Esta es una lista con 18 creencias y pensamientos típicos (y falsos) que se repiten cuando estamos enamorados de una persona tóxica y todavía no ha caído la venda de nuestros ojos.
Si te identificas con dos o mas de ellos, es porque estás con un manipulador emocional, sin ninguna duda.

¿Por qué estoy tan seguro de esto?

Durante mis dos relaciones tóxicas, la primera con una mujer TLP y la segunda con una TNP encubierta, de estos 18 pensamientos tuve siempre 17 🙂 (lo único que faltó fue que intentaran agredirme fisicamente).

Sin embargo, en mis otras 6 relaciones con mujeres sanas, no he tenido NUNCA ninguno de estos pensamientos. ¿Por qué?

Muy sencillo. Que tengas estas creencias es el resultado de que alguien te está manipulando.

 

CREENCIAS Y PENSAMIENTOS TÍPICOS CUANDO ESTAS EN UNA RELACIÓN TÓXICA

1.- He tenido mucha suerte de encontrar a esta persona. Somos almas gemelas.

Todas las relaciones tóxicas comienzan de esta forma. Pero las almas gemelas instantáneas no existen. Si descubres a una y te sientes tremendamente afortunado, ten por seguro que es alguien tóxico que está mimetizándose contigo.

Quiere que te sientas eufórico por haberle conocido para que estés dispuesto a soportar todo tipo de abusos después.

Las relaciones sanas se construyen con el tiempo, de forma más lenta pero sobre cimientos más estables.

Como dice esa frase: “En los largos recorridos es donde descubre el jinete si puede confiar en su caballo”.

 

2.- Me hace daño a veces pero es que el/ella es así, no se da cuenta.

Una persona sana sabe perfectamente que los demás importan. No hace daño repetidamente a su pareja, y si alguna vez lo hiciera, basta un solo aviso para que no se repita.

Si estás en la edad adulta y haces daño a los demás de forma recurrente sin darte cuenta, esto tiene un nombre. Toxicidad.

 

3.- Pones tus esperanzas en el futuro. En algún momento cambiará y estaremos bien.

Lo que ves es lo que hay. Punto.

Si tienes que poner todas tus expectativas en que vayan a llegar cambios, es una pésima señal.

Como dice Walter Riso, cuando te tratan mal, la esperanza es lo primero que hay que perder.

Una persona sana apoya sus palabras con actos constantes. No hace falta soñar un futuro ideal porque ya te sientes bien en el presente.

 

4.- Un fin de semana intenso compensa momentos horribles de ansiedad, tristeza y angustia.

Una relación no es lo mismo que invertir en bolsa. Imagina que tienes acciones en una empresa y te hacen perder 10.000 euros durante 5 días consecutivos, pero el fin de semana suben y te hacen ganar 60.000 euros.

Bueno, el balance ha sido positivo, piensas. Tuve pérdidas pero a fin de cuentas he ganado 10.000 euros así que continúo invirtiendo en esta empresa.

Pero las relaciones íntimas no funcionan con una calculadora. Los días que “estás perdiendo 10.000 euros”, o sea, estás sufriendo ansiedad, tristeza, devaluación etc… recibes un daño en tu persona.

Este daño no se restaura automáticamente porque el fin de semana hagáis una escapada romántica, tengáis sexo increíble y te diga que eres el amor de su vida.

De hecho, esto lo único que hace es aumentar tu disonancia cognitiva.

Puede resultar reconfortante vivirlo, pero en realidad te está destruyendo. Tu cuenta bancaria no tiene emociones, pero tu sí.

Estar con una persona sana no se parece a ir en una montaña rusa constante. No estás un momento en el cielo y al día siguiente en el infierno.

 

5.- Si siento cosas tan intensas por el/ella es que es la persona correcta.

Hay algo que debes entender. El enamoramiento solo es una cascada de neurotransmisores en el cerebro, y una herramienta evolutiva.

Es muy agradable de sentir, pero nos convierte en personas poco reflexivas y anula nuestra capacidad de análisis.

Probablemente estar enamorado es el peor momento para elegir si una persona te conviene como compañero.

Que te enamores de alguien no quiere decir que esa persona sea beneficiosa para ti. Puedes perfectamente enamorarte de un asesino o un psicópata y ni siquiera saberlo porque solo estás viendo su lado «amable».

 

6.- Me hace daño a veces pero debo tolerarlo, otras personas no me hacían sentir tan enamorado/a.

Si filtras a tus posibles parejas por el nivel de intensidad que te hacen sentir, vas a terminar siempre con individuos tóxicos (narcisistas, psicópatas y TLP).

Te lo digo por mi propia experiencia ya que yo estuve en ese bucle durante 10 años.

Las personas tóxicas son dañinas pero también muy intensas, sin embargo, esa intensidad solo es una manifestación de su patología. No hay una personalidad sólida detrás.

Estar a su lado puede resultar emocionante a veces, pero recuerda, el motor que alimenta esa intensidad es un trastorno psicológico que te acabará pasando una factura muy elevada.

 

7.- Si algo me hace sentir tan sumamente bien, entonces es bueno para mi (aunque después me traiga problemas).

