En este artículo quiero compartir con vosotros un texto que me parece excelente y al que quiero dar la mayor difusión posible. Estoy convencido de que este artículo puede ayudar a despejar muchos miedos irracionales que se generan después de haber terminado una relación tóxica.

 

El texto original está escrito en inglés, aquí teneis una traducción al español. Inicialmente está escrito para ex parejas masculinas de mujeres abusivas o con TLP. Como os comenté en otros artículos, las ideas que transmite son igualmente válidas para la mayoría de relaciones tóxicas, ya sea nuestra ex pareja masculina o femenina.

 

Hay dos cuestiones tratadas en este artículo que muchos me habéis transmitido en vuestros comentarios:

– El miedo a que hayas sido tu el que ha hecho que la relación sea tóxica. La idea es que ellos están perfectamente y el problema está en tí. De esta manera su próxima relación será perfecta ya que vendrá una persona nueva que será capaz de ofrecerle todo lo que tu no has sido capaz de darle.

– El desconcierto al comprobar que en pocos días después de la ruptura, ya se encuentran saliendo con alguien nuevo. Esto te deja tremendamente confundido y dolido ya que no puedes entender cómo tú estás en casa pasandolo mal e intentando entender qué es lo que ha ocurrido y el/ella ya anda de la mano con una persona nueva.

 

La manera en que da explicación a estos dos hechos me parece muy acertada, aquí teneis el texto original traducido:

 

¿Mi novia o esposa puede ser una persona normal y maravillosa con su nuevo chico? La respuesta a esta pregunta es NO , NO y NO . Muchos hombres se torturan con esta idea cuando contemplan la posibilidad de poner fin a la relación o después de haberla terminado.

¿Cuál es el origen de este miedo irracional ?

Este temor y esta creencia errónea proviene directamente de la fuente de todas las distorsiones irracionales, inseguridades y mentiras:  TU EX . Este tipo de mujer , explícita o implícitamente transmite que ella siempre ha sido una persona dulce , amable y cariñosa hasta que te conoció y entonces conseguiste sacar lo peor de ella. La idea de todo este pensamiento siniestro es que hay algo mal en ti, por lo que ella justifica el tratarte de la forma en que lo hace.

Este es otro ejemplo de cómo estas mujeres se niegan a asumir la responsabilidad de sus comportamientos  y culpan a la víctima en su lugar. Si tuvieras la posibilidad de una charla informal con sus novios pasados y futuros verías como todos cuentan las mismas atrocidades (o muy parecidas) que te sucedieron a ti. 

A diferencia de las personas mentalmente sanas que cambian y evolucionan a lo largo de la vida, estas mujeres, tristemente, siguen siendo las mismas toda su vida. Crecemos y aprendemos al reconocer nuestros errores y por medio de amar y ser amados. Estas mujeres no reconocen sus múltiples errores y no saben nada sobre el amor. Ella jamás en la vida va a ser diferente en una nueva relación. Una mujer como esta vuelve a reproducir la misma miseria una y otra vez. Lo único que aprende de sus relaciones es a controlar, manipular y herir a los demás con mayor eficacia.

 

Las mentiras que alimentan el miedo

Las siguientes mentiras son dispositivos de control que destruyen tu confianza, alimentan tus inseguridades e incrementan tu dependencia emocional sobre tu novia o esposa TLP . Algunas de estas mujeres te lanzan estos mensajes en voz alta y clara , mientras que otras lo  dan a entender o lo  insinúan de una forma tan sutil y mezquina que ni tan siquiera te das cuenta hasta que ya es demasiado tarde.

Nadie más te va a querer: Menuda estupidez! . Hay  6,7 millones de personas en este planeta . Aproximadamente la mitad de ellos son mujeres. Seguro que hay al menos una sola mujer que te va a encontrar atractivo. Su esposa/ novia/ex quiere que creas esto porque así es más difícil que huyas del nido y así mantiene el control sobre ti.

Nadie más te va a querer como yo te quiero: Dios! Esperemos que no! . Si por “querer “, quiere decir , “nadie más te tratara como una mierda como yo lo hago”, entonces mejor apaga y vámonos.

No sé que pasa contigo. Sacas lo peor de mí. ¿Por qué me haces actuar así?: Tú no sacas lo peor de ella. Cualquiera que trate de acercarse  y buscar la intimidad con ella le va a sacar lo peor. Por lo tanto cualquier relación de “amor” sacara siempre lo peor de este tipo de mujer.

 

¿Cómo puede empezar una relación tan rápidamente después de nuestra ruptura?

El hecho de que tu ex empiece de forma casi instantánea en una nueva relación, no significa que ella este bien y siga adelante con su vida. Este tipo de mujer deja de existir (literalmente) cuando no está en una relación y no recibe atención. Ella no tiene ningún tipo de identidad. Lo único que le hace sentirse como una persona completa es cuando ella está en una relación, ya que le proporciona una ilusión de normalidad.

