15:41

      Hola de nuevo D, gracias por tu aporte.

      Recuperarse de una relación tóxica es un proceso lento, como explico en el artículo. Sin embargo vas por buen camino.

      Esta creencia errónea de que no conocerás a ninguna mujer sana me la comentan mucho en las consultas online (tanto hombres como mujeres). Es un miedo irracional que nos mantuvo atrapados en aquel agujero.

      Piensa por un momento si estando con ellos alguien nos hubiera firmado por escrito que conoceríamos a alguien sano en un fuuro. Habría sido mucho más fácil cortar esa relación.

      Sin embargo, hay que tener claro que aquella intensidad era patológica y no buscarla en nuevas personas. Posibles parejas sanas hay, lo que no existen son ferraris que consuman como un seat ibiza.

      En cuanto a esas dificultades que comentas, es normal que las sientas. Ten en cuenta que has estado con una mujer tóxica. Donde debía haber alguien que te apoyara emocionalmente y fuese tu puerto seguro, has tenido un virus que fue destruyendote desde dentro.

      Esto hace que sea difícil establecer nuevas relaciones, por problemas de confianza, autoestima etc…

      Sin embargo es totalmente posible. Muchas personas me preguntan preocupadas si ya no van a poder tener relaciones sanas nunca más pero no es cierto.

      Creo que vas por buen camino, simplemente los avances son lentos de ver y no siempre evidentes pero un día miras atrás y te das cuenta de que has evolucionado muchísimo.

Adrián · 13 julio, 2022 a las 00:03

Totalmente deacuerdo con el post.. hoy me he acordado mucho de él porque justo estoy en un momento en el cual paso lapsos muy largos sin acordarme de ella, incluso ya no noto tanto dolor lo siento como con mas distancia y si me viene algo a la mente automaticamente pierdo la atención y la importancia y sigo a otra cosa.

Y estoy muy orgulloso porque lo que yo viví con ella fué un enganche fuerte.. pero habiendome dado cuenta de que han abusado de mi y me han utilizado tengo claro que no quiero eso por muy bien que cubriese carencias afectvas en ocasiones o por mucho sexo que hubiese. Peero, hoy me la crucé. No es algo común, pero puede ocurrir, claro. Y efectivamente me afectó.

Por un lado recuerdo sentimientos malos que tenia de continuo y me he sentido de nuevo como me sentía con ella: inferior ante su forma de ser, su promiscuidad, sus logros, mi dinamica de compararme con ella ya que se encargaba de restregarme bien sus hazañas, en fin: etc.. el cruzarmela me ha bajado la autoestima que aun sigo tratando de cuidar y me he puesto algo triste por recuerdos que me venian y sensaciones intensas que sin haber vivido esto ya no estaban presentes en mi dia a dia.

    David · 13 julio, 2022 a las 06:40

    Adrian tienes que seguir como ibas hasta ahora. Te entiendo perfectamente porque yo me la encontré en Madrid y me dieron hasta taquicardias.

    Se me puso el cuerpo del reves y pasé dos dias muy jodidos, pero si continuas con la dinamica que traes verás que al cabo de unos dias vuelves a tu tranquilidad.

    La base racional la tienes que es lo mas importante, ahora se trata de resistir los bajones como explica Sergio. Cada vez iran siendo menos intensos y más espaciados en el tiempo.

    Ten paciencia, no desesperes y resiste amigo que esto se supera. Para mi ya solo es una mosca y tu también llegarás.

    Un abrazo y mucha fuerza!

Adrian · 6 agosto, 2022 a las 00:06

He vuelto a cruzarme cuando iba yo de fiesta y me he puesto delante por joderles yo tambien un poco el rollo. Ha funcionado pero ajeno a eso logicamente a mi tambien me ha afectado. Ella iba con su nueva victima.

Vivimos en la misma ciudad que tampoco es muy grande, qué le vamos a hacer…

pero afecta, si. Porque te ves tu solo y a ella ya con nuevas victimas y jode.

En fin, perdona la redundancia esque la ciudad es un pañuelo literalmente. Tengo lo
entos en que me olvido y momentos en los que me acuerdo pero intento recordarme sus faltas de respeto, sus abusos y demas para recordarme que no quiero eso, que no me trató bien.

    David · 20 agosto, 2022 a las 16:14

    Hola de nuevo Adrián, perdona pero tu comentario me entró en spam y acabo de verlo.

    Encontrarte a tu ex pareja tóxica es muy duro a nivel emocional porque reaviva tanto el daño que te hicieron como la atracción que sentías por ellos. Mas aún si ya caminan con su nueva víctima.

    Comprendo perfectamente que actuaras de esta forma pero si vuelve a ocurrirte es mejor que cojas el primer desvío para alejarte de ella. Se que es tremendamente doloroso porque ya te comenté que lo he vivido, pero debes estar tranquilo porque al final estas personas son desgraciadas.

    Pueden descartarte y tener una nueva víctima, pero a la larga estan completamente solas. Nunca son capaces de crear lazos auténticos con nadie debido a su egoísmo y falta de empatía. Al final lo unico que son capaces de ofrecer es un comienzo intenso tras el cual solo hay toneladas de dolor.

Victoria · 18 septiembre, 2022 a las 23:02

Hace 1 año que terminó la relación y diría que me encuentro entre las fases 4-5. Tengo claro que no quiero nada con él y que es una persona indeseable. Pero todavía, al pasar por ciertos sitios me vienen recuerdos y si no puedo traer la mente al presente, al final acaba doliendo mucho.
Lo que más me sorprende es que desde que tengo edad para tener relaciones, ligues, etc. Este es el mayor tiempo que he pasado sola. Antes era cuestión de 3-4 meses que ya me encontraba conociendo a otra persona o teniendo algún amigo con derecho. Y ahora, después de un año todavía ni se me pasa por la cabeza querer estar con nadie, ni en serio, ni sin compromiso. Y eso que soy una persona muy social y cariñosa, pero es como que me he marcado la meta de reconstruirme muy mucho antes de abrirle a nadie las puertas de mi vida. Me imagino que necesitaré como otro año más para volver a ser la que era, y sentirme en la confianza de abrirme a conocer personas.
Muchas gracias por tu blog, la información tranquiliza.
Un abrazo

    David · 18 septiembre, 2022 a las 23:18

    Hola Victoria.

    Como explico en el artículo, ese dolor va perdiendo intensidad y se va espaciando con el tiempo, siempre que tengas la firme determinación de que no los quieres en tu vida (mas bien que no quieres lo que representan, es decir abuso, egoísmo e injusticia).

    Hay dos tipos de ex parejas en una relacion tóxica. Los que solo quieren que el dolor pase para continuar con su vida de antes, y los que se detienen para mirar hacia dentro, identificar los motivos por los que permanecieron allí y trabajar en ellos.

    Siempre recomiendo que no os involucreis con nuevas personas en estas fases. Al final se acaba involucrando a alguien a quien no se le puede ofrecer una relacion estable, y también distrae del verdadero cometido: trabjar en uno mismo.

    Has hecho bien en fijar esa meta, de lo contrario esas heridas no sanadas reaparecerían en un futuro. Te lo digo por experiencia despues de 10 años y 5 mujeres tóxicas.

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!