Tomar cocaína te hace sentir extremadamente bien durante un corto período de tiempo. Ahora piensa…¿Es buena para ti?

 

8.- Yo también tengo mis defectos, quizá también me tome las cosas demasiado a la tremenda y por eso sufro.

Tu te sientes mal, pero no es por culpa de ellos y su conducta. La culpa es tuya porque eres demasiado sensible, dramático, susceptible, dependiente, etc…

Si fueras una persona más sólida, no tendríais esos problemas y podríais estar bien juntos.

Esta es la mentira que todas mis ex parejas tóxicas me hicieron creer. Lo que ocurre es que para ellos es mas sencillo convencerte de esto que brindarte un apoyo emocional real.

 

9.- Si me trabajo, podremos estar mejor juntos. Aprenderé a no necesitar tanto de el/ella y no ponerme nervioso aunque no me llame o no me apoye.

No cometas este error. Yo mismo fui a terapia mientras estaba con mi ex pareja TNP, porque creía que debía aprender a manejar mejor que ella fuese inaccesible.

Mi psicólogo también lo veía de esta forma.

Sin embargo, lo que estaba ocurriendo es que ella me racionaba la atención de forma premeditada. Cortaba las conversaciones a propósito, dejaba mis mensajes de whatsapp sin leer mientras pasaba horas en línea, jugaba a no contestar mis llamadas, etc…

Por este motivo, una persona tóxica puede llevar a un apego ansioso a alguien con estilo de apego sano. Sus manipulaciones están diseñadas para tenerte siempre esperando su atención.

Si además ya tienes un porcentaje elevado de apego ansioso, entonces van a jugar contigo a placer.

Una persona sana te da apoyo emocional cuando lo necesitas. Te encuentras tranquilo porque sabes que si tienes un problema, va a responder.

 

10.- Lo ha pasado mal anteriormente. Esta dañado y por eso a veces hay un muro. Debo darle cariño y paciencia y ese muro acabará cayendo.

A ciertas edades, todos tenemos nuestra “mochila” emocional. Pero esto no es una carta blanca para ser oscuros. Mucho menos utilizarlo para mantener en vilo a nuestra pareja.

Las personas tóxicas tienen una mochila emocional gigantesca que esconden detrás de una máscara de perfección y autosuficiencia. Sencillamente no quieren que veas esa mochila o saldrías huyendo.

Da igual la cantidad de recursos que les dediques, ese muro nunca va a caer. Puedes destinar todos los recursos que quieras…nunca te dejarán ver su verdadero interior.

 

11.- Si consigo convencerle de que vaya a terapia, va a darse cuenta de sus errores, los va a reconocer y los va a cambiar. Y entonces la relación será maravillosa, porque tendré todo lo bueno pero sin lo malo.

Si eres un lector veterano, ya sabes lo que te voy a contestar. NO, NO, NO y NO. Las personas tóxicas NO CAMBIAN NUNCA.

Da igual la terapia que hagan, da igual la medicación que tomen, simplemente no cambian.

Tener lo bueno sin lo malo es querer tener un ferrari con el consumo de un Ibiza TDI, o tener el subidón que proporciona la cocaína sin la resaca posterior. Lo mires como lo mires es imposible.

 

12.- Todas las personas de mi entorno me dicen que esta persona me hace mal, que es mejor alejarme de ella. Pero es que no conocen su lado dulce y cariñoso. No entienden lo bien que me hace sentir a veces.
Si pudieran ver esto a través de una cámara, entonces me darían la razón.

Esto es lo mismo que dicen las mujeres que son golpeadas por sus maridos pero después les acaban defendiendo cuando llega la policía.

Lo que ocurre es que las personas de tu entorno no están envueltas en la tela de araña, pero tu si. Es por eso que pueden ver claramente la situación.

Ellos ven perfectamente que desde que empezaste la relación, has ido en picado.

Ningún buen rato que puedas pasar con ellos, debería justificar que tú tengas que destruirte. Lo primero de todo debe ser tu dignidad.

¿Sabes que es un yonki? Una persona que antepone el placer a su propia dignidad. Quizá comenzó probando la droga por curiosidad, pero llega un punto en el que es incapaz de sobrevivir sin la siguiente dosis, y paga cualquier precio por obtenerla.

 

13.- Me he distanciado de mis amigos y familia y estoy rindiendo menos laboralmente, pero es que se trata de una persona que necesita mucha atención y yo quiero dársela. Merece ser cuidado después del daño que ha sufrido.

Tu no eres el terapeuta de tu pareja, ni debes ser el salvador de nadie. Cada uno es responsable de su propio desarrollo emocional.

Puedes y debes apoyar puntualmente a tu pareja, pero si esto llega a hacer que tu círculo social y tu trabajo se resienta, entonces estás siendo absorbido.

Las personas tóxicas generalmente tienen una historia de víctimas donde ellos son los pobrecitos y tú eres el “héroe” que va a salvarles. La vida ha sido injusta con ellos pero tú eres el ángel que va a arreglar eso.