Ser querida valida su existencia. Si ella no está recibiendo la atención de alguien, no importa si es de forma negativa o positiva, entonces tendría que mirar hacía si misma y sus comportamientos, y esto es IMPOSIBLE, no lo pueden manejar, ni con años de terapia lo consiguen. Necesitan constantemente que alguien les diga lo maravillosas que son y tener a alguien a quien culpar de su triste existencia.

 

Esto  es un claro ejemplo de cómo estas mujeres no se relacionan con los demás como personas individuales con quienes mantienen una conexión (ya sea de amor o de amistad)  sino como objetos con los que pueden abusar y divertirse . Estas mujeres por lo general te descartan y cambian  al siguiente objeto reluciente cuando:

  • Dejas de jugar con sus reglas y se dan cuenta de que te estás volviendo inmune a sus trucos y manipulaciones.
  • Ella encuentra a alguien con más dinero, más estatus y más tiempo para dedicar a sus interminables necesidades.
  • Ella siente que estás a punto de terminar la relación, por lo que ella te abandona antes de que tú la abandones a ella.
  • Ella requiere más atención y organiza una competición para ver quien es el ganador de sus ” afectos ” (triangulación).

 

¿Por qué ella presume de su nueva relación  en mi cara?

Ella hace esto por varias razones, entre ellas:

  • Para hacerte daño
  • Para hacerte saber “lo que te estás perdiendo”
  • Para ver si todavía te conserva
  • Para ver si todavía puede estirar de la cuerda
  • Para que te sientas mal y celoso de todos los posibles hombres que están “locamente enamorada” de ella
  • Para hacerte creer que ella sigue adelante con su vida y lo hace “feliz” y sin ti.
  • Para ver si estas todavía disponible. A una mujer TLP le gusta mantener a sus ex en una caja para un “día lluvioso”, para que pueda buscar la atención cuando se siente sola y abandonada en el caso que su relación actual falle (que siempre falla tarde o temprano).
  • Para ver como esta el tema para volver a engancharte en una relación cuando ella lo necesite.

 

Si tu  ex te dice o difunde vía Facebook, Twitter, etc. sus citas de tal manera que ella sepa que te vas a enterar, ella realmente ni ha avanzado ni es feliz.

En primer lugar, si tu realmente hubieras seguido adelante con tu vida después de una relación,  no estarías  preocupado por tu ex hasta el punto de hacerle ver todas tus nuevas relaciones delante de ella.  Este comportamiento es un claro ejemplo de no evolucionar y ser infeliz tratando de mantener algún tipo de relación contigo por muy malsana que sea. En segundo lugar, ¿cuando ha sido su esposa / novia / ex honesta y feliz? Nunca.

Lo más cerca que llegan a experimentar la felicidad es cuando ellas está controlando y haciendo daño, pero esto, como cualquier persona mentalmente sana sabe, no es felicidad.  Si ella realmente hubiera cambiado y estuviera pasando grandes momentos con otros hombres, créeme, no estarías recibiendo ningún tipo de noticia de ella.

Algunas de estas mujeres son literalmente capaces de ” apretar un botón ” y cortar cualquier hilo de sus ex de por vida. Encontrar un nuevo novio / marido / saco de boxeo emocional es el equivalente a la “cura geográfica ” que se describe en Alcohólicos Anónimos, es decir, es su intento de conseguir un nuevo comienzo con una nueva pareja .

Sin embargo, como dicen en Alcohólicos Anónimos, ” Dondequiera que vayas, ahí estarás. ” En otras palabras, ellas siguen teniendo los mismos problemas, las mismas conductas y la misma locura en cada nueva relación.

Si tu novia o esposa es de esta variedad narcisista o TLP , considérate afortunado . Ella no va a volver nunca. Puede parecer más cruel en un principio , pero es lo mejor.

 

¿Por qué me importa que ella este quedando ya con otros hombres?

El temor de que cambie milagrosamente  su personalidad (trastorno) y que este perfectamente con su nuevo chico es totalmente irracional.

Es probable y comprensible que te preocupes por los hombres con los quien sale, porque aún no lo tienes superado. Confía en mí, ella no va a ser genial y normal con el chico nuevo. Si él no se amolda a sus caprichos cambiantes (imposible de adaptarse) la nueva victima estará en la misma pesadilla que tu. Estas mujeres mienten y lo distorsionan todo.

¿Recuerdas cómo torcía la verdad y la realidad cuando estaba contigo?  Entonces ¿por qué creer que este nuevo hombre la va hacer más feliz de lo que nunca ha sido? Ridículo.

Amigo, te recomiendo que te retires del servicio militar  y dejes que el nuevo recluta se ocupe de ella. Lo triste es que es más que probable que encuentres al nuevo chico mirando estas webs en un periodo de 6 meses a un año, porque el con el tiempo estará en el mismo sitio que estas tu ahora. Y así el ciclo comienza otra vez y otra vez y otra vez.

 

El artículo ha sido escrito por la  Doctora Tara J. Palmatier, aquí teneis el enlace al artículo original.