Olvídalo. Cuando estás con una persona sana, no tienes que salvarla porque eso ya lo ha trabajado ella antes por su cuenta.

¿Te decepciona no ser el salvador? Entonces quizá deberías analizar de donde viene esa motivación.

Salvar a alguien puede darnos cierta sensación de poder y control, pero generalmente hacemos esto para evitar tener que mirar a nuestros propios problemas.

 

14.- Me hace daño pero en el fondo tiene buen corazón. Lo he visto en su cara. Me quiere. Y me lo ha dicho mirándome a los ojos de una forma que es imposible no creer.

Si me sigues desde hace tiempo, sabes que he tenido contacto con más de mil ex parejas de individuos tóxicos.

Creo que un 70-80% de ellos me han contado exactamente lo mismo. Un día estaban jurándoles amor eterno y al día siguiente estaban marchándose tan tranquilos con otra persona.

Las palabras de un narcisista no tienen valor alguno. El problema es que saben decirtelas de una forma extremadamente convincente y vas a creértelo.

Son completamente falsas. Recuerdo al final de la relación con mi ex TNP que yo estaba bastante harto de sus comportamientos y cierto día ella sospechó que yo podía dejarla. Entonces antes de despedirnos me miró fijamente y me dijo

David, eres el amor de mi vida…”.

Perdona, deja que suelte una gran carcajada recordando esto. Por supuesto era totalmente falso. El único amor de su vida era ella misma.

Si te detienes y miras atrás en tu relación te darás cuenta de que nunca han apoyado sus palabras con actos reales.

Cuando una persona te quiere de verdad no te hace daño, y te ayuda cuando lo necesitas. Sin excusas. Punto.

 

15.- Hemos tenido discusiones fuertes donde ha estado a punto de usar algun tipo de violencia física, pero finalmente nunca ha llegado a agredirme, por tanto no debe preocuparme. Siempre ha logrado contenerse.

Por Dios, SOLAMENTE, con que se haya acercado lo más mínimo a cualquier indicio de usar violencia física DEBES SALIR HUYENDO DE INMEDIATO.

Por la mente de una persona sana JAMÁS pasará siquiera la idea de usar la violencia contra ti.

No hay nada mas que decir aquí.

 

16.- Lo hemos dejado y hemos vuelto muchas veces, pero esto es porque aunque nuestra relación sea difícil, estamos destinados a estar juntos.
En algun momento las aguas volveran a su cauce y cesarán estos ciclos para estar juntos siempre.

Habéis tenido estos ciclos porque son típicos en las relaciones tóxicas. Ellos se dedican a ir sacando agua de diferentes pozos. Cuando han dejado un pozo seco, se van a por otro. Mientras tanto, el pozo inicial ha recuperado un nivel de agua aceptable y quizá pueden explotarlo de nuevo.

No regresan a ti porque seas su amor imposible, sino porque eres un objeto que toman y dejan según les interesa.

Mientras tu piensas que lo vuestro es una historia de amor, probablemente hay otra víctima siendo utilizada que cree lo mismo.

 

17.- Cuando me he armado de valor para dejar la relación, el/ella ha roto a llorar pidiéndome que no me vaya. Se ha puesto muy triste de pensar que ya no vamos a estar juntos. Eso demuestra que yo le importo.

No le importas lo más mínimo. Lo que ocurre es que utilizan el drama para retenerte cuando han tensado demasiado la cuerda y ven que te vas a marchar.

Solo son lágrimas de cocodrilo sin ningún arrepentimiento real detrás. Una vez que te impidan irte, vuelven a la misma dinámica rápidamente.

 

18.- Ha hecho cosas buenas por mi, una vez me hizo la compra y otra vez me llevó en coche a una fiesta.

Claro que alguna vez se comportan como personas normales. Si fuesen tóxicos el 100% del tiempo no estarías leyendo este artículo, los habrías descartado por ti mismo sin necesitar ninguna ayuda.

Dime una cosa, si tu pareja te ha acuchillado por la espalda, pongamos 10 veces, ¿compensa que después te compre unos yogures en el super? Obviamente no.

 

LA NEGACIÓN DEL ENAMORADO

Probablemente va a haber una parte de negación en ti cuando leas esta lista y sientas que alguien ha espiado secretamente tu cabeza.

No puede ser. David está equivocado, piensas.

– En mi caso REALMENTE somos almas gemelas.

–  En mi caso REALMENTE me quiere.

– Nosotros REALMENTE vamos a conseguir estar bien.

– Nosotros REALMENTE tenemos algo especial.

 

Te entiendo. Yo también lo creí en su día.

Ten en cuenta que yo mismo estuve enamorado de dos mujeres tóxicas y lo conozco perfectamente. No te estoy contando esto porque lo haya leído en un libro o lo haya visto en un vídeo de youtube.

Mis ex pareja tóxicas eran mi droga y lo último que yo quería era tener que desprenderme de ellas. Eso era lo mas importante para mi en ese momento, por encima de todo.

Los demás eran los que estaban equivocados. Yo iba a demostrar que conseguiríamos estar bien juntos. Consumir la droga me hacía sentir tan eufórico que creía poder cambiar las cosas.

Nunca sucedió. Me estaba engañando a mi mismo y no quería ni podía ver lo evidente.

 

Pero una vez que has leido estos pensamientos, una sensación incómoda te invade.

Sabes que estoy en lo cierto, pero una parte de ti se niega a aceptarlo.

Puedes disfrazarlo de las maneras que tu quieras.

 

Algunas de las típicas son estas:

– Voy a alejarme de el/ella poco a poco

– Solo quedaremos para tener sexo

– Ahora estaré mas atento para no dejarme manipular

– Voy a ganarle en su propio juego

 

Ya te adelanto que nada de esto va a funcionar. Contacto 0 es el único camino cuando descubres que tu pareja es tóxica.

Es decisión tuya aceptarlo y comenzar a trabajar para cambiar las cosas, o seguir negándolo y mantener la droga a tu alcance. Pero ten claro esto, cuando tienes un problema y miras para otro lado, tarde o temprano acabarás pagando el precio.

 

 


11 comentarios

Ismael · 24 febrero, 2022 a las 12:01

Buenas a todos,

Muchas gracias David por el artículo. En nada cumplo dos meses desde que lo dejé con mi ex TLP y en resumen me encuentro en una situación similar al mes.

Es cierto que las dos primeras semanas tras la ruptura han sido las peores, pero luego ha “amainado” el dolor por su descarada ausencia. Lo pienso y es increíble como la mente puede ser tan perversa. Pensaba que era una persona con empatía, pero ni por asomo.

Ni un solo contacto para saber cómo estoy después de tres años de relación, solo algún stalkeo mediante cuentas falsas, increíble. Mira que me ha hecho daño mediante absorción, manipulación y sobrepasando límites que no debí permitir pero, aún así, como humano que soy, me sale preocuparme por ella o al menos un mínimo contacto para hacer la despedida más escalable.

Pero no, me descartó, se fue con otro y empezó a devaluarme a su pequeño grupo de amigos de forma increíble.

Sinceramente, al ser mi primera pareja trastornada, estoy flipando. Dentro de lo que cabe me va bien, tengo trabajo, voy al gimnasio, salgo con mis amigos y etc. Pero, últimamente, lo que realmente siento es muchísima rabia hacia ella, demasiada, sé que es por cómo destruyó mi autoestima y se burló de mi y, aunque en la discusión que tuvimos en la ruptura le pude decir quién es y cosas que le oculté durante la relación, siento que me quedo corto, es como una especie de venganza. Me da coraje sentir esto.

Es cómo, para dejar de sentir rabia/enojo hacia una persona, debes perdonarla, pero, por otro lado, como se perdona tal comportamiento e infidelidad?? Perdonando, te respetas y sanas, pero a su vez no porque te sientes tonto perdonando lo que ha hecho. No obstante, sé que esta rabia no me hace bien.

En cuanto a tu artículo, de las 18 menciones, también 17 se marcaba mi ex, como para querer estar con ella, eso está asumidísimo que no. Pero, por consiguiente, citas: “Ya te adelanto que nada de esto va a funcionar. Contacto 0 es el único camino cuando descubres que tu pareja es tóxica.” Entonces, me está haciendo un favor? Aunque me haya triangulado, es ella quien me ha bloqueado de todo siguiendo el contacto 0 a raja tabla. No lo entiendo y me reconcome también.

Ante todo, muchísimas gracias nuevamente por sus artículos y por su interés, no sabes cómo nos estás ayudando, tanto a los que posteamos como a los meros lectores.

Un saludo

    David · 24 febrero, 2022 a las 14:01

    Hola Ismael, te entiendo perfectamente.

    Ella no te contacta ahora porque probablemente está ocupada haciendo el bombardeo de amor a una nueva víctima. Este es el motivo por el que son capaces de hacer un descarte tan frío, ya están centrados en su nueva presa y no necesitan de ti.
    Por esta misma razón, cuando su nueva víctima falla o por algun motivo les sale mal, entonces regresan haciendo un hoovering y prometiendo la luna. Obviamente si desconoces todo esto, caes de cabeza en la trampa creyéndote todo eso.

    Cuesta creer que son seres sin empatía, lo sé. Pero es una realidad, estas personas existen, están integradas en la sociedad. Por fuera parecen personas normales pero de puertas para adentro son capaces de las mayores atrocidades.

    Es normal que ahora sientas rabia e ira hacia ella. Es tremendamente injusto lo que hacen, y es comprensible que tengas ganas de venganza, es algo que muchos lectores me han comentado. Sin embargo, debes aprender a gestionar esta ira.

    La mejor venganza contra estas personas es asimilar que tipo de seres son ellos, dejarles atrás y rehacer tu vida (si, se que esto no es facil, pero a la larga es lo que funciona).

    En cuanto al tema de perdonar tienes que entender que perdonar no tiene nada que ver con aprobar sus comportamientos. El tema del perdón no lo buscaría de forma activa, es algo que a mi me llevó años y me vino de forma natural.