Fuente: http://shrink4men.wordpress.com/2009/09/07/will-my-emotionally-abusive-girlfriend-or-wife-be-different-with-the-new-guy/

 

Espero que os haya sido de ayuda en vuestro camino.

¡Un abrazo!

 

David C


19 comentarios

María · 6 abril, 2020 a las 13:42

Él ha sido el jefe de la relación. Estaba endiosado perdido. Yo creo que ya venía así de fábrica, eso lo sé ahora claro, además que yo también contribuí a endiosarlo más todavía.
Cuando sacaba su ira contra mí, lo hacía con la superioridad y seguridad que tiene un gran líder déspota. Sabiendo que me estaba machacando y ridiculizando y seguía. Estoy segura que hasta se descojonaba por dentro.
A mí me dejaba igual que un trapo de limpiar. Sólo por decirle, por ejemplo, que si pasaba largas temporadas en mi casa tenía que contribuir económicamente con los gastos generales.
Me decía que lo que me estaba aguantando a mí no se lo habría soportado a nadie. Que ni sabía por qué seguia a mi lado. Y luego me castigaba: retirada de atención, de amor, hombro frío…
Me hacía sentir justo como dice el artículo, yo era la mala y la cruel y egoísta y el mundo está lleno de mujeres con las que se podría entender mejor y ser todo perfecto.
Llegó a decir que si le dieran a elegir, preferiría estar solo de por vida a estar como una persona como yo. Entonces pensé que yo era la tóxica. Y por eso he dado con esta página.
Ahora estoy sufriendo su último castigo. Me ha dejado en la cuarentena. No me habla. Lo ha hecho de la forma más despiadada posible. TEngo una ansiedad que no sé ni cómo lo estoy soportando.
Menos mal que encontré este sitio. Gracias

    David · 11 abril, 2020 a las 13:58

    Hola María, por lo que comentas, tu pareja tiene un grado importante de narcisismo, con conductas perversas (puedes buscarlo en google como perverso narcisista). Son tipicas de ellos todas esas conductas de engrandecimiento mientras que a ti te desvalorizan cada vez mas con el fin de abusarte.
    Aunque escribiré sobre los narcisistas en el blog, te recomiendo que visites el canal de Inner Integration de Meredith Miller, allí encontraras mucha informacion sobre ello, sobre como gestionar la situacion y como vencer sus manipulaciones.

      María · 26 abril, 2020 a las 06:41

      Gracias David por abrirme lo ojos

        David · 28 abril, 2020 a las 17:29

        Hola María. Me alegra que te haya sido de ayuda.

        Un abrazo y mucha fuerza.

Samirap · 17 mayo, 2020 a las 23:53

Gracias David por este Articulo. Cada dia tengo mas claro que aunque ahora me duela camino en la direccion correcta. Ojala algun dia me olvide por completo de esto y pueda abrir la puerta a alguien maravilloso. Un saludo y gracias! No sabes cuanto me ayudan estos textos que leo de ti y de mas gente en internet!

joan · 25 mayo, 2020 a las 12:59

David te llevo leyendo desde hace 8 meses, quizás por eso seguramente estoy algo más preparado y no me ha cogido del todo por sorpresa, en su momento leerte consiguio que empezara a tratarse pero como dices son inconstantes y conmigo simplemente no hice lo que ella consideraba que tenia que hacer («palabra, gesto, …, cualquier cosa vale»), da igual como hallas sido casi siempre patada cruel y se acabo, pude equivocarme te digo que si, pero hasta el punto de merecerme un desprecio tal, propio de una inmadurez afectiva, no aligera la carga de perder una persona que he querido con todo mi corazón, pero sé que no se puede obligar a nada a nadie y menos sufrir por alguien al que le das igual. Gracias por tu trabajo

    David · 25 mayo, 2020 a las 15:09

    Hola Joan.

    Siempre dejan a medias los tratamientos, y eso si llegan a ir alguna vez que ya es raro. Efectivamente, en el descarte son autenticos monstruos y les trae sin cuidado el daño que dejan tras de sí. Solamente les importan ellos mismos. En el último artículo que he escrito, y sobre todo en la segunda parte que publicaré en breve, analizo su manera de sentir y pensar para ser capaces de hacer esto. Desde su punto de vista ellos solamente tienen una relación para aliviar su dolor interno. Cuando ya no les sirves para este fin, no tienen reparos en hacerte a un lado con cualquier excusa (con mi ex pareja TLP fue por decirle que hiciera un giro con el coche) y buscar a otra persona que tape de nuevo su dolor. Quiza tu ya sabías mucho sobre ella y que algo no andaba bien en su cabeza, y esto no les gusta en absoluto. Ellos prefieren a gente que no sospeche de su desequilibrio y con la que puedan jugar a utilizar su falsa máscara. Hasta que la nueva persona les descubre y vuelta a empezar.

    Estarán atrapados en esta rueda una y otra vez, creyendo que la culpa siempre es de los demás y dejando un reguero de personas afectadas detrás de ellos. La mayor ganancia, que salgan de tu vida aunque sea con dolor inicial. Con el tiempo ese dolor se va diluyendo, sin embargo ellos continuan una y otra vez repitiendo exactamente la misma historia.

    Es normal que te sientas ahora dolido y traicionado. Sin embargo te aseguro que a la larga, te darás cuenta de la suerte que fue que esta persona se marchase de tu vida. Ahora estate preparado por si aparece con algún hoovering en el futuro. No caigas en su trampa.

    Un abrazo y mantente fuerte.

Ana L. · 28 julio, 2020 a las 20:04

Estuve en una relación tóxica 11 años en la que le di todo el poder y yo entre siempre en total sumisión. Todo era culpa mía, siempre hacía las cosas mal, no me merecía nada. Me decía que me quería pero me demostraba muy poco, no quería gastarse nada en mí ni hacerme favores que no le favorecieran a él. Para mi era como una droga. Sabía que eso estaba mal pero no podía irme, estaba totalmente enganchada. Además me era fiel, no como mis exs. Y él me amenazaba siempre con que todos eran infieles menos él. A los 9 años empecé a abrir los ojos y sin quererlo se me cruzó otro chico que me hizo sentir lo que él no, pero aún así no fui capaz de gestionarlo todo bien y este pobre acabó enamorado y yo volviendo a la seguridad (aunque tóxica) del otro. Aún así siempre le agradeceré a la vida que me pusiera a este chico delante para abrir los ojos. Esos dos últimos años nos dimos un tiempo y sólo iba a mi casa cuando le apetecía para tener sexo ducharse, comer y dormir. Siempre me sentí utilizada y mis amigas me lo decían y yo se lo hacía saber pero se hacía el loco. E incluso le comenté que había alguien que me estaba poniendo atención y estaba confundida, intenté dejar varias veces la relación y nunca era el momento oportuno para él, siempre me decía que esperara. Pasamos media cuarentena juntos, el otro chico me escribió y lo leyó y comprobó que tuve algo con él. Lloro 3 días y al 4 ya estaba con una cuenta de instagram hecha buscando a otra chica. Durante estos últimos 4 meses me utilizo y me mintió diciéndome que necesitaba tiempo para pensarse las cosas, nos seguimos viendo y me pedía que esta vez si le respetara. Lo hice y todo fue una mentira. Al final encontró a otra chica a la que embaucar y con la que distraerse y no pasar mi duelo (a él le daba igual esa chica que cualquier otra pero le hizo creer que era especial y ella cayó en el juego). Me lo comunicó para hacerme daño y ahora mismo me encuentro en medio del contacto cero. Tengo días muy malos pero siento que esto es lo mejor que me ha podido pasar y que seré feliz y estaré en paz en un tiempo. Como me dijo una amiga: ahora estas mal para poder estar bien.
Ánimo a todos y todas.

    David · 30 julio, 2020 a las 21:39

    Hola Ana, gracias por tu testimonio.

    La dinamica que comentas es la típica que se genera entre una persona narcisista y una codependiente. Si quieres profundizar sobre ello para entenderlo, te recomiendo que leas el libro El síndrome del imán humano. Tienes los detalles en la sección BIBLIOTECA.

    Se trata de relaciones de manual donde el narcisista se vende muy caro e infla su autoestima a costa de la persona codependiente, que acepta la superioridad del otro y se coloca en una postura sumisa con tal de mantenerse a su lado. Esto da como lugar auna dinámica abusiva donde el narcisista coge y coge y el codependiente se va drenando cada vez más, recibiendo muy poco a cambio.

    En cuanto a buscar otra chica para embaucar y no pasar el duelo, has dado totalmente en el clavo, de hecho, en el artículo que he publicado hoy hablo justamente de este tema.

    Ten por seguro que estás haciendo lo correcto. Es normal que tengas días donde te encuentres más floja, sin embargo, lo mas importante es mantenerte firme y estar preparada por si el intenta algún hoovering. Con el tiempo estas relaciones se dejan atrás, lo más importante es no recaer si ellos recontactan.

    Y como bien dice tu amiga, esto es una inversión de futuro. Estás pasandolo mal ahora para no pasarlo mucho peor después. El sufrimiento que puedas tener ahora es temporal, algún dia no muy lejano cesará. Sin embargo si permaneces cerca de estas personas, el sufrimiento es inagotable, creeme. Nunca acaba.

    Mucho ánimo y ya verás como de esto se acaba saliendo.