    Cuando pase el tiempo suficiente y estés rehaciendo tu vida, te darás cuenta de que son personas dañadas que hacen daño a otros. Que siempre repiten los mismos patrones y que al final son unos desgraciados. Acabarás sintiendo lástima hacia ella.

    El problema es que por el camino hacen mucho daño de forma colateral a todo aquel que se acerca a ellos. Sin embargo, cuando has sanado ese daño y te has distanciado, acabas viendoles como lo que son, unos seres infelices.

    Y el tema del contacto 0, es el unico camino ciertamente. Es más duro cuando son ellos los que te han descartado porque ya tenían una nueva víctima, ya que el sentimiento de haber sido «usado» es aún mayor. Para que lo entiendas, ellos ven a las personas como objetos. En un vídeo de instagram lo comparaban a cuando tienes un teléfono movil antiguo y de repente te compras otro nuevo.

    El telefono antiguo ya no te interesa de repente, ahora quieres estar todo el tiempo con tu nuevo y reluciente smartphone. Sin embargo, a veces la jugada les sale mal y regresan a su «antiguo» teléfono. Hoy te ha bloqueado pero perfectamente puede aparecer pasado mañana diciendo que eres el amor de su vida y ni se despeinan.

Karson · 26 febrero, 2022 a las 14:24

18/18 🤣 Es alucinante como sucede exactamente tal cual como lo describe David en este artículo, da incluso miedo ver como se repiten siempre los mismos patrones en este tipo de relaciones, siempre es sota caballo y rey, de manual, no tienen ningún tipo de personalidad más que la de destruir para sobrevivir y es realmente muy triste. Yo hace casi un año que salí de ese infierno, y puedo decir que hasta ahora es lo más duro que me ha tocado vivir.

Después de varios años de idas y venidas con esta persona trastornada puedo garantizar al 100% que la única manera de salir de esta es el contacto 0 total y absoluto. En mi caso llegó a decir que sentiría placer de matar a una persona y aún así permanecí a su lado, a día de hoy todavía alucino al recordar todas las atrocidades que sufrí y como pude aguantar todo eso.

Todo esto es una gran lección de vida, una enseñanza que va ayudarnos a prevenir a esta gente en un futuro. Así que esta es la parte positiva de aver sobrevivido a una relación enferma de estas. También aver hablado con David me ha ayudado muchísimo a entender lo que me había sucedido él tiene el don de ayudar y es una excelente persona.

Siempre le estaré agradecido por abrirme los ojos.

P.D. Gran artículo David, me ha encantado. Te mando un abrazo fuerte!

    David · 27 febrero, 2022 a las 14:02

    Me alegro de verte por aquí Karson.

    Estos 18 pensamientos se repiten con frecuencia durante las consultas online. Mediante ellas, he ido seleccionando aquellos que más solemos tener para poder ayudar despues a los lectores.

    Sus modos de manipulación son siempre similares, por lo que generan creencias en sus parejas muy similares también. Como dijo un lector en un comentario «parece que todos ellos han leido el mismo manual».

    Me alegro de que estés avanzando en tu recuperación y te mando un abrazo fuerte.

Óscar · 3 marzo, 2022 a las 19:26

Buenas noches a todos, soy uno de los Óscar que escribió hace una par de semanas o tres, después de un brutal descarte. La verdad es que coincido con todos los amigos, al final todo es de manual, pero creo que uno se lleva lecciones valiosas de todo este tema.

Lo mío aun es muy reciente, sigo subiendo y bajando a Madrid desde Cádiz. Aún sigo sin entender qué ha pasado, aún sigo sin entender cómo alguien puede desaparecer sin más, de la noche a la mañana, con una indiferencia inexplicable.

En mi caso el contacto cero me lo han aplicado a mi, así que teoricamente me están haciendo un favor, pero es verdad que parece que jode mas. Al principio , no lo puedo negar, mandé algún mensaje puntual en plan respetuoso, qué tal estas?, te echo de menos…

Pues error, primero por que se crecen y segundo porque puedes acabar metido en un lío si te denuncia por stalking. En este caso ella me dijo que no la escribiera nunca mas, porque mis mensajes preguntando qué tal estaba le afectaban a su salud….(lo que hay que oir…..después de cómo le dejan a uno).

Mis conclusiones a tres semanas vista del gran evento que viví por si a alguien le valen son:

1. Cuanto antes lleguéis al punto de no retorno mejor. Al final esta gente muestra su verdadera cara el día que te descartan sin piedad. Y hecha una hecha mil. Yo ahora mismo no la tocaba ni con un palo.

2. Ojito con los mensajitos cariñosos y mandar cosas tipo te echo de menos, por qué no lo intentamos…. porque según está hoy en día la legislación, si os quieren buscar las cosquillas os las pueden buscar.

3. Es jodida la sensación de que te apliquen a ti un férreo contacto cero antes de que lo apliques tu. Al final casi que el TLP te crees que lo eres tu. Y aquí quiero incidir en que esta psicotica consiguió hacerme sentir culpable y pasarme los días enteros repasando mentalmente las ultimas semanas buscando mis fallos. Y el único fallo son ellos.