      Miren · 5 agosto, 2020 a las 17:15

      Gracias por el artículo.
      He tenido una relación con un hombre que ha durado unos dos años. Yo estaba en un momento tranquilo, Serena. Al principio sólo podía pensar: dónde has estado hasta ahora! El me decía: Si nos hubieramos conocido hace 15 años seríamos una pareja con hijos súper feliz. De repente empezó a mostrarse frío. “Necesito mi espacio. Nos conocemos desde hace poco… hasta tú no eres nadie en mi vida. me hablaba de sus ex, todas muy buenas amigas o locas que le habían hecho mucho daño. Yo no podía hablar de mis relaciones anteriores. No quería saber. Decía q Era demasiado para él. Luego me iba sacando defectos y su humor era cambiante y en general malo. Yo pensaba: bueno, es un cascarrabias.., tiene mal humor… pero nadie es perfecto. Yo Tenía sensaciones de malestar.. será que soy poco flexible, será que soy celosa, será que soy seria…, seré yo… y cada vez más dudas sobre mí misma. Malestar que buscaba dentro de mi. Era como andar en un campo de minas. Una tarde, tras un bonito día, A los seis meses de relación, le dije que igual las cosas no iban bien. Que si yo no le gustaba pues que aceptaba terminar la relación si es que no estaba a gusto conmigo. El me declaró su amor. Eres mi novia. Te quiero para una relación estable. Súper cariñoso. No te preocupes por nada. Me quedo en tu casa esta noche o vienes a la mía. Yo: no. Hoy prefiero estar sola. Pone una peli desde su móvil en la tele y me quedo dormida un rato. El con el móvil, como siempre. Me despierto y justo en ese momento aparece un mensaje de wasap en la tele: ya te dije que hoy no puedo quedar. Que el sábado…. era infiel! Desde cuándo? Y sobre todo… por qué?? No hay necesidad. No teníamos nada común: casa, hijos.. por qué? Podía romper conmigo… qué dolor! Dolor e incomprensión. No podía entenderlo… lo negaba. Le quitaba hierro. rompí. SentÍ que el malestar y las dudas sobre mí misma tomaron forma. Cómo un puzzle. Luego pensé que todos cometemos errores. Que tenía que ser más generosa. Volvimos. Unos meses bien y otra vez lo mismo. Por qué? Por qué? No podía salir de ahí… más tarde me dijo que nunca había estado con una sola mujer.
      Pensé que quizás podríamos tener una relación de amantes. Sin compromiso. Se lo propuse. No quería. Por nada del mundo. Eres mi novia. No te quiero compartir.
      Me engañé mucho tiempo. Sufrí mucho. Dudé mucho de mi misma. Todavía sufro. Pero ya sé que no va a cambiar. Empiezo a recuperar la alegria de vivir, de compartir con amigas y amigos buenas experiencias. De bienestar. Sin mentiras. Qué bien se vive así. Vuelvo a ser yo.

Miren · 5 agosto, 2020 a las 19:14

Gracias por el artículo.
He tenido una relación con un hombre que ha durado unos dos años. Yo estaba en un momento tranquilo, Serena. Al principio sólo podía pensar: dónde has estado hasta ahora! El me decía: Si nos hubieramos conocido hace 15 años seríamos una pareja con hijos súper feliz. De repente empezó a mostrarse frío. “Necesito mi espacio. Nos conocemos desde hace poco… hasta tú no eres nadie en mi vida. me hablaba de sus ex, todas muy buenas amigas o locas que le habían hecho mucho daño. Yo no podía hablar de mis relaciones anteriores. No quería saber. Decía q Era demasiado para él. Luego me iba sacando defectos y su humor era cambiante y en general malo. Yo pensaba: bueno, es un cascarrabias.., tiene mal humor… pero nadie es perfecto. Yo Tenía sensaciones de malestar.. será que soy poco flexible, será que soy celosa, será que soy seria…, seré yo… y cada vez más dudas sobre mí misma. Malestar que buscaba dentro de mi. Era como andar en un campo de minas. Una tarde, tras un bonito día, A los seis meses de relación, le dije que igual las cosas no iban bien. Que si yo no le gustaba pues que aceptaba terminar la relación si es que no estaba a gusto conmigo. El me declaró su amor. Eres mi novia. Te quiero para una relación estable. Súper cariñoso. No te preocupes por nada. Me quedo en tu casa esta noche o vienes a la mía. Yo: no. Hoy prefiero estar sola. Pone una peli desde su móvil en la tele y me quedo dormida un rato. El con el móvil, como siempre. Me despierto y justo en ese momento aparece un mensaje de wasap en la tele: ya te dije que hoy no puedo quedar. Que el sábado…. era infiel! Desde cuándo? Y sobre todo… por qué?? No hay necesidad. No teníamos nada común: casa, hijos.. por qué? Podía romper conmigo… qué dolor! Dolor e incomprensión. No podía entenderlo… lo negaba. Le quitaba hierro. rompí. SentÍ que el malestar y las dudas sobre mí misma tomaron forma. Cómo un puzzle. Luego pensé que todos cometemos errores. Que tenía que ser más generosa. Volvimos. Unos meses bien y otra vez lo mismo. Por qué? Por qué? No podía salir de ahí… más tarde me dijo que nunca había estado con una sola mujer.
Pensé que quizás podríamos tener una relación de amantes. Sin compromiso. Se lo propuse. No quería. Por nada del mundo. Eres mi novia. No te quiero compartir.
Me engañé mucho tiempo. Sufrí mucho. Dudé mucho de mi misma. Todavía sufro. Pero ya sé que no va a cambiar. Empiezo a recuperar la alegria de vivir, de compartir con amigas y amigos buenas experiencias. De bienestar. Sin mentiras. Qué bien se vive así. Vuelvo a ser yo.

David · 5 agosto, 2020 a las 21:35

Hola Miren. Te agradezco que compartas nuestra experiencia con nosotros.

Te entiendo perfectamente en que él te llevó a su terreno, tu confiaste en el y te hizo el juego perfecto.

Has dicho un par de frases clave. “Cada vez dudaba mas de mi misma. Malestar que buscaba dentro de mi”.

Este es el malestar que siempre digo que proviene de ellos, de que están proyectando en nosotros sus miedos y carencias, sus engaños y abusos. Sin embargo te argumentarán hasta la muerte que la culpa es tuya y solo tuya. Si eres una persona con la sana costumbre de pensar que puedes equivocarte, ellos la aprovecharán al máximo contra ti, sembrándote de dudas para que desconfíes de tus percepciones.

A partir de ahi te han ganado la partida porque entras en un mundo donde ya no hay lógica y donde solamente existen las normas que les vienen bien a ellos.

En el momento que fuiste valiente y le propusiste cortar, estas personas entran en el miedo ya que no quieren quedarse nunca solas (puedes leer sobre esto en la serie de los últimos 3 artículos). Tienen miedo de quedarse con su dolor interno a solas, por eso siempre necesitan tener a alguien cerca a quien culpar de sus miserias. Es muy común que tengan a varias personas cerca, preparadas por si una falla, poder echar mano de la otra.

Para ello juegan con la mentira mas sucia, venderte que eres su novia cuando en realidad está flirteando con una o varias mujeres más. El quiere que tu seas su novia y apuestes todo por el, una relacion estable. Sin embargo el juega con apuestas de bajo riesgo, por si tú fallas, tiene a otra disponible con la que continuar al dia siguiente.

Has hecho bien en cortar esa relación, y yo no te aconsejo tenerlo de amante, este tipo de personalidades es mejor tenerlas a cien kilómetros de distancia. Como bien dices, una vez que los sacas de tu vida, recuperas la alegría de vivir, esa que ellos te roban cuando andan cerca.

INMA · 10 agosto, 2020 a las 23:19

Hola David, no sabes lo que agradezco tus artículos, mi marido me ha dejado después de 18 años en los que he me visto reflejada en todo lo que tu has escrito en tus artículos. Siempre me he desvivido por él durante todos estos años y el siempre me amenazaba con separarse en cada discusión, siempre me gritaba y yo era la culpable de todo, tenemos dos hijos y nunca se ha sacrificado ni por ellos ni por mi. Ya ha encontrado pareja y no se si la tenía de antes pero una semana después de separarnos ya estaba con ella. Yo estoy destrozada y el no ha mostrado ningún interés en como estaba, estando la pandemia por medio y nunca ha preguntado si necesitaba algo, sabiendo que nuestros hijos estaban conmigo. Yo estoy destrozada porque pensaba que era el amor de mi vida aunque no me trataba bien y cuando peor me trataba era cuando yo estaba enferma o mi ánimo estaba bajo, el no lo soportaba. No se como salir de este pozo en que me ha dejado, sigo echándole mucho de menos a pesar de cómo me trataba y no se como superar esto. Necesito dejar de sufrir.

    David · 11 agosto, 2020 a las 20:56

    Hola Inma.

    Te entiendo perfectamente. Toda la dinamica que me comentas es la típica que se genera entre una persona con rasgos narcisistas y otra con rasgos de codependencia. Para que entiendas este tipo de dinámica y el papel que habeis jugado cada uno de vosotros en la relación, te recomiendo el libro del Imán humano https://amzn.to/3ahdPUs.

    Tienes un breve resumen en la sección BIBLIOTECA.

    En este tipo de relaciones, uno retrocede, entrega, perdona, disculpa, asume la culpa…mientras que la otra persona solamente coge y coge lo que le apetece sin ofrecer nada a cambio. Es muy importante que comprendas el tipo de creencias erróneas que te han hecho seguir en esa relacion abusiva, y te han impedido ponerle freno a esta persona, llegando incluso a extrañarla despues de haberte tratado tan mal. Es de los mejores libros que he leido y de verdad que puede ayudarte muchísimo en la situacion en la que estás.

Caro · 17 octubre, 2020 a las 09:15

Gracias David por todo lo que has escrito.
Estuve en una relación terrible por casi dos años. Desde unos meses ya me di cuenta que algo iba mal, expuso varias conductas como banderas rojas y tenia ciertas actitudes que me hacían mucho ruido y me generaban desconfianza. Mi intuición desde el comienzo me decía que no siguiera con el pero ya estaba enganchada. Tenía diferentes reglas para el y para mi, y cuando intentaba explicarle como me sentía cuando hacia cosas que a mi no me parecían o me dolían me decía que era una exagerada. Cada vez que teníamos un problema, era incapaz de escucharme, y me hacia sentir mal diciéndome que yo hacia problema por todo. Luego de unos meses, a pesar de lo frustrante que eran nuestras discusiones, yo no podía quedarme callada cuando sentía que cruzaba los limites del respeto y seguía intentando explicarle que habían cosas que no podía hacerme. Para ese momento el no era solamente insensible, además se ponía violento gritándome absolutamente de toda cosa negativa y peyorativa. Terminé con el al año, porque me sentía muy agotada emocional y físicamente. Pero solo me sentía confundida, me sentía culpable y lo seguía extrañando. El por su parte me decía que me amaba todo el tiempo, pero apenas apareció otra persona durante la separación no tuvo problema con desaparecerse de mi vida y hacer todo con esta otra persona. Cuando esta otra persona ya no estaba mas disponible para el, volvió a mi. Y como yo seguía vulnerable lo deje entrar otra vez. Las cosas solo fueron peores y la violencia escaló, ya no era solo verbal sino que también sexual y física. Yo me sentía deprimida todo el tiempo y el me decía que estaba deprimida, que me lo notaba, que no estaba en un buen momento y me decia que si lo dejaba me iba a quedar sola, me iba a hundir e iba a alejar a mi único aliado que era el. Después de una pelea que fue la peor que tuvimos, me dijo que termináramos. Yo estaba destrozada, a pesar de lo mal que me trataba quería seguir con el, pero sabía que era la mejor forma para escapar de todo esto. Ese mismo dia y los que siguieron me dejo muchisimas llamadas perdidas, me mandaba mensajes, me mandaba mails, me vino a dejar una carta a mi casa, de todo para seguir en contacto conmigo. He caido en hablar con el nuevamente y verlo, pero cuando lo hago soy consciente de todo lo que me manipula. Ahora solo siento rabia y odio, se perfectamente que lo quiero fuera de mi vida, pero la rabia que siento no me deja tranquila, no se que hacer.

    David · 18 octubre, 2020 a las 20:24

    Hola Caro.

    No te ha faltado ni uno solo de los ingredientes para una relación tóxica, te ha surtido bien de todos ellos.

    Me parece un perfil narcisista y además violento. Es muy marcada en este tipo de personas la absoluta falta de empatía. También conozco muy bien el hecho de que intentes explicarte cuales son tus límites y tus necesidades y los minimicen o ridiculicen.
    Como has podido comprobar, sus palabras son solo palabras vacías. Cuando intentó recontactarte despues de acabar, solamente intentaba comprobar que seguía teniendo poder sobre tí, nada mas. No se trataba de que te echara de menos o le importaras como persona. Simplemente quería combustible.

    Ahora eres consciente de que ya no lo quieres en tu vida, pero tu cerebro sigue enganchado a la droga que el te ha dado. Necesitas sobreponerte a esa necesidad y establecer el contacto 0. Por otro lado, esa rabia que sientes es normal, cuando detectas todas las manipulaciones a las que te ha sometido, es frecuente caer en la ira. Si has leido el artículo de EL punto de no retorno, en el hablo de utilizar en tu favor esta ira para cortar y no volver a saber nada mas de esta persona.

    Mil veces que vuelvas con el, mil veces que vas a acabar igual. Bueno igual no, cada vez peor porque las manipulaciones y los ataques suelen ir cada vez a peor.

John · 14 abril, 2021 a las 15:32

En los últimos meses me he leído muchas veces los artículos de todo el blog, pero esté quizás es el que más he leído. Es curioso o incluso da algo de miedo que este tipo de personas utilicen más o menos las mismas “técnicas” para hacer daño. La parte de este artículo que habla de las mentiras que alimentan el miedo me ha hecho recordar que me dijo tal cual los tres ejemplos “nadie te va querer”, “nadie te va a querer como yo te quiero”, incluso me decía que yo le hacía sacar lo peor de ella.
Pero me dijo muchas más como por ejemplo, “que quien me iba a querer que ni si quiera mis amigos ya no querían saber nada más de mi”, casi había conseguido apartarme de mis amistades. También me llegó a decir “que mis amigos y mi familia se aprovechaban de mi pero que yo no lo quería ver y que ella estaba ahí para ayudarme a verlo”, cuando yo nunca había tenido ningún problema con amigos ni familiares.

Aunque todavía estoy sanándome desde que me dejó hace dos meses, cada vez tengo más claro que es lo mejor que me ha podido pasar y ahora me vienen estos recuerdos de este tipo de frases que me soltaba para hacerme daño y solo puedo estar agradecido de no haberle hecho caso y haber seguido confiando en mis amigos y en mi familia. Porque ahora que estoy jodido los que están apoyándome, los que están aguantando mis lágrimas, mis penas, mis miedos, mi dolor, son ellos y en cambio en todos los momentos que necesité el apoyo de ella en los 12 años que estuvimos juntos lo único que hizo fue pisarme o intentar rematarme.
Y busco el lado positivo de todo lo que me está pasando me esta sirviendo para aprender mucho, sobre todo de mi mismo y de ver que no estoy solo, que en los momentos que malos aparecen los amigos de verdad y se conoce buena gente que te ayuda como si te conocieran de toda la vida como es tu caso David, gracias por todos los consejos que me das 😉