4. No os pongáis a diseccionar vuestra relación a ver qué se podía haber hecho o dejado de hacer, porque la verdad es que desde que la empezamos está condenada a acabar. Yo casualmente he descubierto estos días que sus 2 ex anteriores, a los cuales ponía a caldo cuando me hablaba de ellos acabaron exactamente igual que yo. Aunque a los meses de dejarlos siempre interactuaba con ellos de una manera u otra.

5. No os volváis locos pensando en qué ha pasado. Es imposible razonarlo. Sus reglas solo valen para ellos, el resto de los humanos normales no podemos entender ese razonamiento.

6. El otro día conocí a una chica con la que estuve hablando un rato en una fiesta, sin mayor relevancia. Pero después de una charla de 20 minutos, se encendieron en mi 20 sirenas rojas diciendo loca a la vista…. La verdad es que estas experiencias te dejan instalado en la cabeza un detector de TLP/TNP de precisión suiza.

7. Yo he acabado en terapia. Primero con David, que fue en primero en serenarme ( y se lo agradeceré eternamente) y después con una psicoterapeuta. Y en muy pocas sesiones me está haciendo entender muchas cosas. Como por ejemplo, por qué esa invasión inicial de tus sentidos hace que ignores todas tu alertas, o esa sensación de que algo no te cuadra aunque no sabes lo que es.

Se que me queda mucho camino por delante, a veces sigo echando de menos a mi monstruo (aunque ya voy aprendiendo a darle una patada al pensamiento fugaz), pero creo que esta experiencia me será enriquecedora. Aprendiendo lo que quiero, lo que no quiero, y sobre todo con qué tipo de persona no me gustaría volver a compartir nada.

Un día llegará alguien maravilloso que me enseñará que amar no duele, y que se puede vivir, sumar y ser feliz.

    David · 3 marzo, 2022 a las 20:56

    Hola de nuevo Oscar, y gracias por tu valioso aporte.

    Lo que comentas en el punto 3 es cierto. Cuando me escriben lectores diciéndome que están en la fase final donde pueden ser descartados en cualquier momento, siempre les explico que es importante intentar ser ellos los que se escapen.

    Esto es algo que después pesa bastante, ya que te queda la espina clavada de que fueron ellos los que te dieron la patada y no tu. Sin embargo, a veces se tiene la suerte de que regresen a intentar un hoovering cuando tu ya estás fuerte.

    En ese caso te «regalan» la oportunidad de ser tu el que pueda rechazarles.

    En el punto 4, totalmente de acuerdo. Una relación con una persona tóxica tiene su final escrito desde el momento que empieza. Da igual lo que hagas, da igual lo que hubieras cambiado, lo que no hubieras hecho, lo que hubieras hecho de otra manera…da exactamente lo mismo porque solo hay 3 finales posibles como ya escribí en un artículo. O te descartan, o escapas, o te quedas como esclavo toda tu vida.

    En cuanto al punto 5, es bastante fácil entender como funcionan en ese sentido. Ellos utilizan a las personas como recursos a los que explotar. Cuando dan con un pozo extraen agua a placer hasta que el pozo se seca, o bien encuentran otro pozo que les proporciona mas agua.

    Si esto ocurre, se dan media vuelta y se marchan sin ningún tipo de sentimiento. Ellos están en modo supervivencia y hacer esto es lo más normal del mundo desde su punto de vista.

    Y en cuanto al punto 6, efectivamente, desarrollas lo que Ross Rosenberg llama el Narsómetro. Muchos me habéis comentado como ahora detectais las banderas rojas a kilómetros.

    Toparse con un individuo tóxico es cuestión de tiempo, por pura estadística. Cuanto antes aprendamos a identificarlos y sacarlos de nuestra vida, mucho mejor.

Rosi · 4 marzo, 2022 a las 20:03

Coincido en cada punto y comentarios aquí descritos. La disonancia entre lo que muestran y lo que realmente son es muy difícil de detectar a no ser que hayas pasado una experiencia así o hayas sido instruido (algo muy improbable) en este tipo de individuos.

En mi caso, fui usada y descartada con una frialdad que hiela el alma, para después volver como si nada hubiera pasado. Se lo que es pasar días horribles y noches en vela con una sensación de irrealidad, dolor, rabia y tristeza donde no ves el fin ni la salida y sin tener una respuesta en ti misma para explicar porque vuelves al mismo sitio con la persona que te hace tanto daño.

Este blog supuso para mi una clave fundamental para comprender todo esto, puesto que necesitas tomar consciencia del tipo de persona que está a tu lado y empezar a romper el «hechizo» con el que has sido engañado, además de trabajar en ti mismo para reconstruir tu autoestima y limites.

Tuve una consulta con David y me ayudó mucho en la etapa que estoy atravesando: él conoce lo que estás pasando, lo que sientes y sabe cómo puedes salir de ahí. Quiero agradecerte una vez más tu consejo, tu tiempo y este blog que es el santo grial de las relaciones tóxicas.

Decir que nuestra salud emocional y mental debe estar muy por encima de la de alguien que no va a mover un dedo a la hora de apoyarte en lo que necesites o te preocupe. Es difícil verlo, es difícil salir; pero cuando lo haces, vuelves a ser tu mismo en una nueva versión mejorada.

Animo a todos, aunque el camino parezca oscuro, tiene su fin. Gracias por tu apoyo David, un abrazo.

Roberto · 5 marzo, 2022 a las 15:24

Todos esos puntos de autoengaño los conocemos bien quienes tuvimos una relación tóxica.

No puedo dejar de recomendar las consultas privadas con David. Ya tenía una buena impresión de su trabajo gracias al blog, que descubrí en las fases finales de una relación tóxica «de libro» y que me ayudó muchísimo a tomar conciencia y profundizar en lo que me estaba pasando.
Luego lo confirmé en las consultas privadas desde el primer momento, es una persona con una extraordinaria empatía y con un conocimiento del tema fuera de toda duda, que me está ayudando y acompañando de una manera práctica, lo cual le agradezco un montón.

Decir además que ha donado el importe íntegro de la consulta online que tuvimos a Cruz Roja para ayuda humanitaria en el desastre que está teniendo lugar en Ucrania.

Mónica · 11 marzo, 2022 a las 19:31

Mi historia es muy semejante a todos los comentarios que voy leyendo y sintiéndome totalmente identificada..
Es muy reciente, tanto que no hace ni una semana que no tenemos contacto..

Lo bueno que esta vez ha sido ella por fín quien me ha dejado a mí sin temblarle el pulso, por qué ya ha encontrado a otro «huésped» para ser su parásito ya que lo que deseaba de mí no le aporta nada…
La he dejado como unas 6 veces hasta que en esta ocasión ha sido ella quién me ha dejado a mí, aunque duela y mucho, desde aquí GRACIAS.. por qué al menos sigo con vida para rehacerla nuevamente, recomponerme y vivir sanamente..

Ella tiene TLP diagnosticado desde hace 13 años, con medicación desde entonces y cambiándole fármacos como terapias ha estado con intentos de suicidios y autolesiones de las cuales me culpaba a mí directamente..

Entraba a trabajar sin saber si ella estaba viva o muerta en sus intentos de suicidios y salía de trabajar enterándome que estaba nuevamente en el hospital…
He pasado por momentos malos que a parte de no apoyarme me ha montado pollos monumentales pues ella estaba peor que yo cómo se me ocurría a mí venirme abajo…

Por cada ruptura se liaba con otras personas y eso también tuve que tragarmelo ya que se excusaba en estar drogada o bajo las influencias de las pastillas y que no era consciente que ella a quién amaba era a mí…

Actualmente he tenido consulta online con David y es un bálsamo y te sientes de maravilla por qué él lo ha vivido, él puede contarte la realidad, un psicólogo claro que puede ayudarte, están para ello por supuesto pero David lo ha vivido en sus carnes y le cuentas las cosas y él ha pasado absolutamente por lo mismo, sabe entenderte y puede darte herramientas y consejos estrictos que utilizar de iso facto para mejorar e ir pasando por las fases haciendo las cosas bien…

Lo recomiendo totalmente por qué es un chute increíble de energías, de fortaleza y de bienestar a parte de saber de lo que habla y garantizo que 100% te ayuda por completo..
Gracias David, por tus consejos por escucharme por entenderme y por vivir mi historia contigo 🙏🙏🙏

Felicidades por tu labor por tus artículos y por tu maravillosa web y blog💗💗💗

Pedro · 24 marzo, 2022 a las 19:52

En mi caso, de los 18 puntos mencionados coincido en 14. Y lo curioso es que lo mío fue una relación a distancia, vía whatsapp. En tres años que duró jamás logré quedar con ella y eso que, se supone vivíamos en Madrid los dos.

Por lo menos durante algún tiempo sí fue así porque me mandaba fotos paseando a su perro y en varias de ellas vi sitios conocidos de Madrid. Lo cierto es que ella es de otra comunidad (canaria) y el acento no podía ocultarlo.

Con el tiempo fui descubriendo las tremendas mentiras que me contaba a diario. Empezó con la famosa almagemelización y elevándome a un altar de adoración y adulación, tanto que yo estaba en una nube pues creí que por fin había encontrado esa persona increíble y tan igual a mi.

Hubo incluso sexo virtual, algo que ni seme había pasado jamás por la cabeza…y con una intensidad difícil de explicar.
La pandemia y los confinamientos le vinieron genial para no tener que ponerme excusas para no quedar en persona, porque antes de eso entre unas cosas y otras no había podido ser.

Pero una vez teníamos total libertad para quedar empezaron a brotar interminables problemas de salud a ella, a familiares suyos e incluso a su perrito. Se pasaba media vida en hospitales, a los cuales por supuesto no me dejaba acompañarla.

Cuando no eran problemas de salud eran reuniones de trabajo. Trabajo que por supuestísimo era una mentira más, ya al final de nuestra relación le llegué a pedir que me mandara alguna prueba de que trabajaba donde decía, lo cual era bastante sencillo, y jamás llegó a mandar ninguna prueba con la excusa que continuamente tenía que cambiar de casa y con tanta mudanza siempre tenía cajas sin abrir.