Josep · 19 abril, 2021 a las 22:29

David,
En primer lugar, agradecer el día que descubrí tu página web. Un sitio creado para ayudar, para dar visibilidad a un tipo de personas tóxicas que hay que saber identificar y de quien hay que protegerse.
En segundo lugar, muchas gracias a ti por tu empatía, comprensión y atención exquisita. Para mi, fue un placer y sobre todo un alivio, hablar contigo.
Para el resto de lectores y compañeros/as que estáis o habéis estado en este tipo de relaciones, deciros que nuestra dignidad está por encima de cualquier cosa que una de estas personas pueda ofrecernos. Esta fue una de las frases que David quiso inculcarme desde el principio y creo que es totalmente cierta.

Acabo de salir de una relación de tan sólo 6 meses, pero que me afectó muy intensamente. Ella era 10 años más joven que yo, llena de alegría y energía, súper simpática y atractiva. En seguida me atrapó y empecé a entregarme al máximo para complacerla en todo. Pronto descubrí en mi un grave problema de dependencia emocional, aunque el fuerte carácter narcisista de mi pareja lo acentuaba mucho más. Empecé a hacer terapia porque no quería sentirme así y deseaba ser mi mejor versión. Ella me hacía creer que el problema era yo, que quería ir muy deprisa en la relación y que no me entregara tanto. Además entró en cólera cuando le propuse venir al psicólogo conmigo. Según ella, los problemas de la relación existían solo por mi causa.
Pero la cosa no funcionaba. Sus actitudes eran cada vez más oscuras, ambiguas y faltas de empatía. Nunca se interesaba por mis asuntos, mis aficiones o mis deseos. Sólo le preocupaba su mundo, su casa y sus problemas.
Mantenía todas las puertas de su pasado abiertas, sin cerrar ciclos y hablándome continuamente de sus ex.
Nunca me supo inspirar confianza, transparencia y sus cambios de opinión eran constantes, así como sus ataques de nervios por cosas insignificantes.
Muchas veces me preguntaba a mi mismo donde había quedado mi yo. Siempre cocinando para ella, ayudándola en TODO: limpieza de la casa, jardinería, bricolaje, etc… y todo por verla feliz, reirse y ganarme su afecto, el cual me dosificaba en cuentagotas.

Al final, tras un examen de celos que quiso hacerme pasar ( invitar a un ex a dormir a su casa a solas con ella….en el sofá según ella…), comprendí que los límites existen, me armé de valor y le dije adiós.
Días más tarde, busco un intermediario para que me contactara y me pidiera hablar con ella. Después de dos videollamadas, todo parecía arreglarse y me propuso quedar para vernos.
Pero sólo dos días más tarde, recibí un mensaje en que el amigo “intermediario” me anunciaba malas notícias: ella no estaba nada segura de volver ya que su deseo era encontrar un hombre que no estuviera siempre abatido y que la hiciera soñar y reír. Ante este nuevo viraje mental, me di cuenta de que mi dignidad estaba siendo vapuleada. Os imagináis estar esperando a saber si eres lo bastante simpático y válido para ser aceptado por tu pareja?
Entonces, cogí el móvil y le dejé un mensaje de voz con mi adiós definitivo. Aunque para ser sincero, también debo decir que quise ser yo el primero en irme, antes que ser dejado por ella. Lo peor para una narcisista acababa de ocurrir. Ni siquiera intentó hablar conmigo, ni aclarar nada más. Yo tampoco la volví a contactar.
Esto fue a finales de febrero y desde entonces, mantengo el contacto cero con ella. He sufrido mucho y todavía lo hago, especialmente porque mi ego me empuja a pensar que si la llamo todo se podría reconducir.
David me ha hecho entender que esto nunca será así. Y sabéis por qué? Porque estas personas nunca cambian. Sencillamente, porque no reconocen tener ningún problema y todo lo hacen bien.
Espero olvidar pronto a esta mujer, pero os juro que voy a aprovechar todo lo aprendido de esta relación.

Un abrazo a todos/as y mucho ánimo en vuestras situaciones! Después del dolor llegan los momentos de felicidad.

Un fuerte abrazo para tí David. Siempre agradeceré tu ayuda en este momento crucial.

    David · 2 mayo, 2021 a las 09:27

    Muchísimas gracias por tu valioso testimonio Josep. Ha sido un placer hablar contigo.

    Es una realidad que todas las personas con las que he compartido consulta teneis una calidad humana excepcional, y me da muchísimo coraje saber que los depredadores emocionales nos buscan para abusar de nosotros.

    Buscan personas como nosotros, empáticos, sensibles, entregados, honestos, transparentes… porque de nosotros es de quienes más pueden obtener. Por eso hacen un mundo peor con sus actitudes, aprovechándose de las personas buenas…y por eso hice este blog, para ayudar a las personas que tienen luz a protegerse de las que son oscuras.

    Muchas gracias de nuevo Josep por tu aportación, te mando un abrazo muy fuerte.

    David.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!