Creo que vio que eratan sencillo engañarme que se pasó bastante y ya eran mentiras tan alucinantes que no podías creer que alguien pudiera mentir contando esas cosas. Hice algún trabajo de investigación y claro, cuando le descubría sus mentiras me contaba otras aún mayores para justificarse.

Empecé a buscar información sobre qué tipo de persona podría hacer estas cosas y concluí que tenía toda la pinta de ser una psicópata. Esto me dejó aún más desconcertado pues desconocía la existencia de estos seres integrados en la sociedad pasando desapercibidos.

Sí, yo era de los que creía en la bondad del ser humano, que la maldad se curaba tratando con cariño a la gente. Pobre ignorante de mi. Ya reconozco la existencia del mal por hacer el mal.

Tengo muy claro lo del contacto 0 pues de inmediato la aparté de mi vida y la bloqueé por todos los medios disponibles. Pero la sensación desagradable que seme ha quedado es la de no haber conseguido verla cara a cara por más que lo intenté. Ni siquiera sé si las fotos que me mandaba eran suyas, aunque eran fotos normales de una persona normal, a veces me las mandaba con su perrito también.

Pero me inclino a pensar que sí que eran fotos de ella porque ya desde el principio me perturbaban bastante sus ojos, yo lo achacaba a algún efecto fotográfico y no le daba más importancia. Pero después de sospechar que era una psicópata, revisando sus fotos eran ciertas mis impresiones, una mirada como vacía, aterradora. Sonreía pero su mirada decía otra cosa, intimidaba.

Pues esta es mi historia más o menos. Contacto cero. Pero la espinita clavada y la sensación de impotencia de no haberle visto nunca en persona, frente a frente, reconozco que me frustra y me angustia bastante. No es ánimo de revancha ni de venganza sino el saber el motivo de no querer nunca dar la cara.

    David · 25 marzo, 2022 a las 10:07

    Hola Pedro, gracias por compartir tu experiencia.

    Reconozco perfectamente en tu testimonio las sensaciones que provocan estar en contacto con una de estas personas. A pesar de estar acostumbrado a leer historias de víctimas, me ha corrido una gota de sudor frío por la espalda con algunas de tus frases, como la intensidad del sexo cibernético, o la frialdad de su mirada.

    Son cosas difíciles de entender cuando no te has enfrentado a uno de estos horribles seres, pero yo las conozco bien y se de sobra el impacto emocional que tienen.

    Yo pienso que sí era ella en las fotos. Probablemente tenía algún tipo de situación en la que necesitaba combustible online. Puede que tuviera otra fuente de combustible primaria como pareja o amante, y que necesitase una fuente secundaria para sus ratos muertos. Ahí era cuando te tenía enganchado al teléfono dispuesto a brindarle esa atención y subirle la autoestima.

    O también ella podría tener algún tipo de enfermedad, discapacidad, fobia…que le impide salir a cazar víctimas reales y por eso se dedica a recolectarlas de forma virtual.

    De cualquier manera ha estado jugando contigo y ha sido una suerte que la descubras y establezcas contacto 0.

    Entiendo esta sensación que te queda de no haberla conocido en persona. Sin embargo, si esto hubiera ocurrido no habría ninguna buena repercusión para tí. De suceder, ella probablemente te hubiera seducido mediante el bombardeo de amor y ahí te habría sido mucho más difícil frenar esto.
    Yo también me caí de golpe del síndrome del niño bueno, donde creía que todos eran como yo, que si trataba bien a alguien, recibiría lo mismo. Sin embargo, cuando das con una de estas tóxicas, lo único que hacen es alimentarse de tu buena fe. Hay que ser muy cuidadoso de a quién ofrecemos esta virtud.

    Piensa que de una persona tóxica solo vas a recibir dos cosas, intensidad y dolor. Ya has podido comprobar su capacidad de daño unicamente de forma virtual, imagina lo que son capaces de hacer si entran en tu vida física, te acuestas con ellos, etc…

    En tu caso se trata de que integres el tipo de persona que es ella. Una vez que lo consigas, esa espina dejará de estar ahí porque sabrás que nada mas queda en esta historia.

    Conociste a una psicópata online, estuvo sacando combustible de tí hasta que la descubriste y pusiste contacto 0. Fin.

    Por otro lado, ella se ha aprovechado de una necesidad tuya de compañía afectiva. Esto probablemente te ha llevado a soportar una situación abusiva e injusta durante 3 años. Sería positivo que mires hacia dentro honestamente sobre este tema de cara a un futuro para evitar que nuevas personas tóxicas puedan colarse por esa brecha. En mi caso tenía un miedo tremendo a la soledad afectiva, y una necesidad demasiado grande de conocer un «alma gemela». Esto me hizo tremendamente vulnerable para que mujeres tóxicas entraran en mi vida saltándose todas las banderas rojas.

    Pero no te culpes, son extraordinarios maestros de la mentira y el engaño. Te lo digo desde la experiencia de 4 relaciones tóxicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *